El Amor De Antonio Capitulo 29: Eres más deliciosa.

sprite

El Amor De Antonio de Rosa amarilla Capitulo 29: Eres más deliciosa.

En El Amor De Antonio novela Capitulo 29: Eres más deliciosa. , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro El Amor De Antonio fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En El Amor De Antonio de Rosa amarilla Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Capitulo 29: Eres más deliciosa. y los capítulos posteriores de la serie El Amor De Antonio en readerexp.com

Por la noche después del trabajo, Clara regresó directamente a casa. 

Antonio aun iba hacer horas extra, pero si se hacía más tarde ya no podría regresar, Clara no tenía nada que hacer, así que fue a la cocina, para prepararse una rica cena ellas misma.

La cocina era muy grande, además era extremadamente limpia, dentro del frigorífico había todo tipo ingredientes. 

Clara echó un vistazo y finalmente tomó carne de res, papas, pasta, maíz y otros ingredientes, se dispuso a trabajar en la cocina.

Clara parecía valerse por si misma, era muy hábil para hacer las cosas, lavar las verduras, cortar la carne, echar la salsa…. todo lo hacía muy bien.

Poco después, un delicado aroma salía de la cocina.

Cuando Antonio regresó, vio esta escena.

Su querida esposa, llevaba un delantal, a sus espaldas, estaba en la cocina extremadamente ocupada.

Era realmente hermosa, sus rasgos eran hermosos, cada movimiento que hacía era bello y elegante, era realmente bello a la vista.

Antonio entró a la cocina, y por detrás el abrazo de la cintura.

Clara dio un salto del susto, casi se le cayó la espátula de la mano, -¿volviste?-

-Sí.-

Antonio respondió, puso su barbilla sobre el hombro de Clara, con una sexy y profunda voz, le dijo suavemente al oído -tus manos, no deberían cocinar.-

-¿Las manos largas, no deberían ser usadas para este tipo de cosas?-

Clara sonrió, rápidamente dijo -la cena estará lista pronto, puedes esperar afuera-

-No es necesario, puedo esperar justo aquí-

Antonio dijo suavemente, significaba que no quería apartar las manos de su cintura en lo absoluto. 

Clara algo desordenada -¿esperaras aquí? así nunca terminare de cocinar.-

-Puedo ayudarte-

Dijo en voz baja, y con un par de manos grandes y delgadas extendidas alrededor de su dorso, le ayudaban a cocina. 

En este momento, las posturas de los dos parecían perderse en una, Clara podía sentir su cálida respiración que acariciaba suavemente sus mejillas.

Su corazón empezó a latir rápidamente, el calor se extendió por todo su rostro, su respiración era demasiado peligrosa, Clara no pudo evitar empujarlo-Antonio, interfieres con mis habilidades culinarias, e impides que me convierta en una buena esposa.-

Los ojos de él se tornaron un poco más obscuros, y de manera seria dijo -quieres convertiré en una buena esposa, esta no es mejor forma ¿no quieres que te diga de un atajo?-

-¿Qué atajo?

Clara giro la cabeza viéndolo con curiosidad. 

-Este atajo-

Sonrió y poniendo un poco de esfuerzo en la mano, fácilmente giró su cuerpo y después un suave beso cayó sobre sus labios-  

-No, el filete aún se está cocinando en la sartén-

Clara, protestó susurrando.

Antonio no tenía intención de dejarla ir, abrazó su cuerpo fuertemente, y le dio un profundo beso francés, suave y tierno, dando vueltas y vueltas, 

Rápidamente perdió la cordura, se fue debilitando hasta que por fin se detuvo.

En ese momento, ¿Quién se acordaría del filete? Evidentemente este postre era más delicioso que la cena. 

Después de la cena, Clara rápidamente regresó a la habitación para tomar un baño, y se durmió.

Recientemente ella había sufrido demasiado, no tenia energía, Antonio le pidió que se apurara.

Durmió hasta media noche, sintió que a su lado había alguien durmiendo, se inclino confundida, sin embargo, a su lado sobre sus hombros como si nada estaba descansando como si fuera un gatito, frotándose contra su pecho, como si se sintiera más seguro de esta manera.

Antonio sonrió, la abrazó, mirándolo a la cara.

Esta era la primera vez que la apreciaba durmiendo, una chica en sus veintes, sin maquillaje, mejillas coloradas, finas y resbaladizas, rosadas y tiernas, sus cabellos negros caían como su fuera una cascada, esparcida sobre la almohada. 

Tenía los ojos cerrados, sus largas pestañas eran gruesas y rizadas, se veía linda y linda, como si fuera un bebé inocente.

Es difícil de creer que esta chica, durante las mañanas fuera tan fuerte y feroz.

Ella sonrió, como si fuera un poder mágico, capturando firmemente su vista.

Antonio se le quedó viendo durante un tiempo, lentamente bajo su cabeza y le cubrió con la manta, luego ella lo abrazó, haciéndolo caer en un profundo sueño.

Esa noche, Clara durmió tranquilamente, al día siguiente despertó llena de energía, el otro lado de su cama ya se había enfriado.

Al principio que Antonio había salido, pero lo vio sentado en el sofá de la habitación, tecleando en la computadora. No sabía lo que el estaba viendo, se produjo un escalofrió en sus ojos. 

-Antonio, ¿Qué pasa?-

Clara descalza, caminó hacia él para preguntarle.

Antonio la detuvo, la sentó a su lado y señalando la pantalla de la computadora sobre la mesa.

Clara miró con curiosidad.

Encendió la computadora y vio la pagina de noticias, el titular de la noticia decía -Incidente en concubina, hermana malvada golpea a su hermana mayor, sin importarle el niño que lleva en su vientre-

Debajo del titular había un video que mostraba el incidente de ayer cuando Clara regresó a la casa de los González, lo que había sucedido con Cecilia. 

Más abajo, hay una nota de prensa más larga, contenía todas las acusaciones malévolas en contra de Clara, incluso delitos de agresión.  

Al ver esto, Clara tuvo una descarga de energía, no se lo esperaba, durmió hasta tarde, y todo el cielo afuera había cambiado.

Clara rápidamente movía el mouse y continuó mirando lo que había abajo.

Abajo había decenas de miles de comentarios, innumerables personas acusaban a Clara.

Algunos decían que, aunque Cecilia se disculpó, terminó como víctima, lo importa lo molesto que estés no debes golpear a la gente, el niño es inocente.

Algunos decían que Cecilia se había disculpado tan sinceramente, que todos se arrodillaron y admitieron sus errores. Clara tenía un corazón de escorpión. Atacó a una mujer embarazada. Este corazón malévolo era aún más malévolo que la amante que le robó a su prometido.

Algunos decían que Clara, esta chica actuaba muy bien, que era una puta, hace unos días se presento de una manera lamentable ganado simpatía entre los internautas, Solo con estas habilidades de actuación, no podría hacer una ópera de Gong Dou, era realmente incomodo, ¡tan repugnante!

También había algunos internautas extraños que dijeron directamente Cecilia Bellido le robó a su prometido. Parece que Clara es una persona malvada, es extraño a los hombres les guste, merecía ser abandonada.