El Amor De Antonio Capítulo 46: El despido

sprite

Leer El Amor De Antonio novela Capítulo 46: El despido de Rosa amarilla

En El Amor De Antonio Capítulo 46: El despido, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 46: El despido, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee El Amor De Antonio Capítulo 46: El despido del autor Rosa amarilla en readerexp.com

-Alejandra Guzmán, ¿qué has dicho?-

Al oír a Alejandra murmurando allí, la cara de Elisa se puso muy fea.

Aunque Elisa no dijo nada al parecer, estaba muy celosa en el fondo.

Lamentó mucho sin ir a la fiesta anoche. Si hubiera ido, tal vez sería ella a quien Antonio eligió.

Ella había estado en Grupo Santa durante tantos años y era sólo la subdirectora del departamento, pero si pudiera entrar en Grupo Nevada a trabajar, sería un gran éxito como un pez que saltara la puerta del dragón. 

Ella pensó que su habilidad no era peor que la de Clara, y su experiencia laboral también era más rica, por lo que Grupo Nevada necesitaba a alguien, sin duda alguna debería ser ella. 

Pero Elisa no esperaba que bajo esta desventura fue Clara quien obtuvo la gran ganga.

En realidad, Clara sabía la mentalidad de Elisa, pero no le prestó mucha atención, sólo sonrió,  -Elisa, aunque no sé cuántos beneficios te ha dado Cecilia, si quieres hacer algo conmigo, te aconsejo que no lo hagas, no me provoques, no creo que puedas asumir las consecuencias.-

-Clara, ¿me estás amenazando?-

Los ojos de Elisa se enfriaron de inmediato.

-Es una advertencia- Clara no tenía miedo.

-Bueno, Clara, ¿realmente crees que no me atrevo a despedirte? tengo muchos conocidos en Grupo Nevada. Además, ofendiste al director Xulio, el Entretenimiento de Mar definitivamente no te dejará pasar bien. Es totalmente un sueño de tontos si quieres entrar en Grupo Nevada. Entonces, será mejor que pienses en si vas a disculparte o ser despedida-

Elisa cruzó los brazos frente a su pecho. Se podía ver que ella tenía algo que la apoyaba, y también demostró en sus palabras que no permitiría Clara entrar en Grupo Nevada como lo que quería.  

En Grupo Santa, la actuación de Clara a menudo la habían superado, si la dejaba entrar en Grupo Nevada, eso no sería algo bueno para ella. 

Además, si realmente ocurriera eso, ¡Cecilia no la dejaría libre!

Clara se enojó y se rió-¿Quién crees que eres?¿crees que puedes despedir a quien quieras? O ¿de verdad crees que el director general no existe?-

-Voy a encargarme de la parte del gerente. Si no lo crees, espera y veas-

Hablando de eso, Elisa no se molestaría en hablar con Clara de nuevo, dio vuelta directamente a la oficina del gerente.

-Esta mujer ha vuelto a demandar, ¿qué hacemos ahora, Clara?- 

Alejandra se acercó al lado de Clara preguntándole ligeramente, pero no estaba preocupada.

-Siempre hay solución al problema, no le tengo miedo-

Clara resopló fríamente, y realmente esto no le importó nada.

Unos diez minutos más tarde, Elisa volvió a salir con una mirada de regodeo en su cara, y le dijo a Clara-El gerente dice que quiere hablar contigo-

Clara la miró con cara tranquila, se levantó y fue directamente a la oficina del gerente.

La cara de Telma todavía era muy seria, sus hermosas cejas también estaban ligeramente fruncidas. Al ver a Clara entrar, preguntó directamente sin rodeos y callejuelas, -Elisa dijo que el director de Grupo Mar Vasto, Xulio, se quejó de que os maltrataste y humillaste deliberadamente. Ahora, el proyecto que Grupo Mar Vasto pretendía trabajar con nosotros está en punto de retirar, ¿cómo te explicas?-

-¿Directora, lo crees?-

Clara frunció el ceño, al parecer no esperaba que fuera a atañer al proyecto de trabajo.

-Quiero escuchar tu explicación-

Lo dijo Telma seria con el rostro frió.

Clara sacudió la cabeza-Todos en el círculo saben qué modo de ser es ese Xulio, en la fiesta de anoche estaba toda su gente, hizo una petición pública para que fuera su acompañante por una noche. Me enfurecí y sólo contradije unas palabras. En cuanto al abuso verbal y la humillación, absolutamente no lo hice-

Telma no era una persona estúpida, podía adivinar más o menos lo que pasó anoche, así que su cara también se relajó-De todas formas, este asunto ya ha afectado a la empresa, ¿cómo vas a resolverlo? Xulio tiene un estatus extraordinario, y también tiene el apoyo del Entretenimiento de Mar, me temo que no te dejará. ¿Entiendes lo que quiero decir?-

-Entendido-

Clara asintió con la cabeza, no obstante, su mirada era muy decidida, -Pero no pediré disculpa a ese tipo-

Telma se calló de repente un momento antes de volver a hablar-He oído que el jefe Díaz del Grupo Nevada quiere llevarte a su empresa-

-Sí, me habló de eso-

-Clara, aprecio mucho tu capacidad, así que si quieres ir a Grupo Nevada, no te lo impediré. Ser apreciada por Antonio es suficiente mostrar tu potencial. Una vez que vayas allí, Xulio no debería hacerte nada-

Cuando Telma dijo esto, incluso Clara se congeló con los ojos un poco sorprendidos.

Nunca pensaba que Telma la tomaba en cuenta mucho.

Clara se conmovió un poco y sonrió-Gerente, no quiero salir del Grupo Santa por el momento, Grupo Nevada es ciertamente bueno, pero conozco mi capacidad. En cuanto a este proyecto, es una negligencia mía. No sabía que esta fiesta estaría relacionada con la cooperación entre las dos empresas, ¡así que encontraré la manera de solucionarlo!-

-¿Oh? ¿Cómo quieres resolverlo?-

Al escuchar que Clara se negaba a ir a Grupo Nevada, incluso Telma se sorprendió por un momento, luego su rostro apareció una sonrisa gratificante.

-Recuerdo que el proyecto de cooperación del que la empresa habló con Grupo Nevada la última vez pareció fracasar, si puedo convencer a Grupo Nevada de que coopere con nosotros, ¿se puede compensar este asunto?-

Clara sabía muy bien que ella sola no podría luchar contra Xulio y Entretenimiento de Mar por el momento, por lo que ahora sólo tenía dos opciones, o rendirse o resolver este proyecto.

-¡Si puedes hacerlo!-

Los ojos de Telma brillaron mucho, y desde este momento en su corazón apreció a Clara más que antes.

-Haré lo que pueda-

Después de hablar con Telma, Clara pidió unas informaciones sobre el proyecto de la cooperación entre Grupo Santa y Grupo Nevada, y salió.

Elisa miró a Clara con cara de compasión, como si ya hubiera visto la imagen de su despido.

Sin embargo, Clara no le prestó atención y, comenzó a ocuparse tras volver a su asiento.