El Amor De Antonio Capítulo 283: Mátala por Mí

sprite

El Amor De Antonio novela Capítulo 283: Mátala por Mí de Rosa amarilla

En El Amor De Antonio novela Capítulo 283: Mátala por Mí autor Rosa amarilla los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a El Amor De Antonio Rosa amarilla Capítulo 283: Mátala por Mí en readerexp.com

La abrazó y entró en la habitación, luego la colocó suavemente en la cama blanda, cuyo cuerpo largo la cubrió de paso. Al ver que estaba a punto de besarla, se apresuró a levantar las manos para apoyarlas en su pecho y luego puso la cara al lado, -Espera. Todavía no me he cepillado los dientes ni me he duchado.

-No me importa- Antonio bajó sus manos, luego le apretó suavemente la barbilla y volvió su cara para mirarlo.

Ella miró directamente a sus ojos oscuros tan abstrusos como la piscina profunda cuyo corazón latía salvajemente.

El cabello largo como una cascada se dispersó, haciendo que su cara sea más refinada y pequeña cuyos ojos hermosos brillaban como estrellas parlantes, relucientes y particularmente conmovedores.

Debajo de la nariz compacta, los labios rojos se abrieron un poco, como para atraer su atención.

Se conmovió un poco y bajó la cabeza para besar sus labios. Su lengua caliente entró directamente y capturó la dulzura dentro de su boca.

El aliento fuerte que le pertenece llenó todos sus sentidos, y todo su corazón estaba temblando.

Erupción de emociones.

Ella levantó la mano para enganchar su cuello y respondió a su beso, hundiéndose poco a poco en el torbellino de sus emociones, incapaz de liberarse.

En la habitación tranquila, los gemidos de la mujer y los jadeos del hombre se entrelazaron en una conmovedora canción de amor.

Ofelia fue detenida por la policía por el homicidio intencional. Cecilia llamó a los amigos anteriores para pedir su ayuda pero todos le rechazaron.

Con buena actitud, dijeron que no tenían más remedio.

Con mala actitud, le contestaron con muchas burlas.

Cecilia estaba tan enfadada que golpeó el teléfono en el suelo cuya pantalla se hizo añicos como una telaraña.

Se mordió los labios fieramente y sus ojos se abrieron grandes, que estallaron en un odio y desgana fuerte.

Antes cuando estaba de buena situación, cuantas personas vinieron a adularla y le dijeron todo tipo de palabras buenas.

¿Pero ahora?

Sin el nombre de la señora de la Familia Pastor, ella era solo la señorita de la Familia González no perfectamente justificable,y a la vez que Clara fue alguien que ocupaba el poder en la Familia González, es decir, ahora Clara fue la dueña de la familia mientras que ella solo era una pobre que vivía en su casa.

Entonces, todos esos "amigos" que la habían adulado antes estaban ansiosos por trazar una línea con ella, como si nunca se hubieran conocido.

¡Desgana!

¡Qué desgana!

¿Por qué ella tenía que soportar una humillación como así?

Andrés entró en la habitación y vio el teléfono que se había roto en el suelo, y se acercó para recogerlo. Después de observarlo, la pantalla había sido rota gravemente.

Luego miró hacia Cecilia y solo vio que mostraba ira, y entonces su cara decente estaba distorsionada por el odio.

Al verlo entrar, gritó fuertemente -¿Quién te permite entrar? ¡Fuera!-

Andrés permaneció inmóvil, mirándola en silencio con los ojos oscuros.

Al ver que no obedeció su orden, estaba tan enojada que corrió hacia adelante y levantó la mano para golpearlo.

No esperaba que fue atrapada por él.

-¡Suéltame!- le miró fijamente con mucho enojo.

Andrés fingió no oírlo y dijo con frialdad -¿Quieres tomar la revancha contra los que te han dañado?

Se sorprendió y no reaccionó un rato sin responder a lo que estaba preguntando.

La empujó y luego dijo -Si quieres tomar la revancha, tu padre va a ayudarte. -

-¿Padre?-

Se burló, -¿Estás bromeando conmigo? ¿Dónde está mi padre? La única persona que puede ser llamada como padre todavía está inconsciente en el hospital. ¿Le vas pedir que me ayude? -

La miró en silencio y saltó una frase de su boca después de mucho tiempo -Es tu padre biológico.-

¿El padre biológico?

Ella estaba atónita. ¿Todavía tenía su padre biológico?

-Hace un tiempo tu madre encontró a mi hermano mayor, Lautaro, quien es tu padre biológico. Tu madre le pidió una ayuda para ti, entonces vengo a la Ciudad Paz.-

Sus palabras despejaron las dudas en los adentros de ella. Originalmente pensaba en cómo había un desconocido en casa casualmente, pero ahora finalmente entendió para qué estaba aquí.

Echó una mirada penetrante hacia él y le preguntó en un tono brusco -¿Cómo intenta ayudarme? ¿Solo con la ayuda tuya?-

Frente a sus dudas, no le importaba, solo se rió levemente y dijo -Haz lo que quieras y te ayudaré. -

¿Ayudarla?

Entrecerró los ojos -Ayúdame a matar a Clara.-

De reprente su mirada se volvió fría, -Señorita, ¿no crees en mí?-

-No creo en ti- confesó con franqueza, -¿Por qué tengo que confiar en el padre biológico que nunca he visto?-

-No importa si usted lo crea o no. Ya he terminado mis palabras. -

Dio una vuelta y salió hacia afuera después de decirlo con frialdad.

Cuando se dirigió a la puerta, volvió la cabeza y dijo -Puedo ayudarte en todo menos el asesinato. -

Se fue después de acabar las palabras.

Puedo ayudarte en todo menos el asesinato.

Ella miró pensativamente a la puerta.

De una noche, se habían provocado los cambios devastadores en el Entretenimiento de Cielo que estaba famosa en la Ciudad Paz.

Solo fue una noche desde la época de su gloria hasta que la policía ordenó el secuestro.

Lolita y Gregorio llegaron temprano a la comisaría donde encontraron a su tío Ramon.

En el instante de verlo, Lolita no podía creer funtamentalmente que ayer todavía era un hombre pletórico de entusiasmo pero hoy se volvió pocho completamente, mucho más viejo que antes.

-Tío, ¿qué te pasó realmente? ¿Por qué te dan el secuestro?- preguntó en seguida.

-Tengo ganas de saber la razón- le dio un mirada fría, muy descontento por la actitud de su sobrina de interrogarlo así.

Gregorio era una persona cuidadosa e inmediatamente descubrió su insatisfacción y en seguida habló por ella para explicarse -Tío, Lolita es demasiado preocupada. No prestes atención a su manera de habla.

La vista de Ramon cayó sobre él quien estaba pidiendo el perdón sonriendo. De veras, siempre apreciaba mucho al designado marido de la sobrina, suficientemente ambicioso e inteligente.

Entonces después de las palabras, su cara se volvió más suave, -Gregorio, no voy a culparla.

Ella frunció los labios. Para evitar dejarle al tío sentirse descontento de nuevo, su tono era más suave también, -Tío, el Entretenimiento de Cielo se ha operado sin problemas en la Ciudad Paz durante tantos años, ¿pero cómo puede ser denunciado de repente por las actividades comerciales ilegales? -

También preguntó Gregorio -Tío, ¿has consultado fue quién te denunció?-

-No- negó agitando la cabeza, -Incluso si hago la pregunta, la policía va a guardar secreto. -

Entrecerró los ojos en los que se vieron una frialdad. Si supiera la gente que le denunciaba, nunca lo dejaría ir.

-Al principio, la empresa tenía unos problemas financieros y varios proyectos se vieron obligados a paralizar. Ahora, tío, te sucede algo así de nuevo. Simplemente está empeorando la situación. ¿Qué haremos para nuestra empresa ahora?-

Tenía una expresión pesada porque una vez que decayó la Familia Martí, no iría a ser la señorita noble, entonces...

Miró a Gregorio que estaba junto con ella. A decir vedad, un hombre podía abandonar a la novia para el poder y la influencia, es decir, podía hacerla por la primera vez y también por la segunda vez.

Al pensar en esto, sus ojos estaban sombríos.

Nunca permitía que sucediera algo como así.