El Prohibido Amor de un CEO Batalla final. primera parte

sprite

El Prohibido Amor de un CEO novela Batalla final. primera parte de Liliana Situ

En El Prohibido Amor de un CEO novela Batalla final. primera parte autor Liliana Situ los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a El Prohibido Amor de un CEO Liliana Situ Batalla final. primera parte en readerexp.com

"Acostumbras siempre a secuestrar a tus pasajeros imbécil?"

Teresse trata de detener la sangre que le recorre la garganta y el cuello en vano mientras le pregunta al conductor que si bien no reconoce, si la ha tomado desprevenida y con la guardia baja.

"Solo cuando los pasajeros se dirigen al mismo lugar que voy."

"Que relación tienes con las personas que viven en Golden Osmanthus?"

Pregunta Carl quien mantiene la vista en el camino sin despegar las manos del volante, pues no necesita amagar a la chica herida.

Fue una sorpresa para él que esa mujer mencionara el destino.

Con suerte, ella tenga algo que ver con Emily, quien se empeña en hacerse pasar por otra persona con ese cabello rubio y lo ojos de otro color.

Pero Emily no pudo engañarlo a él.

Carl no entiende como Edward la ha visto muchas veces y no la ha reconocido...

"Vete a la mierda cabrón, no te diré nada..."

Teresse se recarga en el sillón sopesando sus posibilidades reales de sobrevivir antes de llegar a su destino.

Ella no tiene ni celular ni nada con que defenderse de ese hombre que le cortó la garganta con una daga.

Y lo hizo de una forma que si ella hiciera algún esfuerzo contra él, se desangraría más rápido.

Ahora lo único que lamenta es haber tomado ese taxi.

"No me importan tus insultos tontos."

"Aún tienes algo de vida para que puedas responderme de ese modo, eh?"

"Pero si no me eres útil serás un daño colateral, el cual por cierto no lamento."

El taxi se detiene en las plumas de acceso de estacionamiento subterraneo de los exclusivos departamentos, por lo que el guardia de la zona le pregunta a que departamento va.

"Dejame entrar idiota si no quieres ser el responsable de su muerte."

Carl señala a la chica quien se desangra a su lado.

Sin embargo el guardia forcejea con Carl para quitarle el arma de fuego.

Al ser más rápido que ese inexperto guardia, Carl lo deja noqueado de un certero golpe.

Saliendo del auto, Carl presiona el botón que levanta la pluma y conduce el auto hasta estacionarlo.

Carl desciende del auto, regresa hasta donde está guardia y la entierra la daga afilada en el pecho del hombre varias veces hasta que el charco de sangre mancha el pavimento.

Silbando una canción alegre, Carl regresa al auto, saca a la chica de forma brusca para usarla como rehén.

Sissy se acerca a ellos, pues ella entró con su auto detrás del taxi que manejaba Carl.

"Te extrañé bebé..."

Sissy enrolla sus brazos alrededor del cuello de Carl antes de darle un beso ardiente.

Sin embargo un agudo e intenso dolor en su costado la sorprende.

Un liquido caliente se desliza hasta su pierna.

La chica se mira el estómago y encuentra su ropa manchada de sangre.

Ella no sabe de donde ha salido o si es de ella.

"Lo siento bebé, solo son negocios, nada personal."

Carl saca la daga que enterró en el cuerpo de la chica.

"Cumpliste tu cometido y te agradezco tu ayuda en esta ocasión."

La chica cae de rodillas completamente atónita y asustada!

"Pero no puedo dejar cabos sueltos, chao!"

Carl empuja el cuerpo de Sissy quien está falleciendo sin comprender porque su amante la asesinó!

Con rudeza, Carl recoge del suelo a Teresse quien parece una muñeca casi sin vida.

La arrastra de un brazo hasta llegar al ascensor donde la mete dejándola recargada en el suelo del elevador y presiona el botón donde cree que encontrará su objetivo final.

Uno de los tres que tiene que eliminar, pero con la ayuda de Emily, Carl sabe que logrará atraer a Edward a ese lugar, donde, irónicamente, su primo antes vivía.

"De verdad que el mundo es demasiado pequeño!"

"Y ustedes los que se ostentan como los chicos buenos ponen todo tan sencillo para nosotros los "malos."

"Si tan solo Emily hubiera sido más lista para irse a otra ciudad, nada de esto pasaría."

Carl habla hacia la chica aunque realmente realiza un monólogo malvado mientras se mira en las paredes pulidas del ascensor.

"Ahora todos ustedes perecerán por mi mano, lo cual debo decir que es un privilegio para mi."

Teresse trata de levantar la cabeza para darle una mirada de odio por su monólogo de super villano de pacotilla...

Pero la chica no logra mantener la cabeza erguida por muchos segundos seguidos, por lo que baja la cabeza sintiendo un frío terrible que le recorre el cuerpo.

Tiene las extremidades adoloridas y entumidas a tal grado que ya no puede ponerse de pie.

Un último pensamiento para Tommy...

Ella se disculpa con él por haber huido de esa forma y no haber hablado para solucionar los problemas de los cuales ella escapó.

El ding del elevador resonó en el piso y Maggie quien estaba hablando con un cliente extranjero para la compra de una pintura, volteó la cabeza un segundo para ver quien había subido a su piso.

Y se le cayó el celular cuando vió a una chica ensangrentada en el suelo y un hombre que salió corriendo del ascensor tomándola por sorpresa.

Pero tal vez la primera impresión de Carl al ver a la chica es que sería una chica indefensa.

Nada más alejado de la realidad!

Maggie esquivó bien el amague de Carl para atraparla.

Ella golpeó el pecho del hombre para alejarlo y se preparó para la pelea.

Pero la determinación de Carl no tiene límites, por lo que con su pequeña daga escondida hizo pequeños cortes en los brazos y manos Maggie quien se retira un poco para tratar de averiguar donde esconde la daga escondida.

"Sabes defenderte."

"Pero no eres rival para mi."

Señala Carl de forma burlona.

"Indícame donde está Emily para que no tenga que asesinarte."

El ruido de voces en el pasillo alerta a Johana quien se asoma para ver con quien discute Maggie, pues cree que ella sigue peleando por teléfono con el cliente.

Pero Johana ve a Maggie en posición de defensa contra un desconocido que la amenza.

"Johana no salgas!"

Maggie grita.

Esa advertencia fue útil para Carl quien toma de rehén a Maggie.

Justo cuando la chica gritó James y Dániel salieron a ver qué ocurría.

Ellos si reconocen a Carl de inmediato, a pesar de sus tatuajes y su corte casi a rape.

Lo más impresionante de Carl es su físico.

Tan marcado y fuerte.

Su determinación y sus ojos asesinos cuando los mira a ambos, en especial a James, al que odia profundamente por tener siempre el aliento y cariño de su abuela a pesar de no ser un Situ como tal, asombra a los chicos.

"Que tal!"

"Todos los inútiles reunidos en un solo lugar para mi conveniencia!"

Grita feliz Carl al verlos.

"No saben cuanto agradezco que estén aquí todos reunidos para que me sea más fácil sacarle a alguno de ustedes donde tienen escondida en este edificio a Emily Mu."

Los ojos de Dániel y James vagan entre ellos, pero un ligero movimiento delata a James, quien mira a la puerta de enfrente.

Maggie se retuerce en los poderosos brazos de Carl para tratar de zafarse de su abrazo mortal.

Carl la aprieta más y más hacia él haciendo que a la chica le falte el aire.

"No me digas!"

"Que original!"

La risotada tan macabra y burlona de Carl enfada a los chicos.

"Ella vive ahora donde antes vivía su amado Edward!"

"No puedo creer tanta estupidez y cursilería barata!"

Carl está asqueado de solo pensar en esas estupideces.

James se adelanta para enfrenta a Carl pero este empuña una daga afilada más grande la cual presiona fuertemente contra la garganta de Maggie.

"Aléjate estúpido si no quieres que la degolle rápidamente!"

James lo mira con odio, mientras que los demás miran a alguien más que se arrastra fuera del elevador...

"Teresse!"

Gritan Dániel y Johana al mismo tiempo.

Ellos corren para socorrer a la chica quien después de arrastrarse un poco fuera del elevador cae al suelo.

Inerte.

Johana le da la vuelta a la chica, localiza la herida que aún emana líquido rojo viscoso y frío, por lo que pone su mano para hacer presión para parar el samgrado.

Ella le pide a Dániel que lleve a Teresse adentro para curarla y darle algo para que no muera.

"Entonces si fuiste de ayuda cariño."

Carl de dirige a la moribunda Teresse.

"Ahora tu serás de más ayuda."

Y ahora habla hacia Maggie.

"Abre la puerta del departamento y entremos juntos."

"Tu te quedas fuera James y le marcas a ese bastardo de Edward."

"Dile que quiero que presencie la muerte de su amada Emily ante sus ojos."

Carl se ríe como el desquiciado que es, arrastra consigo a Maggie quien aún patea y se remueve en sus brazos, pero cuando siente la navaja afilada cortandola sin remedio abre la puerta.

Ambos entran al departamento y lo cierran.

James abre la puerta para entrar también después de solo unos cuantos segundos, solo para encontrar a Maggie en el suelo.

Él se dispone a enfrentar a Carl por lo que le ha hecho a su prometida!

Pero Carl no se fija en James.

Él sigue buscando a la chica que debería estar ahí, pero increíblemente no hay nadie en ese departamento.

Maggie se levanta del suelo, se toca el cuello sintiendo un delgado hilo de sangre que le resbala del cuello hasta su blusa.

Sin que nadie le diga, ella va al departamento de enfrente.

"Pagarás por lastimar a las chicas idiota!"

"Siempre supe que eras un hijo de puta sin alma ni sentimientos!"

"Pelea con alguien de tu tamaño!"

James lo enfrenta.

Carl limpia de un golpe las cosas que había en la mesa, haciendo que todo se rompa, pues no en verdad que no hay nadie en esa habitación!

No hay nadie escondido en el balcón, el closet,

debajo de la cama,

detrás de alguna puerta

o armario escondido.

Se le había escapado a otro lado la puta Emily!

Ahora Carl tiene que matar a ese idiota para buscarla en otro piso.

"Si eso quieres, acabaré contigo rápido!"

"Aunque me encantaría disfrutar torturándote..."

"La verdad me interesa más quebrar al hijo de puta de mi primo matando a su mujer."

Carl deja de hablar y lanza varios golpes contra el cuerpo de James.

Él chico se defiende estupendamente y logra asestarle algunos golpes en las costillas de Carl, haciendo que se moleste por los golpes recibidos.

"Perra, te mataré por golpearme!"

Carl brama enloquecido.

Cuando Carl pelea se imagina que se esta defendiendo de todas las palizas brutales que recibió cuando llegó a la cárcel.

El ataque de Carl es infame y rápido.

Golpea con la palma de su mano la mandíbula de James, logrando que caiga al suelo para patearlo con fuerza.

James toma el pie de Carl, lo retuerce y logra alejar a Carl, hasta hacerlo caer al suelo.

Dániel entra para enfrentar también a Carl, mientras que Johana no se da abasto atendiendo a las chicas heridas.

La más grave, la que ya esta a un paso de la tumba es Teresse, quien ha perdido mucha sangre.

Johana llama a la ambulancia de los black con un código negro, osea un código de muerte.

Mientras ella trata de darle algunos extractos reparadores y el extracto de vida que tiene a la mano, Johana siente que la vida de Teresse lentamente comienza a escaparse...

Lo puede ver en sus ojos que comienzan a apagarse.

"No, no, no, no, no, no..."

"Teresse quédate con nosotras!"

"Tommy estará aquí pronto y te curaremos!"

"No te vayas, no te vayas aún!"

Maggie quien ya se ha puesto un parche en la herida para detener la hemorragia, también le ayuda a Johana para hacerle pasar por la garganta el extracto de vida y fuerza para que Teresse no fallezca.

"La ambulancia ya viene, ya esta llegando!"

"Por favor no mueras!"

"Maggie ayúdame a bajarla para que se más rápido."

"Creo saber su tipo de sangre, ayúdame a bajarla."

"En la ambulancia tenemos de todo para salvarla, vamos!"

Las chicas la cargan sin problema y juntas salen al pasillo, solo para escuchar la pelea entre los chicos en el departamento de Lorelay.

"Ella no estaba ahí."

"No se como pudo salir sin que la viéramos."

"En verdad ella es increíble."

Las dos chicas miran el departamento un segundo antes de que Maggie siga hablando.

"Ese tipo, es lo contrario a ella."

"Su maldad es increíble."

"Se desprende de él un halo demasiado maligno..."

"No se si Lorelay pueda derrotarlo, no tiene miedo a nada."

Johana asiente pues también presenció su maligna aura, asustándola un poco.

Ese hombre no tiene miedo a morir.

Solo hay determinación mortal y perversa en sus ojos.

La ambulancia llegó solo dos minutos después del llamado.

Encontró al guardia muerto en el suelo, por lo que un enfermero presionó el botón para que la pluma subiera y asi ellos pudieran entrar.

Justo en ese momento las chicas salían del ascensor y un auto derrapa en la entrada del estacionamiento.

Tommy, completamente mortificado sale del vehículo y corre al ver que las chicas traen a su esposa en brazos.

"Teresse!"

Grita Tommy, quien la carga para llevarla a la ambulancia que ya tiene todo listo para pelear por la escasa vida de la chica.

Arriba, James sangra por la nariz y tiene algunos cortes en los antebrazos, mientras que Dániel se hinca para recuperar su aliento.

"Ustedes no son rivales para mi, solo ese Edward lo es."

"Entrené muy duro y soporté palizas brutales que me dejaron casi al borde de la muerte para regresar y vengarme."

"Una vez, cuando casi morí, hice un trato con un demonio para tener más fuerza, por lo que ahora tengo su ayuda también."

Carl no esta herido, solo un poco cansado y fastidiado de perder el tiempo con esos estorbos.

Él decide que es momento de matarlos a los dos, pero el ding de nuevo sonó en el pasillo, indicando que el ascensor subió.

La chica que Carl estaba buscando salió del ascensor caminando como si nada.

"Así que no eres tan cobarde para huir de nuevo verdad?"

"Aunque ese video estaba manipulado, en verdad me hubiera gustado disfrutar de ti en la cama como lo hice con Lucy."

Las putas palabras de Carl están cargadas de odio intenso.

"Solo espera ahí un segundo para que pueda atenderte."

"Déjame acabar con estas escorias para que esperaremos juntos la llegada de Edward."

"Quiero que el vea el show que tengo pensado ofrecerle!"

Lorelay no se mueve de su lugar, ni habla.

Solo observa a los dos hombre heridos.

Su furia se incrementa un cien por ciento, por lo que les hace señas a los chicos para que desistan de pelear.

Ella se encargara de todo.

De nuevo.

"No Lorelay, esta vez no te dejaremos sola!"

"Tendrás que pasar por encima de nosotros para llegar a ella!"

"Lorelay corre!"

James y Dániel se paran frente a ella, haciendo una valla humana contra Carl.

Lorelay da un paso al ascensor, presiona un botón, pero después le ordena a Carl fuerte y claro.

"Te espero en el primer piso."

"Tienes menos de un minuto en lo que esta cosa baja."

Con mucho dolor, Lorelay deja inconscientes a los chicos frente a ella.

La puerta del elevador se cerró mientras ella veía la sonrisa desquiciada y retorcida de Carl, quien baja corriendo las escaleras mientras ríe como loco.

Lorelay en su sueño dejo que la oscuridad de su madre la consumiera por completo.

Pero el precio que tiene que pagar la chica por esa fuerza oscura es estar casi al borde de la muerte.

Pero ella tiene confianza que el extracto de vida doblemente potente que tomó previamente la salvará si pierde mucha sangre en la pelea.

Ella tiene que matar a Carl con sus propias manos.

Lorelay debe hacerlo para terminar esa batalla personal y retomar su vida.

Y sus planes de joderle bastante la vida a Edward.

Todos sus planes los había dejado en pausa, pues esa guerra los había tomado por sorpresa.

Pero Lorelay no olvida que su principal objetivo es hacerle pagar a Edward todo lo que le hizo antes.

Tiene que pagar hasta la última humillación y dolor tanto físico como mental que me causó sin querer o queriendo.

También quiere reconstruir su empresa,

consolidar las demás y

seguir pintado.

Por irónico que fuera, Lorelay se siente tan inspirada ahora para hacer una línea de joyas y ropa con motivos de mujeres fuertes como ella.

Carl llega primero al primer piso y observa que solo hay algunas personas que lo miran con extrañeza.

Él agita la daga frente a ellos antes de gritarles que se larguen.

Todos hicieron caso.

Menos el único guardia de seguridad que se había quedado en ese lugar para esperar a la policía, pues ya se han dado cuenta del fallecimiento de su compañero en el estacionamiento.

Otro de los tres guaridas que custodiaban la entrada fue a revisar la extraña ambulancia que esta atendiendo a una mujer herida.

Carl voltea la cabeza cuando el ding del elevador lo alerta, por lo que dejó asesinar al guardia para después.

Su prioridad era ahora es esa mujer que le parece demasiado complicada ahora.

Lorelay sale precedida por un sombra negra.

Carl puede ver muy bien a la sombra que custodia a la chica.

Como si se tratara de algún demonio sombra.

Pero eso solo parecía ser producto de su imaginación.

"No te cansas de jodernos la vida Carl?"

Lorelay aun esta adolorida y cansada, pero también harta y fastidiada con ese hombre, al que antes consideró amable, lindo y educado, incapaz de dañar a nadie.

Pero eso fue hace tanto tiempo...

"Quieres saber una cosa chistosa Emily?"

"Recuerdas a ese imbécil noviecito que tuviste cuando trabajaste páramo en la empresa de diseño?"

Carl habla causándole asco a la chica.

"Como se llamaba..."

"No recuerdo ahora su estúpido nombre."

Carl se toca la cabeza con la enorme daga afilada que sacó de una de sus botas.

Él quiere usar ese cuchillo para cortar la hermosa piel de esa esa mujer.

Carl quiere desollarla viva y dejar el espectáculo para los ojos de su primo.

"Dorian, se llamaba Dorian."

Responde Lorelay quien se acerca a paso lento pero seguro a Carl.

Ella siente que esta en un sueño, en el cual su cuerpo es manipulado por alguien más...

Por alguna alma de la vida anterior que tiene un rencor impresionante contra el alma que esta dentro del inútil cuerpo de Carl.

"Yo lo contraté para que estuviera contigo."

"Quería que Edward te viera en fotos que sus espías te sacaban para que pudiera sacarlo de concentración y matarlo la primera vez."

"Esa vez que él desapareció recuerdas?"

Lorelay recuerda cuando Edward se fue de viaje y no había vuelto hasta mucho tiempo después.

"También le pagué para que te violara y lo iba a gozar tanto."

"Pero ese idiota de Edward llegó y te salvó, echándonos a perder la diversión a mi y a Lucy..."

Carl suelta una risita burlona.

Lorelay solo incrementa su gigantesca ira contra él.

"Si ya acabaste de confesarte, puedo terminar con tu miserable vida?"

Cuestiona la chica con voz de ultratumba!

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!