El Amor De Antonio Capítulo 32: Ser flirteada

sprite

Leer El Amor De Antonio novela Capítulo 32: Ser flirteada de Rosa amarilla

En El Amor De Antonio Capítulo 32: Ser flirteada, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 32: Ser flirteada, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee El Amor De Antonio Capítulo 32: Ser flirteada del autor Rosa amarilla en readerexp.com

Después de que Antonio salió , Clara también se fue a la oficina, comenzó a visitar la empresa.

El interior de Grupo Nevada es muy grande,Clara no atrevía a ir lejos sin que nadie tome el camino, sólo paseaba por el piso treinta y seis.

Había un montón de personal caminando alrededor. Estas personas hacían las cosas pronto, el ambiente de trabajo es muy estricto, la empresa era diferente de pequeñas empresas.

Durante su visita, Clara más admiraba su capacidad.

El hombre, merecía ser el líder de la élite empresarial, era bueno gobernar la empresa y administrar los empleos. Aquí, Clara no vio como Grupo Santa ruidoso y desordenado.

Después de media hora, Clara estaba cansada, descansaba cerca de zona con asientos.

Ella acababa de sentarse. La puerta del ascensor se abrió no muy lejos. José y un hombre parecieron.

-Señor Aquiles, el jefe está en la reunión, terminará tras diez minutos-José dijo respetado al lado del hombre.

-De nada, mi destino que no vas a visitarle. Dicen que últimamente la empresa hizo un trato con unas estrellas femeninas. La vista de hermano mayor es muy buena, estoy curioso a las mujeres. Creo que ellas es muy guapa.

Sin palabras un rato, José le recordó-Señor Aquiles, el jefe dijo, no permitía flirtear estrella femenina de la empresa, si lo haces, no puede entrar en la empresa-

-Hermano mayor siempre tiene el principio tiránico, porque voy a mirar y habla a ellas, no flirtear…- estaba diciendo, el hombre se llamó a Señor Aquiles, parecía ver algo, sus ojos estaba alegre.

Una mujer contra ellos estaba en la zona con asientos, su cara hermosa, carácter particular, blanca manga corta de seda, falsa mona, su mano tomaba un copa de café, bebía lentamente.

De aquí, su hermosa era singular, parecía como el cielo.

Cuando José vio la mujer quien era, le advertía, oyó una voz alegre.

-Qué hermosa, la vista de el hermoso mayor es muy muy buena, ¿la mujer es nueva estrella femenina de la empresa? Me gusta-

-Señor Aquiles, no, ella es…-José asombró, iba a impedir a él, pero no tenía tiempo suficiente.

-Hola, señorita -

Un rato, el Señor Aquiles ya estaba frente a Clara con saludo comedido y cara sonriente.

Clara levantó la cabeza con sorpresa, no sabía cuando el hombre apareció. El hombre fascinado tenia una cara guapa, un par de ojos glamurosos, con sonrisa.

Clara se detuvo un poco y pestañeó, preguntó calmadamente-¿Cómo?-

-Nada, acabo de pasar aquí, vi que señorita sentaba aquí solo. Atraía tu carácter peculiar, porque voy a querer ser amigo con tú, ¿cómo te llamas?-

La miró con expectante, la sonrisa era más brillante.

¿Ella era flirteada?

Además, el hombre es más hermoso que la mujer.

-Señor Aquiles, le advierto que abandone esta idea cuanto antes, el jefe se enfadará-

José le convencía con cara sería, sudores fríos estaba en la frente.

-¿Cómo? Rara vez admiro a una señorita, el hermano mayor no me regañará.

No le importaba y agitaba sus manos. Luego, preguntó con sonrisa a Clara-señorita, me llamo Aquiles Díaz. Quiero conocerte sin ofender-

José se hundió en este momento.

Bramó en el menté, ella era tu cuñada, ¿ sabía ?

Aquiles todavía sabía lo que José pensaba, miró esperando a Clara.

Parecía muy interesante en las visitas de los dos, río a Aquiles -hola , me nombre es Clara-

Su sonrisa era muy bonita , le encanta Aquiles -eres señora clara,su nombre es muy bueno, tu sonrisa es como un caramelo.

Parecía ver que el jefe matara a Aquiles con la vista.

Más tarde, si Aquiles recibiría castigo, no debía ser culpa suya…