El Prohibido Amor de un CEO Guerra. novena parte

sprite

El Prohibido Amor de un CEO de Liliana Situ Guerra. novena parte

En El Prohibido Amor de un CEO novela Guerra. novena parte , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro El Prohibido Amor de un CEO fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En El Prohibido Amor de un CEO de Liliana Situ Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Guerra. novena parte y los capítulos posteriores de la serie El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

"Esto no puede estar pasando!"

"Máscara de Plata debería ser destituida de una vez por todas!"

"Solo es una mujer!"

"Además debemos acabar con esos maricas Black que juegan a ser mafiosos!"

Mario, uno de los capos italianos de la ciudad, vocifera.

El hombre golpea la mesa de madera contundentemente con su puño dejando sentir su inmensa enojo.

De alguna manera, el grupo de los cinco capos que están conspirando para derrocar a Máscara de Plata se enteran que un escuadrón de la muerte de grupo Black ha atacado la casa de seguridad del Topo a quien hicieron su rehén.

"Debemos hacer algo antes que ese idiota Topo hable a nuestras espaldas!"

Roman, el líder de los bares clandestinos de pelea también está de acuerdo que deben tomar acciones inmediatas contra todos los implicados.

Los hombres que están sentados en esa elegante sala de reuniones asienten.

Todos tienen frente a ellos ya sea un vaso de escocés, de whisky o de vino de las mejores y costosas cosechas.

Algunos hombres fuman sus habanos importados.

Los segundos hombres al mando están sentados a sus lado.

Los guardaespaldas los protegen mientras las meseras son un meto atractivo visual.

"Tendremos que actuar ante este imprevisto."

"El Topo se confío demasiado y jamás pensó que los Black lo atacarían teniendo en su poder a su hombre químico."

"Por cierto es una buena oportunidad para tener a ese hombre bajo nuestro poder."

"De ese modo podríamos tener el suero de la verdad y otros inventos que ese hombre fabrica."

Roman, Mario, Marcos, Dimitri y Hans votan a favor entendiendo las consecuencias de su golpe de estado en esa pacífica epoca.

La buena coexistencia entre todas las familias delictivas gracias al reinado de terror y sangre impuesto por Máscara de Bronce está a punto de caer.

"Si hacemos esto bien, nos coronaremos reyes de esta ciudad."

"Tendremos accesos a las demás ciudades y redes de la mafia y por que no, también el mundo entero."

"Esto no se detiene aquí."

"Pasemos a repasar nuestros planes, cada uno tiene una misión."

"Lo importante es matar tanto a Maurice como a Mascara de Plata."

"Aunque propongo capturarla con vida y hacerla nuestra esclava sexual."

"De esa forma podríamos humillarla más."

"Máscara de Bronce jamás debió haberle dejado el lugar que le correspondía a otro hombre."

"Ninguna mujer jamás reinará a los mafiosos!"

Ese discurso por parte del mafioso Mario arranca aplausos entre los hombres.

Una de las chicas sale de la habitación para cambiar la botella de vino vacía por otra llena.

El enorme y musculoso hombre de la puerta la deja salir.

El gigante la observa detenidamente mientras ella sale por la botella y regresa.

Sin quitarle la mirada, antes de que abra la puerta le quita la botella de las manos antes de cargarla.

De ese modo puede mirarla a los ojos pues la mujer mide poco más de un metro sesenta, mientras que ese gorila mide casi dos metros.

"Eres nueva aquí verdad, nena?"

"No te había visto antes."

"Todas las chicas de Dimitri pasan por mi cama, es una regla."

"Como veo que eres tan delgada y delicada seré muy cuidadoso contigo para no romperte en dos..."

El musculoso hombre aprieta el cuerpo blando de la pobre chica que emite un suspiro al dejar salir todo el aire que le quedaba en sus pulmones.

La chica tiene que aguantar las ganas de vomitar al sentir su contacto, su agarre asqueroso y su aliento apestoso sobre su carita pequeña.

La diminuta y casi inexistente falda de la chica se le sube hasta la cintura, revelando su firme y bien proporcionado trasero.

El hombre se apresura a poner su enorme mano abarcando completamente el trasero de la niña.

Estrujándolo para su agrado.

"Huuummmmm!"

"Eres deliciosa!"

"Ya estoy ansiando que acabe esta reunión para hacerte mía."

Con esas últimas palabras el hombre la deja en el suelo, le recompone la falda y le da una sonora nalgada antes de que termine de cruzar la puerta.

Los capos adentro ya han terminado de hablar.

Algunas chicas ya tenían los brazos de algunos hombres rodeandolas por la cinturas, por lo que ellas se iran con ellos para satisfacerlos sexualmente.

La chica que apenas llega se hizo a un lado para que todos pudieran salir.

Dimitri, su amo, le ordena que limpie la sala entera antes de que ella regrese a su jaula con las demás chicas.

La chica asiente de forma sumisa mirando el suelo.

Ella comienza a recoger la sala de colillas, vasos con algunos líquidos en ellos, servilletas usadas y demás basuras que encuentra a su paso.

El hombre que le ayuda, le da una bolsa de basura y la deja sola, pues no es su responsabilidad limpiar.

"Termina y métete a tu jaula pequeña bestia."

El hombre abre la puerta y sale seguido por el enorme hombre de la puerta que sabe que pronto tendrá a la niña en su cama.

La chica termina de recoger las cosas, saca su celular de su escondite debajo de la mesa y abre un panel escondido de la pared, el cual ella pudo ver que Mario abría previamente.

La chica entra en ese pequeño compartimento y hace la llamada que tanto quería hacer.

"Con un demonio Teresse donde carajos te metiste?"

Tommy vocifera enfurecido de nuevo.

"Por que carajos no estás en la ubicación que me enviaste?"

"Estoy parado aquí en una casa como un idiota con mis hombres y tú no estas aquí!"

"Mujer, me haz hecho enojar demasiado!"

"Si no fuera porque te amo y nos acabamos de casar te mataría con mis propias manos!"

Tommy sigue vociferando en el celular en medio de una casa de seguridad en ruinas y vacía pues no hay ningún hombre, ni su amada esposa.

Solo hay dinero, drogas, pruebas contra algunos políticos famosos e importantes, armamento y balas.

"Tommy, se que tenía que estar ahí, pero cuando te mande mi ubicación, les llegó a estos malditos una llamada de una reunión secreta de los conspiradores contra Máscara de Plata y los demás."

Responde Teresse.

"No podía quedarme esperando, por lo que les hice que me trajeran como carne nueva y..."

La chica quiere explicarle a su amado sus motivos.

"QUE?"

Tommy vocifera exasperado del otro lado de la línea.

El chico aprieta el celular en su mano porque no quiere aventarlo al suelo pues no quiere escuchar lo que su aún esposa dice.

Tommy en este momento esta considerando seriamente pedir el divorcio.

"Tommy, escúchame."

"Los capos Roman, Mario, Dimitri, Hans y Marcos estan apoyando al Topo, pero ahora Edward lo tiene capturado."

Tommy sabe eso pues Edward llevó al Topo a una de sus escondites para torturalo y sacarle información del paradero de Daniel Black.

"Van contra todos los Black, pero también contra Máscara de Plata."

"Ellos están planeando hacer varios movimientos en la ciudad para distraer y capturar viva a Máscara de plata."

"Ellos quieren hacerla su esclava sexual."

Tommy se tapa la cara con una de sus grandes manos al oír eso.

"Puedes envairme tu ubicación para dirigirme a donde estas?"

"Y esta vez, podría esperar verte en esa casa o volverás a escapar?"

Cuestiona Tommy.

Teresse por el tono de voz de Tommy sabe que él está molesto y decepcionado de ella, pero esto es guerra, por lo que todo vale.

Todo cuenta cuando se quiere ser el vencedor.

"Estaré aquí esperándote Tommy."

"Tengo que mandarte fotos de algunas locaciones que planean atacar..."

Responde Teresse.

"Tommy, tienes que perdonarme."

"Jamás hubiera hecho esto si no fuera por esta situación extraordinaria y lo sabes."

La chica trata de explicar sus acciones.

Tommy sin querer oír más termina la llamada.

Para sacar su furia destroza varios muebles de esa casa.

Los hombres del escuadrón que lo acompañan siempre han visto a Tommy tranquilo, sereno y de buen humor.

Pero ahora ellos pueden ver como la furia lo transformado en un demonio furioso que destruye cosas con sus propias manos.

"Carguen las armas en nuestros autos."

"Suban el dinero y las drogas para llevarlas al bunker."

"Rocien gasolina la propiedad y préndanle fuego desde sus cimientos!"

"Ahora!"

Tommy ordena de forma dura.

Su segundo al mando se le acerca para y darle su celular pues se lo había dado antes de comenzar con sus destrozos.

En el celular se aprecia la ubicación que le mando Teresse.

Tommy subió a un auto para ponerse en marcha.

La enorme rabia asesina que lo inunda hace desear a Tommy encontrar muchos hombres en el lugar donde se dirige para matarlos con sus manos.

Y de esa forma apaciguar un poco su furia.

"Creo que se enojo..."

Teresse susurra cuando ya no escuchó nada del otro lado de la línea.

Tommy terminó la llamada sin que ella pudiera decirle que tan grave y delicada era la situación actual.

Pero, con Lorelay enfrentando al enemigo, Lara por fin a salvo...

Carolina aún convaleciente en el hospital, Johana protegida por Dániel y Maggie con James recuperandose en el hospital, Teresse debe actuar

Todos hacen algo.

Todos ayudan de alguna manera, porque no puede comprenderla Tommy?

Volviendo a asumir su papel de muchacha servil, Teresse terminó su labor de limpieza.

Llevando la bolsa de basura al bote mas cercano, tomó la escoba para recoger la basura del suelo.

Cuando terminó y dejó las cosas en el armario de limpieza, Teresse se dió cuenta que la puerta del despacho de Dimitri esta entreabierta.

Ella entra sin hacer ruido para tomar fotos de la información que el hombre tiene sobre su escritorio.

En los documentos aparecen nombres de restaurantes de cinco estrellas, algunos bares tradicionales y

algunos cines.

Las direcciones de villas de ricos y famosos en esa ciudad, los cuales son los blancos a atacar para crear caos.

Teresse toma fotos de forma rápida y callada, hasta que escucha gemidos de mujer, seguidos de gritos y golpes fuertes que provienen de la puerta contigua.

Ella sabe que todavía no puede hacer nada por lo que se seguir retira al sótano donde esperaría a Tommy para que la rescate.

Pero, con lo que Teresse no contaba es que el gorila que la había manoseado la espera en el sótano, con una cuerda en las manos.

Teresse trata de mantenerse tranquila mientras baja sin quitarle los ojos de encima a ese idiota.

Ella trata de averiguar como derrotarlo con el menor esfuerzo y ruido.

"Ven aquí pequeña, quiero un poco de placer."

Las chicas que permanecen dentro de las jaulas se abrazan unas a otras, pues todas han tenido la misma desagradable, horrible y dolorosamente sangrienta experiencia con ese mastodonte desalmado al que los gritos, lágrimas y suplicas solo logran excitarlo más.

Teresse se puso a su lado.

Ella deja su celular en las manos de una de las chicas quien parpadeó varias veces al tener ese objeto en sus manos.

Sin dudarlo, la chica marca el número de la policía para que la rescate de ese lugar junto con las otras chicas quienes la rodearon para llamar por ayuda.

"Pero que demonios?"

"Como conseguiste eso?"

El hombre cuestiona mientras camina para tomar las llaves de la jaula y abrir la puerta para quitarles el celular a sus esclavas.

Teresse lo patea tan fuerte en sus testículos que el hombre se queda paralizado por el dolor tan profundo que siente!

Tomando la pistola del cinturón del hombre, Teresse le dispara en la cabeza.

El cuerpo cae al suelo a los pies de Teresse, quien le escupe.

"Las mierdas como tu no deberían existir, hijo de puta."

La chica pide a las demás que guarden silencio.

Teresse las sacará de ahí.

Teresse ahora comprende que debe asesinar a Dimitri para que no siga traficando chicas para venderlas al mejor postor.

En el hospital Paul no da crédito a sus oídos.

No podía ser posible que él estuviera hablando con él!

Se supone que ese bastardo estaba refundido en la cárcel!

O no?

"Quien habla y como tiene este número?"

La rasposa voz rió un poco, dejando que Paul escuchara su locura antes de contestarle.

"Sabes bien quien soy Paul."

"Mi voz no ha cambiado."

"Antes que comiences con las preguntas idiotas, tengo el enorme placer de comunicarte que en efecto estoy fuera de la cárcel."

Indica la rasposa voz masculina.

"Escúchame bien idiota."

"No descansare hasta asesinarlos a todos ustedes, pusilánimes de mierda."

"Pero antes, ustedes verán como me apropiaré de todas sus propiedades y empresas."

"Todo será mío, lo legal y lo clandestino."

Amenaza el malvado hombre.

Paul camina hacia el pasillo para hablar sin perturbar a Carolina quien lo mira preocupada.

Los médicos de guardia entran para revisar el estado de Carolina.

Ellos retiran uno de los aparatos de su cuerpo.

Carolina no deja de mirar los labios Paul, descifrando cada una de sus palabras.

"Carl."

"Quien carajos es ese tal Carl?"

Piensa Carolina mientras las enfermeras le cambian las vendas.

Los medicos se sorprenden al ver la notable mejoría de sus heridas.

Ellos ordenan que le suministren más infusiones a la chica para que su recuperación se acelere.

Afuera, Paul levanta la voz cada vez mas.

Su tono se volvió amenazante.

"Nada funcionará."

"Nada de lo que nos hagas podrá derrotarnos, por más preparado que estés Carl."

"No eres rival para nosotros, nunca lo fuiste."

"Tampoco eras una buena ayuda, por eso jamás te invitamos a nuestro grupo."

"Eras demasiado vanidoso e inestable, por eso Edward te mantuvo al márgen de todo."

"Eres un mal elemento para nosotros."

"Nunca lograste hacernos daño de verdad."

"Solo se lo hiciste a Edward cuando mal editaste ese estúpido video en un intento por separarlo de Emily."

Paul responde con odio.

Carl sonrie ampliamente al escuchar eso.

Tom siente un poco miedo cuando ve la horrible mueca demoniaca parecida a una sonrisa en la boca de Carl.

"Hace algún tiempo casi los destruí por completo, el ataque que lideré casi fue exitoso."

Indica Carl con autosuficiencia.

"Mis espías dentro del hospital me ayudaron mucho para darles un fuerte golpe."

"O ya no recuerdas cuando Edward casi muere y todos quedaron heridos?"

"Que lástima que no pude terminar mi trabajo como quería."

"Todos ustedes muertos y todo en mis manos."

Un silencio furioso se apodera de ambos lados de la línea.

"Pero esta vez si me aseguraré de matarlos a todos."

"Comenzando con ese químico marica llamado Daniel Black."

"Será tarde para cuando lo encuentren."

"Nos veremos pronto idiota."

Asegura Carl.

"No olvides decirle a Edward que tengo en mi poder a su amada y buscada Emily."

"Por lo que si no quiere que la mate o la viole no hará nada contra mí."

Esa última oración deja helado a Paul!

Carl esta fuera de la cárcel...

Y tienen a Emily en su poder!

La Emily de Edward bajo el poder de ese desquiciado que casi había logrado asesinarlos!

Tembloroso, preocupado, sin saber que hacer, Paul termina la llamada.

Casi sin fuerzas en las piernas se dirige a la habitación de Carolina, quien lo mira fijamente.

Paul no puede esconderle nada a ella, por lo que al verla la abraza delicadamente.

El hombre besa los delicados labios de su amada antes de hablar.

"No se que está pasando afuera, pues he estado convaleciente desde mi ataque."

"Pero veo que es una situación grave para ustedes, por lo que sería mejor que fueras a ayudar."

"Yo estaré bien cuidada aquí."

Carolina habla con voz suave y un tanto rasposa.

"Te prometo que no iré a ningún lado."

"Ve a ayudar a Edward o a quienes debas ayudar."

"Ve Paul."

"Es una orden mía."

Ordena tajantemente Carolina.

Paul escucha las palabras de su amada sin saber si ella había escuchado su conversación.

O si alguien le había dicho algo.

Porque de otra forma, Paul no comprende como es que ella se enteró de lo que había hablado por celular hace solo unos instantes.

"Se leer los labios, es muy útil cuando estas en una misión y los objetivos hablan."

Carolina revela su secreto mejor guardado.

"Si me amas tanto como dices harás lo que te digo."

"Se que quieres estar conmigo pero ahora es más importante detener lo que sea que esté ocurriendo afuera."

"Asi que ve."

"AHORA."

Carolina recibe de manos de una enfermera su primera comida semi sólida la cual consiste en una gelatina de fresa y una papilla de manzana.

"Ves?"

"Contra esto es con lo que me enfrento ahora."

"Peligrosas gelatinas y purés de manzana."

Se burla Carolina.

"No quieres verme enojada de nuevo o si?"

Paul está en un dilema!

Ir y dejar a su amada sola y convaleciente sin su protección...

O quedarse con ella y dejar morir a Emily en manos de Carl por no ayudar a su amigo Edward.

Maldición!

Que difícil decisión!

"Está bien."

Acuerda Paul de muy mala gana.

"Pero dejaré varios de mis hombres para que te cuiden."

"Si algo, por muy pequeño te ocurre deberás hablarme."

"No permitiré que nadie te visite si no estoy presente."

"No quiero que nada mala te pase de nuevo."

Carolina toma su mano para hacerlo callar.

Paul la observa con ojos preocupados.

"Estaré bien."

"Este hospital esta bien vigilado y no puedo salir de esta cama."

"Además el personal médico me cuida bastante bien."

"No te preocupes tanto por mi, Paul."

Carolina calma a su amado.

"Tengo mi celular cerca y te hablaré si te necesito, pero ahora vete."

Paul le da un último beso en los labios antes de irse.

Él sale a regañadientes del hospital debatiendo que hacer primero.

Paul llama a Tommy para saber cual es la situación fuera, pero el chico no le responde.

Toma uno de los autos especiales y sale a toda prisa a la villa de Edward, pues no quiere decirle lo que sabe por celular.

Pero antes de que llegue a casa.de su amigo, el sol aparece por el horizonte dando sus primeros rayos de sol rojos antes de que un estruendo se apodere de esa mañana.

Una casa aledaña es atacada por varios hombres.

Paul manda una señal a su equipo, que estaba muy aburrido en su cuartel, pero se pusieron en movimiento cuando escucharon su señal y coordenadas.

Por mientras Paul saca su arma de largo alcance para disparar a los hombres que golpeaban a un hombre y mujer mayores.

Ellos retienen a los jóvenes y niños en el suelo.

Como si fuera un héroe salvador, Paul camin con resolución sin dejar de disparar certeramente a los brutos hombres, hasta que ninguno quedó en pie.

"Gracias, mil gracias por salvarnos!"

Todas las personas agradecen a Paul, pero les pide que regresen dentro de la casa.

También les ordena que pidan ayuda a las autoridades.

Paul mira ansiosamente en su celular las noticias de todo lo que habia sucedido en la ciudad mientras él era el enfermero particular de Carolina.

Paul encuentra noticias del ataque a la casa del empresario Maurice, la cual fue destruida y el hombre, secuestrado.

Las noticias oscuras decían que los Black secuestraron al Topo y los demás capos no se quedarían de brazos cruzados.

Tommy en ese momento está por irrumpir en la casa de seguridad del capo Dimitri, según lo que le mostró el rastreo satelital del celular de Paul.

Edward está en una de las casa de seguridad.

Y Carl...

Una llamada sorprende a Edward, pero más por quien le llama.

"Edward, donde estás?"

"Tengo que hablar contigo urgentemente!"

"Es de vida o muerte!"

La desesperada voz de su amigo extraña a Edward!

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!