El Prohibido Amor de un CEO Juicio

sprite

El Prohibido Amor de un CEO novela Juicio de Liliana Situ

En El Prohibido Amor de un CEO novela Juicio autor Liliana Situ los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a El Prohibido Amor de un CEO Liliana Situ Juicio en readerexp.com

La puerta del auto con vidrios polarizados se abrió.

Una mano masculina se extendió para que la dueña de una delicada mano femenina pudiera descender con seguridad del auto.

Tres autos más detuvieron su marcha justo detrás de este auto en particular.

Los ocupantes de esos autos  descendieron sin prisa.

Cómo si fuera una Idol de K-pop, los periodistas rodearon a la bella y elegante mujer que lleva unas gafas de sol enormes, cabello suelto, ropa negra y una abrigo largo para poder esconderse en el.

"Señorita Emily, es cierto que el señor Situ la acosó?"

"Señorita Emily, porque hasta ahora demanda al señor Situ por violación?"

"Señorita Emily, quien es su acompañante?"

"Señorita Emily, usted ya superó este trauma?"

"Señorita Emily, es parte de una venganza por parte de la familia Mu hacia el señor Edward Situ?"

"Señorita Emily, cuánto pretende que le pague el señor Situ por el agravio hacia usted?"

Dániel camina a la par de Emily  sujetandola fuertemente de la mano.

Al costado de la pareja, caminan Ryan con Flora, David Mu, padre de Emily, Ray y Amely, padres de Ryan junto con sus amigos abogados.

Atrás de ellos los custodian los abogados de Dániel.

Cuando casi terminaban de subir las escaleras dos Aston Martin negros de última generación se detuvieron en la entrada de los juzgados.

De ellos salieron los abogados de Edward y Lucy, junto con la escandalosa pareja.

Los periodistas al ver la llegada Edward corrieron hasta él para conseguir entrevistarlo alguna  declaración.

"Señor Situ, es cierta está acusación por violación?"

"Señor Situ, que hará ahora con esta nueva demanda en su contra?"

"Señor Situ es cierto que no procederá la demanda de violación pues es demasiado tiempo para que la parte ofendida lo demande?"

"Señor Situ, la señorita Emily lo obligó a esto?"

"Señor Situ, denos alguna declaración!"

Todos los demás voltearon a verlos.

Edward con sus costosas y elegantes lentes de sol extendió su mano y un gran paraguas para tratar de protegerse de los flashazos de las cámaras de los periodistas.

Abrazó a Lucy, quien lucía soberbia y avanzaron con seguridad con ayuda de sus guardaespaldas que les abrieron paso.

Ese día no solo Emily iba a interponer la demanda por violación y acoso, sino que también eran las ratificaciones de las demás demandas de los Mu.

"Vamos?"

Cuestiona Dániel notando que Emily  tiembla y tiene las manos muy frías.

"Si, vamos."

Responde la niña.

Emily respira hondo para calmarse y terminar de entrar al juzgado.

Con garbo exagerado, Lucy mira despectivamente a toda la familia Mu y a los que entraban junto con ellos.

Edward permanece de espaldas mientras consulta algo con uno de sus abogados.

Abogados pagados por su abuela, pero amigos de fiesta y parranda de Edward.

Edward había rechazado apelar a alguna demanda.

Aunque sabía que solo iba a pagar las multas y daños tenía que presentarse ante el juez ese día.

Emily entró de la mano de Dániel al juzgado.

Edward dejó de hablar un segundo para tragarse su enojo al verla entrar de la mano de otro hombre.

Edward tiene un humor de los mil demonios pues apenas anoche la había visto con Paul muy  feliz cenando con su supuesto amigo.

Edward esta furioso porque conoce a su amigo quien es un mujeriego consumado.

Y no quiere que Emily se enrede con  Paul.

Pero lo que le molestó más al hombre es que ella lo ignoraba y ahora tenía las manos enlazadas con ese otro hombre.

Para colmo de sus males, no había cenado nada, pues Lucy le había hecho una escena de celos en el restaurante cuando se sentó al lado de ella.

Le gritó tanto y tan fuerte que si quería fuera detrás de esa zorrita de Emily antes de tirarle encima la bebida que el chef le había dado de cortesía.

Y para rematar se había ido sola con sus amigas dejándolo humillado en la mesa.

Pero trataba de comprenderla...

Lucy estaba enojada con él por haberse metido con Emily.

Por no haberla buscado de mejor forma, por toda la situación.

Esa mañana se había presentado en su puerta vestida y alegando que también su honor estaba en juego y que ella no iba a dejar que la ligaran con un violador.

Por eso había traído un abogado amigo suyo, especialista en...digamos que experto en sacar a personas malas de cualquier situación.

"Debo decirte que aún me duele esta situación, no comprendo cómo metiéndote en la cama con ella me vengarias, Edward."

Comentó Lucy.

"Es más, si hubiera sido con Flora tal vez no estaría tan molesta."

"De esa forma tendría pruebas de que ella me acosaba."

"Podría alegar que fue una trampa suya para que me alejara de ti."

"Pero no."

Lucy habla con clara decepción en su voz.

"Decidiste meterte con la hermanita más joven de tu entonces prometida y mira el lío que nos causaste a ambos."

"Mi pequeña empresa está luchando por sobrevivir debido a estás demandas y acusaciones."

"Pero espero que pronto se olviden y continuar."

"Por favor, piensa con la cabeza de arriba y no con la de abajo cuando vayas a vengarte otra vez."

"De acuerdo, querido?"

Pidió de forma burlona Lucy.

Ella se sentía humillada por toda la situación.

Además estaba comenzando a hartarse de que Carl no la llamara y no había ido a verla como antes.

Edward no tenía dinero para ir a ningún lado o llevarla al cine, a comer, a comprar.

Ella no salia para nada!

Lucy aspiraba a la vida millonaria y despreocupada.

Ella desea ser atendida día y noche, pasear por el mundo y tener lujos inimaginables.

Ropa de diseñador exclusiva, viajes, vivir en la playa y ser dueña de los castillos de Dinamarca de la familia Situ.

Por eso aún le seguía el juego a Carl y trataba de confiar en él.

"Lucy, lamento está situación."

Responde Edward desanimado.

"Cuando te fuiste me volví loco y no pensé con claridad."

"Pero por eso ahora estoy pagando por lo que hice."

"Aunque no me arrepiento de haberles hecho daño, pues realmente pensé que te habían asesinado mi amor."

"De lo único que me arrepiento es de haber intimado con la hija Mu."

"Estaba muy borracho y herido y..."

Trató de justificarse Edward mientras abrazaba delicadamente a la enfadada chica.

Le acariciaba su carita enojada con sus manos.

"Si claro, herido y borracho."

"Que conveniente no?"

"Ella te sedujo, no?"

"Ella tenía celos de Flora y por eso fue a tu habitación de Hotel, la cual nadie más sabía dónde estabas en ese momento tomando y..."

"Ella te provocó no?"

Lucy comentó esto con total ironía.

Ella sonrió burlonamente antes de ir con su abogado y susurrarle varias cosas con las que podría contra atacar a los Mu.

"En el caso de la Familia Mu contra Edward Situ, se ha establecido las cifras para reparar un poco el daño causado."

Exclama el juez.

"Les extendemos a sus abogados Señor Situ los papeles con las cantidades fijadas por los cargos admitidos y aprobados de daños y perjuicios."

"También se le fijan cantidades para pagar a cada miembro de la familia Mu por daños y traumas psicológicos."

"Una cifra más se le extiende por difamación y acoso con dolo."

"Ahora, se acepta la demanda de violación y acoso sexual de la señorita Emily Mu quien esté día la presenta junto con sus abogados."

"Que quede registrado que todos los miembros de la familia Mu están presentes y escucharon las sentencias."

"Se estudiará la demanda y en solo dos días se procedera pues es un caso bastante delicado."

El juez habló y todos en la sala lo escucharon atentamente.

Algunas exclamaciones contenidas y suspiros de parte de Emily, Flora y David se escucharon.

Ryan, Ray, Dániel y los amigos de Ryan miraban con ojos asesinos a Edward quien ni siquiera parecía reaccionar a las palabras del juez.

Emily se recargaba en brazos de Dániel.

Edward los miraba de reojo y apretaba con fuerza su rodilla con la mano.

"Su señoría, quisiera aclarar que la demanda de la señorita Mu puede estar influenciada de mala manera para hacer quedar mal a mi cliente y así desacreditar su fama de buen hombre y excelente empresario."

"Presentaremos una contra demanda, pues la señorita Mu esperó demasiado tiempo."

"Tenemos motivos para creer que son falsas acusaciones de su parte."

"Tal vez la señorita Mu en ese momento estaba celosa de su hermana."

"Y de alguna manera encontró la forma de llamar la atención de su aún prometido en ese momento."

"O tal vez esta fue una forma de querer desprestigiar al señor Situ por los informes bien intencionados de las malas prácticas empresariales por parte del señor Mu."

"Su señoria, presentaremos esta tarde pruebas de que la señorita Emily Mu pudo lograr intimar con el Señor Edward Situ para poder conseguir que se hiciera cargo de ella."

"Señorita Mu que vergüenza que hasta ahora quiera hablar de este tema y no en su momento."

Emily no daba crédito a sus palabras de ese idiota abogado.

Ahora ella tenía la culpa de provocar a Edward para que la violarla?

Ella había ido a esa habitación para ofrecerse como una puta barata y después poder chantajearlo de violación y conseguir dinero?

"Cómo se atreve a decir eso?"

"Está insinuando que mi hermana para vengarse de mi fue a acostarse con mi prometido en ese entonces?"

"Ninguna mujer provoca a su violador!"

"Lo que usted dice simplemente es una idiotez!"

Flora sorprendió a todos levantándose de su asiento y gritándole al cabrón que se hacía llamar abogado.

Ryan incluso se quedó pasmado al verla defender así a Emily.

Emily por su parte luchaba por contener a Dániel para que no hiciera una locura y fuera a golpear a ese "abogado."

"Señora Niam usted en ese entonces no llevaba una buena relación con su hermana, no es cierto?"

"Señor juez, está tarde vendrán personas a dar su testimonio escrito de que Flora maltrataba a Emily en ese entonces."

"Ese podría ser un buen móvil de venganza contra ella."

"Además señor juez, Emily es adoptada no es hermana de sangre de la señorita Flora, por lo cual creo aún más pausible esta premisa."

"No es la primera vez que hijas de familias ricas pelean y se meten en al cama de un hombre guapo, exitoso y poderoso para poder obligarlo a casarse."

"Es una estrategia femenina muy baja."

Comentó con desdén el abogado.

El juez al ver que todos los miembros de la familia Mu estaban listos para atacar a ese abogado habla fuerte y claro.

"Aunque no esté de acuerdo con las afirmaciones de el señor abogado, mi deber es escuchar las dos partes de las demandas."

"Yo también pienso que ninguna mujer provoca ser violada bajo ninguna circunstancia..."

"Pero también he visto casos de varias familias ricas que como el abogado dice, las hermanas se han peleado a muerte por un hombre en particular."

"Está sesión termina."

"Señor Situ en los papeles encontrará las cuentas bancarias de los Mu para que deposite las sumas indicadas para reparar los daños."

"Esperaré a ver a los testigos y a la familia Mu."

"Espero estén preparados."

"Se pueden retirar."

Emily se sentía como si estuviera viendo su vida en una película.

No supo cómo se puso de pie, como caminó perdida por ese pasillo y cuando comenzó a bajar los escalones las piernas comenzaron a fallarle.

"Emily, te sientes bien?"

Preguntó Dániel, quien sentía que abrazaba a una Emily zombie.

Los guardaespaldas de Edward pasaron casi golpeándolos.

Dániel enojado les gritó.

"Cabrones idiotas, fíjense por por donde van!"

Emily le puso la mano en su boca y negó con la cabeza.

"Vámonos, me siento mal."

Pide la niña quien está más pálida que antes.

Ryan protege a Flora mientras se adelantan para hablar con el juez.

Sus padres también se había acercado a hablar con el juez por las idioteces que había dicho el abogaducho ese.

"Ignorenlo y sigan caminando, es un don nadie."

Ordena Lucy.

Edward le pellizcó la mano para que dejara de hablar.

No es que Edward no quisiera hablar.

Solo que tiene dolor de cabeza y quería irse lo antes posible para no ver a Emily en brazos de otro.

"Les hablaba a los guardaespaldas no a la zorra de Edward."

Comentó Dániel, poniendo a Emily detrás de él.

"Vámonos, no hagas caso."

Pide Edward tratando de agarrar la mano de Lucy.

"Cuida a tu noviecita mejor, no quiero que vuelva a acercarse a mi prometido."

"De hecho ninguna de las mujeres Mu debería acercarse a los prometidos de otras mujeres."

"Son una putas baratas y arrastradas."

Dániel caminó hacia Lucy.

Se paró frente a ella con aire amenazante. 

Emily salió de su letargo y corrió tras él.

"Dániel, cálmate."

"Vámonos, no hagas una escena."

Rogó Emily.

Edward por su parte calmó a los guardaespaldas y se colocó frente a Lucy.

"Los ánimos están muy exaltados."

"Será mejor que cada uno se haga cargo de su pareja."

Habló Edward a Dániel educadamente de forma fría.

Pero en los ojos de ambos destellaban las ganas que tienen de matarse con sus manos.

"Así es."

"Debes cuidar la lengua de la víbora con la que caminas, si se la muerde se muere."

Responde Dániel quien susurra hacía Lucy.

"La puta barata eres tú, hipócrita de mierda."

Edward tomó de la ropa a Dániel antes de darle un fuerte puñetazo en la nariz.

Por la inercia del golpe, si querer trastabilló y empujó a Emily contra la pared.

"Ay!"

Se quejó Emily.

David corrió a donde estaban ella junto con Dániel.

"Pequeña, que pasó?"

"Que pasa?"

Preguntó su padre.

David pudo ver que Edward y Dániel están peleando fuertemente.

Edward esta sacando su ira y coraje porque ese bastardo esta con Emily.

Ese hijo de puta puede tocarla, la besa, tal vez incluso ya la había hecho suya y dormía en su cama.

Ese pensamiento hizo que Edward se enojara aún más!

Dániel por su parte desquitaba su frustración e ira al imaginarlo violando a emily quien tal vez suplicaba y lloraba que no lo hiciera.

"Te mataré hijo de puta!"

"Eres un cobarde por violar a Emily!"

"Bastardo de mierda!"

Decía entre golpe y golpe Dániel.

Los guardias de la corte corrieron a dónde estaban los dos hombres peleando pero tanto Lucy, el abogado como los guardaespaldas les impidieron el paso para detener la pelea.

Edward derribó a Dániel y estaba azotando su cabeza en el piso.

Dániel le dió una patada en el estómago y un codazo en la cara y pudo quitárselo de encima.

Ambos hombres ya sangraban de la boca.

Dániel fue el primero en darle un puñetazo en la barbilla para tirar a Edward al suelo.

Parecía que los dos de verdad iban a matarse!

El abogado de Lucy filmaba todo con su celular pues usaría esto contra este caso.

Incluso intentaría demandar por daños y heridas.

Lucy solo veía entretenida la pelea sin intención de parar a ninguno.

Emily en cambio estaba preocupada por ambos, por lo que  levantándose les gritó.

"Ya basta!"

"Ya es suficiente!"

"Dániel, Edward ya paren!"

"Dániel, por favor ya!"

"Ya no más!"

Al borde de las lágrimas, Emily rogaba fuertemente.

Un movimiento de Dániel aventó a Edward hacia el suelo.

Emily vió la oportunidad de interponerse entre los dos.

"Basta!"

"Ya no más!"

Gritó Emily.

Dániel está cegado por la ira, por lo que la hizo a un lado.

Emily cayó al suelo golpeándose la cabeza con uno de los pilares del pasillo.

Edward al verla en el suelo le dió una patada en uno de sus pies a Dániel,  después un codazo en las costillas, provocando que Dániel se hiciera ovillo en el suelo.

Edward se levantó e iba a ayudar a Emily a levantarse porque se veía sangre que salía de su cabeza, pero Ryan se le adelantó.

Flora exclamó.

"Es suficiente!"

"Si quieren matarse haganlo de forma rápida y en silencio!"

"Vete de aquí Situ y llévate a tu zorra!"

"Son el uno para el otro!"

"La basura siempre se junta!"

Dicho esto fue a ver a Emily quien sangra de la nuca.

David levantó a Dániel quien dejó de tener la visión nublada cuando se dió cuenta Emily sangra profusamente.

Corrió hacia ella pero Emily lo esquivó.

David lo detuvo, Dániel se dejó caer en la suelo.

Edward y Lucy se fueron al médico.

El abogado apuntó hora, fecha, personas, todo.

Emily se agarraba de Ryan y Flora para seguirlos con calma.

Dániel detrás de ellos se sentía morir pues él había herido a Emily.

La había empujado y ella estaba sangrando por su culpa.

Solo dos puntos de sutura que dolieron un poco necesitó Emily para que cerrar su herida.

Afuera de su cubículo se escuchan fuertes discusiones entre Ryan y Dániel.

Dániel entró contenido por David Mu al cubículo donde está Emily.

"Emily, insiste en verte y Ryan le dijo que se fuera pero quiere oír de tu boca eso."

"Dice que..."

Dániel logró soltarse de los brazos de David y corrió hasta ella para hincarse al lado de su cama.

"Emily perdóname."

"Me deje llevar por la ira y frustración y te hice daño."

"Perdóname por favor, necesito que me perdones princesa por favor."

"Emily aplicame cualquier castigo que quieras, obedecere ciegamente."

"Por favor no me apartes de tu lado, ni termines conmigo porque me moriría."

Dániel tiembla de miedo y culpa.

Había querido vengarla y acabo lastimandola.

"Papá estaré bien, puedes irte."

Pidió Emily.

David con ciertas dudas salió del cubículo, pero se quedó afuera de la puerta para escuchar si algo andaba mal.

Emily esta tranquila y más recuperada del dolor y de las impresiones dolorosas del día.

"Se que quisiste hacer y te lo agradezco, pero quiero pedirte que te  controles."

"Dániel, en este momento me siento decepcionada de ti."

"Incluso siento un poco de miedo hacía ti."

"Si alguna vez te hago enojar por alguna razón, me golpearas sin escucharme?"

El chico escucha con el corazón quebrado lo que la niña pregunta.

"Dániel, necesito unos días para pensar y calmarme."

"Además debo prepararme para lidiar contra ese abogado que cree que yo me ofrecí a Edward."

"Espero me comprendas."

Responde Emily.

Dániel sintiendose defraudado de él mismo, se levantó del suelo pero antes de irse preguntó.

"Puedo verte mañana?"

Emily contestó.

"Si, pero estaré en casa de mi primo."

"Dániel, me dió mucho miedo tu mirada de odio en el momento que me aventaste."

"Usaste tu fuerza contra mí."

Dániel sintió que mil agujas filosas se le clavaban en todo el cuerpo.

Ahora ella sufría miedo y era por su maldita y estúpida culpa.

"Emily, no volverá a pasar."

"Lo prometo."

"Recuperaré tu confianza y amor."

Decidido, Dániel salió para que la familia pudiera entrar con Emily.

La pobre niña se puso a llorar desconsoladamente por todo...

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión.