El Prohibido Amor de un CEO Guerra!

sprite

Leer El Prohibido Amor de un CEO novela Guerra!

La novela El Prohibido Amor de un CEO Guerra! del autor Liliana Situ es una novela emocionante y fascinante historia En Guerra!, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Liliana Situ Construcción Cada personaje en El Prohibido Amor de un CEO es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Guerra! y los capítulos posteriores de la novela El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

"Estas son las primeras imágenes desde la que antes era la correccional del oeste, dónde una explosión sin igual acaba de sucitarse en esta tarde noche."

"Los bomberos de varias zonas aledañas se dan cita para combatir este fuego que se extiende sin control por todo el edificio."

"Como pueden observar, varios autos también fueron alcanzados por la explosión, que aun no se ha determinado su origen ni su hora exacta."

"Los equipos de emergencias, paramédicos y ambulancias están esperando poder entrar para atender a los heridos pero..."

La reportera se detiene por un momento al ver que los internos del penal se dan a la fuga y corren por las calles aledañas.

Muchos de ellos tienen sus ropas en llamas, pero no por eso dejan de correr.

Uno de los internos de más alta peligrosidad, un asesino en serie que fue puesto detrás de los barrotes por uno de sus jefes se acerca con sigilo al equipo de periodistas que están informando desde el lugar.

Determina cual es el blanco más fácil y obviamente elige a la reportera, delgada e indefensa.

Camina con determinación y silencio mientras todo el caos a su alrededor le ayuda para que nadie le impida acercarse.

"Por dios, ahora tenemos una premisa en vivo!"

"Uno de los convictos acaba de tomar como rehén a una de nuestras compañeras reporteras!"

Las cámaras enfocan como la chica es sometida por el fuerte brazo del asesino quien la tiene por los hombros.

Además le sostiene las manos fuertemente por detrás, causándole intenso dolor.

La pobre chica de unos veintitantos años llora desconsoladamente debido al miedo mientras pide ayuda a gritos.

"Dejala libre Terrell!"

"No agregues más años a tu sentencia en la cárcel!"

Gritan los policías desde una distancia segura apuntadole con sus armas sobre las láminas de los autos patrulla.

Toda la escena parece un cliché de película policial.

Tanto que incluso la calle mojada por la incesante lluvia de las mangueras de los bomberos,

las farolas que dan una vista mortecina a la horripilante calle humeante,

y con el fuego desmedido de fondo son muy perturbadores...

La escena le da a la audiencia que observa sana y salva desde sus casas la sensación de estár viendo una película de acción en la vida real.

Muchos capos de la mafia también están observando como se desarrolla toda la escena.

Muchos de ellos mandaron a sus autos a recoger a su gente si lograba salir de la cárcel.

Lo único que faltaba!

Un helicóptero que apuntara una linterna extremadamente poderosa hace su arribo a la escena donde el peligroso asesino tiene como rehén a la chica indefensa, dando por cerrado la escena perfecta de una película clásica policíaca de Hollywood.

"Aléjense y no me verán romperle el cuello a nivel nacional idiotas!"

"Aléjense y bajen sus armas ahora!"

Terrell no tiene nada que perder, con más de dos cadenas perpetuas por asesinatos lo único que quiere es divertirse un rato con una verdadera mujer.

De paso salir de ahí con la cabeza en alto.

No quiere huir como todas esas ratas que huyeron en la primera oportunidad, escabulléndose sin ser vistos.

Quiere notoriedad y reconocimiento, para que alguno de los capos pueda volver a contratar sus servicios después de esa infernal noche.

"Suéltame, pooorr favvoorr..."

"Por favor!'

"buuu..."

"Por favor..."

La chica ruega misericordia al fornido hombre que la sostiene con tanta fuerza que parece que le va a romper los hombros, la espalda y los brazos al mismo tiempo.

Pero no llega a decir más cuando, Terrell soltándole las manos le da una bofetada tan fuerte que la deja inconsciente.

Los policías más jóvenes y aventurados avanzan con sus pistolas en lo alto, amenazando a Terrell.

"Dejala en el suelo Terrell!"

"No nos hagas dispararte en televisión nacional!"

Los periodistas están absortos con el espectáculo.

Los camarógrafos están expectantes, la nación esta expectante.

Edward desde su oficina, sentado en su comoda silla observa el drama y reconoce a Terrell.

No hace mucho también trabajaba para Sten, pero cambió de bando cuando le ofrecieron una suma de dinero importante por matar a un diplomático extranjero, lo que fue su muerte en los negocios con los capos.

Los capos que lo contrataron fueron asesinados y los demás le dieron la espalda.

El diplomático fungía como un lazo para algunas importaciones y exportaciones de diferentes cargamentos ilegales.

Sin ese hombre se complicaron las operaciones en el extranjero.

Esto trajo serias perdidas económicas para las demás familias de la mafia, por lo que pagaron bastante dinero para que los policías corruptos encerraran a Terrell sin posibilidad de salir nunca.

Por eso Terrell quiere atención de algún capo que no lo conociera en los veinte años que había pasado dentro de la cárcel.

O de algún capo que quisiera comenzar alguna guerra por la cual habían hecho estallar la prisión lo considerara valioso.

"No volveremos a repetirlo Terrell!"

"Deja a la chica ahora en el suelo!"

"Te queremos de rodillas y con las manos en la nuca!"

Los tres jóvenes policías vociferan fuerte y claras sus órdenes mientras  están a solo metros de donde esta Terrell junto con la reportera inconsciente.

De pronto una figura de negro con una máscara plateada camina sin prisa hacia Terrell.

Desde su máscara que brilla por la intensa luz una tonada silbada se escucha.

Edward en su oficina se levanta al momento que escucha parte de la tonada distante.

"Es..."

"No puede ser!"

"Es la canción de Emily!"

"Es mi canción!"

Mira de nuevo la pantalla atentamente para observar como una figura alta, delgada y con botas de piso se acerca a Terrell por detrás.

"Hola guapo, por que no vienes conmigo para jugar?"

Los medios de comunicación e incluso la linterna del helicóptero apuntan a la figura que camina sin prisas y con seguridad arrolladora hacia el matón.

"Hey muñeca, espera tu turno, ahora te atiendo."

Terrell deja caer estrepitosamente el cuerpo de la reportera al suelo.

El matón camina resuelto hacia la figura que adivina es una mujer con una mascara que distorsiona su voz.

Los policías se apresuran a enfundar sus armas y corren para recoger el cuerpo desmayado de la chica.

Se retiran dos de ellos, pero uno de los policías, con curiosidad infantil, quiere ver de más cerca a la figura que se atreve a retar a ese peligroso mastodonte.

Dentro de su escondite, Tom, Bernard y Carl observan como se desarrolla la escena a un par de metros de ellos.

Tan entusiasmados estan observando como Terrell, el golpeador y violador mas violento de la cárcel era apuntado por las pistolas de más de quién es policías que no se dieron cuenta de donde había salido esa figura negra que ahora esta casi frente a Terrell.

Carl observó que no era cuerpo de hombre sino de una mujer...

Una mujer?

En serio?

Máscara Plateada casi llega a donde esta Terrell quien tiene una sonrisa siniestra y retorcida escrita en la cara.

"Voy a gozar violándote tan fuerte que desearas que te mate en un segu..."

Un rápido movimiento con una vuelta...

Mascara Plateada encajó profundamente su codo en el estómago de Terrell con un impacto tan fuerte que lo hizo retroceder varios metros hasta caer pesadamente contra el pavimento.

Todos se quedaron quietos y callados ante esa escena.

Máscara de Plata se acercó al hombre, sus pisadas resonaron fuertemente.

La increíble escena se transmite en vivo por lo que todos estan ansiosos por ver su próximo movimiento de la sombra negra.

Terrell, levantándose del suelo, está  furioso!

"Buen golpe, pero no te dejaré..."

Otro golpe hacía arriba con la mano extendida contra la barbilla del hombre hizo que el matón volveria a morder el suelo.

Esta vez la figura no esperó a que se levantara, por lo que poniéndose a horcajadas sobre el maldito hombre lo tomó por la nuca y lo mató.

Terrell yace sin vida en el piso.

Dos sombras negras más detrás de la figura con la máscara plateada surgieron de la penumbra.

Ellos dejaron caer varios cuerpos incoscientes de algunos de los prisioneros que habían escapado.

Sin mediar palabra alguna, la figura se levantó, se alisó su traje negro completamente impecable y se dió la vuelta silbando la tonada con la que había llegado, seguida de sus sombras, las cuales caminaron abriéndose paso por el fuego y desaparecieron.

Todos se quedaron boquiabiertos con esa escena...

Les tomó mas de un minuto entero reponerse de esa impresión.

Cuando los policías corrieron a esposar a los maleantes, los periodistas daban la nota de lo que ahora llamaban la "Mortal figura con mascara de plata."

"Letal máscara plateada."

"La poderosa máscara de plata."

Y demás sobrenombres que le dieron a la figura la prenda y medios.

Edward desapareció de su oficina mucho antes de que ellos terminaran de hablar.

Debía conversar con su abuela inmediatamente, pero mientras conducía a la villa le temblaban y sudaban las manos.

No tenía dudas, debía ser ella!

Quería creer que era ella!

Era su canción especial!

La de ambos!

La conocía tan bien, tan bien por esos largos y terribles tres años separados...

La abuela Situ se alegró cuando recibe sano y salvo a su nieto en su casa.

"Edward que bueno es verte, no te vayas debo hablar contigo ahora."

Después del beso y abrazo inicial, ambos se sentaron en las sillas frías del despacho de la abuela.

Edward comenzó primero las preguntas.

"Emily es máscara de plata?"

La abuela giró la cabeza impresionada por su suspicacia.

Tranquilizando su expresión, la abuela gira la laptop que tiene abierta en su escritorio.

Una videollamada por Skype mostraba a Bruce con su abuela Freda y Elizabeth del otro lado del mundo, en Dinamarca.

"No Edward, no es Emily Máscara de Plata."

Bruce se apresuró a responder esa pregunta.

"Eso no puede ser posible!"

"Ella silbó nuestra canción!"

"Es ella, estoy seguro!"

La abuela Freda quien tenía años de no ver a Edward, desde que era un niño pequeño que correteaba con Bruce y Emily detrás de ellos, riendo alegremente, lo observ con expresión seria.

"Aline déjame hablar con tu nieto a solas."

"Chicos salgan por un minuto."

"Joven Edward, quieres saber más de mi nieta y donde ha estado en estos años?"

Tanto Bruce como Elizabeth miraron a la abuela con cara de impresión, mientras Edward observa como su abuela cierra la puerta dondoles privacidad.

Ambos chicos obedecieron a regañadientes, pero saben que la abuela Freda tiene sus razones.

Edward esperó a que todos se fueran para dirigir su atención a esa señora que tenía algunos rasgos parecidos a los de su amada Emily.

Su presencia, a pesar de que nunca la había visto en su vida adulta le resultaba extrañamente familiar.

Como si ya la hubiera visto y tratado mucho tiempo antes de esa vez...

"Tu estás conectado a mi familia de muchas maneras."

"Espero que a estas alturas de la vida ya sepas que tu madre, Lorna como Leila, mi hija no se conocieron por pura coincidencia."

"Tampoco fue coincidencia que ustedes, sus hijos se llevaran bien de inmediato."

"O que te enamoraras de Emily, sellando su intrincado destino que vienen arrastrando desde hace más de quince vidas pasadas."

"Ella en esta vida estaba destinada a sufrir primero por tu mano."

"Ella lo aceptó cuando reencarnó, porque en la vida pasada ella te hizo mucho daño."

Edward no puede creer lo que la abuela dice!

"Ese ha sido su karma desde que ustedes se enlazaron en la primera vida, donde ambos fallecieron de adolescentes y sufrieron demasiado sin poder amarse."

"Por lo que juraron encontrarse en cada vida futura."

"Y así lo han hecho porque su pacto fue de alma y sangre."

"De amor y odio arraigados en lo más profundo de su ser interno."

"Pero ambos decidieron en su vida pasada que esta sería la última vez que intentarían están juntos."

"Mi nieta es la que ha sufrido más debido a que te ha visto agonizar innumerables veces, por lo que el lazo se vuelve cada vez más débil."

"En este momento puedo decirte que tu eres el más interesado en recuperar esa unión."

"Mi nieta quiere sacrificarse para poder darte una vida sin ella...."

"Una vida que te permita tener familia, tener hijos..."

"Nunca en sus vidas pudieron unirse en matrimonio ni han podido consumar su amor."

"Pero en esta vida presumo que fue eso posible..."

Edward guarda silencio ante las palabras de la abuela Freda.

Palabras que golpean su ser...

Imaginarse sus primeras vidas donde ambos fallecieron de niños y se juraron encontrarse a través del tiempo y las reencarnaciones...

Pero jamás habían podido consumar su amor hasta esa vida.

Y Edward fue el que había dado ese paso, aunque hubiera sido de mala forma.

"Si..."

Contesta Edward un poco apenado.

"Bien, mi nieta como ya debes saber sobrevivió a su caída."

"Tu la empujaste a desaparecer porque así tenía que ser."

"Su expiación le ayudó para mejorarse, para ser más fuerte y ser la mujer que se supone debe de ser."

"Ella ahora es libre de su dolor previo, ya experimentó y pagó su sufrimiento en tus manos."

"Puedo notar en tu rostro que tu también haz tenido una buena ración de expiación dolorosa por medio de su desaparición."

"Debes saber que ella vino a visitarme, esta viva y ahora no la reconocerías ni aunque la tuvieras enfrente..."

"Ella es completamente diferente a como era."

"Doy gracias a todas las fuerzas de este mundo de su transformación en la mujer independiente y fuerte que es ahora."

"Pero antes de que te diga donde está..."

"Edward estás seguro de merecerla de regreso?"

Excelente y perturbadora pregunta.

Edward había hablado hace poco con Paul y su amigo se rendía ante su mujer.

Edward también lo haría por Emily pero no sabía si sería digno de volver a tener su amor o no...

"Si."

"He sufrido demasiado sin ella."

"Haré lo que sea necesario, lo que ella me haga o deje de hacerme lo soportaré."

"Solo quiero verla,

abrazarla,

tenerla frente a mi,

saber que esta bien."

"Ella es mi todo."

Responde Edward.

"No he vivido estos tres años."

"Morí el día que ella me dejó."

"Toda mi alma se marchitó cuando ella desapareció."

"Soy un cascarón vacío, frío y melancólico que sobrevive día a día."

Esa explicación le bastó a la abuela Freda.

"Puedo decirte esto con seguridad."

"Vas por buen camino mi niño."

"Sabías que hace dos vidas yo fui tu abuela y Aline fue abuela de Emily?"

"Nuestras familias están más arraigadas y entrelazadas de lo que me gustaría admitir..."

"Ahora debes escucharme firmemente."

La voz de la abuela Freda se endurece.

"Emily necesitará toda tu ayuda, porque a pesar de que vino aquí para entrenar, volverse fuerte y mejorar algunas habilidades heredadas por su madre, ella no es invencible ni tampoco es inmortal."

"Una guerra inminente se acerca, puedo ver que ella necesitará de tu protección y ayuda con la familia que la acogió cuando mataron a su madre."

"Porque sabías que mataron a su madre por culpa de su padre cierto?"

"Ese bastardo interesado quería vender secretos de familia al mejor postor."

"Engañó a su madre haciendo que se enamorara de él para llevar a cabo su repugnante acción."

"Mi nieta aún cree en el amor."

"Debes saber que ante todo ella, te ama demasiado, pero como sabes del amor al odio solo hay un paso."

"Mi nieta está más allá del odio."

"Debes demostrarle que tu actitud ante las mujeres ha cambiado."

"Que ahora eres diferente."

"Que tú eres diferente."

La abuela Freda observa con calma dominante las facciones y gestos de Edward a través de la pantalla.

Se parece inegablemente a Joseph, pero hay tanto de Lorna en él como sus ojos y su nariz.

La abuela Freda a la distancia puede ver y sentir que su alma ha cambiado y es justo lo que su nieta necesita para que sean muy felices por fin.

"Abuela Freda, entonces Emily regresará pronto a mi?"

Es lo único que le importa de verdad a Edward.

"Asi es niño."

"Después de esta guerra que comenzará y que te hará abrir los ojos en muchos aspectos."

"Manten a su familia adoptiva vigilada."

"Protege a todas las personas que ella ama y no olvides muchacho tonto."

"Ella vigila todos tus movimientos, por lo que te sugiero que seas recto en tu actuar, muestres determinación y respeto por todas las mujeres."

"Si haces bien tu trabajo te prometo que después de esta guerra tanto Aline como yo los reuniremos."

"Es hora de que este círculo vicioso acabe y todos podamos continuar."

La abuela Freda resopla antes de continuar.

"Ahora muchacho, prepárate, esta guerra no será tan sencilla como estás suponiendo."

"E involucra lo que más quieres."

"Tu familia, tu apellido, tu vida y la mujer que amas."

"Medita y ejercita, revisa tus alianzas, las necesitarás..."

La abuela Freda despide la llamada y la abuela Situ entra de nuevo en su despacho cuando Edward le habla.

"Abuela, que está sucediendo?"

Pregunta Edward ante la idea que a abuela le ha dicho de una guerra.

"Debes de saber que el submundo no esta contento con que Bruce haya dejado a cargo a una mujer en su lugar."

"El Topo ahora está instigando una pequeña guerra contra la mujer a cargo."

"Él quiere pelear por su lugar."

"Mis hombres lograron averiguar que hace poco ese inmundo hombre habló con dos hombres los cuales estan relacionados de alguna manera con Lucy."

"Si esa perra de tu ex prometida."

"Se que hiciste algunas cosas junto con ella cuando comenzaste tus empresas..."

"Ahora espero que estés preparado para lo que venga."

Esas últimas palabras dejaron pensando a Edward en el pasado.

La abuela tenía razón.

Había un par de hombres a los que habían usado...

De repente una llamada sonó en el celular de la abuela.

La policía había encontrado en la escena el bolso de Sandra, con la identificación de ella y su número de celular, pero había algo extraño.

El bolso estaba intacto, pero dentro del auto había dos cuerpos calcinados pertenecientes a un hombre y una mujer.

La abuela temía seriamente que el auto ardiendo que había visto en la televisión fuera del abogado de Lorelay

De igual forma una llamada al celular de Lorelay hizo que ella se tapara la boca ante lo que había querido ignorar en la escena.

"Señorita Lorelay, encontramos su número en los registros del señor Ram los cuales indican que es su abogado."

"Necesitamos que venga lo antes posible a la estación de policía, tememos que pueden ser noticias devastadoras para usted.."

Lorelay golpeó la pared lo más fuerte que pudo dejándole una marca indeleble antes de caer de rodillas.

"Esto es guerra!"

"Y la ganaré a como de lugar!"

Asevera Lorelay mientras las sombras negras la miran con tristeza.

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!