El Prohibido Amor de un CEO Tiempo

sprite

Leer El Prohibido Amor de un CEO novela Tiempo

La novela El Prohibido Amor de un CEO Tiempo del autor Liliana Situ es una novela emocionante y fascinante historia En Tiempo, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Liliana Situ Construcción Cada personaje en El Prohibido Amor de un CEO es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Tiempo y los capítulos posteriores de la novela El Prohibido Amor de un CEO en readerexp.com

De rodillas frente al excusado, Flora vomitaba mientras Emily le soba la espalda para consolarla.

Se controla para no vomitar ella también.

"Flora, ahora tú también estás mal...pero porque?"

Preguntó Emily bastante preocupada.

Parecía que se habían puesto de acuerdo para a enfermarse las dos al mismo tiempo.

"Habrá comido algo que le hizo daño como yo?"

Pensaba Emily.

Flora tiró de la cadena del excusado y despacio se levantó, respirando hondo.

Se lavó la cara y enjuagó su boca pues tenía un sabor ácido y amargo.

"Emily, por favor, trae una bolsa  negra que deje tirada al lado de la puerta y regresa conmigo."

"De acuerdo."

Fue todo lo que la niña pronunció antes de salir del baño.

Afuera observó que los chicos había recogido sus platos y las esperaban en los sillones.

Ryan se levantó al ver salir a Emily y caminó hacia ella.

"Cómo está Flora?"

Preguntó Ryan en voz baja.

"Ya dejó de vomitar, me pidió la bolsa negra que esta tirada cerca de la puerta."

"Ryan crees que también le haya sentado mal algo que comió?"

Inquirió Emily.

Ryan supuso que en la bolsa negra estaban las pruebas de embarazo que Emily ahora tenía en la mano.

"Puede ser, pero por favor regresa con ella."

Dániel los veía desde el sillón por lo que Emily se acercó a él.

"Dániel, disculpa, pero mi hermana no se siente bien y yo aún estoy algo indispuesta...."

Dániel entendió lo que le intentaba decir la niña, por lo que tomó su mochila para retirarse.

El chico se despidió de ambos e iba a salir por al puerta pero Emily lo detuvo.

"Espera Dániel!"

"No tengo tu número."

Comento la niña, lo cual sorprendio al joven.

"Pero, si lo tenías no es así Emily?"

"Que sucedio entonces?"

"Me borraste de tu lista de contactos?"

Preguntó Dániel con voz triste.

"No Daniel, claro que no fue eso."

"Lo que sucedió es que el otro celular..."

La niña no sabia bien como explicarle lo que habia ocurrido.

"Bueno, lo que sucedio es que sin querer lo rompí y por eso tuve que cambiarlo."

"Y debido a eso, no tengo tu número,"

"Perdoname por favor."

Se disculpó Emily mostrándole el "nuevo" celular.

"Si eso fue lo que sucedio, estas mas que perdonada Emily."

"Permiteme llamarte, de ese modo mi numero quedara registrado."

Daniel desbloqueó su celular, oprimió la primer tecla y el celular de Emily sonó.

Emily en vez de registrar la llamada se quedó mirando la pantalla del celular de Daniel.

"Soy..."

"Soy yo?"

Preguntó acercándose al chico mientras que lo tomaba de la mano.

En la pantalla principal del celular de Dániel se podía apreciar la foto de Emily concentrada dibujando líneas en su escritorio.

A decir verdad estaba muy bien tomada y ella se veía linda.

"Si, eres tú, así puedo llevarte conmigo a todos lados."

"De esa forma, jamás me separó de ti."

Daniel  declaro de forma amorosa.

Emily sintió un fuerte amor por el chico creciendo en su interior.

"Emily!"

Gritó Flora desde el baño e interrumpió este hermoso momento donde ambos se quedaron viendo a los ojos.

Ryan observaba desde lejos con una mezcla de nostalgia y tristeza.

Hacía mucho tiempo en la escuela, cuando aún eran muy jóvenes, Emily y Ryan se miraban con esa misma intensidad.

Con esa misma emoción y amor...

"Cuánto tiempo ha pasado de eso?"

Ryan se cuestiono esto mientras se sentaba en el sillon a reflexionar sobre este tema.

Para el joven Niam habia sido ayer, pues cuando tuvo que irse de forma abrupta de la escuela, el tiempo para él habia pasado sumamente despacio.

Lo torturaba estar lejos de Emily sin haberle podido explicar nada ni protegerla...

Hacia tanto tiempo de eso.

Daniel y Emily se despidieron con un delicado y bello beso en la mejilla...

Casi pegado a la comisura de los labios junto con un rápido pero emotivo abrazo.

La puerta del baño se abrió ligeramente para que la mano de Flora se asomara y tomara la bolsa.

"Emily, espera un momento por favor."

"Yo debo hacer algo privado."

Flora le pidió amablemente a Emily.

La niña accedio esperando fuera de la puerta del baño.

Solo diez minutos después, Flora salió del baño con expresión neutra.

Al primero que observo fue a Ryan, después a Emily, por lo que la tomo de la mano para llevarla a su habitación.

Cerrando la puerta, Flora respiró hondo y sentó a Emily al borde de la cama.

Flora se sentó a su lado.

Tomandola de  las manos, Flora habló despacio hacia su consternada hermana.

"Emily..."

"Ryan me mostró las hojas de nuestros resultados de exámenes..."

"Tal vez por el caos del accidente hubo un malentendido en el hospital."

"Pero aún así debemos estar seguras."

"Emily un resultado mostraba que alguna de nosotras tiene tres meses de embarazo."

Los ojos de Emily se abrieron mucho ante esta ultima frase!

Flora fue testigo de la enorme sorpresa que se apreciaba en el rostro de la niña.

"No, no, no, no, no!"

"Si me cuidé!"

"Tomé la pastilla del día después cuando..."

"Pero en las vacaciones..."

"Si las tomé o no?"

"No dios mío por favor no!"

"Jamás reconocerá a su hijo!"

"Y si piensa que lo estoy chantajeando me asesina?"

"O permitira que de a luz para despues arrebatarme a mi hijo?"

Flora pudo ver cómo Emily se volvía cada vez más pálida mientras que  sus ojos y expresión cambiaban constantemente.

Como si la niña pensará en mil y un cosas a la vez.

"Tranquila Emily."

"Yo acabo de realizarme una prueba de embarazo, pues el hospital pudo haber cometido una equivocacion."

"Ademas no colocaron nuestros nombres en los resultados, solo tiene el apellido Mu."

"Pero creo que es importante que estemos seguras."

Comento Flora tratando de tranquilizar a la niña.

Tomando de la bolsa, Flora le extendió una prueba de embarazo a Emily quien la recibió como si fuera un veredicto de cadena perpetua.

Con pasos pesados la niña se dirigio al baño, cerró la puerta y dejó la caja en la mesita al lado del lavabo.

Unas lágrimas se formaron en sus ojos, nublando su vista por un segundo.

Se limpió las lagrimas  con rabia para despues abrir la prueba de embarazo con dedos temblorosos.

Emily tuvo que releer las instrucciones un par de veces porque su mente simplemente no comprendía nada...

Enojada con ella misma, tomó la prueba y se la hizo.

"Prefiero saber ahora y enfrentar las consecuencias lo más rápido posible."

Penso la niña tratando de ser optimista.

Ryan estaba con Flora mientras hacían anotaciones en un calendario.

El tiempo de espera pasó pero Emily se resistía a ver el resultado.

"Que salga negativo, por favor..."

"Que sea negativo..."

Rezaba en su mente Emily.

Al tomar la prueba y verla una mezcla de sorpresa y tristeza la envolvió.

"Una rayita!"

Tomando la caja para leer de nuevo como interpretarla, la niña suspira aliviada.

Salió del baño con la prueba en mano, por lo que Ryan y Flora se levantaron al verla.

Los tres se abrazaron.

No tenían que decir palabra alguna, todos estaban aliviados aunque...

"Significa que tú estás embarazada de tres meses Flora?"

Preguntó Emily cuando dejaron de abrazarse.

"Si Emily."

Afirmó Flora con una sonrisa mientras que Ryan mostró orgulloso y sonriente la prueba positiva de embarazo.

"Sentimos haberte hecho pasar un mal momento Emily."

"Pero si antes pudo hacerte esa bajeza..."

"Y aún trabajas para ese bastardo, por lo que puede tener contacto contigo como hace un rato."

"Perdonanos por querer estar seguros."

Rogó Flora abrazandola.

Los tres se sentaron en el sillon sin hablar.

Flora acercó un calendario y una libreta con pluma.

"Emily, este pequeño malentendido nos hizo tomar conciencia del tiempo desde que pasó de aquel incidente."

Ryan entrelazó la mano de Flora y Emily para darles apoyo.

"Me parecía que había pasado poco tiempo por todo los que vivimos, pero de hecho fue más."

"Solo que ambas no nos dimos cuenta."

"Nos concentramos en nuestras vidas después de perderlo todo."

"Nuestra madre nos abandonó."

La voz de Flora se quebro despues de mencionar a su madre.

"Papá estaba en el hospital."

"Yo tuve que buscar trabajo de lo que fuera para poder comer..."

En ese punto Flora se detuvo y se tapó la cara con ambas manos.

Aún recordaba el sordido ambiente de los bares de mala muerte dónde la manoseaban asquerosos hombres y ella no podía defenderse pues no tenía a nadie más que le ayudara.

Ademas, Flora no podia perder el único trabajo que tenía en ese momento.

Abrazó a Ryan mientras dejaba caer su doloroso llanto.

"De hecho puedo entender."

Hablo Emily con voz baja.

"También hubiera dudado si hubiera visto los resultados sin nombre."

"Yo también hubiera creído en la posibilidad del embarazo."

"Pero no, afortunadamente no fue de esa forma."

"No quiero imaginar que hubiera pasado si yo hubiera sido la embarazada."

Pensó Emily recordando las veces que había tenido sostenido relaciones con Edward.

Emily les mostró la prueba de embarazo con una sola rayita y todos suspiraron aliviados.

Las manos frias de todos seguian enlazadas con fuerza.

Había sido uno de los peores momentos en su vida,  pero todo había salido bien para su alivio.

"Entonces, ustedes van a ser papás?"

Preguntó Emily saliendo de sus pensamientos.

"Si!"

"Puedes creerlo Emily?"

"Serás tía!"

Comentó Flora abrazando a un feliz Ryan.

"Entonces ustedes cuánto tiempo tienen juntos?"

Cuestionó la niña mientras tomaba el calendario con las anotaciones.

Las cuales partian desde el día que a su padre le había dado el paro cardíaco.

Cuando Lily, la madre y madrastra de Emily las habia abandonado.

También estaba marcada la fecha cuando Ryan salvó a Flora de esos malditos hombres.

Y la mas importante era cuando los dos comenzaron su hermoso noviazgo formal.

Emily tomó las anotaciones e hizo las suyas.

Marco la fecha exacta de su penoso incidente a manos de ese bastardo.

Tambien cuando Ryan la ayudó con el caso de su padre.

Cuando Maggie regresó y comenzó a vivir con ella.

Recordó las fechas de su breve noviazgo con Dorian.

Cuando cambiaron de sede de diseño.

No marco las fechas, pero en secreto recordo esos días de vacaciones con Edward.

Y la mas reciente, cuando ella estuvo en el hospital.

Aunque no quisieran creerlo ya había pasado casi siete meses!

"Dios mío, el tiempo pasa muy rápido."

Declaró Emily sorprendida!

Contando el tiempo cuando padre habia ingresado de emergencia en el hospital, despues habia  esperado por la operación y su reciente salida del hospital.

Ese tiempo había pasado!

"De verdad, nosotros también creímos que había pasado menos tiempo!"

Comento Ryan mirando a Flora.

Todos se recargaron en los sillones aliviados.

Entonces Emily tuvo el pensamiento más feliz del mundo.

"Voy a ser tía!"

"Voy a ser tía!"

Decía mientras abrazaba con felicidad a Flora.

"Muchas felicidades a ambos!"

"Es maravilloso!"

"Les gustaría niño o niña primero?"

Preguntó emocionada Emily como niña pequeña.

"Queremos tomarlo con calma y el sexo del bebé no importa.2

"Será muy amado o amada."

"Emily, queremos mantener este secreto hasta después de la boda."

"por favor no se lo digas a nadie."

Pidió Flora.

"De acuerdo!"

"Ustedes decidirán cuando dar la noticia y actuaré sorprendida también!"

"Puedo quedarme aquí a cuidarte hermana?"

"No me niegues el pequeño placer de ver crecer tu vientre."

Suplicó Emily mirando a ambos.

"Por supuesto Emily!"

"Estaré más tranquilo si tú la cuidas por mi."

"Debo trabajar más duro para poder mantener mejor a mi futura familia."

Respondio emocionado Ryan.

En toda la tarde, Ryan se había mantenido impasible, pero unas lágrimas amenazaban con escaparsele al darse cuenta de que todo era real.

Se iba a casar con Flora Mu.

Ya esperaban a su primogenito.

Y su empresa estaba en su mejor momento.

No queriendo revelar una debilidad, Ryan se levantó  para caminar hacia al balcón del departamento.

Con ambas manos, Ryan se apoyó en el barandal.

El joven miró al horizonte y comenzó a rememorar todo lo que había pasado y sus sentimientos en ese momento.

Aunque estaba emocionado por su boda y el bebé en camino, algo dentro de él se sentía triste.

Hace mucho mantenía la firme esperanza de amar, casarse y tener hijos...

Con Emily.

Por ella había regresado, por ella habría hecho todo.

Pero al final Flora lo había salvado.

Le había mostrado un amor diferente.

Un amor apasionado, amor profundo, centrado, maduro.

Un amor sincero y recíproco.

Ahora Flora era su mejor amiga, su vida, su motivación y pronto su esposa amada para toda la vida.

"Al final, se que seremos felices juntos."

"Es hora de seguir adelante y dejar el pasado en el pasado."

Pensaba totalmente serio Ryan.

"Además, puedo cuidar de ambas de esta forma."

"Una sera mi querida cuñada, a la que siempre le tendré un cariño sincero."

"Y Flora, quien sera mi hermosa esposa y madre de mi futuro hijo o hija."

Limpiándose las lágrimas de su rostro, Ryan regresó a la sala de estar donde las chicas ya no estaban.

Flora estaba sentada a la mesa.

Emily le ayudaba a cortar su comida y la animaba a comer despacio mientras vigilaba que la embarazada no comiera nada picante.

"Ayuda mi amor!"

Comento de forma burlona Flora al ver a Ryan de nuevo.

"Ya me están obligando a comer!"

Flora extiende su mano hacia Ryan quien solo puso las manos sobre los hombros de la chica.

Con voz amenazadora guiñándole el ojo a Emily habló el joven.

"Ahora no podrás escapar de nuestro control, harás todo lo que te digamos."

Flora lo miró incrédula.

Tanto Ryan como Emily echaron a reír al ver la cara de Flora, por lo que se apresuraron a abrazarla.

Emily los dejó solos cuando ellos comenzaron a besarse por lo que Emily considero que era tiempo de regresar a su departamento.

Emily quiso llamara a su amiga para contarle las buenas nuevas pero recordó que Flora le había pedido guardar el secreto de su embarazo.

Cómo ya no se sentía mal, Emily se coloco sus zapatos deportivos, se arregló un poco y en silencio salió del departamento.

Iba a comprarles el primer regalo para su sobrina o sobrino a un centro comercial.

Edward esperaba impaciente en Golden Osmanthus la información de su espía.

Pasado el caos, la pequeña espía pudo divisar al doctor, que estaba exhausto por atender a tantos heridos.

"No olvidaste nuestro trato cierto?"

Le susurró tomándolo desprevenido.

El doctor observo a la niña sin reconocerla hasta que...

Ah! La chica que le ofrecía una recompensa bastante buena.

Con desgano caminó hacia una mesa donde estaban algunos papeles y las pantallas de computadora.

Buscó el apellido Mu e imprimió el último folio que había salido.

El último folio era el resultado de Flora.

Se lo extendió a la chica, ella leyó apellido Mu antes de guardarlo.

De la mano arrastró al médico y cerraron con seguro la puerta de un privado.

Para el médico esa impresión en papel había valido oro.

Despues de venirse dos veces, el joven se relajó tanto que se quedó profundamente dormido.

La espía marcó el número programado después de vestirse.

"Señor, confirmado, tres meses de embarazo."

Edward deslizó el celular por su oreja hasta que su mano quedó al lado de su pierna.

"Tres meses..."

"En seis meses tendrá a mi hijo."

Se sentó a reflexionar en su sillón pero estás vez cuando iba a encender un cigarro lo apagó.

"Creo que debo dejar de fumar."

Salió al departamento frente al suyo y comenzó a idear como la distribucion del espacio para Emily.

Y el bebé.

Entonces se le ocurrió una idea a Edward.

"Ella es diseñadora."

De frente al departamento de bebés, Emily miraba fascinada la diminuta ropita, calcetines, artículos para bebés, cobijitas, biberones, toallitas húmedas, pañales.

"Demasiadas cosas, todas muy pequeñas y lindas."

"Todo parece ropita y accesorios para muñequitos!"

De pura casualidad Tommy había ido a ese centro comercial y no prestaba atención nadie, paseaba por los pasillos recordando que más le faltaba comprar.

La música que escuchaba con sus audífonos puestos se detuvo, por lo que el chico tomo su celular para verificar porque carajos se había detenido Spotify.

Por el reflejo del celular apagado vió una figura muy familiar.

Con el celular como espejo buscó la figura-.

Definitivamente era Emily, pero ella estaba en el departamento de bebés.

"Estaría comprando algún regalo para algunas de sus amigas?"

"O ella?

"No, con ese idiota no pudo haber sido pues ya se le notaría demasiado."

Desbloqueó el celular y repasó la información de la chica.

"Ya se le debería notar considerablemente el embarazo...no?"

Tommy pensaba todo esto mientras miraba el celular.

El chico no había querido decirle nada a Daniel del ex novio de Emily, pues no estaba seguro si los dos habian tenido relaciones.

"No creo, debo averiguar, ella no me parece del tipo que es promiscua."

"Daniel me ha dicho que ella es diferente."

Tommy marco el número numero de la niña.

"Señorita Mu, tengo un poco de información para usted."

"Nos veremos mañana después de su turno laboral."

"La espero en la cafetería que está en la esquina cerca de su edificio."

Emily contestó.

"De acuerdo, lo veré a las cinco y media de la tarde, muchas gracias."

"Puedo esperar que ya sepa quienes son mis padres biológicos?"

Interrogó la niña

"Hablaremos mañana a la hora pactada."

Comento el hombre antes de colgar.

Emily guardó su celular mientras Tommy la observaba lo lejos.

El chico la siguió discretamente mientras estaba comprando y anotó lo que  la niña llevaba en las manos.

Emily tomo unas cuantas cosa mas antes de dirigirse a las cajas para pagar sus compras.

Emily se imaginaba a si misma cargando a su sobrino o sobrina y jugando con el  bebe.

La niña se detuvo en una tienda de regalos para que envolvieran los regalos para Flora.

Tommy de lejos, observo todo.

Pero el chico pudo observar tambien que una chica también seguía disimulamente a Emil, cosa que le pareció sospechoso a Tommy, por lo que le tomó una foto a la espia.

Buscó la imagen de la chica en la base de datos de reconocimiento facial que Él había diseñado y no la encontró.

"Un reto."

Comento feliz Tommy colocandose sobre su cabeza su capucha.

Emily caminaba meciendo las manos con los paquetes y bolsas que llevaba en un estado total de ensoñación.

Usaría este sentimiento como inspiración para sus próximos diseños.

"Diseñare el cuarto del bebé!"

Penso la niña quien se dio prisa para regresar a su departamento.

Ella ya queria poner manos a la obra!

Otros pasos detrás de Emily  se apresuraron tambien.

Pero abruptamente se detuvieron cuando otros pasos de hombre se le acercaron por detrás y le taparon la boca.

Sintiendo algo duro en un costado, la chica se detuvo por completo.

"O eres muy novata aún o tengo mucha suerte."

Susurró una voz masculina cuando la llevó a un callejón cercano.

"Maldición."

Pensó la espía.

Edward seguía pensando en todas las reformas que haria en el departamento.

Marcó el numero de su primo Carl.

"Carl, dame el horario de Emily Mu, tengo un proyecto en mente."

Pidió Edward.

"Te lo envío en un momento, pero ella estará demasiado ocupada."

"Mañana mismo se trasladará tres meses para terminar un proyecto importante para un grupo de cantantes de pop."

Respondió Carl.

"Entiendo."

"Envíalo de todos modos, tengo un proyecto igual de importante para mí."

Ordeno Edward.

"De acuerdo Edward."

"No se si sepas que Elizabeth necesita ayuda con sus finanzas."

Comentó Carl.

"Echaré un vistazo a su empresa y contrataré un equipo para ella."

Colgó Edward sin más.

"Tres meses."

"Solo permitiré que realice ese proyecto."

"De ese modo, Emily tendria seis meses de embarazo."

En medio del vacío departamento, Edward se imaginaba a Emily con el bebé.

"Debo hablar con mi abuela y terminar ese fastidioso compromiso impuesto."

Cerrando la puerta, Edward llamó a su chofer.

"Llévame a la mansión de mi Abuela."

***By Liliana Situ***

Valoro mucho tu opinión.