El Prohibido Amor de un CEO Incidente

sprite

Leer El Prohibido Amor de un CEO novela Incidente

La novela El Prohibido Amor de un CEO Incidente del autor Liliana Situ es una novela emocionante y fascinante historia En Incidente, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Liliana Situ Construcción Cada personaje en El Prohibido Amor de un CEO es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Incidente y los capítulos posteriores de la novela El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

"No me dejes, no me abandones!"

"Eres el amor de mi vida!"

"Si te marchas, me mato!"

"Te juro por lo más sagrado que me mato!"

La mujer ruega de rodillas al hombre quien está de espaldas a ella.

Él no muestra ni un poco de misericordia hacía ella.

"Por favor, mírame! no me ignores!"

"Hemos estado casados tres años, no me quieres ni un poco?"

Interroga ella desesperada!

"No, jamás te he querido."

La cara de la mujer al oír eso es de puro dolor!

"Tuve que casar contigo porque dijiste que estabas embarazada."

"Tuve que hacerme cargo de ti, pero ahora solo eres un estorbo para mí."

Lágrimas silenciosas caen por el rostro de la afligida mujer.

"No vuelvas a tocarme maldita mujer sucia!"

La pantalla plana se apaga en este punto pues a Lorelay no le gustan estos dramas novelescos.

Aunque Johana lo estaba disfrutando mucho!

"No entiendo como pueden gustarte esas tonterías, Johana."

Comenta molesta Lorelay.

"Vamos Lorelay, no me digas que nunca has visto ni dramas de televisión o leído novelas de amor."

"De esas románticas, eróticas, deliciosas donde puedes imaginarte  que eres la protagonista de la historia."

Lorelay la mira con la mano en cadera.

"Tienes razón, perdona, tu vida casi ha sido como una novela."

"Has vivido de todo."

"Deberías escribir un libro de tu vida y romance con Edward y venderlo!"

Exclama feliz Johana.

"Vamos no digas tonterías."

Minimiza Lorelay la idea.

"Anda, levántate ya, tenemos que irnos y concéntrate en lo verdaderamente importante."

Ordena Lorelay poniendo orden a su amiga en esa madrugada.

Johana se quita la la frazada para levantarse de la cama.

Ella se coloca un abrigo grueso, le da un beso a su prometido quien sigue  dormido.

Aunque se levantarse en unas dos horas más tarde.

El gran día por fin llegó!

El día tan esperado y ansiado por la pareja!

El día de su boda!

El día en que se casarían frente a miles de camaras y personas.

Miles de ojos estarán observando, escudriñando y criticando hasta el mas mínimo detalle de su enlace matrimonial!

Fue una suerte que ni ella ni Lorelay, mucho menos Dániel tuvieran que encargarse del arreglo del salón, de la iglesia, del menú y las decoraciones.

Todo fue arreglado por otras personas.

Por tal motivo, en ese momento que el reloj marca las tres de la madrugada Johana y Lorelay se marchan de Golden Osmanthus para llegar a la la locación dónde se llevará a cabo el exclusivo detrás de cámaras.

Se filmará toda la preparación, maquillaje y el vestido de la hermosa novia, la famosa artista plástica Aurora.

"Recuerdame porque hago esto a estas horas de la madrugada!"

Se queja Johana mientras arrastra los pies al ascensor junto con Lorelay quien parece fresca y descansada.

"Porque hoy te casas con tu alma gemela."

"Porque estamos asegurando un patrimonio para ti y tus futuros hijos , porque serás más famosa."

"Y tus cuadros comenzarán a venderse, pues tengo planeado algo especial para ti."

Johana quien bostezaba recargada en el pared del ascensor envuelta en su frazada favorita despertó cuando escuchó lo último que Lorelay dijo.

"Dime!"

"Que planeaste para mi?"

"DIME!"

Ruega ella como niña pequeña.

"No, es una sorpresa que te esperará cuando regreses de tu luna de miel."

Exclama Lorelay manteniendo el secreto a salvó.

"Eres mala."

Finge enojarse Johana.

"Si pero me quieres de igual manera."

Ambas rien dentro del ascensor que baja al estacionamiento subterráneo.

El auto de la revista que compró los derechos de la preparación de Aurora para ese día ya las espera.

"Señorita Aurora, es un verdadero placer para mi poder conocerla en esta madrugada."

"Señorita Lorelay, también es un placer conocerla!"

Saluda cortésmente el hombre de mediana edad quien es el director de la revista de modas.

Detrás de él se encuentra todo un grupo de personas ya esperándolas.

Una camioneta de lujo blanca ya las esperaba junto con tres autos blancos mas donde viajara el personal.

"Gracias señor Benton, es un gusto también conocerlo."

"Sabe si hay paparazzis afuera?"

Cuestiona la representante de Aurora.

"Si señorita Lorelay, hay paparazzis afuera."

"Por tal motivo trajimos a una doble que viajara escoltada en un auto detrás de nosotros."

Una chica de la misma edad, complexión e incluso color de cabello salió de uno de los autos para que la conocieran.

"Señorita Aurora, es un inmenso placer actuar como su doble."

Agradece la chica dándole la mano a Johana quien corresponde el saludo.

"Bueno, el tiempo apremia y debemos  dejar hermosa a la novia!"

"Hoy es su gran día!"

"Andando, andando, andando!"

El señor Benton palmeó tres veces, todos corrieron rápidamente a sus lugares, incluida la doble quien se sentó al lado de la ventana usando un cubrebocas, lentes oscuros, muy  parecidos a los de Aurora para comenzar su actuación.

Las chicas se sentaron en el asiento trasero de la camioneta.

Johana incluso pudo recostarse a dormir en el asiento trasero en el traslado.

Como bien ya lo había previsto Lorelay, cuando uno de los autos salió del estacionamiento subterráneo, los hombres con potentes lentes fotográficas comenzaron a tomar fotos tratando de captar a la artista antes de su boda.

"Son unos buitres."

Exclama despectivamente el señor Benton quien observa a los paparazzis correr detrás de ellos para seguir fotografiando la caravana.

Por fortuna otros dos autos y otra camioneta idéntica se les unió unos metros adelante y los señuelos fueron por otro camino.

"Aurora, llegamos, despierta por favor."

Lorelay despierta a su amiga para que descienda de la camioneta y entren juntas al edificio designado para que la maquillen ese día.

Afuera podrían ser casi las cuatro de la mañana, pero adentro parecían las cuatro de la tarde.

Tanta gente corriendo preparando sets de belleza, cámaras, maquillistas y peinadoras se alistan.

Todos los que están ahí compitieron para tener el privilegio de arreglar a Aurora, la famosa artista.

Todo es ganar-ganar para todos.

Las maquillistas se promocionarían, las marcas de cosméticos también, aunque en este caso, fue de la misma línea que maneja Lorelay, por lo que era más beneficioso para ambas.

Las peinadoras para ambas chicas también se promocionarían dando a conocer sus dotes artísticas, los fotógrafos, staff y un largo etcétera.

"Señorita Aurora, déjeme presentarles a las maquillistas que le atenderán."

"Esta niña se llama Lola y es fabulosa y esta niña se llama..."

Johana intenta con toda su alma recordar todos los nombres de las personas que le presenta el señor Benton, pero no lo logró al estar aún adormilada.

Al final Lorelay fue la que tuvo que recordar todos los nombres para tenerlos presentes en la historia que subirá a la página oficial de la artista.

Muy pronto, Johana se encontró sentada en una silla alta mientras las maquillistas hablan entre ellas y estudian la cara de la artista.

Ellas alaban la hermosa piel blanca de Johana mientras discuten acerca de los tonos de maquillaje que usarán para resaltar la belleza natural en ese glorioso día.

Las peinadoras también discuten acerca de los diferentes peinados, texturas, decoraciones y demás.

Todo es ajetreo.

Todas las personas trabajan, se mueven y preparan cosas.

Incluso algunas se toman selfies con la artista para el antes y el después.

"Lorelay, tienes alguna infusión para que pueda despertar?"

"Tengo mucho sueño y no se porque!"

Ella busca en su enorme mochila algunas infusiones y preparar algo a la somnolienta novia.

Lorelay se dirige a la cocina del lugar para combinar lo que necesita.

"La chica es una belleza natural, pero parece que tiene mucho sueño."

Exclama una voz de mujer.

"Si, ella no parece del todo emocionada con esto."

"Si yo fuera ella estaría viviendo mi sueño!"

Exclama otra chica.

"Imaginate amiga!"

"Ser atendida por todo un staff de profesionales, que se compitieron para atenderte!"

"Además el novio, dios mío!"

Una chica se abanica con su mano.

"Haz visto a Dániel en persona?"

Pregunta una asistente de los fotógrafos a una asistente de la revista.

"No, pero he visto muchas fotos de él en sus redes sociales y siempre sale con ella."

"Están tan enamorados que me dan envidia!"

"Te comprendo, mi novio ni siquiera me regala flores..."

Exclama pesarosa la chica bajando la cabeza.

"Si yo fuera ella..."

"Estaría feliz, no dormida."

"Estaría ansiosa, no somnolienta."

Declara una chica decididamente

"Oye escuchaste que Dániel antes estaba locamente enamorado de una chica común y corriente como nosotras?"

Cuestiona una chica.

"Si, eso escuche, una tal Emily gu o du?"

"No recuerdo el apellido."

Responde la otra chica.

"Solo una estúpida podría haber dejado ir a semejante bombón de hombre!"

"Sin duda una estúpida."

Lorelay no soporta más las habladurías de las chicas,por lo dejando caer una taza en la mesa provoca un ruido que hace voltear a las chicas.

"Señorita Baek, disculpenos, necesita algo?"

"Esta bien?"

Cuestiona las chicas acomedidamente.

"No se preocupen chicas, sigan platicando, no se rompió nada."

"Solo se me resbaló la taza de mi, soy una tonta."

Las chicas se acercan a ella para ayudarle con sus cosas y limpiar.

Lorelay guarda sus cosas sin saber bien porque está enfadada.

Tal vez es por todo lo que decían de su amiga.

O porque le habían cambiado su antiguo apellido dos veces.

Regresando a donde está  Johana a medio maquillar, Lorelay le da la infusión de energía para que despierte del todo.

Lorelay deja su mochila en el suelo antes de revisar las bolsas protectoras del  vestido de novia y de su vestido.

Afortunadamente todo esta en orden y completo.

Un rápido vistazo a su amiga antes de que ella vaya al baño para refrescarse.

Después de hacer uso del baño, Lorelay se dirige a revisar las locaciones de las fotos.

Un fotógrafo le pidió su atención junto con Benton para fotografiar a la novia en diferentes poses.

La mañana avanza rápidamente y pronto dieron las seis de la mañana.

Lorelay camina hacia la planta alta donde ya está todo listo para fotografiar a la novia.

Ella documenta todo tomando fotos para subirlas a las redes sociales oficiales de Johana junto con un pequeño video.

Terminando de grabar lo que necesitaba, Lorelay estaba a punto de bajar las escaleras cuando un brazo masculino la jaló para que entrara a una oficina que estaba a un costado.

Rápidamente Lorelay se puso en guardia.

Dándole un codazo en la boca del estómago a su atacante, Lorelay logra  librarse de su agarre.

Lorelay retrocede para ver a su atacante, pero lo que ve ante sus ojos la deja perpleja!

Si no lo hubiera visto morir con sus propios ojos Lorelay juraría que esta frente a Dorian!

"Quien eres tú y como te atreves a tocarme imbécil?"

Cuestiona Lorelay con fuerza antes de empujar al chico que estaba de cuclillas en el suelo.

Su grito alertó a las personas que están a la mitad de la escalera tomando fotos.

Ellos avisaron al director Benton quien subió corriendo para averiguar  que demonios estaba pasando.

"Señorita Lorelay!"

"Se encuentra bien?"

Cuestiona preocupado el hombre.

"Quien carajos eres tú y como pudiste entrar en este lugar?"

Interroga al intruso.

"Averigüen como entró este hombre, por que no es nadie del staff!"

"Lo se porque los entreviste personalmente!"

Grita Benton antes que aparezcan los guardaespaldas de Lorelay para protegerla.

"Esperen, solo quiero hablar con ella un segundo."

"Solo eso pido!"

"Después hagan conmigo lo que quieran."

"Por favor!"

El chico ruega.

La voz de él es totalmente diferente a la de Dorian, pero su rostro...

Era tan parecido!

Casi idéntico y eso puso muy mal a Lorelay

"Que pasa aquí?"

Edward entró por la puerta, pues nadie en la ciudad le negaría el paso al gran Edward Situ.

Cuando supo por medio de Tommy donde estaría su amada, Edward se levantó a las cuatro de la mañana para nadar un poco en su alberca privada, después se dió una ducha para vestirse informal y dirigirse a ese lugar.

Él tenía que estar ahi a las diez de la mañana pero se adelantó para estar unas horas antes de la boda con Lorelay.

Una sola mirada al chico que se levanta para enfrentarlos es suficiente para que  Edward exija.

"Dejennos solos."

Nadie se atreve a contradecir sus palabras.

Todos salieron, pero Benton se quedó en el pasillo de la escalera supervisando las fotos.

Y para que no ocurriera una tragedia  en la segunda planta.

Los guardaespaldas se apostaron en la puerta impidiendo que alguien entre.

Dentro se escuchan voces.

"Quien eres y que quieres?"

Pregunta Lorelay abrazando a Edward quien es su refugio favorito.

El chico aún esta sin aliento, por lo que sienta en la silla detrás de un escritorio en silencio.

Edward, temeroso que él portara un arma escondida le ordenó que se  mantuviera en todo momento a la vista y de pie.

"Soy alguien que se tu sucio secretito Emily Mu."

Asevera el chico

"Soy alguien que encontró rara la muerte de Dorian y pasó mucho tiempo averiguando que le había pasado de verdad."

"Se que ustedes lo asesinaron."

"La policía es estúpida, pero no me hizo falta más que seguirte un par de veces para ver que tenías una relación con Edward Situ."

"Entonces algo dentro de mí me dijo que solo podía haber sido él como amante dolido que..."

Una bofetada golpeó la mejilla izquierda del chico dejándolo callado y tambaleante ante la fuerza de la aparentemente frágil chica.

"Callate!"

"No tienes derecho a decir nada!"

Ruge enfurecida Lorelay.

"No tienes pruebas de nada."

"Te estas metiendo con personas muy poderosas e influyentes por lo que te sugiero que medites tus palabras."

Lorelay amenaza al chico mientras le sostenía la barbilla con fuerza.

"Por tu apariencia creo que Dorian fue un familiar tuyo "

"Pero no tuvimos nada que ver con su muerte."

Edward se sienta para ver que su amada controlar la estúpida situación.

Entrar como un maldito intruso en una sesión de maquillaje y fotos para tomar venganza por un familiar asesinado es muy novelesco.

Además, que caso tenía hacerlo tantos años después de que Dorian falleciera?

"Ese bastardo intentó violarme porque un hombre muy malo le pago por ello, lo sabías?."

"En ese momento no era la mujer fuerte que soy hoy, solo era una niña débil e ingenua quien creía que Dorian me amaba."

"Pero él fingió todo por dinero."

Lorelay habla mirando de forma dura y despectiva al chico.

El semblante de ella es aterrador y oscuro.

Edward pudo apreciar que la energía de Lorelay cambió para mal pues su energía es fría y oscura.

"El hombre que de verdad me ama llegó a rescatarme justo antes de que ese Dorian bastardo me violara y me alegro que falleciera."

El chico mira a Lorelay temblando, pues su voz ha cambiado, su presencia ha cambiado, su cuerpo ha cambiado inexplicablemente.

"Y ahora haré lo mismo que hice con Dorian, no puedo dejar que nadie sepa esto."

"Edward pásame mi mochila de la planta baja por favor."

Pide Lorelay.

Edward mandó a uno de sus guardaespaldas a traer la mochila.

El chico no creyó que ella fuera capaz de asesinarlo de un disparo como lo  hicieron con su primo, por lo que esboza una sonrisa socarrona en su cara joven.

"No podrás hacer nada."

"Transmitiré esto en vivo mostrándole a todos lo doble cara e hipócrita que eres."

Réplica el chico.

Lorelay no escucha nada de lo que el joven dijo pues esta disfrutando uno de los besos ardientes de Edward.

"Hazlo, no creo que se transmita."

El joven comenzó la transmisión en vivo pero por una extraña razón no podía transmitir nada.

Aunque tenía datos y estaba conectado al internet del edificio, pues trabajaba ahí como suplente de recepción, simplemente no podía transmitir.

Después ni siquiera pudo acceder a sus redes sociales y luego su celular se apagó, dejándolo atónito.

Tocaron a la puerta y una mano extendió la mochila de Lorelay quien buscó en un compartimento secreto un pequeño frasco con líquido especial.

"Prometí no usarlo otra vez, pero eres un sujeto de prueba muy bueno."

Ella caminó hasta el chico quien intentó resistirse y gritar pero Lorelay le dió un golpe certero para inmovilizarlo.

Después le abrió la boca para que tragara.

"Bebelo todo, esperaremos las reacciones juntos."

Lorelay tapa el frasco y deja al chico sentado en la silla.

Ella se fue a abrazar a su amado fuertemente.

"Porque me dejaste en medio de la noche?"

Cuestiona Edward a su amada.

"Mi amor, sabías que tenía que estar de madrugada aquí.con Johana."

"Además, fue muy bueno y delicioso lo que hicimos ayer, no crees?"

Edward recuerda que la noche anterior ellos hicieron el amor en medio del estudio de pintura de Lorelay.

Al principio, lo hicieron dulcemente, pero después Lorelay tomó las riendas para hacerlo más fuerte, justo como ella quería.

Edward no puso resistencia al verla tomar el control.

Él se dejó llevar para que ambos explotaran en un orgasmo abrasador.

Después de eso, se dieron una ducha caliente que terminó con Lorelay recargada en la pared fría del baño y Edward cargándola para embestirla tan profundo como les gustaba a los dos.

Al final, terminaron en la habitación de Lorelay donde Edward, saciado, se durmió rápidamente.

Esos días habían sido la gloria para él.

El chico se lleva las manos a la cabeza antes de convulsionar unos segundos, después levanta la cabeza jadeando por aire antes que Lorelay grite.

"Médico, ayuda!"

"El joven tiene convulsiones!"

Benton fue el primero en entrar y mirar al chico que se retuerce en la silla mientras que Edward y Lorelay lo miran con cara de asombro.

"Llamen al doctor de prisa!"

Ordena Benton pero ningún esfuerzo fue posible para salvar al chico quien falleció de un paro respiratorio.

"No comprendo como sucedió..."

"Debió de haber sido la presión de estar frente a dos empresarios importantes como ustedes."

Trató de explicarse Benton.

"Este chico solo quería selfies con nosotros y un autógrafo mío, pueden observar su libreta y mi firma en la mesa."

"Pero de un momento a otro convulsionó y..."

Lorelay actua muy bien su papel de mujer impresionada.

Edward dió ordenes precisas para que nadie dijera nada acerca de ese incidente.

"Por supuesto que si señor Situ, nadie dirá ni una palabra."

"Ellos saben que sufrirán terribles  consecuencias si lo hacen."

Edward se lleva abrazada a Lorelay a otra oficina.

La cual acondicionó previamente para disfrutar del cuerpo de su amada.

De nuevo...

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!