El Prohibido Amor de un CEO Desestimar

sprite

El Prohibido Amor de un CEO novela Desestimar

En El Prohibido Amor de un CEO Desestimar, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee El Prohibido Amor de un CEO Liliana Situ Desestimar en readerexp.com

"Listos?"

Pregunta Lorelay mirando a sus guardianes.

"Algo nerviosos pero listos."

Responde Dániel y Johana mirando a su protegida.

Los tres permanecen dentro de esa pequeña habitación antes de salir a enfrentar a los cientos de personas reunidas en ese salón.

Medios de comunicación, youtubers, blogueros y algunos fans obsesionados con todas las pinturas y arte de Aurora los esperan haciendo un barullo tal que más que hablar entre ellos parecía que estaba gritando en un concierto de alguna banda de K-pop.

"Es hora."

Lorelay abre la puerta para que los tres se dirijan al estrado que el hotel colocó junto con una mesa y unas sillas para la conferencia de prensa que darán.

Ellos están a punto de anunciar la inminente boda de la afamada artista Aurora y su prometido Dániel.

Johana llegó una hora antes al hotel para revisar los preparativos para la conferencia que daría.

Además llevo algunos cuadros que serían las piezas claves a subastar al día siguiente.

Colocaron también algunas esculturas, vestidos exclusivos y joyería en una vitrina de cristal vigilada por guardias armados.

Los tres suben los escalones del estrado y antes de que puedan sentarse los periodistas ya estan haciendo preguntas.

Una sola mención de ese evento en las redes sociales de Aurora, quien había estado inactiva durante la guerra desató el furor de internet.

La conferencia ya es trending topic y el hashtag más buscado y compartido.

La historia de amor más bonita y casi de novela de la pintora con su prometido es compartida miles de veces.

Todas las cámaras de los periodistas apuntan a las tres hermosas personas que estan en el estrado.

Lorelay, al ser la representante de la artista pide silencio en el salón.

"Buenas noches a todos."

"Les agradecemos que hayan venido a pesar de la premura, pero consideramos que ya es el momento ideal para dar esta noticia."

Todos en el salón permanecen en silencio y expectantes.

"Sabemos que la ciudad ha pasado por una ola de incidentes bastantes difíciles, que involucraron explosiones, fallecidos, heridos y fugas de reos."

"Damos gracias a las autoridades por haber capturado a todos ellos y haberlos regresado a la cárcel para tranquilidad nuestras."

Todos estaban expectantes.

"Ahora, tengo el privilegio de anunciarles que la boda de Aurora, la famosa artista, pintora, escultora y diseñadora se llevara a cabo en dos semanas."

"A partir de mañana y hasta la boda de la artista se subastarán las obras de arte que pueden apreciar en este salón."

"Todas son piezas nunca antes exhibidas en ninguna galería de la artista."

Lorelay señala las obras de arte.

"Las prendas exclusivas que pueden apreciar aquí fueron hechas a mano, son únicas y también entrarán en la subasta."

"No hay dos iguales en el mundo entero y son de la mejor tela existente."

"Las joyas que pueden ver en este hermoso vitral fueron usadas por la artista misma."

"De hecho una joya la portaba ella el día en que el señor Dániel le pidió matrimonio."

"Pero dejemos que la artista misma les dirija unas palabras."

Lorelay cede el micrófono a Johana, quien se levanta para que las camaras y micrófonos se extiendan hacia ella.

"Gracias Lorelay y gracias a ustedes por esta muestra de amor hacia mi y hacia mi prometido Dániel a quien amo profundamente."

Johana extiende su mano para que Dániel se levante junto con ella.

Él la abraza por la cintura haciendo que las mujeres del salón suspiren.

"Como saben, los hicimos participes de nuestro compromiso el día en que mi prometido me dió el anillo."

"Por lo que ahora también queremos que nos acompañen el día de nuestra boda."

"Pero es no es todo."

"Queremos anunciarles algo más."

Se escuchan murmuraciones por todo el salón.

"Todo el dinero que se reuna con las subastas será donado para reconstruir nuestro edificio de diseño destruido."

"Dentro de ese edificio se instalará una escuela de arte donde tanto yo como James, mi compañero artista daremos clases."

Las exclamaciones se hicieron audibles en la sala mientras que en las transmisiones en vivo los internautas dan sus puntos de vista acerca de eso.

"Les informamos que venderemos la transmisión de nuestra boda y el detrás de camaras."

"El dinero recaudado será donado a la ciudad para que se realicen obras de reconstrucción y activación de la economía."

"Lamentamos los terribles acontecimientos que pasaron en la ciudad."

"Pero es tiempo de que salgamos adelante."

"Mi prometido y yo estaremos muy activos en nuestras redes sociales, donde tendremos sorpresas para ustedes."

"Gracias!"

Un estruendo de aplausos se escucha en la sala durante más de un minuto.

Después se procede a las preguntas obligadas.

Cuando toman asiento de nuevo Johana y Dániel se miran con Lorelay quien esta muy feliz al verlos tan enamorados.

"Señorita Aurora, alguien ya de ha pronunciado para patrocinar el lugar de la boda?"

"Señor Dániel, aprovechará la fama de su prometida para impulsar sus empresas?"

"Señorita Lorelay, es cierto que usted acudió a una boda en Dinamarca hace unos cuantos días atrás?"

"Señorita Aurora, usted misma diseñará su vestido o algún diseñador amigo suyo le diseñará el vestido de novia?"

"Señor Dániel, se rumora que usted tuvo una relación tormentosa con una chica llamada Emily Mu en el pasado, podría decirnos algo al respecto de ella?"

"Señorita Aurora, se dice que usted también estuvo en esa fiesta tan elegante junto con James, la promesa del arte, tiene algo que decirnos?"

"Señorita Lorelay, cual es su relación con el señor Edward Situ?"

"Nos llegaron rumores que usted y el señor Situ son amantes."

La Sonora carcajada de Lorelay se escucha a través del micrófono dejando todos sorprendidos, pues lo normal es que todas esas preguntas directas y mordaces hieran a las celebridades.

"Bueno ya que están enterados de donde estuvimos en estos días, porque no nos dicen mejor ustedes lo que hicimos?"

Responde Lorelay de buen humor.

"Para nadie es innegable mi amistad estrecha con la familia Situ."

"De hecho soy socia de la empresa del Señor Edward Situ, tengo una oficina en ese lugar."

"En cuanto a mis representados, ellos decidirán su quieren responder las preguntas."

"Aunque yo les sugeriría que se concentren en lo importante de está reunión."

"Aurora se va a casar, quiere ayudar junto con el señor Dániel a crear más empleos, mayor bienestar para esta ciudad, recuperar algo de nuestro brillo antes de todas las tragedias que acontecieron."

"Algunos perdimos seres queridos en las explosiones."

"Algunas personas el día de hoy aún permanecen en el hospital internados recuperando su salud."

"Se dieron cuenta de que no preguntaron en ningún momento cuando se llevarían a cabo las subastas?"

Silencio total en el salón.

No se escucha ni una sola respiración.

"Bien, ya que hemos anunciado la boda de la artista, el Señor Dániel tiene un anuncio que hacerles antes de retirarnos."

"Señor Dániel por favor."

Dániel, quien mantenía apretados los puños por las preguntas sensacionalistas, se levanta con cara seria.

"Tranquilo Dániel."

"Se que estás molesto pero estás ante miles de personas."

"Después hablaremos."

Susurra Lorelay al chico cuando pasa junto a ella para sentarse al lado de Aurora, quien también esta molesta por las estúpidas preguntas.

"Pienso expandir mi compañía a otras áreas y por ese motivo contrataré personal de esta ciudad."

"Pero no se limitará solo a eso."

"Convocaremos a personal de otras ciudades, lo que buscamos es apoyar a las personas."

"Aurora tienes algo que quieras decir?"

Cuestiona Dániel a Johana.

Ella levanta la cara para ver a su guapísimo prometido, se pone de pie con las manos sudorosas y un nudo en el estómago.

"Sabemos que es más redituable para la prensa sensacionalista hablar de la vida personal de cualquier artista, ya sea de la farandula, en el aspecto deportivo o en el plano artístico..."

"Pero nosotros queremos ser recordados es por nuestras obras y nuestras acciones."

"Así como ustedes han tenido fracasos, amores y desamores en sus vidas nosotros también."

"Somos humanos después de todo."

"Lo que me importa ahora es que mi prometido me ama, nos amamos y no me interesa su pasado."

"Solo me interesa mi presente y mi futuro."

Apenas hubo acabado sus palabras, Aurora mira a Dániel

Ella toma su mentón para besarlo frente a todos, provocando que las cámaras los fotografien buscando el mejor ángulo de la escena de amor.

Gritos de felicidad y de tristeza se escuchan pues Aurora tiene admiradores locamente enamorados de ella.

Las fans de Daniel gritaron y se imaginaron que eran ellas las que eran besadas por ese adonis masculino.

"Con estas declaraciones y el beso de los enamorados damos por terminada esta conferencia."

"Muchas gracias por su asistencia."

"Todos queremos lo mejor para los artistas."

"Eso es todo."

"Sigan pendientes por las redes sociales, gracias por su asistencia!"

Justo en ese momento llego el duque Laersen a la concluida conferencia del anuncio de la boda cuando todas las personas se levantan para aplaudirles a las tres personas.

El duque no quiere mezclarse con tantas personas de tan baja calaña como los reporteros y gente común, por lo que espera en otro lugar para interceptar a Lorelay.

El equipo de seguridad de Lorelay junto con Dániel, quien actúa ahora como guardaespaldas salen por la parte posterior donde un hombre del duque los espera.

"Señorita Lorelay, su excelencia pide una audiencia con usted."

Pide el hombre quien le extiende una tarjeta en la cual se aprecia el nombre de Jens Laersen junto con el escudo de armas de la familia Laersen.

"Dígale a su excelencia que será un honor cenar con él en el restaurante donde iré."

"Dígale que me siga."

El hombre hace una reverencia antes de marcharse.

"Estás loca Lorelay?"

Cuestiona preocupado Dániel.

"Iré contigo."

"No, mandaré a tres de mis hombres contigo."

"Pero en que demonios estás pensando?"

Inquiere Dániel enfurecido al oír las palabras que pronunció su protegida.

"Confías en mi?"

Pregunta Lorelay mirándolo a los ojos.

"Si, pero no confio en él y menos después de lo que le hicieron en Dinamarca."

"No confío en él."

"No iras o iré yo también."

Johana interviene.

"Dániel, deja que ella vaya al restaurante, nosotros fingiremos que nos retiramos a otro lado pero cambiamos de auto y los seguimos."

"No veo porque no podemos hacer eso."

Dániel medita esa alternativa.

"Bien, nos veremos allá."

Lorelay entra al auto para salir del estacionamiento exclusivo del hotel.

Unos metros adelante, otro auto se le une.

"Andando, tengo algo que decirte y no te gustará nada."

Dániel indica forzando una sonrisa e instando a Aurora a despedirse de unos fans que a lo lejos le gritaban.

Lorelay llegó al mismo restaurante donde llevó a Edward para celebrar.

Como en esa ocasión, el gerente y el chef mismo la recibieron cuando llegó.

"Esta todo listo?"

Pregunta ella hacía el gerente.

"Todo listo Lorelay."

"Tenemos nuevos postres en el menú."

"Huummm..."

"Ya quiero ver la carta."

Riendo francamente al saber que hay chicos nuevos para que la atiendan tal como le gusta a ella.

El auto de Jens llega unos minutos después.

El gerente lo recibe con una reverencia con gesto serio para después dirigirlo a la mesa donde Lorelay lo espera.

Misma habitación insonorizada y privada que compartió con Edward, pero ahora, una cámara graba todo lo que pasa en ese lugar.

Ninguna precaución sobra.

Aunque no tuviera mucho tiempo libre, Lorelay ha leído algunas novelas en donde las protagonistas en algún momento acuden solas.

SOLAS!

A alguna reunión que les pide su enemigo, así que Lorelay sabe que las consecuencias pueden ser catastróficas.

Por eso, en la vida real ella prefiere ser precavida en exceso.

Unos toquidos en la puerta la sacan de sus pensamientos.

"Adelante."

Jens ataviado con su elegante traje negro entra con cierta ceremonia al reservado.

Deja su sombrero, su paraguas como si fuera ingles en un rincón del privado para tomar asiento frente a la chica.

"Señorita Lorealy Baek, usted me quita la respiración siempre que estoy en su presencia."

Halaga Jens a la chica.

"De vestido de gala, con ropa ejecutiva, usted se ve hermosa y radiante."

"Es un honor que acepte cenar conmigo esta noche."

"Debo decirle que..."

Lorelay interrumpe la palabrería de Jens cuando le extiende la mano para que estrechen la mano.

"Se que estás molesto al igual que tu familia por lo que tu hermana hizo en la fiesta y sus implicaciones, pero no quiero ser enemiga tuya."

"Acordemos ser conocidos, no amigos, tal vez socios de algún proyecto."

"Puedo ofrecerte eso, solo eso."

"Está bien por ti?"

Jens jamas había sido interrumpido en su vida.

Y mucho menos tratado de tu a tu por una mujer!

Pero él tuvo que tragarse su enojo y ganas de abofetear a la chica igualada por su obvia conexión con los Situ y los Baek.

"Me parece un buen comienzo, pero me gustaría más que su amistad."

Lorelay estrecha un segundo la mano de Jens.

Ella logra sentir toda la misoginia y odio por ella y por Edward.

También puede sentir su repulsión por tocar a las personas.

"Ordenemos ya."

"Antes quiero decirte que este restaurante es especial, tiene un servicio premium y quisiera que lo usaramos en esta festiva ocasión."

"Esta bien por ti?"

Jens frunce el ceño una vez más pero asiente ante la expectativa del servicio premium.

Ella le extiende otra carta decorada elegantemente.

En ella estan las fotos y currículums de algunas mujeres que él puede solicitar su presencia esa noche.

"Creo que elegiré esta vez a Elliot."

"Aquí dice que es un escort famoso en otra ciudad y ahora ha decidido expandir sus talentos, entre otras cosas."

"Tu que pedirás Jens?"

Jens observa la carta antes de decidirse por Raini, una chica joven, casi diez años más joven que él quien es una destacada nadadora y modelo.

Lorelay hace su pedido al gerente y pronto los chicos llegan al reservado trayendo los platillos con ellos.

Todos se saludan y de inmediato toman asiento en sus respectivos lugares.

La atención de los chicos a los comensales inicia.

Lorelay no le presta atención a Jens pues se concentraba en el joven Elliot, quien viste una camisa blanca con los últimos botones desabrochados revelando su esculpido y fuerte pecho.

Jens por su parte tiene sentada en su regazo a la chica quien le da de comer.

Aunque está molesto porque Lorelay no le presta atención y eso tampoco jamas le había pasado antes.

El duque estaba acostumbrado a ser el centro de atención a donde iba.

Las mujeres siempre quieren hablar con él, tocarlo, dormir con él, besarlo.

Pero la mujer frente a él no le presta nada de atención y se muestra más interesada en el joven quien ahora acaricia la mejilla de la bella Lorelay.

"No la toques."

Exclama Jens enojado al ver la interacción de los dos.

"Perdón, hay algún problema Jens?"

Cuestiona Lorelay.

"Creí leer en el menú que ellos no son juguetes sexuales, tú no los puedes tratar de esa forma, pero él si te puede tocar?"

"Como puedes permitir eso?"

Jens cuestiona a Lorelay de forma dura.

Elliot mira serio a Jens, pero abajo de la mesa Lorelay aprieta la mano del joven para que no haga nada.

"Tienes razón, la carta lo indica muy bien, no podemos follar con ellos."

"No podemos desvestirlos en este privado y tener sexo caliente con ellos."

"Aunque ganas no me faltan con este bomboncito que me está mimando esta noche."

Lorelay acarició la cara del apuesto niño.

"Pero la interacción que ves es afecto, no es una declaración de amor."

"Ahora si me permites terminar de degustar mi cena."

En un auto estacionado frente al restaurante Dániel y Johana se rien por la tonta cara de Jens cuando escucha los comentarios de Lorelay.

"No se que intente pero lo está haciendo muy bien."

Asevera Dániel abrazando a Johana mientras ambos observan la pantalla.

Johana pone los ojos en blanco por las sus palabras de su amado.

"Hombres, porque serán tan lentos?"

Se cuestiona en su mente la chica porque Johana sabe bien lo que Lorelay quiere hacer.

Lorelay extiende el tenedor hacia Elliot quien obedientemente abre la boca para recibir el bocado de pastel de chocolate mientras permanece sentada en su regazo para la furia de Jens.

El duque nunca antes se había sentido tan asqueado y degradado al ver a una mujer comportarse así frente a él.

Las mujeres siempre se desvivían por atenderlo, por mimarlo!

Pero esta mujer lo enfada con su moral "relajada."

"Se siente usted mal excelencia?"

"No le es grata mi compañía?"

Pregunta la chica en su regazo.

Jens ni siquiera contesta.

Ella la deja sentada en el asiento a su lado para levantarse.

"Esto es un insulto!"

"No sabía que usted, señorita Lorelay podría tratarme de esta forma."

"Ignorarme ade está forma!"

"No me gusta para nada esto."

Lorelay son quitarle los ojos a Elliot replica.

"Lárgate Jens, no me arruines la noche."

"Yo no pedí cenar contigo, tú fuiste el que quiso está cena."

"S no te gusta, puedes irte a la mierda."

Lorelay corta otro pedazo de pastel y abre la boca para que Elliot la alimente.

Jens hace un desplante de furia, toma su sombrero, su paraguas y sale de la habitación dando un portazo detrás de él.

Las carcajadas de Lorelay se escuchan cuando Jens camina para salir del restaurante.

Él ya quiere irse a su villa a las orillas de la ciudad.

"Pobrecito egocéntrico, pensó que me derritiria por él."

"Eres un ángel Elliot."

"Raini, estuviste excelente, los felicito a ambos chicos."

Felicita Lorelay a la chica.

"Lorelay el honor es mío, soy tu admirador, siempre lo he sido."

Asegura Elliot antes de levantarse para darle la mano a Raini para que ambos salgan del lugar.

"Es un placer volver a verte Lorelay."

"Gracias por la oportunidad."

Raini, quien es una Baek de otra ciudad agradece a su líder.

Ambos chicos se despiden de la chica con un beso en la mejilla para retirarse tomados de las manos.

"Les gustó el show?"

Pregunta Lorelay mirando a la cámara.

Una bocina de auto suena en la calle.

El gerente despide a Lorelay.

Él le entrega un pastel de fresas, su favorito para que la chica lo deguste en la privacidad de su casa.

"Podemos irnos."

"Se que Jens seguirá intentando quedar bien conmigo cuando las finanzas golpeen su ego y falso sentido de superioridad."

Exclama Lorelay con seguridad.

"Vamos a Golden Osmanthus, quiero darme una ducha larga después de haberle tocado su misógina mano."

El auto se pone en marcha llevando a los tres quieres rien felices.

"Haré un meme con la cara de culo apretado del duque al verte coqueteando con ese chico."

Johana exclama arrancando una nueva oleada de carcajadas al mostrar en su celular la imágen congelada del duque con cara arrugada.

Sin embargo, Lorelay sigue preocupada.

Ella pudo sentir algo más cuando tocó a Jens.

Algo que no le gustó nada a ella.

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!