Esposa falsa de Simón Capítulo 14: ¿A quién está buscando?

sprite

Leer Esposa falsa de Simón novela Capítulo 14: ¿A quién está buscando? de Gato volador

En Esposa falsa de Simón Capítulo 14: ¿A quién está buscando?, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 14: ¿A quién está buscando?, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Esposa falsa de Simón Capítulo 14: ¿A quién está buscando? del autor Gato volador en readerexp.com

-No es necesario, Abuelo, solamente estoy refriada, iré a la farmacia a comprar unas medicinas más tarde- Frida le detuvo al instante.

Leonardo la miró seriamente, Frida se ponía un poco nerviosa por su mirada, y mordió su labio subconscientemente.

-El tono nasal es tan pesado, ¿cómo podrás recuperar si tomas sólo la medicina?- resopló Leonardo, y saludó a ella, señalándola para que se acercara.

Frida se acercó un poco y se detuvo con cautela.

-Recuerda comprar medicina, si estás mejorando, ve a la empresa a ver a Simón-

Frida asintió con la cabeza, -Sí, ya lo sé, Abuelo-

-Vale- Leonardo estaba satisfecho, y le dijo –Puedes irte-

Después de salir de la familia Fleixa, Frida llamó a Sofía, y ella costó unos veinte minutos en llegar.

Al subir al coche, Sofía preguntó, -¿Ya piensas bien? ¿Quieres abortar el bebé?-

Sin hablar ninguna palabra, Frida se abrochaba el cinturón de seguridad en silencio.

- ¿Por qué no hablas?-

Sofía volvió la cabeza a mirar a Frida, la vio sentada allí sin expresión, y luego frunció el ceño, -¿Qué te pasa? ¿No lo has pensado bien cuando volviste anoche? ¿Acaso quieres quedarte con este bebé? ¿Verdad? –

Al escuchar estas palabras, Frida tendió la mana para acariciar su vientre, -Es una vida, si la aborto directamente, ¿no es tan cruel?-

-¿Qué?¿me estás tomando el pelo? ¿No son crueles tus padres cuando te piden que te cases con una persona discapacitada en lugar de Liliana? ¿No es cruel que tu ex marido cortejara con su amante y te echara de la casa? Si te quedas con este bebé, la familia Fleixa tampoco no podrá aceptarte, ¿además si vuelves a la familia Casaus, tus padres te aceptarán?-

Las palabras de Sofía hacían a Frida calmarse, Frida se levantó su cabeza y miró adelante de repente.

-Escúchame, aborta el bebé, y ahora la familia Fleixa es en lo único en lo que confías. Además, este bebé tiene un origen desconocido, ¿quién sabe qué virtud será al nacer en el futuro?-

Dicho esto, Sofía tomó una decisión directamente para Frida.

-Como tu mejor amiga, sólo puedo decir esto, piensas bien-

Frida recordó lo que Simón dijo anoche, aunque dijo que le diera tres días, realmente no podía darla tres días.

Y entonces...... ¿Todavía tenía que matar al bebé?

Si quería quedarse en la familia Fleixa.

Si hubiera salido de la familia Fleixa, la familia Casaus tampoco no la aceptaría.

Pensando en ello, Frida cerró los ojos incómodamente -Ya vamos-

-¿Lo has pensado bien? Entonces te llevaré al hospital- Sofía giró el volante, mientras decía -Si este niño es de tu querido, quieres darle la luz y no me opondré, pero es sólo de un extraño,

no sé si es una bendición o una maldición, la mejor manera es abortarlo-

Y luego las dos llegaron al hospital sin charlar.

Cuando hizo la fila y sacó la fiche, Frida estaba muy decepcionada, Sofía la acompañaba y la consolaba.

Finalmente, cuando le tocó el turno, el médico le hizo una revisa y frunció el ceño.

-Señora Frida , según el examen médico, su pared interna del útero es muy delgada, podrá conducirá a una perforación y un sangrado grande, no le recomendamos el aborto-

Al oír esto, Frida frunció su ceño, Sofía también estaba sorprendida, -¿No es recomendable abortar?-

-No, no es recomendable- El doctor respondió y dijo, -Piense bien, el sangrado grande no es una cosa simple, se vuelve a pensar bien-

Al salir del hospital, Sofía estaba muy preocupada, -No se puede abortar, ¿qué harás? ¡Dios mío, por qué ocurre este asunto tan molesto!-

-No lo sé-

-Te llevaré a volver a casa-

Frida asintió con la cabeza y luego movió la cabeza.

-No, tengo que ir a la empresa, llévame a la empresa-

Sofía no hablaba más, la llevaba a la empresa, cuando veía el edificio de Grupo Fleixa, no podía evitar suspirar, -Pensé que nuestra familia es suficiente rica, no pienso que el Grupo Fleixa es más rico que mi imaginación-

-Sofía, gracias por todo, me iré primero-

Sofía le saludó, -Ya, después contactaré con un doctor para consultar bien-

Porque la última vez vino, las chicas de recepción tenían una impresión muy buena de Frida, ella se había sido llevado por el vicepresidente Fleixa, por eso, hoy ellas le trataban con una buena actitud.

Frida subió al ascensor y llegó a la oficina del presidente que estaba en el piso máximo.

Ella caminó suavemente hacia adelante, y descubrió que la puerta de la oficina no estaba cerrada, estaba a punto de entrar.

-La última vez que te pedí que encontraras a uno, me trajiste a una mujer, y esta vez me trajiste una mujer tan mayor como mi madre. Rafael, ¿te estoy demasiado tolerando, o estás haciendo cosas sin pensar nada ahora?-

Simón estaba sentado frente a la oficina, sus dedos delgados estaban tocando el escritorio, con un par de ojos inteligentes, todo su cuerpo estaba lleno del aliento impresionante.

Rafael estaba al lado de su escritorio y fue insultado, con la cabeza caída, como un cachorro que bajaba su cabeza.

Al ver esto, Frida se escondió subconscientemente detrás de la puerta.

Simón estaba tan enfadado ahora, si ella ahora entró, estaba segura de que iba a ser insultada también, era mejor esconder por un rato.

-Señor Simón, realmente no hice a propósito, es que me das muy poca información, así que prefiero buscar todas las posibilidades para que no pierde ninguna posibilidad- Rafael también estaba agraviado, había trabajado por Simón hacía tanto tiempo, por lo general arregló con los asuntos de trabajo. Aunque eran los asuntos difíciles, podía arreglarlos bien.

Pero esta vez la tarea era buscar a una mujer, incluso era una mujer desconocida.

Para ir al hospital a buscar a una mujer embarazada, era muy difícil.

-Doy menos información? ¿No recopilas informaciones por ti mismo?- Simón burlaba, las miradas se convirtieron a serias, y el toque del escritorio se detuvo, -¿o estás culpándome?-

El tono frío hizo que la figura de Rafael se levantara directamente a la vez, e inmediatamente sacudió la cabeza para negar.

-¡Nada! Señor Simón, a continuación, voy a arreglar más personales para investigar, la próxima vez iré a interrogar personalmente primero y luego le traer-

-¿Interrogar?-

-No se preocupe, si no fuera esa persona, no la dañaría-

-Vete- al conseguir obtener una respuesta satisfactoria, Simón tiró su corbata y le dejaba a Rafael salir impacientemente.

Rafael no podía esperar a salir inmediatamente, esta oficina era tan fría que no quería quedarse para un segundo más.

-¡Sí!-

Cuando Rafael salió de la oficina y la veía a Frida ponerse en pie a la esquina de la pared.

Las dos personas se miraban mutuamente, cuando Frida estaba a punto de hablar, Rafael la jaló a la esquina.

-¿Estás loca? ¿Te atreves a escuchar nuestra charla?-

Al oír esto, Frida movió su cabeza, -Acabo de llegar, pero ¿a quién está buscando?-

Todo el mundo tenía curiosidad.

Además, Frida seguía siendo su esposa, e instintivamente quería saber de él.

Al escucharlo, Rafael entrecerró sus ojos, - Señorita Frida, le aconseje que no pregunte, te casas con la familia Fleixa solamente por un sustituto, en realidad, no te considera como esposa, si sigue entremetiéndote en los asuntos, ten cuidado que no pueda seguir siendo la esposa de Señor Simón-