El Amor De Antonio Capítulo 51: A los hombre ciegos les gustas

sprite

El Amor De Antonio novela Capítulo 51: A los hombre ciegos les gustas

En El Amor De Antonio Capítulo 51: A los hombre ciegos les gustas, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee El Amor De Antonio Rosa amarilla Capítulo 51: A los hombre ciegos les gustas en readerexp.com

-¿Clara, como tú, te mereces el favor de los hombres buenos? -

Cuando escuchó las palabras despreciadas de Clara, Cecilia Bellido estaba muy enfadada, y también despreció a Clara.

En este momento, todo el mundo escuchó una voz suave -¿Por qué los hombres buenos no le gusta?-

Todo el mundo estaban mirando a él, el hombre era muy guapo y estaba viniendo aquí.

Ese hombre era muy elegante, pero estaba un poco bohemio. Como su apariencia, tan pronto como las chicas lo miraron, tenían muchas mariposas en el estómago.

Cuando tres personas miraron a Aquiles, las reacciones de los tres fueron diferentes.

Clara sabía que Antonio le envió para ayudarla.

Pero Cecilia estaba muy sorprendida.

Este hombre era muy hermoso, y llevaba las ropas lujosas. Y era muy elegante como si nació con esta idiosincrasia. atrajo a otras personas mucho que Francisco, sobre todo, las chicas.

Francisco estaba muy sorprendido y enfadado.

Era este hombre.

En ese día, Clara sonrió a este hombre, también subió su coche. Parecía que sus relaciones eran muy buena.

-¿Quién eres?-

Cecilia le preguntó casi con un reflejo condicional.

Aquiles no miró a Cecilia, corrió hacia a Clara, dijo- Vamos a cenar.-

-Vale.-

Clara sonrió, y no le prestó mucha atención en otros los dos, vino a la habitación con Aquiles.

Cecilia preguntó otra vez - ¿quién eres? ¿Cuál es la relación con Clara?-

Aquiles le irritaba mucho escuchar las palabras malas. Y aprendió la manera de Clara y dijo –¿Tiene algo que ver contigo?-

- Señor, ¿cómo te llamas? Cecilia es hermana de Clara, soy su cuñado.-

Francisco no controló su propia emoción y le dijo.

Aquiles estaba un poco confundido, y dijo –¿Hermana? Clara es la hija única en su familia, ¿cuándo tiene una hermana pobre?-

Francisco y Cecilia se quedaban como dos piedras aquí.

-¿Qué dices?-

-¿Estoy equivocado? Eres la hija de la amante, no tenéis el mismo apellido, ¿puedes ser hermana de Clara?-

Aquiles despreció a Cecilia.

Cecilia estaba muy enfadada, y quiso pelear con él, pero Francisco le detuvo en este momento, dijo –Señor, estas palabras son muy malas, y ¿estás seguro que lo ha dicho es la verdad?-

-¿Qué? Estoy seguro que es la verdad. En realidad, gracias a esta mujer, Clara puede despedir de ti. La chica muy buena como Clara no ama, elige la chica tan tonta como así. Francisco eres muy tonto. Si tu vida será muy mala en el futuro, no dices esta cosa a otras personas, porque tener esta consecuencia es que eres demasiado lascivo y cuando ve las chicas quieres tener sexo con ellas.-

Estas palabras eran muy malas.

Clara encontró la capacidad secreta que Aquiles maldijo ferozmente, aunque este hombre normalmente era muy elegante.

En este momento, Clara tenía mucha simpatía para ver los dos personas.

Pero los dos estaban muy enfadados. Estaba claro que no querían escuchar las palabras de Aquiles. Y no soportaban que Aquiles habló esta cosa en público.

Pero Clara estaba muy contenta.

Aunque estas palabras eran muy malas, podían liberar sus emociones.

Cecilia estaba muy enfadada por estas palabras, y ahora estaba loca, discutió a Aquiles –¿Crees que Clara es muy buena? Antes ella es ex de mi marido, tal vez tiene sexo con muchos hombres.-

Cecilia no le importaba hablar estas palabras, incluso dijo en voz alta para atraer el interés de otras personas en esta manera.

Clara quiso pelear con ella, en este momento, Aquiles dijo con mucha sonrisa –No tengo interés que cuántos hombres tienen sexo contigo. Pero Clara es una chica muy elegante, valiente, independiente, inteligente... Sobre todo, ella es bonita mejor que tú, ella tiene mejor figura que tú, ella tiene una familia más rica que tú. En mi opinión, ella es lo más bonita en este mundo.-

-Tú eres muy vulgar, perversa, agarrado al novio de otra persona. Eres muy mala. A los hombre incapaces les gustas las chicas como tú. Si no tuviera miedo de ensuciarme las manos, te golpearía.-

Cecilia estaba más enfadada.

En realidad, Aquiles lo dijo es la verdad.

Cecilia estaba temblando por todo su cuerpo y quiso estrangular a Clara.

Esta tonta le hizo muchos problemas.

Cuando Clara tuvo Francisco, no tenía nada. Ahora, era muy difícil para agarrar a Francisco, pero esta tonta encontró un mejor hombre que Francisco.

Ella le hizo los problemas toda la vida, mejor que ella de todos modos. Sobre todo, su novio era muy elegante, eran muy diferente de su marido.

Cecilia estaba muy celosa. Miró a Clara, si los ojos podían matar a alguien, Clara estaba muerta por sus miradas.

Clara la ignoró, sólo extendió la mano y sacó el brazo de Aquiles -Vamos, vamos, no pierdas el tiempo aquí.-

No quiso que Antonio le esperaba mucho.

Aquiles la sonrió –Vale, vamos.-

Cuando Clara salió, de repente, Francisco dijo - Clara no tienes corazón. Tan pronto como nos despedimos, estás enamorando de otro hombre. Es muy repugnante.-

- Los años que pasé contigo fueron más repugnantes.-

Clara lo ignoró, dejó sólo una frase.

Francisco miró su espalda, y estaba muy enfadado. Pero estaba muy celoso que miró a Aquiles.