Después de Traicionado Todo es nuevo

sprite

Mirella

Al llegar al hospital, los llevan a los dos para limpieza y exámenes, dejándonos en la sala de espera, luego se une Arthur y nos quedamos allí unas horas, esperando. Estoy ansioso y creo que nunca me había sentido tan enojado con alguien como con estas personas que se suponía que debían cuidarlos.

— Amigo, toma, te traje este café, seguro que hoy no comiste nada. —

— Gracias. —

Solo cuando Carina me da mi café, recuerdo que solo tomé un café solo esta mañana. Pero ignoro mis pensamientos cuando un médico se nos acerca.

— ¿Familiares de Mateus Soares y Leonardo Rezende? —

— ¿Somos nosotros? —

— Ya los trasladaron a la sala, los paramédicos registraron que son primos, entonces los ponemos en camas uno al lado del otro y hay algunos pacientes más en la misma sala. Actualmente están durmiendo. Leonardo está bastante desnutrido y confundido, dice que se llama Bruno, pero también dijo que no sabe su nombre real, como sufre de amnesia, esperaremos a que la policía resuelva los asuntos burocráticos, pero aún estamos a tiempo. , ya que estará aquí por lo menos siete días, tendremos que hacerle un tratamiento antibiótico intravenoso, algunas heridas en su cuerpo comenzaron a inflamarse, pero no tiene otras infecciones graves, lo cual es muy bueno. .

Mateus también está desnutrido y más debilitado que Leonardo, tiene un comienzo de neumonía, entonces la fiebre, dos heridas están bastante infectadas, al principio el tratamiento de la neumonía demorará diez días debido a los antibióticos, pero el plazo es correcto. Quédate aquí. dependerá de cómo reaccione al tratamiento. No entendemos por qué ambos tienen sondas nasogástricas, no había necesidad ni indicación para eso, se las retiramos y comenzamos una dieta líquida poco a poco, porque al parecer llevan un tiempo sin comer. —

— ¿Puedo verlos? ¿Podré quedarme con ellos? —

— El hospital permite un acompañante por paciente, pudiendo cambiar de acompañante a las ocho de la mañana y a las ocho de la noche, pero no es cómodo para el acompañante, solo hay una silla reclinable al lado de cada cama, el hospital también brinda tres comidas para la escolta, las visitas son de siete menos cuarto y solo pueden dos a la vez, ahora son las ocho y cuarto, le permitiré entrar como acompañante, pero tendrá que quedarse hasta mañana por la mañana. cambio, o se van a pasar la noche sin acompañante si te vas, ¿cómo estás? —

— El canje no será necesario, me quedaré con ellos hasta que sean dados de alta, según tengo entendido Leonardo se irá antes, ¿correcto? Solo necesito unos minutos para hacer algunos mandados con mis amigos y estaré dentro, ¿de acuerdo? —

— Muy bien, liberemos tu entrada primero. —

Acompaño a la doctora a la recepción, y ella informa que acompañaré al paciente Mateus Soares, sala cuatro cama siete y que ahora estoy autorizado para entrar, recibo un brazalete de identificación y vuelvo con mis amigos.

— Bueno, muchas gracias Arthur y Tiago, no hubiera podido rescatarlos sin ti, amigo, ¿puedes traerme algunas cosas mañana? Necesito mi cargador de celular, mi notebook, productos de higiene, algunas mudas de ropa, ah, también trae dos mudas de ropa de Mateus, sus productos de higiene y el perfume, los necesitaremos para su alta, dame tus datos vía ZAP , Te haré una foto para que llenes mi auto y vengas con él a comprar algunas cosas para Leonardo, como un cepillo de dientes, ropa interior y calcetines, también te diré el tamaño. —

— Puedes dejar a un amigo, mañana por la mañana te doy todo y en las horas de visita te lo traigo. Pero solo entrarás allí después de comer algo. —

— Vamos, hay una cafetería al otro lado de la calle, y Mirella, también estamos a tu disposición para lo que necesites. —

Les doy las gracias y vamos a la cafetería, me como un bocadillo con un refresco y ya compro una botella grande de agua, me despido de ellos, Arthur y Tiago tienen previsto volver mañana en horario de visitas junto con Carina. Entro rápido, no veo la hora de estar con mi amor y mi amigo.

Mateus

Mirella me toma de la mano todo el camino al hospital, el dolor y el resfriado van disminuyendo, creo que por la medicación que recibí estando aún en la ambulancia, apenas llegamos, hacen esperar a Mirella en recepción y me llevan a un lugar que parece con centro quirúrgico, me dicen que me van a higienizar y hacer unas pruebas, luego me bañan, me ponen camisón y pañal, me sacan sangre y me sacan una radiografía, cuando Vuelvo la doctora me dice que me va a dar un sedante para quitarme la sonda y curarme unas heridas. Minutos después me desmayé.

Al despertar giro mi cabeza hacia un lado, allí está ella, sentada y mirándome fijamente, rápidamente se levanta y sonriendo se acerca a mí, tomando mi rostro y depositando un beso en mi frente.

— Hola... ¿Cómo te sientes mi hermoso? —

— Hola, ¿dónde estamos? ¿s? —

Hablo sin responder a tu pregunta.

— Estamos en el hospital, este era el más cercano al lugar, estamos en una ciudad vecina. ¿Estás con dolor? ¿Quieres alguna cosa? —

— No tengo dolor, solo tengo ganas de ir al baño. —

— Cariño, al menos estos primeros días a los médicos les pareció mejor que tú y Leonardo usaran pañales, por la deshidratación y las heridas será mejor que no te sigamos moviendo de la camilla a la silla. Pero puedes hacerlo en el pañal, en cuanto termines te lo cambio, te prometo que solo serán unos días ¿de acuerdo? Mañana hablaré con el médico para ver si hay alguna otra opción. —

Veo que está preocupada y angustiada, sabe que una de las peores cosas de toda esta situación para mí es tener que usar estos pañales, me acaricia la cara tratando de tranquilizarme, así que le sonrío.

— Oye, está bien, lo haré en el pañal, no hay problema. —

Ella se queda ahí, acariciándome, apenas termino, aunque un poco torpemente hablo.

— Muy bien Mi, he terminado. —

— Está bien, voy a ir a la estación de enfermería a pedir cosas para hacer el intercambio, ¿de acuerdo? —

Asiento con la cabeza, me da otro beso en la frente y se va.

Mirella

— Buenas noches enfermera, soy Mirella, estoy acompañando al paciente que está en la sala cuatro, en la cama siete, bueno, en realidad estoy acompañando a dos pacientes, el de la cama siete y el de la cama nueve. .—

— Oh sí, de los chicos que llegaron hoy. ¿Esta todo bien? —

— Sí, solo necesito cosas para hacer un cambio de pañal e higiene, ¿puedes arreglarme? —

— Lo siento señorita, su próximo cambio de pañales está programado para las veintitrés, solo somos tres enfermeras para las cuarenta camas de la sala, no puedo irme de aquí para cambiarla ahora y más allá...—

Lo interrumpo.

— No es eso, yo mismo hago el cambio, no hay problema, solo necesito los pañuelos y el pañal. —

Pero es grande y pesado para ti.

Estoy acostumbrado, no hay problema, lo haré.

—Señorita, según las normas del hospital, los cambios se realizan cuatro veces al día y en horarios predeterminados, cada paciente tiene una cantidad de pañales que podemos usar, esta cantidad solo se cambia si lo solicita el médico, no hay observación en el las fichas de los pacientes sobre esto, ahora te lo arreglo, pero no podré hacerlo fuera del horario de intercambio, algunas familias compran los productos y lo guardan en la habitación, y así lo cambian cada vez que Creen que es necesario, por supuesto cuando tengan las condiciones para eso. —

Es entonces que me doy cuenta de nuestra nueva realidad, Mateus ya no tiene tratamiento privado, ya que desistió cuando decidió ingresar a este programa, ahora dependemos del sistema de salud pública. Me entrega un paquete de pañuelos y el pañal, le agradezco, aunque los productos son de mala calidad, probablemente el hospital compra de segunda línea por el precio. Contengo las ganas de llorar, respiro hondo, le doy las gracias una vez más y le hago saber que proporcionaré los productos que necesitarán Mateus y Leonardo. Vuelvo a la habitación con una sonrisa en el rostro, no quiero que Mateus se moleste.

— Tomaste... ¿Algún problema? —

— Lo siento querida, nuevo hospital, no conozco nada ni a nadie aquí todavía, tenía que buscar. —

No le voy a hablar de estos temas, al menos no por ahora, quiero que tenga tranquilidad para recuperarse.

Voy a empezar a cambiarme, ¿de

En cuanto abro el pañal que traía puesto, se me saltan unas lagrimas al mirarlo, su entrepierna y pene, estan muy asados, hay algunas partes que estan en carne viva, cuando lo pongo de costado para poder pasarle un pañuelo en su culo, mi corazón si se rompe, tienen varias heridas. Termino el intercambio, me trago mis lágrimas y me seco las lágrimas rápidamente, luego me siento en el sillón y tomo su mano y lo acaricio.

— Está bien hermoso, ahora descansa. —

— Mi, ¿podemos hablar? —

— Necesitas descansar para recuperarte, mañana hablamos, ahora mejor duermes. —

— Pero no tengo sueño, ¿acabo de despertarme, por favor? vamos a hablar... —

Está bien, solo necesito hacer algo en mi teléfono celular primero.

Gracias a Dios no usé el teléfono hoy, así que todavía tiene batería, entro en la aplicación de compras y busco una farmacia que haga entrega aquí, compro todos los productos que son necesarios para el intercambio de los dos y pongo un nota con los datos para mi llamar a recepcion cuando llegue el repartidor. Guardo el teléfono y tomo su mano de nuevo.

— ¿De qué quieres hablar? —

perdóname por todo esto, terminé empeorando la situación, lo cual no fue fácil, pero realmente pensé que estaba haciendo lo mejor por ti, como dije en la carta, te mereces más que eso, te mereces el mundo, y aunque te quiero para mí, sería egoísta de mi parte tenerte atado a mí, nunca imaginé que todo esto podría pasarme. yo, yo... —

Empieza a llorar y lo detengo.

Mateus, entendí tu punto de vista, apenas terminé de leer tu carta entendí que pensabas que irme lejos sería lo mejor, pero en ese mismo momento decidí ir tras de ti y demostrarte que esto no es cierto, que lejos de ti mi vida no tiene sentido, y que no fuiste ni serás nunca una carga para mí, yo te cuidé y seguiré cuidándote mientras lo necesites, lo sé te recuperarás, este es solo un momento difícil, tú también necesitas creer eso, y te cuido con mucho gusto porque te amo, siempre te he amado, desde que te conocí te he amado, pero tengo También siempre respeté tus sentimientos y elecciones, tú...

— ¿Por qué nunca me dijiste cómo te sentiste?"

Porque cuando te conocí ya eras el novio de mi hermana, luego se comprometieron y tú eras feliz, yo no tenía derecho a entrometerme en tu felicidad y verte feliz me bastaba, aunque no fuera por mí, tu felicidad siempre fue mas importante para mi, de hecho la felicidad de ustedes dos, yo pensaba que patricia los

te amo! La peor parte de todos estos días fue estar lejos de ti, no sabes cuánto te

Yo también te amo mucho. Por favor, no hagas más eso, nunca decidas nada sin hablar conmigo primero, si surgen malos pensamientos o dudas, háblame, háblame. Sé que estarás bien, es cuestión de tiempo, encontraremos la manera de que continúes con el tratamiento. Y sabes, esa universidad, trabajo, clubes y todo lo demás que dijiste que merecía tener, todo esto no estaba fuera de mis planes, todo esto lo lograré algún día, pero mi prioridad siempre serás tú, todo lo demás puede esperar, nosotros Superaremos esto juntos, ¿de acuerdo? Estar sin ti estos días fue uno de los mayores dolores de mi

Te prometo que nunca haré nada sin hablar contigo primero, perdóname por hacerte

Muy bien, ahora descansa

quiero dormir todavía, dime ¿cómo me encontraste? ¿Cuánto tiempo nos quedaremos

celular suena con la notificación de que ha llegado el

que esperar un poco, hermosa, necesito pasar por la

su mano que estoy sosteniendo y ya me estoy levantando, salgo rápido, recojo las cosas que compré y cuando llego le cuento todo lo que pasó, y lo que dijo el doctor sobre su recuperación y la de

— Mi pequeña, perdóname, hice las cosas mucho más complicadas, ¿no?

— Bueno, al menos todo eso ayudó a encontrar a Leo.

¿Es cierto, Mi? Sólo hay una cosa más que quiero preguntar,

— Claro, ¿qué es? —

— ¿Yo soy tu novio? —

que se me calienta la cara, qué vergüenza, me sonríe y sé que me estoy

— Ah... Uh... Yo... Yo... Diss...—

interrumpe, antes de que pueda completar una palabra o terminar la oración, maldita sea, estoy todo enredado con las

si no lo soy, me encantaría serlo, se que no tengo nada que ofrecerte, lo único que puedo darte por el momento es mi amor, pero te prometo que trataré de ser el hombre que te mereces. y un día puedo darte el mundo si

Después de Traicionado de Mia Connolly Todo es nuevo

En Después de Traicionado novela Todo es nuevo , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro Después de Traicionado fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En Después de Traicionado de Mia Connolly Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Todo es nuevo y los capítulos posteriores de la serie Después de Traicionado en readerexp.com