Después de Traicionado Revelaciones

sprite

Mateus

Todo está en silencio y siento que alguien me toca la cara, se queda así un momento y luego retira la mano antes de hablar.

— Ah Ot Melado, tuviste que cometer la descortesía de seguir con vida, ¿no? Solo para estorbar, ahora estoy aquí, cuidando un vegetal, ni siquiera piensas en recuperarte, o tendré que terminar lo que comencé, en un rato te pondré en una clínica de cuidados paliativos y seguir con mi hermosa vida.

Por supuesto, no tendré la fortuna que había planeado, pero tus bienes aún deben valer algo de dinero, de hecho no son tuyos, ahora son míos...

Siempre he odiado tu forma pegajosa de ser, tu preocupación por un trauma que nunca existió...

Te confieso que eres buena, pero no pude traicionar mi amor, por eso nunca vamos más allá de los juegos previos y estás toda preocupada por un trauma, todo miente, todo lo inventé, eres un verdadero tonto, eh, mi Ot Melado. —

Escucho cada palabra con incredulidad, como estaba tan mal con Patricia, trato de calmarme para que no se dé cuenta de que la escucho y me quedo inmóvil, pero también que más podría hacer... Ni siquiera puedo abrir mis malditos ojos.

— Sabes, fue divertido venir caliente con mi amor el día de nuestra boda y recordar que estabas desesperada porque durante días te negué una simple paja, verte escalar las paredes siempre fue afrodisíaco, perdí la cuenta de cuántas veces. Llegué caliente con mi hombre después de darme cuenta de su desesperación por mí. Pero en el fondo pienso que la consumación de nuestro matrimonio ni siquiera tendría gracia si hubiera ocurrido, porque con la abstinencia que eres, me correría en cuanto me penetraras, no duraría ni diez segundos. —

Me quedo ahí concentrado para no tener cambios y cada vez me disgusto más con cada palabra que escucho, maldita sea, me engañaste, trataste de matarme y todavía me estás humillando.

— Estoy aquí pensando, ¿él también está muerto? ¿Tu pene murió? Ya sé, voy a mirar, déjame quitarte esta sábana... Que cosa, un hombre así en pañal es muy divertido y que outfit más otoñal eh Ot! Este camisón está pasado de moda, ahora a ver este pañal, ups, me alegro que no tenga caca... A ver... Sigue siendo bonito, a ver si sirve, es blandito, suave, déjame ver, vamos Ot, sé que te gusta que te toquen así, sube… —

Después de unos minutos ella continúa hablando.

— Es Ot, lamentablemente falleció... igual que María Topo. Lástima, alguna enfermera necesitada podría sentarse sobre él, pero está muerto da Silva... —

Maldito cabrón, no puedo creer que me esté violando, no sé si mi pija no se me sube por la impotencia o por el odio que le tengo a este cabrón. La imbécil después de violarme y burlarse de mí, me vuelve a vestir narrando todo lo que hace...

— Pongámosle el pañal al bebé, el camisón y ahora cúbrelo para que se abrigue...—

Estoy allí carcomiendo en mi odio e impotencia cuando escucho el sonido de la puerta abriéndose y cerrándose y la perra pronto habla.

— ¡Demasiado tarde, mi amor! —

— ¡Estás loco! Llámame amor aquí, ¿y si alguien escucha? —

— ¿Alguien que? Estoy solo con Ot Melado, ahora juega a ser una hermosa estatua, ¿quieres verla? ¡No te muevas! Ya ves, quédate quieto, se vuelve aburrido. —

— ¿Olvidaste que el doctor dijo que puede oír? —

— No estaba seguro y aquí lo tengo para mí que es solo para mantener la esperanza, porque este ya está muerto, solo se olvidó de dejar de respirar y de latir su corazón. —

— Tú no existes, loca. —

— Loco que te encanta. —

Más que a mi vida.

— ¿Y dónde está Mirella? —

Lo dejé en la empresa, ella necesitaba arreglar algunas cosas, luego la recojo y la dejo aquí. —

— Mimas demasiado a esa chica, podría tomar un taxi, aunque es bueno que la

¿Qué estás haciendo? Déjame ir, necesito recuperar el tiempo perdido.

Cerrando la puerta. Ni siquiera sueña que eres su padre, ¿cómo es eso de recuperar el

— Tiempo de la relación que estamos

Un silbido más rápido resuena en la habitación, un cambio en los latidos de mi corazón, maldita sea, necesito calmarme.

— ¿Qué carajo? —

Eso, no es gran cosa, de vez en cuando pasa, el doctor dijo que es normal, solo hay que ver si no se va a acelerar mucho, mira, puedes verlo, está de regreso, esta plaga de esa máquina despertó me levanta ahora mismo con este ruido.

Está bien, entonces, ¿de qué querías hablar?

— ¿Qué hacemos ahora? —

por ahora, Mirella me informó que Mateus y mi padre tienen seguro de salud, no entendí muy bien, pero parece que entrará algo de dinero, luego miraré la póliza con Mirella y Léo, creo Podré pagar la deuda y tal vez algo de dinero para

qué vamos a hacer con tu padre y

da igual, si entra el dinero ahí los dejamos, yo me llevaría hasta a mi padre, pero sé que nunca dejaría a Mateus, así que Leo, que es otro mamón, se las arregla con el dos de

interesante, pero ¿tú crees que Mirella aceptaría irse con nosotros? La estoy encontrando muy involucrada con Ot y su

hija tiene un corazón de oro, como no sentirías pena por estas mierdas, sobre todo porque ella cree que son importantes para ti, llegado el momento pensamos en la manera de llevarla con nosotros.

Patricia

Leer Después de Traicionado novela Revelaciones de Mia Connolly

En Después de Traicionado Revelaciones, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Revelaciones, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Después de Traicionado Revelaciones del autor Mia Connolly en readerexp.com