El Amor De Antonio Capítulo 66: La estaba esperando especialmente

sprite

El Amor De Antonio novela Capítulo 66: La estaba esperando especialmente

En El Amor De Antonio Capítulo 66: La estaba esperando especialmente, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee El Amor De Antonio Rosa amarilla Capítulo 66: La estaba esperando especialmente en readerexp.com

Clara sabía que Elisa se lo dijo a propósito, así que frunció las cejas y miró a Francisco y Cecilia subconscientemente.

Con una sonrisa en la cara, Francisco miró a los ojos de Clara con un fervor difícil de percibir por los demás. Incluso, en ese fervor, se implicó el deseo de poseerla.

Cecilia, estaba muy orgullosa, como si quisiera decir a Clara que ella, Clara, solo era una empleada de inferior rango, pero ella misma, era esposa de Francisco.

-Hija de puta.- Alejandra maldijo en voz baja.

Clara rio fríamente en su mente pero dijo con calma, -Perdón, soy alérgica al alcohol en determinadas horas. Por desgracia, ahora no puedo beber, así que no puedo hacer un brindis. Señor Pastor, usted es tan generoso que me perdona, ¿verdad?-

Francisco, -…-

Todos se mantenían en silencio.

¿Cómo era que ella era alérgica al alcohol en determinadas horas? Debería estar mintiendo, ¿no?

Cecilia tenía mala cara. Había pensado que esto podría asustar a Clara, pero ella no fue influida. 

Cecilia quería enfadarse, pero Elisa se precipitó a decir, -¡Clara, cómo te atreves a hablar con el señor Pastor de esa forma! Es tu honor poder beber con el señor y la señora Pastor.-

-¿Vicegerente, por qué hablas así? No es mi culpa ser alérgica al alcohol. Te cedo este honor. Creo que te gusta.-

Mientras decía, puso la copa delante de Elisa.

-Tú…-

Elisa se sonrojó. Quería enfadarse, pero no se atrevía, así que se quedó un poco embarazada.

La situación se volvió muy embarazada, y muchos personales de alta gerencia fruncieron las cejas.

Al ver esta situación, Telma se levantó precipitadamente sosteniendo la copa y dijo ligeramente, -Perdón, señor Pastor, mi empleada era inmadura. Clara no podía beber, así que yo bebo por ella.-

Telma era una persona muy lista. Después de hablar, bebía primero. 

Al ver que Telma alivió la situación, CEO dijo sonriendo, -Telma es muy inteligente.- Luego reprendió a Clara con una cara seria, -Clara, no podrás actuarte así posteriormente.-

-Sí, CEO.-

Clara asintió con la cabeza sonriendo y dijo con disculpa a los demás, -Gerentes, ustedes comen primero. Vamos al baño.- Después de decir las palabras, Clara llevó a Alejandra a salir del cuarto sin mirar atrás.

Detrás de ellas, Cecilia apretó las manos y disponía de tanto enfado en su mente que tenía una cara sombría.

-Jaja, estoy muy contenta. Clara, la actuación tuya es tan excelente que quiero tributar aplausos.-

Después de que ellas salieron del cuarto, Alejandra que había aguantado durante mucho tiempo, no pudo contener las risas y elogió a Clara. Ya desapareció su enfado y estaba muy contenta.

-Antes no entendía por qué la empresa nos envió a participar en la fiesta. Pero con la aparición de Cecilia y Francisco, ya adivino la razón.-

Clara se rio con ironía, -Cecilia quería aprovecharse de mí. Buena idea.-

Alejandra no podía cesar de reír, -Es una pena que no hayas visto su cara. Quería enfadarse pero tuvo que contenerse, que es realmente ridícula.-

Clara también sonrió y dijo, -Vale, no hablemos de esto. Vamos a comer.-

-Bien. Tengo muy buen apetito ahora. ¿Qué vamos a comer?-

-Comida deliciosa.-

Clara sonrió dulcemente y llevó a Alejandra a un cuarto en la esquina del pasillo.

-¿Cómo? ¿Cuándo hiciste la reserva?-

Alejandra preguntó a Clara delante de ella sorprendida, pero una vez terminada su pregunta, vio a la persona sentada a la mesa.

El hombre estaba sentado elegantemente. Llevó una camisa blanca y puso su chaqueta al lado. Con unos ojos encantadores, miró suavemente a Clara. Parecía que la estaba esperando especialmente.

¡Era Antonio!

-¿No te he dicho que no necesitas esperarme y comes primero?-

Clara se acercó a Antonio rápidamente y dijo sonriendo.

-No tengo hambre.-

Antonio dijo ligeramente y abrió la silla para Clara gentilmente.

Clara se sentó y dijo a Alejandra, -Siéntate. Comemos.-

Alejandra eligió una silla lejos de ellos y dijo sonriendo, -Resulta que habéis quedado en comer.- 

-Claro. ¡Qué aburrido comer en ese sitio! Me gusta más comer con Antonio, así que le envié la dirección después de salir del trabajo.-

Clara sonrió mientras llevaba la comida a Antonio.

Alejandra se sintió un poco embarazada, -¿Os molesto?-

Antonio respondió ligeramente, -En absoluto. Come. He pedido unos platos para ti.-

-Muchas gracias.-

Alejandra se sintió aliviada y comenzó a comer los platos sabrosos.

Clara rio por su comportamiento pero no la molestó. Miró a Antonio y dijo, -Grupo Pastor dispone de acciones del Grupo Santa y tal vez Cecilia haga trato con el Grupo Santa.-