El Prohibido Amor de un CEO Paro Cardíaco

sprite

Leer El Prohibido Amor de un CEO novela Paro Cardíaco

La novela El Prohibido Amor de un CEO Paro Cardíaco del autor Liliana Situ es una novela emocionante y fascinante historia En Paro Cardíaco, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Liliana Situ Construcción Cada personaje en El Prohibido Amor de un CEO es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Paro Cardíaco y los capítulos posteriores de la novela El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

Lucy en el auto no puede creer la suerte que tuvo en ese día.

Tenía en sus manos uno de los frascos que Emily llevó para la abuela.

"Llévame a casa de esa vieja."

Ordena al chófer mientras mira su reflejo en la ventana.

Los hombres de Lucy entraron a la casa de la abuela Situ.

Elizabeth yace en una silla, atada y semi inconsciente.

"Despierta princesita."

Lucy habla hacía ella, agachandose para verla.

"Que quieres maldita?"

Elizabeth trata de hablar, pero arrastra las palabras.

"Ah nada en especial, solo quiero contarte un cuento."

Sentándose en una silla frente a ella, Lcuy enciende un cigarro y suelta el humo en la cara de la chica.

"Había una vez una niña hermosa que fantaseaba con ser adoptada por una familia de ricos, que la alejaran de toda la miseria y hambre que había sentido en su vida con sus inmundos padres adolescentes y después en el orfanato."

"Después llegó una niña extraña más joven que ella y después otra pequeña con un reloj caro."

"Con engaños, la niña le quita el reloj a la tonta niña para poder cambiarlo con otra boba niña por un hermoso dije que llevaba en su cuello."

"Ya que esa niña salvó a un niño rico que habia sido secuestrado por unos hombres sin escrúpulos."

"Años después, ella encuentra al niño rico, que ahora ya es un hombre millonario."

"Cuando le enseña el colgante con el dije, él la reconoce."

"Pero después la ahora chica hermosa no es aceptada por la familia del guapo y millonario hombre."

"Después de que el hombre le propuso  que huyeran sin nada de dinero, la hermosa chica rechaza esa idea y se va con el primo del guapo hombre."

"Pero el primo resultó ser otra decepción..."

"Pero la suerte le sonríe a la chica y encuentra a su hermano perdido que resulta ser más rico y poderoso que los otros hinbres."

"Y ahora mi vida es mucho mejor y puedo tomar venganza de todos ustedes que me trataron como basura."

"Y tendré un final hermoso!"

Después de terminar su relato, Lucy ríe como una auténtica loca.

Elizabeth abre los ojos ante sus revelaciones y puede recordar.

Ella fue adoptada a la edad de cinco años por Joseph...

Los recuerdos de su breve estancia en ese orfanato pasaron por su mente.

"Eres tú!"

"Tu arruinaste mi amistad con mi amiga y robaste el reloj de mi familia, lo único que tenía para recordarlos!"

Lucy le dió una bofetada tan fuerte a Elizabeth provocando que su cabeza girara y la sangre saliera de las comisuras de su boca.

"Cállate!"

"No tienes derecho a hablar!"

Poniéndose una peluca, Lucy apagó el cigarro en el brazo de Elizabeth antes de decirle.

"Solo yo te tocaré y eso será muy satisfactorio..."

"Siempre te odie por haberme robado mi oportunidad de haber llevado una vida rica desde mi infancia!"

"Listos con las cámaras?"

Preguntó Lucy.

Cuando observó la señal, Lucy comenzó a torturar a Elizabeth con diligencia.

Los gritos de la chica eran aterradores .

Nadie podía ayudarla.

Thomas estaba amarrado e incosciente tirado a un costado.

Elizabeth no pudo resistir más dolor, por lo que se desmayó.

"Listo, ahora, tomen lo de valor y llamen a la policía."

"Apresurense!"

Gritó Lucy quitándose la peluca y guardandola en su bolsa.

Tomó el frasco y se metió en el auto a esperar a sus hombres.

Carolina la observa a la lejanía.

Con el celular en el oído, habla con su jefe.

"Está yendo demasiado lejos..."

"Puede comprometerlo jefe y..."

Informa Carolina.

"Sigue vigilando, infórmame mañana."

Ordena Máscara antes de terminar la llamada.

Carolina suspiró impotente.

De todas las supuestas hermanas, esta era la peor de todas.

"Síguela e infórmame."

Ordena Carolina a su ayudante.

Ella regresa a su casa.

Solo le resta, esperar.

En el hospital, James y Emily discuten sobre informarle a Edward el estado de la abuela Situ.

"Emily, solo le quedan dos días más para que salga y después podrás decirle."

"De que sirve mortificarlo ahora sí no puede verla?"

Comenta James.

"No le harías ningún bien, por eso espera hasta ese día, de acuerdo?"

Emily se muerde los labios pues sabe que James tenía razón.

Pero...

Y si la abuela de Edward empeoraba y no salía del coma?

Edward tiene derecho a despedirse de ella si eso pasaba.

Aunque, dos días no era mucho tiempo.

"De acuerdo, esperaremos."

Acuerda Emily.

Los dos regresan a la habitación de la abuela para seguir dándole las concentradas infusiones.

Edward esta frustrado ante tantas cosas mal hechas en su empresa.

Tantas llamadas que ya había hecho a sus socios, inversores y capitalista que estaba harto de por su propia voz.

Revisando cada cuenta en el banco,  una llamó la atención de Edward.

Carl había abierto cuentas en secreto y desviado fondos durante meses.

También tenía en su poder firmas electrónicas de él y de su abuela.

"Espero equivocarme."

Piensa Edward mientras llama a su equipo de contadores para que investigaran esa cuenta privada.

El hombre cerró los ojos, apretándose fuertemente las sienes tratando de alejar la migraña que lo invade.

La policía llegó a la casa de la abuela Siru.

Desataron al hombre en el suelo y a Elizabeth.

La ambulancia se los llevó para recibieran tratamiento médico en el hospital.

Los peritos en crimenes comenzaron a tomar fotos y registrar la casa de la abuela.

Encontraron el celular de Elizabeth cuando escucharon su tono de llamada.

El veterinario llamaba para avisar que Pigmeo, el perrito estaba mejorando.

Tal vez podría darlo de alta ese mismo día.

Henry observa desde lejos los autos de la policía y a los oficiales que entra a la casa de su novia.

El chico se acerca para preguntarle a un policía que había ocurrido.

"No podemos decirle nada a los civiles."

Es lo único que dijo el policía.

Henry intentó entrar a la villa Situ, pero los policías no se lo permitieron.

"Déjenme entrar!"

"Aquí vive mi novia!"

"Ella está bien?"

"Dónde está?"

Grita Henry con voz temerosa

Él trata de abrirse paso, pero los policías se lo impidien, hasta que un detective se acercó a ellos.

"Dices que eres el novio de la jovencita de esta casa?"

Pregunta el detective.

Henry movió la cabeza afirmando.

"Ven conmigo, debemos hablar."

Pide el detective con voz apagada y triste.

La investigación de los policías indicaba que había sido un robo con violencia.

Elizabeth en el hospital esta grave, dormida pero grave.

Tiene quemaduras de cigarro en sus brazos y hombros, golpes en la cara y en todo su cuerpo.

Pero al menos no la habían violado y eso dentro de todo lo malo, son buenas noticias.

Un detective trata de llamar a los familiares de la joven ahora identificada como Elizabeth Situ.

Algo que le pareció una tarea imposible.

En el celular de la chica había solo algunos nombres en su lista de contactos.

Pero nadie respondía sus celulares.

Otro detective comentó que intentaría  informar del estado de la joven en persona a sus familiares.

"Detective, tenemos una grabación interesante en las cámaras de la casa."

Un oficial le indica al detective.

Ambos fueron a revisar las grabaciones de circuito cerrado de la casa.

Tim en la casa de Carl entra por la puerta...

Y encontró todo destruido.

Muebles destruidos, papeles tirados por todos lados...

Lo que más le llamó la atención a Tim fue la cama completamente llena de cuchillos...

Unos ruidos en la planta baja, hizo que Tim saliera de la habitación de Carl antes de darse cuenta de que la caja fuerte había sido abierta.

"Detengan a esos hombres, también al que está arriba."

Ordena un detective que había llegado a la casa, alertado por una llamada de una vecina.

"No somos ladrones, somos empleados de la señora Aline Situ."

"Ella nos envió aquí."

Responde Tim quien no sabe que la abuela esta en coma.

"Si es como usted dice..."

"Llámele para que venga aquí la señora Situ y confirmé su identidad."

Tim marcó el número de la abuela pero nadie contestó.

Después marcó el número de Elizabeth y tampoco contestó.

Marcó el número de Thomas y tampoco.

Por último llamó a James y para su fortuna él si contestó.

"Joven James, estoy en la casa de Carl."

"Los policías creen que somos asaltantes y que allanamos las casa del joven nieto de la señora Aline Situ."

"Podría decirle a la señora Aline que conteste su celular para que pueda explicar esto?"

Pide Tim.

"Tim, la abuela tuvo un paro cardíaco y está en coma..."

"Veré qué puedo hacer para ayudarte."

Comenta James antes de pedirle que le comunicara al detective.

"Señor, el joven trabaja para la señora Aline Situ, pero ella tuvo un paro cardíaco esta mañana."

"Ella no puede confirmar en persona que envió a su ayudante para que revisara la casa de su nieto Carl."

James intenta confirmar la identidad de Tim.

"Es una lástima escuchar eso joven."

"Pero hasta que la investigación no termine, estos hombres serán arrestados y esperarán en la cárcel."

Comenta el Detective.

"Fueron encontrados en el domicilio infraganti y el denunciante anónimo dijo que ya habían sacado cosas antes."

"Estarán en la estación de policía central."

El detective terminó la llamada con James.

Dirigiendose a sus oficiales, el detective ordena.

"Arrestenlos y llevenlos a la estación central."

Otros oficiales llegaron cuando terminaban de subir a Tim al auto de la policía.

Tim y sus hombres alcanzaron a escuchar que alguien había asaltado la casa de la abuela Situ y habían herido a una joven...

Otros oficiales fueron a la casa de Joseph Situ, encontrandola completamente vacía y polvorienta.

Como si nadie hubiera vivido ahí en meses...

James guardó su celular antes de reunirse con Maggie y Emily para decirles quien le había hablado.

"Los policías dijeron que alguien había entrado a robar a la casa de Carl y detuvieron a Tim y los hombres de la abuela."

"Estamos solos ahora."

James de pronto se da cuenta de  Elizabeth no está por ningún lado.

"Maggie dónde está Elizabeth?"

Pregunta James.

"No sé..."

"Ella estaba aquí y..."

James marcó el número de la chica y un hombre contestó.

"Quien habla?"

Pregunta el hombre de la línea.

"Quien eres tú?"

"Y porque tienes el celular de Elizabeth Situ?"

Cuestiona de forma dura James.

"La señorita Elizabeth Situ fue hospitalizada de emergencia pues fue atacada esta tarde."

Responde el hombre.

"Robaron su casa, golpearon a su chofer y a ella."

"Dónde está usted y puede contactar a alguien de su familia?"

James al escuchar lo que había dicho el hombre se dejó caer en el suelo.

El chico está completamente pálido y siente que un horrible escalofrío le recorre el cuerpo.

"Iré enseguida."

"Puedo demostrar que soy amigo de la familia, dónde está ella ahora?"

Cuestiona con nerviosismo James.

"Comprendo..."

"Alguien irá a verla ahora."

James suspira su miedo e impotencia después de reinar la llamada.

James no ama a Elizabeth, pero si la estima y no quiere que nada malo le ocurra.

Maggie y Emily le preguntaron a James que había ocurrido.

Con lágrimas en los ojos, el chico les explicó que le había pasado a Elizabeth.

"No puede ser!"

"Ella estaba aquí!"

Exclama Maggie sintiendose culpable por no haberse preocupado por ella.

"Puede ser tu hermano Emily o alguien más..."

"No podemos ahora bajar la guardia..."

Comenta James.

"Hablaré con mi padre para que mande gente a protegernos."

"Emily, lo mejor será que regreses a la casa para que puedas preparar algo para Elizabeth."

La chica está de acuerdo.

"Yo me quedaré aquí a vigilar a la abuela y Maggie vigilará a Carl en el otro piso."

"Por ahora estamos solos pues Tim fue arrestado y Thomas fue hospitalizado también."

"Vamos, te pediré un taxi especial para que regreses a salvo."

James le indica a Emily.

Un fuerte dolor de cabeza comienza a taladrar la cabeza de la niña.

Si era su hermano, habia sido demasiado cruel.

La abuela, Elizabeth, Carl, todos estaban hospitalizados!

"Emily, no menciones nada acerca de Elizabeth."

Pide James hacía la afligida niña.

"Cuando regreses iré a verla yo."

"Te enviaré la dirección del hospital, ahora vete."

Después de abordar el taxi, el chófer se apresuró a llegar a la casa de James.

Emily recibió la dirección del hospital, por lo que puso manos a la obra para preparar infusiones.

Cuando Emily terminó, pidió un taxi para correr a ese hospital en específico.

En el camino, Emily llamó a su padre.

"Papá, cómo haz estado?"

Cuestiona Emily tratando de usar su voz más neutra.

"Emily!"

"Me alegra oírte!"

Exclama su padre por celular.

"Nena, puedes venir a visitarme pronto?"

"Te extraño."

Emily trata de no sollozar cuando escucha a su padre.

La niña responde que irá a visitarlos lo más pronto posible antes de terminar la llamada.

Emily marcó después el número de Dániel para poder hablar con él y  celular esta apagado.

Así que, decidio llamar a Aurora.

"Emily, como estas?"

Cuestiona la chica.

"Aurora, Dániel está contigo?"

Cuestiona Emily.

"Emily, no está contigo?"

El tono de voz de Aurora indica confusión.

"Dániel salió está mañana de aquí."

Ahora, las dos chicas no saben dónde está Dániel.

"Está bien, debe de tener asuntos que resolver en su empresa."

"Después lo veré."

Resopla resignada Emily.

"Gracias Aurora por todo."

"Y por cuidarlo por mi."

Agradece Emily a la enfermera.

"Emily, cuídalo mucho."

"Es un gran chico."

Declara Aurora antes de terminar la breve llamada.

"Señorita hemos llegado."

Indicó el taxista.

Emily paga el viaje y desciende del auto para entrar al hospital.

Cargando su bolsa con cuidado, Emily preguntó cuál era la habitación de la señorita Elizabeth Situ.

La enfermera le preguntó su identidad.

"Soy amiga de la familia Situ."

"Sus familiares están en hospitales también y no les es posible venir a verla."

Los oficiales la interrogaron antes de que ingresara a la habit de Elizabeth.

Emily respondió todas sus preguntas.

Revisaron su bolsa y la dejaron pasar solo por cinco minutos.

Elizabeth, recostada en la cama blanca muestra los rasguños, quemaduras de cigarro sus brazos, moretones, heridas por todo su cuerpo.

Con su gotero portátil, Emily le dió líquido antes de que le pidieran que se fuera.

La situación es grave y ella debe regresar al lado de Edward.

Máscara de Bronce conduce su Lamborghini a máxima velocidad con dirección a su casa.

Cuando arribo, buscó a Lucy.

"Hermano!"

"Que bueno que regresaste!"

Exclama emocionada Lucy.

Máscara la abrazó.

"Hermana, regrese de tratar mis asuntos."

"Que haz estado haciendo?"

Pregunta tranquilo el hombre.

"Ah nada, solo vengarme de la familia de mi ex."

Responde sin mucho afán Lucy.

"Hermano, como te fue a ti?"

Pregunta la chica quien observa que un equipo médico entra en el lugar.

"Me fue bien."

"Debemos hablar tu y yo."

La voz del hombre es de mando.

"Comprenderás que debo comprobar que eres mi hermana."

"El dije en tu cuello es una señal pero no lo es todo."

Lucy escucha lo que dice con nerviosismo.

"Este es mi equipo especialista en ADN y ellos nos tomarán muestras de sangre para que estemos seguros."

"Por ahora quédate en casa."

"Mi gente me informó que has hecho cosas que involucra a la policía y eso puede atraer la atención sobre ti."

El hombre puede ver la clara turbación de la chica.

"Hermana, puedes recordar tu apellido o algo?"

Cuestiona Máscara.

Lucy negó con la cabeza.

"No mi querido hermano."

"No recuerdo nada aún, discúlpame por favor."

"Tal vez recuerde algo pronto."

Responde Lucy con voz temblorosa.

Máscara se sentó en una silla.

Frente a ella, los médicos extrajeron algo de la sangre del hombre.

Después extrajeron sangre de Lucy.

Ella se fijó muy bien en sus caras quienes para poder buscarlos después.

"Hermana, aquí te atenderán bien."

"Ahora debo salir, regresaré pronto."

Máscara se puso de pie y salió de la casa en su auto.

Carolina en su casa espera a su jefe y teme las consecuencias de su enojo.

"Jefe!"

"Yo le advertí que su hermana estaba descontrolada."

Máscara le dió un golpe.

La chica volteó la cabeza un poco debido a eso.

Ella esta acostumbrada a los golpes, pues había entrenado a la par de Máscara, por lo que ya no siente dolor.

Quitándose la Máscara, el hombre la miró directamente a los ojos y habló con un tono más joven, pero furioso.

"Porque no me avisaste de esta situación?"

"Sabes lo importante que es ella para mí?"

"Tienes una idea de lo mucho que tardé en encontrarla y ahora pasa esto?"

Vocifera el chico.

"Revisa todos sus pasos y averigua que pasó."

"Has que los hombres a su cargo te den todos los detalles."

"Quiero este asunto arreglado para mañana!"

Después de colocarse de nuevo la Máscara, el hombre salió hecho una furia a matar hombres.

Esa noche la ciudad se inundó de violencia en el bajo mundo.

Nadie se salvó de la furia de Máscara de Bronce.

Carolina apretó los puños antes de llamar a todo el equipo bajo el mando de Lucy.

A todos los citó en su casa, uno por uno para no levantar sospechas.

Lucy, temiendo lo peor se comunicó con la pequeña enfermera y le dijo que actuara.

Le dió el nombre de los servicios médicos y la enfermera aseguro que se encargaría.

Lucy le había pagado una pequeña fortuna por ese trabajo.

Y le había prometido otra suma si tenía éxito.

Lucy buscó el vídeo que ya tenía en su celular y lo envío a otro dispositivo desechable.

Después, desde ese dispositivo lo envío al número que conocía de memoria.

Si ella caía, Emily lo haría también.

Lucy esta convencida que la tonta niña tendra varios verdugos.

Tommy junto con Teresse calman a Dániel en un búnker especial en esa ciudad.

Ese es el cuartel diseñado por Tommy para trabajar para los Black.

"Dániel, escúchame, aún estás adolorido de tu hombro."

"Aún no puedes hacer grandes esfuerzos y ahora hay una gran tensión en la ciudad."

Tommy intenta hacer entrar en razón a su alterado amigo.

"Emily está ayudando a los Situ pues les han pasado cosas difíciles.

"Casi todos en hospitales."

"Apegate al plan, pues estuviste de acuerdo ahora que sabes que todo fue planeado por Máscara de Bronce."

Tommy ordena con voz grave.

Teresse los observa.

"No pensé que pasarían tantas cosas Tommy."

"Emily está sola ahora!"

"Déjame ir con ella, puedo protegerla!"

Ruega Dániel con apremio.

"Salí del hospital para verla!"

"No para venir a verte a ti Teresse, no te ofendas Teresse."

La chica se rió por su comentario antes de contestar.

"Emily es muy lista y el plan de Paul funcionará."

"Si se pone demasiado difícil la situación, entraremos nosotros y la rescataras como el príncipe azul que eres."

"Ahora monitorea la actividad que se encargó y toma tus medicinas."

Teresse le indica

"Odio que Emily, mi Emily esté en medio de todo esto..."

Comenta Dániel muy frustrado.

Edward recibió en ese momento un vídeo de un número extraño.

Iba a eliminarlo cuando reconoció al hombre de la imágen.

Era Carl y estaba con una mujer en la cama.

Por detrás parecía otra persona, pero algo en el perfil de la mujer le hizo abrir el vídeo.

Cuando lo reprodujo, sus ojos observaron furiosos como el hombre y la mujer en cuestión tenían sexo.

"Es ella!"

Gruñe furioso Edward!

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión y voto.