El Prohibido Amor de un CEO Magnífico Honor

sprite

El Prohibido Amor de un CEO novela Magnífico Honor

En El Prohibido Amor de un CEO Magnífico Honor, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee El Prohibido Amor de un CEO Liliana Situ Magnífico Honor en readerexp.com

"Abuela, estoy impaciente por que todo empiece ya!"

Exclama emocionada Elizabeth.

"Yo también mi nieta!"

"No puedo creer que por fin voy a ver la boda de mi ese mocoso insufrible con mi nieta adorada!"

Declara la abuela Situ.

"Pensé que jamás vería esto, pero estoy tan agradecida porque podré presenciarlo!"

"Aline por fin!"

"Por fin nuestros niños se unirán como debe de ser!"

Exclama la elegante abuela Freda.

"Lo se Freda, pero porque tardarán tanto?"

Cuestiona impaciente la abuela Situ.

"Mi nieta aún estaba dormida, debe despertar y prepararse."

Indica la abuela Freda calmando a su amiga.

"Pobre mi niña, sufrió tanto antes que espero que ahora en adelante solo tenga amor abundante en su vida."

Suspira la abuela Freda con voz melancolica.

"En esta vida Lorelay merece ser feliz y disfrutar de una tranquila una larga y prospera vida!"

En ese momento las transmisiones en todos los bares, plazas y lugares concurridos fueron interrumpidas para dar paso al en vivo de la declaración de amor entre los CEOS afamados Lorelay Baek y Edward Situ.

Toda la ciudad detiene sus actividades cotidianas para presenciar lo que sucede, tal como lo hicieran aquella vez que Dániel se declaró a la famosa artista Aurora.

Antes de que el en vivo de inicio, se da un breve resumen de la relación de ambos CEOS, de sus familias, el lugar donde se llevaba a cabo la declaración y petición de mano.

Los medios del corazón estan fascinados con toda la información que obtienen, desde los nombres de los invitados, la decoración, el lugar y todo lo que ocurria esa noche tan especial.

"Ya deberían salir..."

"Oh, faltan cinco minutos para los fuegos artificiales!"

"Espero que mi nieta ya esta despierta Freda!"

La abuela Situ no esconde su creciente impaciencia.

"Tranquila Aline!"

"Todo saldrá mejor de lo que esperamos!"

De nuevo la abuela Freda tranquiliza a su amiga.

La playa esta lleno de susurros felices y risas entre los invitados y familia de ambos.

Aunque también esta la prensa presente en su lugar designado.

Edward incluso invitó a su gente y a los black para esa especial ocasión.

Algunas personas no dejan de mirar el balcón de una habitación el cual está adornado con velas y flores blancas.

Todo el mundo ya quiere ser testigo de lo que está por suceder!

Lorelay toma la mano de Edward para levantarse de la cama.

La chica se siente descansada y recuperada como si hubiera tomado unos días de relajantes vacaciones.

La alarma del celular de Edward le recuerda que tiene cinco minutos para los fuegos artificiales por lo que se da prisa.

Lorelay piensa que aún sigue soñando pero cuando mira a su alrededor se da cuenta que esta en la misma habitación de sus sueños por lo que parpadea sorprendida.

Que posibilidades hay de que su sueño se repita?

Edward esta con ella esta vez y se escuchaba ruido de personas fuera, tal vez sean huéspedes.

Además, Lorelay puede ver por la puerta entreabierta del balcón que es de noche.

Este debe ser un sueño diferente...verdad?

Insegura, Lorelay se aferra con fuerza a la mano de Edward cuando esta de pie.

Sin querer ambos quedan frente a un espejo de cuerpo completo.

"Edward, dime, esto está pasando de verdad o estoy soñando de nuevo?"

Cuestiona Lorelay con temor.

"Soñaste esto mi amor?"

Responde Edward.

"No."

"Soñé que estaba sola en esta habitación, con un vestido similar...no, el vestido que traía era diferente a este..."

Lorelay se mira en el espejo.

El precioso vestido blanco largo que viste la hace lucir como una novia...

Una verdadera novia!

La chica observa que Edward viste un traje formal con el que se ve extremadamente guapo y elegante.

Que estaba ocurriendo?

"Este vestido tan hermoso, tu vestido con ese elegante traje..."

"Edward iremos a alguna fiesta o celebración?"

La música instrumental con un tema conocido interrumpe las palabras de la chica cuando suena en el ambiente.

Lorelay camina hacia el balcón para salir pero Edward la detiene un segundo.

"Todavía hace falta algo en tu arreglo mi amor."

"Permíteme dartelo antes que salgas."

Inmóvil, Lorelay escucha su tan amada canción "In & Out" de su grupo favorito en versión instrumental.

Esa melodía la transporta a una época distante en la cual ella escuchaba una y otra vez esa canción mientras suspiraba porque estaba locamente enamorada de Edward.

Ahora que la vuelve a escuchar ella puede sentir de nuevo en su interior ese amor joven, intenso y vibrante que la hacia sentir inmensamente feliz.

Edward le coloca a Lorelay una tiara sobre su cabello arreglado con un recogido suave haciendo que ahora ella parezca una princesa de cuento de hadas.

Con las manos enlazadas ambos salen al balcón adornado con flores blancas y pequeñas velas justo en el momento en el que en el horizonte se iluminan los primeros fuegos artificiales.

Lorelay mira fascinada los magníficos, hermosos, coloridos, vibrantes estallidos de colores, los cuales le recordaron una noche específica en la cual también presenció fuegos artificiales.

Edward no mira los fuegos artificiales, solo admira a su amada mujer más tranquila y hermosa quien mira con los mismos ojos inocentes de antaño las luces que iluminan el cielo nocturno.

Él también siente que ha retrocedido en el tiempo.

A ese tiempo en que tuvo a su lado a aquella linda e inocente chica que lo cambió tanto.

Los invitados disfrutan los sorprendentes y coloridos fuegos artificiales.

El penúltimo de ellos estalló en el cielo formando un corazón rojo chispeante.

El último fuego artificial formó las inciales de ambos en medio del corazón.

"Edward, mira!"

"Tiene una E y una L unidos en el centro!"

"Es como si lo hubieran hecho para nosotros!"

Edward sonrie al escuchar los exclamos asombrados de su amada pues quien ahora se parece más a su inocente Emily, no a su fuerte Lorelay.

Antes de que se apaguen por completo las luces en el cielo, Edward toma la mano de Lorelay.

Quedando frente a ella, Edward lentamente se arrodilla.

Lorelay no puede creer lo que ve!

Es de verdad!

Esta vez es de verdad lo que tanto ha anhelado y soñado!

Conteniendo las lágrimas de felicidad que amenazan con arruinarle el maquillaje de noche Lorelay se lleva la mano a su boca para controlar su inmensa emoción.

Edward saca la cajita blanca con el típico símbolo Baek para abrirla frente a su amada Lorelay.

Mirándola con ojos llorosos, Edward se aclara la garganta antes de decir...

"Lorelay, debí haber hecho esto al segundo siguiente de saber que habías vuelto a mi..."

"Lamento si te herí debido a mi tardanza, pero ahora suplico tu perdón."

"Suplico me concedas el magnífico honor de pedir tu mano en eterno matrimonio sagrado."

Edward abre la cajita revelando un anillo de oro blanco con líneas que lo enlazan como su relación la cual esta entrelazada fuertemente.

El diamante azul que corona el divino anillo tiene forma de dos corazones fusionados.

No hay anillo más hermoso que Lorelay haya visto antes como el que Edward, arrodillado ante ella, ahora le muestra.

"Tu eres mi vida entera y yo quiero entregarte mi vida completa, pues sin ti a mi lado no soy nada."

"Desde el principio fuiste lo mejor en mi vida, me enseñaste a volver a sonreír, a reír, a disfrutar."

"Me enseñaste que tengo la capacidad de amar sin límites, sin restricciones, sin tiempo, sin ataduras."

"A tu lado aprendí que somos almas gemelas, tu eres mi complemento perfecto e ideal."

"Eres mi luz de mi oscuridad,

eres mi serenidad ante el mundo

eres tan anhelada paz."

"De una manera muy difícil, cruel y amarga aprendí que sin ti mi existencia no tiene sentido."

"Sin ti solo soy un cascarón vacío, gris y frío sin ningún sentido ni propósito."

"Lorelay, tu me infundes vida y me das un motivo para ser mejor hombre en todos los sentidos día a día."

"Tu eres mi hogar, el lugar donde me siento a salvo, seguro, amado y quiero amarte del mismo modo."

"Quiero adorarte, amarte, protegerte y nada me honraría más que aceptaras mi mano."

"A tu lado me siento el hombre más poderoso y rico del mundo."

"Siento que puedo resolver todo por ti y para ti "

"Quiero vivir contigo como tu devoto, leal y fuel esposo a partir de este momento y te pido que concedas mi más grande deseo."

Edward retira el anillo y lo desliza en el dedo anular de la chica quien sonrie extasiada justo en el momento en el que las luces en el cielo menguaron casi por completo para que las tenues luces de las velas les den esa atmosfera romántica.

"Lorelay, nuestras almas estuvieron unidas desde un principio..."

"En esta sublime noche ruego que tu vida esté unida a la mía por toda la eternidad."

"Deseo vivir la hermosa y feliz vida a tu lado todos los días, todos los meses, todos los años, por el resto de nuestras vidas."

"Me concedes el inmenso y excelso honor de ser mi esposa?"

En las pantallas dispuestas para todo el mundo la emotiva escena hace que las lágrimas de felicidad se deslicen hacía abajo en las mejillas de las emocionadas mujeres.

Los hombres sonríen ansiosos mientras las parejas se abrazan sintiendo el inmenso amor que Edward derrama por Lorelay.

"Di que no Lorelay!"

Dániel grita desde abajo causando la risa nerviosa de los invitados y de Lorelay misma.

La chica mira el anillo en su dedo y a su amado Edward con una rodilla en el piso antes de responder.

"SI!"

"Si, un millón de veces si!"

"Acepto ser tu esposa Edward!"

Edward suspira aliviado antes de levantarse feliz para besar a su amada prometida quien también besa de forma entregada.

Abajo, el sonido ensordecedor de los aplausos los envuelve junto con la música de fondo.

Una nueva ronda de fuegos artificiales blancos ilumina el cielo para alegrar el mundo mientras la pareja cambia su amor torturado por un amor maduro y feliz.

Abrazados Edward y Lorelay se asoman por el balcón ante los silbidos, aplausos y gritos de todo el mundo.

Lo que Lorelay observa la deja impactada.

"Todos están aquí!"

"No puedo creerlo, tu reuniste a todos están aquí!"

Exclama asombrada Lorelay.

"Si mi amor, yo organicé esto, pero tardé demasiado en llevarlo a cabo."

"Bajemos, tengo varias sorpresas preparadas para ti, mi dulce amor."

La pareja abandona el balcón para descender a la playa y continuar con lo que Edward tiene planeado.

El ministro de paz ya esta en su lugar y espera con ansia a la feliz pareja.

los invitados, con el sentimiento de felicidad y alegría inundandolos por la melosa escena de amor, digna de una novela o cualquier historia de amor toman asiento para ver el final feliz de la pareja.

Los medios de comunicación dan notas rápidas antes que los novios lleguen al altar.

La pareja ya es trending topic en redes sociales!

Algunas personas que estan cerca del hotel llevan regalos para la pareja aunque no puedan asistir a la boda.

Todos esperan ansiosos lo que ocurrirá después!

David Mu espera en la puerta provisional que da a la playa para entregar a Lorelay en el altar.

A su lado, la abuela Freda también espera a su nieta con un ramo de flores blancas para entregárselo y que sea la novia perfecta.

La abuela Situ espera a Edward para darle la cajita con el anillo de casados.

Cuando los ven aparecer abrazados y mirándose tiernamente a los ojos las abuelas se abrazan felices porque tuvieron la suficiente vida y salud para ver ese momento anhelado de sus dos nietos!

Cuando la enamorada pareja llega a donde estan ellos, los abrazan y besan completamente felices.

"Mi niña, espero que de ahora en adelante tu vida sea tan feliz y dichosa como la esperas."

"Te mereces todo lo mejor del mundo y se que te lo darán, verdad mocoso?"

Felicita y amenaza la abuela Situ a su nieta y luego a su tonto nieto.

"Aline!"

"Claro que mi nieto hará feliz a mi niña!"

"Mi nieto, les deseo una larga vida llena de felicidad y prosperidad, amor en abundancia y niños!"

"Queremos nietos lo antes posible!"

Tanto Edward como Lorelay ríen por la petición de la abuela Freda.

Los dos asienten y se despiden de las abuelas después de que los abrazaron deseándoles lo mejor.

Las abuelas ataviadas de blanco caminan por arena para ocupar sus asientos en la playa.

Lorelay aspira el delicado y fresco aroma de las flores antes de ver a su padre y a su prometido sintiendo que su corazón palpita loco de emoción y felicidad.

"Este es uno de los momentos más felices de toda mi vida y agradezco tener la vida, fuerza y vitalidad para presenciarlo en persona!"

Susurra emocionada la abuela Situ.

"Yo también Aline!"

"Hasta que mi profundo deseo se cumplió por fin!"

"Dime Freda, crees que sus madres estarían más felices que nosotras en este momento?"

Cuestiona de forma emotiva la abuela Situ.

"Deben estar mucho más emocionadas que nosotras, Aline."

"De hecho puedo sentir que Leila también está feliz por los niños."

"La declaración de Edward a Lorelay fue de lo más tierno y hermoso!"

"Fue mucho más de lo que esperaba Aline!"

Declara con un suspiro enamorado la abuela Freda.

"Lo importante es que nuestros nietos pudieron romper su maldición a través del tiempo y las reencarnaciones."

"Ahora solo espero que tengan mucho amor en sus vidas."

"Y que tengan muchos nietos, Freda, los nietos!"

Aplaude con emoción absoluta la abuela Situ.

"Guarden silencio, está por comenzar."

Edward besa la mano de su hermosa prometida antes de colocarla sobre el brazo de David, su padre.

"Se que es contra la tradición que el novio vea a la novia antes de la boda, pero nada de nuestra relación ha sido tradicional Lorelay."

"No puedo esperar más mi amor."

"Mi gran error fue haberte hecho esperar."

"David, por favor, cuidala por mi un momento."

Pide Edward.

"Claro que si hijo, te la entregaré sana y salva en el altar."

Lorelay se siente en las nubes, pues ni siquiera en sus sueños más melosos y bellos con Edward y su propuesta de matrimonio esperó que fuera de ese modo!

"Te veré en unos minutos mi hermosa prometida."

Un beso rápido en los labios antes que Edward saliera al pasillo donde fue recibido por silbidos, aplausos y vitores de parte de los hombres.

"Papá, esto es real?"

"Dime que es real, porque si esto es un sueño, no quiero despertar!"

Ruega la chica on vehemencia.

"Es real mi niña, no temas."

"Edward hizo todo esto por y para ti."

Confirma David.

"Por fin Edward hizo lo correcto ese muchacho aunque lo hayas apresurado."

"Te ves tan hermosa y radiante mi niña, brillas de felicidad!"

"No sabes lo feliz que estoy por ti y lo orgulloso que me siento al poder presenciar este momento."

"No puedo creer que tengo el magnífico honor de entregarte a Edward para que formes tú propia familia."

David declara mientras una lágrima solitaria de felicidad se desliza por su mejilla.

Lorelay lo abraza para consolarlo.

La música de nuevo suena por lo que David toma la mano de su hija para llevarla al pasillo.

"Oh dios mío ya se van a casar!"

"Esto es mejor que cualquier final de novela donde los novios después de tantos problemas y enredos se casan!"

"Esto es tan emotivo que siento que lloraré de pura felicidad!"

"Esto es lo más lindo que haya visto en mi vida!"

"El vestido de novia es tan hermoso y ella se ve radiante!"

"Parecen una princesa y príncipe azul de los cuentos de hadas!"

"Cállense y dejen escuchar lo que pasa en la pantalla ya!'

"Quiero ver cuando se dicen si en el altar!"

Toda la ciudad habla y mira con expectativa cuando la cortina blanca con flores se abre para revelar a una hermosa y sonriente Lorelay quien del brazo de su padre camina por la alfombra blanca delimitada por pequeñas velas.

Arreglos florales delicados y fragantes cuelgan de pequeños faroles que iluminan el camino.

Lorelay mira a su alrededor y puede ver que todos a los que ama están sentados en las sillas, vestidos de blanco y la miran con sonrisas en sus rostros.

Toda la arena de playa estaba cubierta por pétalos de rosas blancas y rosas.

El altar está iluminado con lucecitas blancas mientras las palmeras se agitan suavemente produciendo un sonido pacificador.

"Este es tú momento esperado mi niña."

"Este momento es que hemos anhelado y esperado los ancianos."

"Un momento que espero guardes en tu mente toda tu vida."

"Todos estamos felices por ti, por los dos."

Tomando el brazo de su padre, Lorelay mira al frente para observar a Edward al final del improvisado pasillo esperándola con una sonrisa en su rostro.

Paul, Bruce, Dániel y James a su lado están vestidos elegantemente de blanco.

Maggie, Johana, Carolina y Elizabeth vestidas con una variedad de vestidos blancos elegantes y vaporosos la esperan tomadas de la mano para poder atestiguar el enlace.

El momento más esperado esta pasando frente a sus ojos!

La unión de almas que en vidas pasadas fueron torturadas y alejadas por maldad, odio, avaricia, engaños, celos, enredos, muerte, asesinato, por fin llegaban a una culminación feliz.

Almas que fueron destinadas a ser felices desde el principio de su amor juvenil, hace tantos siglos atrás.

Amor que había sido truncado por fuego, desilusion, celos y envidia.

Ahora se unían a cada paso que la bella novia daba del brazo de su padre.

Cada paso la acercaba a su amor.

Nadie puede separarlos ahora.

Nadie puede impedir esa boda.

No hay enemigos que interrumpan su enlace matrimonial.

Nadie gritará la tan temida frase de "Yo me opongo."

Nadie puede interferir con la felicidad de la pareja.

Todo el mundo mira el semblante feliz de la novia y totalmente radiante del novio.

Parece que los dos están dentro de un bello cuento infantil.

Uno que había comenzado como un cuento de terror, lleno de dolor, venganza, secretos, mentiras, enredos, lágrimas y chantajes, ahora solo es un hermoso cuento de amor.

Las olas rompen contra la arena, tratando de empaparse también del amor que flota en el aire y que es posible palparse.

Todo el mundo presencia la unión tan ansiada por cientos de años.

Una enlace de dos almas que se perseguían furiosamente sin poder tocarse.

Pero en esta ocasión lograron alcanzarse y unirse, enlazandose por fin en un romántico y profundo balance perfecto soñado!

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto!