(COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 46

sprite

Luego de ese pobre pero eficiente juego mental con David, procedió a desatarme, me ayudó a levantarme y a salir del lugar oscuro donde me tenía. Cuando salimos de ahí, me había dado cuenta de que estábamos en una de sus tantas casas, me reconfortó saber que no habíamos salido de la cuidad aún.

 

—Vamos, Alice, te llevaré para que te des un baño— no era lo que necesitaba exactamente pero no me venía mal.

 

—Gracias, David— me guió hasta el baño y me dejó sola para que pudiera ducharme —Si piensas que me quedaré aquí, David, estás verdaderamente loco— susurré para mi misma, mientras me encargaba de echarle un vistazo a los alrededores.

 

En el baño había un gran ventanal al lado de la bañera, no sé cómo pude pero lo abrí y me asomé para ver si era seguro salir.

 

Me encontraba en un segundo piso, así que tenía que tener cuidado al bajar, en especial

 

porque mi cesárea aún no tenía ni dos meses, no estaba completamente sana. Salí por la ventana intentando sostenerme por los muros hasta dar al balcón de una habitación, miré hacía dentro y esta estaba vacía.

 

Crucé sigilosamente la habitación hasta llegar a la puerta  rra muy extraño pero, al parecer los únicos en esta casa éramos solo nosotros dos, no oía ruidos ni había rastros de alguna otra persona en los alrededores.

 

Analizado lo anterior, bajé por las escaleras lo más rápido que pude, llegué a la puerta y la abrí empezando a correr sin mirar atrás, no tenía idea cuanto corrí pero llegué a una autopista y, ante mi señales, por suerte alguien se detuvo a ayudarme.

 

Espero que este sea un escape exitoso, no sé hace cuánto estoy lejos de casa pero ya extraño a mi familia y amigos...

 

—Señor Augier, hemos buscado posibles pistas que den con el paradero de su prometida, pero

 

sea quién sea que haya hecho esto es un profesional, no dejaron rastro— no quiero creer lo que oigo ¿Por qué les es tan difícil averiguar algo del paradero de Alice? ¿Acaso no revisan cámaras, no preguntan por testigos, nada?

 

—¿TENGO QUE SALIR A BUSCARLA YO MISMO? SON TODOS UNOS INCOMPETENTES, NO LES PAGO TODO ESE DINERO PARA QUE NO ENCUENTREN NADA ¡QUIERO A MI MUJER AQUÍ YA MISMO!— ya no estaba paciente como tolerar la inutilidad de estas personas.

 

—Hijo— interrumpió mi madre y la miré —debes calmarte, Nicolas, enojarte y gritarle a las personas no resolverá nada.

 

—Madre no estoy para charlas ahora, yo mismo saldré a buscarla— tomé mis llaves y salí a toda prisa de mi casa mientras mi madre me seguía.

 

—Hijo, espera no puedes irte en ese estado— me giré para hacerle saber que no me detendría pero esta tenía la mirada fija en un punto detrás de mi.

 

 

—Nicolas— al escuchar esa conocida voz me giré sin titubear.

 

—¡Alice! — corrí a abrazarla, ¿Mis ojos no me están engañando, no? —Alice... pero ¿Cómo?

 

—Estoy aquí, Nicolas...Te extrañé mucho— no pude evitar darle un beso, liberando mi preocupación de no haber sabido

 

—Te extrañé, pensé que te perdería si no sabían de tu paradero— ya estaba decidido a salir a buscarte por mi cuenta y te iba a encontrar cueste lo que cueste.

 

grandes razones para volver— quería quedarme abrazado a ella para siempre.

 

momento es perfecto, Nicolas pero, me gustaría ver a Samuel— lo entiendo han pasado muchas horas desde la última vez que lo vio.

 

—Si claro, vamos— quisimos pero no pudimos girarnos para entrar a la casa porque enfrente de

 

nosotros había parecido David con un arma apuntando a Alice.

 

—Eres mía, Alice, no dejaré que ustedes vivan felices— no sé cómo ni cuándo este maniaco logró entrar a la casa de mi madre.

 

—David, estoy dispuesta a olvidar todo lo que sucedió pero por favor baja el arma— no quería oír a mi mujer rogarle a ese imbécil.

 

estás haciendo, Lancaster? si no te vas ahora no escaparás de las ganas de matarte que tengo— Alice dio unos pasos hacía él tratando de calmarlo pero alterandome a mi ¿Por qué se

 

te muevas, Alice, quédate quieta ahí, me verdad pensé que me elegirías a mi. Viste las fotos, ¡él te engañó! se acostó con Rosalie— no entendía de que estaban hablando,

 

estás diciendo? no me he acostado con ella. Alice tu sabes que yo no...— no tenía dudas sobre que había hecho o no pero tenía

 

justificarme rápidamente.

 

sé, Nicolas, lo sé— Alice puso su ante brazo frente a mi parque drenar

 

me engañaste para escapar?— yo de verdad no entiendo qué está pasando entre estos

 

esperabas, David? Me tenías encerrada, tenía que salir de ahí— ¿Engañó a David para poder

 

perdonaré haberme engañado, Alice, no te perdonaré nada— cuando vi que levantó su arma fui rápidamente hasta donde

 

ya estaba frente a ella, escuché el sonido del disparo aproximarse, me detuve sintiendo como mi pecho dolía y la fuerza abandonaba mi cuerpo, caí al piso escuchando los gritos de Alice y mi madre mientras todo se volvía

Leer (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido novela Capítulo 46 de Ara Borealis

En (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 46, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 46, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 46 del autor Ara Borealis en readerexp.com