(COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 24

sprite

No sabía que hora era, solo que estaba oscuro fuera y que alguien tocaba a mi puerta en este momento. Tampoco sabía dónde se encontraba mi celular para verificar el momento del día en cual me hallaba, cuando llegué a casa no tuve tiempo a analizar dónde dejé mis pertenencias, tenía hambre, tuve que lidiar con eso primero.

Sin querer pensarlo tanto, me dirigí a la puerta para verificar si había alguien o no. Traté de no hacer ruido alguno, por si se tratase de alguien desconocido en un estado desconocido también golpeando mi puerta pero no así en lo absoluto.

—¡Nicolas, que susto me has dado!— mientras yo trataba de recomponerme, él se hizo paso a mi sala—Pensé que tenías una emergencia en casa.

—Así era, así era...—Mientras Nicolas caminaba, iba inspeccionando todo el lugar— Se ve muy acogedor, debes estar a gusto aquí.

—Sí, el otro apartamento era demasiado grande para mi, me sentía sola de alguna manera— miren esto, Nicolas comprendiendo mis sentimientos.

—No tienes porque estar sola, ven a vivir conmigo, Alice— Ya, mejor olvídenlo— las puertas de mi casa siempre estarán abiertas para ti.

—Ya sabes cómo han sido las cosas, Nicolas. No quiero que insistas con eso de nuevo— ¿Puertas abiertas? pero que chiste, abiertas para entrar mas no para salir.

—No lo hice, solo te invité a vivir conmigo y no insisto. En más, como muestra de paz, te haré la cena, ¿Qué te parece?—

¿Enserio me va hacerla cena? No puedo ni imaginarlo cortando una patata— No debes haber cenado sí estabas durmiendo a está hora— si tan solo supieras que comí un gran y pecador sándwich apenas llegué aquí...

Me senté en el sofá para observarlo mientras cocinaba, la verdad se veía muy sexy mientras se arreglaba las mangas de su camisa. ¿Quién iba a pensar que el hombre que me encerró en su casa por semanas, e incluso llegó a golpearme, estaría ahora en mi cocina, cocinando para mi?

—¿Qué está pensando, señora Augier?— notando mi falta de presencia en este plano astral, me preguntó.

—No me digas así, Nicolas, dedícate a cortar las verduras que por algo te dejé permanecer aquí— repentinamente, me lanzó un puñado de zanahorias que no pude esquivar—Hey, vas a limpiar todo esto tú solo.

—¿Planeas convertirme en tu esclavo o qué?— no me opondría a eso.

—Si es necesario— dejó escapar una pequeña sonrisa y continuó cocinando como le ordené.

—Listo, Bon apetit, madame— la verdad es que la pasta no se veía nada mal ante mis ojos, agarré el tenedor y me llevé una porción a mi boca con bastante expectativa en el.

—Ahg, Nicolas, esto está horrible, ¿Por qué no me advertiste de que no sabías cocinar en lo absoluto?— error de mi parte esperar destreza culinaria de un consentido de mamá, no debe haber tocado una cocina en mucho tiempo.

—No exageres, de seguro no está tan mal...— se atrevió a decir antes de probar un poco —Agh, lo admito, tienes razón, ¿te parece si pedimos comida mejor?

—Sí, sí por favor— veía mi desespero en el reflejo de sus ojos, por más de haber comido algo hace poco, mi cuerpo pedía más.

Nicolas tomó su teléfono y ordenó la cena, alrededor de trenta minutos después la comida estaba con nosotros.

—Al fin traen la comida, casi muero de hambre— anuncié sentandome en la mesa.

—Te compraste todo el restaurante, no parecía tanto cuando lo ordené...

—Tengo hambre Nicolas, calla y vamos a comer— mientras comíamos, Nicolas aún estaba con su primer plato y yo ya había devorado tres.

—Hey, con calma, nadie te robará tu comida, enserio tenías hambre— de notaba su sorpresa ante mis hábitos, la mia también, nunca había comido tanto en mi vida.

—Créeme, estoy comiendo por dos— abrí la boca sin darme cuenta.

dos?— preguntó, sin haber entendido.

sí, me refería a que estos días no he tenido tiempo de detenerme a comer, estoy comiendo como si fuera dos personas...— mejor excusa que esa no pude formular en este momento de

deberías saltarte las comidas— que considerado de su parte decirme

sé, no volverá a pasar, lo prometo.

de que pudiera comerme el último plato me dieron ganas de vomitar, me levanté tan rápido como pude de la mesa y corrí directamente al baño. Ni siquiera pude fijarme si Nicolas venía detrás de mí, cuando salí del baño lo vi sentado en mi cama, al verme se levantó

bien? ¿Necesitas algo?— ya no podía estar actuando más anormal hoy.

no debí comer tanto y tan rápido— se acercó a mí y acarició mi rostro con timidez —De verdad, estoy

observando con una mirada sobreprotectora, llena de

Leer (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido novela Capítulo 24

La novela (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 24 es muy buena. En Capítulo 24, no podía dejar de leer. He leído bastantes historias de Ara Borealis , pero con el libro (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido, todavía tiene mucho regusto por sí mismo. La belleza de la historia Ara Borealis es que, por dolorosa y angustiosa que sea, sigue atrayendo a personas que no pueden darse por vencidas. No es una fantasía color de rosa, que una niña Cenicienta se enamore de un príncipe en un caballo blanco, luego los dos se dan la mano y viven felices para siempre. Pero el amor es una cosa pequeña en un centenar de otras cosas en la vida. Lee la (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido novela Capítulo 24 en readerexp.com