El Amor De Antonio Capítulo 53: Fingiendo de una chica acendrada

sprite

El Amor De Antonio novela Capítulo 53: Fingiendo de una chica acendrada

En El Amor De Antonio Capítulo 53: Fingiendo de una chica acendrada, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee El Amor De Antonio Rosa amarilla Capítulo 53: Fingiendo de una chica acendrada en readerexp.com

- Si no lo hago, ¿qué podré elegir? -

Cecilia se sintió muy dolida llorándose y preguntó - Mamá, yo sólo quería un amor con feliz, ¿por qué tan difícil para eso? -

-Mi querida Cecilia, no lloras más, en cuento a Francisco, voy a preguntarle. -

Ofelia estaba muy enfadada que iba a llamar a Francisco enseguida.

Pero, Cecilia la detuvo, llorando y dijo- Mamá, es inútil hacer eso. No tengo nada. Nadie va a apreciarme. ¿Lo sabes? Y ahora, necesito el 20% de las participaciones, y sólo con la participación, la familia Pastor va a apreciarme cada día más. ¿Tu entiendes? -

-Lo sé, mi querida, no lloras más, lo sabía todo, esperas un poco, mamá va a buscar un remedio para ti. Ahora, vas a acostarte, voy a llamar a Francisco, y luego, voy a comunicar con tu padre a pedir las 20% de participaciones. -

Ofelia apaciguó a Cecilia poco a poco, y llamó a Francisco.

En la llamada, Ofelia estaba fingiendo de estar lamentable, llorando y gritando- Francisco, ¿Dónde estás? Venga ahora, Cecilia va a hacer el aborto, ¿Qué pasa con vosotros dos? Si todo vaya bien, ¿por qué Cecilia quería hacer eso? -

- ¿Cómo? -

Francisco estaba asustado, dijo - Déjala esperar en casa, estoy llegando. -

Cuando terminó la llamada, Ofelia miró a Cecilia con una mirada de señal tranquila. Y luego se fue al dormitorio según lo acordado.

En ese momento, Adolfo estaba leyendo los papeles en el dormitorio. Cuando oyó que alguien llamó la puerta, él contestó.

Ofelia llevó una copa de té con ginseng. Cuando vio a ella, él preguntó- ¿se volvió tranquila ahora?

-Sí, lloraba por un rato. -

Ella puso a la copa en la mesa, y rodeó la espalda de Adolfo y le apretó los hombros.

Adolfo no hubo mucha reacción y dijo -Cecilia ya no es una niña, que deje de ser tan testaruda. Ha casado con Francisco que está viviendo con la familia Pastor, no puedes hacer cualquiera cosa que le gusta. -

-No es nada por su capricho, es porque la familia Pastor es una familia célebre que ellos la desdeñaron a Cecilia por su origen de clase. Querido, su lo sabe, Cecilia es una chica pobre. Perdió su padre desde muy niña. Por este caso, ella le trató como si su propio padre. Recuerdo que me dijo cuando Cecilia prepararía a casarse, podría dar 20% de participaciones como un regalo a ella. -

- Y ahora, Cecilia ya se casó. ¿Puede considerar a transferir el capital a Cecilia por mi entrega para toda la familia estos años? De esta manera, no podría Sentirse humilde en la familia. Esto es lo único en lo que puedo ayudarla. -

Ofelia persuadió a su marido muy amable, mostrando una imagen de la madre amorosa.

Y su solicitud, como siempre, fue rechazada por su marido - Dije que no lo vuelvas a mencionar. Has prometido la parte de Cecilia, le daré cuando llegue el momento. Pero, antes del momento, es absolutamente imposible hacerlo en cualquier caso. Además, la mayor parte del capital social del Grupo González, fue heredado por Clara. Su madre la reservó antes de morir. Por este caso, las 20% de acciones para Cecilia, tenía que acordar por Clara también. Pero… -

Hablando de esto, Adolfo hizo una pausa y miró a Ofelia - Sabes que había unas desuniones entre Clara y Cecilia. Creo que Clara no podría estar de acuerdo. -

-Querido, sea como sea, Clara es su propia hija, Usted, es su padre, no hace falta preguntarle. ¿No? - Ofelia frunció el entrecejo y continuó persuadiendo.

Ella Sabía que la perra Clara las odiaba tanto que no podía acordar nada.

-Ofelia, te lo dije que las fortunas de esta familia son de Clara. Es de verdad. Sus cosas deberían ser controladas por sí misma. Sé que no te gusta esa hija. Estos años, me mantenía en su posición, aunque debería considerar más a Clara como su padre, pero realmente nos iríamos cada vez más lejos. Esto es el último punto que queda por mantener nuestra relación. ¿Quieres romperla también? ¿Quieres ver que nosotros rompamos todo, y nunca hablemos? -

Hasta final, el tono de Adolfo ya estaba lleno de enfadado.

Ofelia estaba asustada y no se atrevió a decir nada.

Ella sabía que lo que hicieron Cecilia y ella a Clara, ya causó un serio descontento de Adolfo.

No importaba los conflictos entre Adolfo y Clara por su relación de padre e hija. Cecilia no podría ser comparado con Clara.

Ofelia no tenía ningún remedio, pero no se resignó a eso.

Quería dar a su propia hija lo mejor, tendría que obtener las 20% de participaciones desde Adolfo de cualquier manera.

Desde que conoció a Cecilia en el restaurante, Clara fue oprimida por Elisa otra vez.

La revisión del guión se completaría originalmente en un mes, se acortó en medio mes.

Clara sabía que ella sufrió un revés por las palabras de Aquiles de aquel noche. Como resultado, sintió odio y comenzó a tomar represalias a ella.

La presión de Clara se duplicó y se volvió más ocupada.

Alejandra no podía soportarla, mostró los colmillos por ira y dijo - Cecilia esta puta, ¡A la mierda! -

Clara dijo con calma - No importa, déjala ser arrogante por unos días, y cuando terminará de esto, tendría tiempo suficiente para tomar la revancha a ella. -

-La puta Cecilia está muy orgullosa ahora. Todos los días, se ve sus fotos haciendo actividades de caridad en Internet, como participa la asociación de perros callejeros, la asociación de gatos callejeros y voluntarios de hogares de ancianos ... ¡qué hipócrita! -

Alejandra dijo con desdén.

Clara fijó a sus miradas y dijo- ¿Ella está preparando a regresar a Grupo Entretenimiento?

Sí, Amaya Flores todavía habló lo bueno para ella en el programa, diciendo que Cecilia se había haciendo mejor que el tiempo pasado, si una persona reconoció sus errores por un día y todo el mundo debería ser más tolerantes y perdonar a los demás por sus errores. 

Alejandra miró con sus ojos entrecerrados y dijo- Fuera una puta, pero se fingía como una virgen. Siento que sólo sus fanáticos quieren escuchar sus palabras aconsejadas. Ella fingiera de una virgen como una flor que quería mostrar su falso espíritu acendrado. -

- ¿Sí? ¿Desde cuándo a ella le gustaba ayudar a otros? ¿especialmente a Cecilia? -

Clara no le entendía.

Pero ella sabía que en aquella entrevista, ella todavía maldijo a Cecilia como una tonta.

Clara no creía que a la chica le gustaba a Cecilia.

Pero Clara se recordó quizá por Francisco.