El Prohibido Amor de un CEO Desaparecida

sprite

Leer El Prohibido Amor de un CEO novela Desaparecida

La novela El Prohibido Amor de un CEO Desaparecida del autor Liliana Situ es una novela emocionante y fascinante historia En Desaparecida, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Liliana Situ Construcción Cada personaje en El Prohibido Amor de un CEO es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Desaparecida y los capítulos posteriores de la novela El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

Edward entra a la casa buscando a Emily por todas partes.

Él corre buscando dentro de las habitaciones, en los pasillos...

"Emily!"

"Emily!"

Grita Edward para que la chica pueda salir de dónde estaba.

Edward se detuvo frente a la ventana mirando a una chica en el prado que el aire mueve su cabello y ropa con fuerza.

"Emily, Emily!"

Volvió a gritar Edward.

Pero entonces él pudo ver a Lucy que se acerca a ella por detrás.

Edward desciende las escaleras corriendo para asegurarse que Lucy no le haga daño a Emily.

Lucy se acerca a Emily con rapidez.

Emily no muestra signo alguno de miedo ni angustia.

La chica se veía calmada y distante.

"Recuperé lo que era mío."

"Jamás debí haber hecho ese intercambio contigo."

Emily habla sin voltear a ver a Lucy.

La niña fija sus ojos en las olas y las rocas mojadas y filosas pero un dolor frío la recorre de arriba a abajo.

Emily siente que mil agujas le atraviesan todo el cuerpo!

Sin saber cómo, Emily se hincó en el césped.

Colocando una mano en su pecho, la niña siente un dolor sofocarla por completo.

Entonces, Emily puede ver una visión en su mente.

Como si ella lo hubiera vivido en primera persona.

Una hermosa mujer de cabello largo mojado y ropa desgarrada corre por la playa.

Detrás de ella se escuchan pasos de hombres que la persiguen.

"Leila!"

"Detente ahora o mataré a los niños!"

Gritó Jared, el esposo de Leila, padre de Emily.

"Jared!"

"Dijiste que nos amabas y confíe en ti!"

"Porque nos haces esto?"

Sin querer, el pie de Leila se atascó en la arena, por lo que ella trastabilló.

Cómo ella había bajado su velocidad, Jared pudo alcanzarla.

Jalandola del cabello, el hombre la detuvo.

Girandola para que pudiera verla de frente, Jared habla.

"Ustedes los Baek se creen tan buenos y benevolos!"

"Se dan el lujo de despreciar dinero por sus conocimientos y eso es injusto!"

"Siempre he querido ser millonario y poder hacer todo lo que he querido."

"Pero tú..."

"Junto con tu estúpida y moralista familia que esconde esos secretos que se pueden vender por muchísimo dinero, siempre desconfío de mi!"

"Y sabes que?"

"Tenían razón!"

"Solo me acerque a ti por dinero!"

"Tú te enamoraste como la estúpida creída que eres!"

"Ahora iremos de regreso y si no me das los libros que guardan, mataré a tus hijos!"

"Camina Leila!"

Jared todavía tomándola del cabello, caminó de regreso a ese lugar escondido, pero ya no había ningún Bae ahi.

Solo quedaban en esas casas vacías.

"Dónde están todos?"

"Los libros dónde están?"

"Como es que todos desaparecieron?"

Jared vocifera enfurecido por completo.

Leila se rie feliz al verlo tan desesperado.

"Yo sabía de tu codicia y avaricia, pero aún me resistía a creer en eso."

"Pero cuando esos hombres entraron lo supe enseguida."

"Por eso alerté a toda la familia y huyeron de esos bastardos como tú."

Exclama Leila.

"No te queda nada!"

"Los niños se reunirán más tarde y vivirán bien."

Jared, con ojos rojos debido al coraje al escuchar las malditas palabras de su aún esposa no se puede controlar.

El desgraciado hijo de puta golpe con fuerza la cara de la mujer, haciéndola caer al suelo.

Leila escupe sangre antes de seguir riendose del tonto hombre.

Ella sabe que es la sentencia de muerte para Jared no llevar el libro prohibido a los mafiosos que lo están patrocinando.

"Estás muerto!"

"Aunque muera, renaceré para hacer mejor las cosas."

"Pero tú..."

"Esta es tu última vida y de eso me encargo yo!"

Gritó Leila quien abrazó con fuerza a Jared para dejarse caer al mar...

Ese bravo, frío y profundo mar.

Las olas los empujaron contra las rocas, el agua fría golpea el cuerpo cansado y débil de Leila.

La marea pudo devolver a la orilla a la débil mujer, pero Jared la arrastra de vuelta al mar.

Sin embargo, Leila pudo librarse de su agarre.

La marea fue envolviendo al hombre más y más hasta que se perdió mar adentro.

La madre de Leila, los observó de lejos y esperó en la playa segura de que su hija regresaría para que pudiera despedirse.

Cuando estuvo acostada en la orilla, la madre de Leila se sentó frente a ella.

Poniendo sus manos sobre de ella dijo.

"Tu deber en esta vida fue completada."

"Por fin rompiste el lazo que te unía con ese ser oscuro que te quitaba energía en cada vida."

"Lorna te espera del otro lado."

"Ambas aún deben de purificar sus almas para renacer."

"Te veré en un tiempo, hija mía."

"Ahora tomo tu error en mis manos y te libero de esta carga."

"Ve a la luz ahora en completa tranquilidad."

"Te amo hija mía."

"En tu próxima vida vive feliz, sin ese lazo negro que te hacía daño."

Leila dió sus último suspiros...

Su cuerpo descansó en paz.

Emily derramó lágrimas al ver el final de su madre.

Ahora, ella ya no tiene miedo, solo siente la necesidad de volver al oceano como su madre.

Y cortar con ese lazo que la une con ese oscuro ser que la atormenta.

Emily se levantó del cesped...

Lucy pudo ver resolución en la actitud de Emily cuando la enfrenta.

La malvada chica quiere ver pavor y angustia en los ojos de Emily, pero todo lo que ve es...

Serenidad.

"Ahora ya no importa el intercambio ni ese dije ni nada!"

"Lo que importa es que vas a morir en mis manos y de ese modo seré feliz."

Lucy asevera mientras se acerca a Emily quien no retrocede ante el avance de la amenazadora chica.

Cuando Edward descendió las escaleras pudo contemplar la encarnizada batalla entre Carolina y Paul.

Pero ahora no tiene tiempo de ayudar a su amigo, Lucy puede dañar a Emily!

El estruendoso ruido de autos deportivos y varias motocicletas anuncia la llegada de Máscara

de Bronce a la casa.

"Carolina, deja de jugar!"

"Termina y entra ahora!"

Ordena Máscara cuando ve que ella está "jugando" con Paul.

Los hombres de Máscara comenzaron a luchar contra los hombres de Paul y Edward.

Una batalla campal se da lugar en ese amplio jardín delantero de casa de Carolina.

"Ya oíste?"

"Debo acabar de inmediato."

"Así que prepárate."

Amenaza Carolina a Paul antes de emplear toda su maestría y técnicas de pelea contra Paul.

Carolina ahora sí esta cien porciento dedicada en derrotar a Paul e ir con su jefe que la necesita.

Paul pudo sentir el enorme cambio en el modo de pelear de la rifa chica, por lo que no le queda otra más que defenderse.

Dos, tres, cuatro golpes...

Paul golpea el suelo con firmeza.

Carolina conecta con su mano un golpe en la cabeza y otro en la entrepierna del hombre.

Ella coloca sus rodillas contra las costillas un jadeante Paul para ejercer toda su fuerza contra el pecho del maldito hombre.

Carolina logra dejar a Paul sin aire quien queda inconsciente tirado en el suelo.

"Acaben con esto y entren!"

Ordena Carolina mientras camina sangrando por el pasillo.

Edward de pie, detrás de las dos chicas gritó.

"Lucy!"

Emily!"

Ambas mujeres voltearon a verlo.

Lucy abrazó a Emily por los hombros para colocarse detrás de ella y ponerle la daga en su garganta.

"Edward, ella es culpable de todo lo malo que le ha pasado a tu familia!"

"Ella es una zorra que me robó tu amor y envenenó a tu familia!"

"Llama a la policía!"

"Que vengan por ella ahora que la atrapé!"

Lucy exclama con voz delicada y lastimera...

"Lucy, baja ese cuchillo, déjame hacerme cargo."

"No ensucies tus manos."

"Déjame a mí hacerme cargo de ella y de lo que le hizo a mi familia!"

Edward se acerca lentamente hasta rllas.

Máscara sale al jardín por detrás apuntando un arma a la cabeza de Lucy.

"Suelta a mi hermana maldita estúpida!"

"Jamás debí haber confiado en ti!"

Grita el hombre.

Edward volteó a mirarlo con enfado.

"Lárgate cabrón, no nos molestes!"

Vocifera Edward para que Lucy se calme.

Edward necesita que ella confíe en él.

"Tu no te metas idiota Situ!"

"Tengo cuentas que saldar contigo también!"

Amenaza a gritos Máscara de bronce con terribles gritos mientras se acerca con la pistola en alto.

"Suelta a Emily ahora y tal vez tenga algo de compasión por ti, maldita impostora."

Ordena el enmascarado hombre.

Edward se acerca a Máscara para intentar desarmarlo pues esta claro que no la iba a bajar.

Él no tiene tiempo de explicarle lo que planea.

Máscara le apuntó al pecho, pero Edward esta motivado por su determinación en defender a Emily.

Una nueva pelea se desarrolla en ese jardín entre ellos dos.

Una locura es la casa de Carolina en ese momento!

Lucy se rie al ver la infantil escena de los dos hombres forcejeando.

"Mira que par de grandísimos idiotas son los hombres!"

"0uedes engañarlos tan fácilmente y ahora hasta pelean entre ellos!"

Lucy se burla de todos.

"Que te parece si apostamos a que ambos se matan."

"Así me ahorran el trabajo de asesinarlos!"

Emily observa a los dos hombres vestidos de traje, peleando entre ellos con destreza.

Carolina arriba al lugar en ese justo instante.

La segunda de Máscara camina hacia Lucy con soltura.

"No te acerques más!"

"La mataré y se acabará todo aquí!"

Grita Lucy al ver que Carolina se acercaba.

Ese grito hizo que ambos hombres dejaran un segundo de pelear y miraran a las mujeres.

"Carolina, hazlo rápido."

Ordena Máscara.

Ella camina de nuevo hacía Lucy para arrebatarle la daga, pero Emily se alejó de ella.

La chica se detiene a la orilla del pequeño acantilado.

"Emily?"

Carolina cuestiona atónita a la chica.

Ella no entiende porque se aleja Emily de ella si esta intentando ayudarla!

La sangre comenzó a resbalar por el cuello de Emily, manchando la ropa.

La niña se limita a decirle.

"Déjame sola!"

"Ya no quiero saber nada de nadie!"

"Alejate de mi!"

Todos miraron incrédulos a Emily debido a sus fuertes y depresivas palabras.

"No le interesó a nadie de verdad!"

"Estoy harta de ser siempre la que más sufre por todo y por nada!"

"Estoy cansada!"

"Estoy harta!"

"Estoy vacía, ya no tengo nada más que pueda darles..."

"Ya no hay  nada..."

"Tu ganas Lucy."

Está vez, Emily habla específicamente hacía la maldita chica.

"Edward me violó y lastimó para vengarte cuando creyó que mi hermana te había matado en ese accidente."

"Me amenazó por diversión..."

"Aunque después me hizo creer que le interesaba."

"Y hasta me hizo creer que me quería!"

"Después apareciste tu y me hizo ver   que siempre fui solo su muñeca sexual!"

"Solo eso y nadamás!"

"Ganaste Lucy!"

"Me doy por vencida."

Todos se quedan fríos debido a las terribles declaraciones de la pobre Emily, las cuales lastiman en diversos grados a los hombres cuando las escucharon.

"Emily, eso no es cierto."

"Yo de verdad me preocupo por ti y..."

Edward replica.

"Cállate Edward Situ!"

"Tu no sabes el inmenso daño que me haz hecho!"

Vocifera muy enfadada Emily.

"Hubiera preferido que me matarás ese terrible día que me secuestraste y violaste!"

"De ese modo jamás me hubiera enamorado y desilusionado de ti tantas veces!"

"Mira imbécil!"

"Te gusta como se ven tus marcas en mi cuerpo?"

"Me marcaste como ganado!"

"Me hiciste sentir toda tu furia!"

Ignorando la daga de Lucy en su cuello, Emily abriendo su playera para que mostrar las profundas marcas de mordidas, chupetones morados verdes azules y los rasguños.

"Fue un error todo esto!"

"Todo esto!"

Grita Emily.

"Te odio!"

"Prefiero morir antes que tener que verte cerca de mi!"

Emily aprieta las manos de Lucy alrededor de su cuello.

La maldita chica se ríe.

"Vaya!"

"Por fin entendiste lo que eres Emily?"

"Míralos, los dos tan estúpidos por ser hombres!"

"Ambos fuertes e influyentes!"

"Se creen los reyes de su mundo y aún así pude a los dos engañarlos a los dos!"

"Cuando rescataste a Edward de esos asquerosos hombres intercambié tu dije por ese reloj de esa estúpida Elizabeth para que así pudiera acercarme con confianza a él."

"Sabía que ese estúpido niño había visto tu dije esa noche que te seguí fuera del orfanato."

"Por eso lo necesitaba!"

"Y mira que bien creyó Edward mi mentira con ese dije colgado en mi cuello!"

"Así me convertí en su novia y futura prometida!"

"De ese modo podría tener la vida de lujos que siempre he anhelado desde que esa maldita Elizabeth me robó la oportunidad de ser adoptada por Joseph Situ."

Lucy se burla de forma siniestra y desquiciada.

"Y después también pude engañar a ese idiota enmascarado patético porque pensó que yo era su hermana perdida por tener este dije!

Lucy señala a Máscara de bronce quien aprieta los puños debido a la creciente furia en su interior mientras escucha a la maldita chica.

"Espero que se sientan bien idiotas!"

"Una sola mujer los engañó a ambos y de paso pudo dañar lo que ustedes querían proteger con todo falso poder, hombres, armas y demás idioteces!"

Emily se hunde más y más en un estado de furia y oscuridad.

Ella ahora solo ve la figura de su madre quien la observa desde las rocas dónde las olas se estrellan.

Edward y Bruce no pueden creer lo que escuchan!

Todo lo que dijo Lucy...

Daña mucho más a Edward pues ella solo lo había engañado, por años, solo por su fortuna.

Solo por dinero!

Y aunque Edward ya sospechaba de Lucy, escucharlo de labios de la propia chica fue más doloroso.

"Te seguí el juego solo porque necesitaba  vengarme de la familia Situ!"

Grita Máscara de bronce.

"Suelta a mi hermana y calla tu asquerosa boca!"

Emily observa decepcionada a ambos hombres frente a ella.

"Cómo puedo saber que eres mi hermano si ni tu rostro puedo ver?"

Inquiere Emily.

"Tan inseguro eres de tu apariencia que tienes que usar esa horrenda máscara?"

"Tu no eres peor que él."

La niña señala a Edward.

"Ambos quieren tener todo bajo su control y jamás piensan en los demás."

"Tu estás en el lado oscuro y asesinas personas."

"Crees en verdad que no sé quién eres y lo que has hecho?"

"Me decepciona tener un hermano como tú."

Edward necesita explicarse.

"Emily, discúlpame!"

"Jamás quise lastimarte..."

"Fui estúpido!"

"La ira me dominó!"

"Jamás había amado a alguien así."

"Ni siquiera a Lucy la ame de modo que te amo."

"Es tal mi amor por ti que no supe como actuar!"

"Tu amor me abrumó y consumió en verdad!"

Edward es interrumpido por Máscara.

"Emily, hermanito, el bastardo hombre que me robó me enseñó a ser de este modo."

Acto seguido, él se quita la máscara para hablar con su voz real.

Eso sorprendio a Edward y a Emily.

"Eres tú!"

Dijeron los dos al unísono al ver a un chico joven y guapo debajo de esa máscara.

Quién es el novio de Elizabeth!

Es el chico que la ayudó a salir del elevador en Golden Osmanthus y entrar en el taxi!

Que pequeño es el mundo en verdad!

"Suficiente de revelaciones!"

"De nada servirá ahora!"

Lucy grita volviendo a tener la atención de todos.

"A ella la buscan gracias a mis planes."

"Toda la policía cree que ella envenenó a la familia Situ."

"Toda la ciudad cree que ella es la mala!"

"Y yo, soy la pobre víctima indefensa!"

"Que les parece si terminamos con esta farsa para que pueda descansar?"

Lucy mira a todo el mundo.

Emily se dió la vuelta rápido antes de exclamar.

"Estoy de acuerdo!"

Agarrando el cuchillo con sus manos por el mango, Emily comienza a forcejear con Lucy.

Las dos se acercan peligrosamente a la orilla del acantilado...

Emily se colocó sobre Lucy para decirle.

"Ya me harte de ti y tus palabras!"

"Si yo muero tu morirás conmigo!"

Carolina se acerca rápidamente a ellas al igual que Edward y Bruce...

Pero ninguno logró atrapar a las mujeres que caen por el acantilado!

"Ayuda!"

"Ayúdenme!"

Grita desesperada Lucy quien está agradecida de que su ropa se hubiera enganchado en unas rocas.

Emily cayo sobre una roca plana.

Ella no se mueve...

"Emily!"

Gritaron al mismo tiempo Bruce y Edward.

Paul y Carolina llegaron para observar la situación.

Sin esperar órdenes, Carolina y Paul bajan por las chicas.

Ellos llaman a gritos a sus hombres para poder subir a las chicas.

"Aguanta Emily, ya vamos a salvarte!"

Gritó Carolina.

Bruce le hizo una señal a Carolina para que se detuvier.

"Yo bajaré por mi hermana!"

"Solo yo la tocaré de ahora en adelante!"

"Carolina, amarra a este bastardo que pueda asesinarlo a golpes por haberle hecho daño a mi hermanita!"

"Ustedes, atrapen a esa zorra y atenla!"

"Me divertiré torturandola junto con Emily!"

"Después la llevaré a las autoridades para que se limpie el nombre de mi hermana."

Desde abajo, Emily gritó.

"No quiero saber nada de ninguno de ustedes dos bastardos insensibles!"

"Por mi hagan de cuenta que fallecí!"

"De hecho, eso es lo que quiero!"

"Ya no quiero que sigan haciendome más daño!"

"Bruce..."

"Mamá me llama..."

"Dice que tengo que ir con ella ahora."

"Yo quiero paz y tranquilidad."

"Es lo que siempre quise, pero Edward me negó TODO desde que lo conocí!"

"Siempre esperé conocer a mi familia y ahora me das lástima hermano."

"Eres muy infantil aún."

"Eres un niño malcriado que mata en vez de ayudar!"

"No mereces ser un Baek!"

"Dile a David, mi padre adoptivo que lo amé."

"Así como también ame a mi hermana Flora y Ryan."

Emily se esta despidiendo!

"No Emily, espera aún podemos arreglar esto!"

"Aclararemos todo fue idea y tu serás libre!"

"Todo se puede arreglar!"

Grita Edward antes de comenzar a bajar sin ayuda de nadie.

Él esta motivado por la desesperación.

Emily lo observó detenidamente.

En otros tiempos, ella se hubiera conmovido por sus palabras y acciones.

Pero ahora solo le provocan tristeza y lástima.

"Tu solo me quieres para que cure a tu hermana, abuela y primo..."

"Ni siquiera me agradeciste que te ayudara a ti..."

"Ahí está tu amada Lucy."

"Amala a ella y déjame en paz a mí Edward Situ."

Emily se levantó para horror de todos los que estan asomados desde arriba.

Cerrando los ojos, emily salta al mar.

"No, espera!"

Ruega Edward.

"Emily, no!"

Bruce grita.

Carolina ahogó un grito.

Paul cerró los ojos.

Lucy atada en el suelo se rie como loca.

Ambos hombres se miraron antes de ordenar búsquedas exhaustivas por mar.

Los dos exigen botes de rescate y buzos expertos, AHORA!

Bruce y Edward asignaron todos los hombres disponibles a esa tarea.

La gente de los alrededores se espantaron por la inmensa cantidad de hombres y mujeres buscado algo en el mar y en los alrededores.

Todos buscan a Emily.

La noche cayó.

La oscuridad descendió sobre el mar y aunque los reflectores alumbran desde lo alto, una capa de neblina negra cubre la zona.

Imposibilitado la búsqueda.

Además, la luna se negó a salir y regalar su luz.

El viento sopla intensamente.

Dos figuras masculinas sienten por primera vez una dolorosa y cruel derrota.

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto.