El Amor De Antonio Capítulo 72: La mujer era atrevida en extremo.

sprite

Leer El Amor De Antonio novela Capítulo 72: La mujer era atrevida en extremo.

La novela El Amor De Antonio Capítulo 72: La mujer era atrevida en extremo. es muy buena. En Capítulo 72: La mujer era atrevida en extremo., no podía dejar de leer. He leído bastantes historias de Rosa amarilla , pero con el libro El Amor De Antonio, todavía tiene mucho regusto por sí mismo. La belleza de la historia Rosa amarilla es que, por dolorosa y angustiosa que sea, sigue atrayendo a personas que no pueden darse por vencidas. No es una fantasía color de rosa, que una niña Cenicienta se enamore de un príncipe en un caballo blanco, luego los dos se dan la mano y viven felices para siempre. Pero el amor es una cosa pequeña en un centenar de otras cosas en la vida. Lee la El Amor De Antonio novela Capítulo 72: La mujer era atrevida en extremo. en readerexp.com

Clara se levantó, se lavó, bajó a desayunar, y luego fue a trabajar.

Al entrar en el departamento de medios, Alejandra le dijo con actitud apático, -Clara, una hora después va al salón de reunión informativa, hay trabajo-

-¿Qué te pasa? ¿por qué tienes mala cara?-

Clara le miraba con sorpresa, parecía que se asustó por ella.

Y la amiga suya puso los ojos en blanco, le contestó, -Cecilia la hija de puta, hoy ella va a firmar el acuerdo con el Grupo Santa formalmente. Y el superior ha mandado nombradamente que vayas a la escena-

Ella se atontó, pero eso no duraba mucho tiempo, -¡Uf! ¡Qué rápido! Acaba de ingresar en empresa, ¿está tan impaciente por aplastarme la arrogancia?-

-La perra no puede mantenerse apacible en cualquier lugar.- La cara de Alejandra estaba llena de mala asombra, -Pero ante esta situación, salvo que vas, no te queda otra elección-

-De nada, yo voy. Esto solamente es un principio. Si ahora no puedo soportarlo, ¿cómo seguiré mi trabajo?-

Clara reía perfunetoriamente. Frente a la provocación de Cecilia, la cual no temía totalmente.

Aproximadamente eran las diez por la mañana, la sesión informativa de vuelta de Cecilia empezó a tiempo como el plan en el salón de reunión informativa del Grupo Santa. En la ocasión, además del medio propio, había cinco otros invitados para que se animaran el ambienta para ella. La escena era extraordinariamente grandiosa.

Cuando Clara llegó al salón, Cecilia ya subió al escenario y estaba dando entrevistas.

-Señora Bellido, esta vez firmas acuerdo con el Grupo Santa, en cuanto al nuevo patrón, ¿qué te parece? Según lo sé, has tenido contacto con Grupo Naranja Arte y Grupo Ídolo estas empresas que son más conocidas entre las del país. ¿Por qué finalmente has elegido el Grupo Santa?-

-Primero, muchas gracias a ustedes pueden tomar un tiempo de la apretada agenda para asistir a mi sesión informativa de vuelta. En cuanto a la razón que he elegido el Grupo Santa, lo más importante es que abrigo esperanza de sus perspectivas. En el presente, tal vez el Grupo Santa no sea tan bueno como Grupo Naranja Arte y Grupo Ídolo en el cine y la televisión, pero tengo mucha confianza en él que no tardará mucho en salir de esta situación, y también confío en que él me ofrecerá la mejor plataforma de desarrollo-

En el escenario, la respuesta de Cecilia podía ser perfecta. Era notable que todo lo que dijo fuera el texto preparado.

-Señora Bellido, Según dicen, el Grupo Santa y el Grupo Nevada han llegado a la colaboración, y han pasado unos días, has firmado el acuerdo con el primero. ¿Si vas a desempeñar algún papel de esta película?-

-Sí, yo acabo de ingresar en el Grupo Santa. Actualmente estoy hablando sobre otra cooperación. En cuanto a la con el Grupo Nevada, ahora todavía no recibo ningún aviso. Sin embargo, si yo tengo una oportunidad de lograr un papel, informaré a todos primero.-

Cecilia y los medioas, uno preguntaba y otro contestaba. Todo el mundo estaba hablando sobre el desarrollo de futuro sin que nadir recordara que este mujer se había metido en el escándalo fracasado y desacreditado.

Alejandra estaba al lado de Calra. Al eschucar el discurso, no aguantó poner los ojos en blanco, -¡Qué atrevida extremadamente la mujer es! Es solo una reunión de vuelta, ella se atreve a aprovechar el Grupo Nevada inventar noticias. Ella les contesta de manera tan confusa, los medios supondrán al azar, ¿no?-

-El Grupo Nevada tiene un gran impacto. En otra parte, su contesta es real, el Grupo Santa de hecho intenta cooperar con el Nevada. Ella les dice así, este deberá de no tener alguna oposición. Pero Clara hizo una mueca de desdén, que era obvio que no estaba acuerdo con el modo suyo.-

De repente Alejandra dio una sonrisa maliciosa como el zorro robó los pescados, -De veras, el Grupo Nevada no planteará alguna oposición, pero esto se basa en que ella no sabe la relación entre tú y el señor Díaz. Me pasa una idea por el mente de pronto: quiero enterarme de la respuesta del Grupo Nevada, eso será bastante interesante-

Clara echó una mirada a su mirada y rio también, -Siento lo mismo-

Durante el tiempo que las dos consevaban, los medios hacieron muchas preguntas fundamentales a seguida a Cecilia, hasta que ella les contestó todo, finalmente desviaron la atención en los chismes.

-Señora Bellido, respecto a que tú has firmado el acuerdo con el Grupo Santa, por Internet, muchos internautas están adivinando el razón es debido al conflicto entre tú y Clara Gonzáles, por eso quieres dirigirte los ataques contra ella intencionalmente. La noticia sobre vosotras ha provocado una gran conmoción, ¿qué es la situación concreta? ¿puedes hablar un poco?-

Las cuestiones de los periodistas eran penetrantes. Al oírlo, Clara frunció el ceño repentinamente, y en su corazón surgió la mala premonición.

-El caso ya se ha terminado. Y es imposible que yo haya firmado el acuerdo con el Grupo Santa con intención de atacar a ella. De todo modo, lo que ha pasado es un error que yo he cometido. Yo he consegido el perdón de la señora Gonzáles. Desde hoy yo me convierto en la colega de ella, por eso deseo que ustedes no pongan el foco en eso. Yo y el señora Gonzáles, se nos han disipado los malentendidos. Si están desconfiados en eso, pueden preguntarlo a ella-

Hasta aquí, la mirada de Cecilia de repente cayó en la cara de Clara.

A lo largo de su vista, el foco principal derivó hacia ella rápidamente.

Clara arrugó fuertemente el entrecejo.

Alejandra que estaba en su lado notó con comprensión retrospectiva el mal propósito de Cecilia, y se quedó hosca en seguida.

¡Qué buena calculadora era la mujer! Quería aprovechar esta oportunidad de obligar a Clara reconocer que lo que dijo ella fuera la verdad.

Según la presente situación de la pobre chica, si ella no podía contestarles de manera apta, se temía que provocaría el descontento de los superiores de la empresa.