Esposa falsa de Simón Capítulo 151: Así que eres igual que ellas.

sprite

Leer Esposa falsa de Simón novela Capítulo 151: Así que eres igual que ellas. de Gato volador

En Esposa falsa de Simón Capítulo 151: Así que eres igual que ellas., lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 151: Así que eres igual que ellas., la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Esposa falsa de Simón Capítulo 151: Así que eres igual que ellas. del autor Gato volador en readerexp.com

Frida continuó asentir subconscientemente.

Después de asentir, parecía que le dio cuenta de que cuáles fueron las dos preguntas.

Entonces su mente también se volvió claro poco a poco, vio claramente a la cara de Simón quien estaba frente de ella.

¿Qué acabó de... preguntar?

Simón recibió dos respuestas satisfechas, aunque no quería admitirlo, pero en este momento estaba muy contento, sonriéndose con los labios de un hermoso arco, -, -Frida, tienes sentimientos por mí.-

Frida miró atónita de repente y lo empujó con esfuerzo.

-¡No digas tonterías!-

Simón fue empujado y cayó en su silla de ruedas.

-¿Tonterías? Los sentimientos no se pueden ocultar, de verdad te gusto.-

Frida cubrió sus orejas, gritó hacia Simón con la cara furiosa, -No me gustas, no me humillas, ¿cómo puedo gustarme persona de tu tipo?-

Simón sonrió con boca cerrada, -¿Sí? ¿Quién ha admitido que me gusta?-

Frida, -¡ solo no reaccioné hace un momento!-

-No reaccionas o no puedes controlar tu corazón, o...-

-¡No digas más!- la frase salió impulsivamente de la boca de Frida, -¿Cómo puedo gustarme un discapacitado?-

Simón tenía una sonrisa de broma, después de escuchar esta frase, su cara cambió repentinamente, el fondo negro de los ojos tenía un flujo oscuro, como el mar de repente levantara la oreada, incluso podara llegar decenas de metros.

Frida también sintió que la temperatura ambiental había bajado.

Entonces se dio cuenta qué había dicho impulsivamente.

-Eso... Lo que acabo de decir no es...-

Intencional.

Los ojos negros de Simón eran como la oscuridad profunda, ni no se podía disipar.

La miró fijamente.

-Así que piensas lo mismo que ellas.-

Frida mordió el labio inferior y sacudió la cabeza con fuerza.

¡No! ¡Ella no quería atacarlo!

Incluso cuando otros dijeron que él era discapacitado, ella defendió mucho por él. ¿Cómo podía atacar que él era discapacitado? Pero... Realmente sus piernas estaban discapacitadas y debía sentarse en silla de ruedas.

Era un dolor para él, pero ella decía esa frase así.

-Ja, ¿por eso nunca quisiste dormir conmigo?-

-¡No!- Frida estaba inquieta. Ella dañó sin intención a la herida de él, se arrepintió ahora, quería explicar en primer tiempo a Simón, -Por favor escuchas mi explicación. Estaba impaciente, así que hablaba cosas incorrectas.-

-Esta es la verdad.- Simón habló seguramente con la sonrisa de burlar a sí mismo. -La familia Casaus había mandado que te casaste conmigo para sustituir tu hermana. ¿sientes injusticias? Después de todo, te casaste con un discapacitado de piernas, arruinó el resto de tu vida. ¿Por eso estás apurado por estar con mi hermano mayor para buscar tu propia felicidad futura?-

Frida sacudió la cabeza. Ella ya estaba muy inquieta, -Simón. No digas eso, nunca pensé en esto.-

Simón continuó sonriendo, obviamente no escuchó las palabras de Frida.

Su opinión de Simón sobre Frida obviamente cambió desde que ella habló que no podía gustarse un discapacitado.

Las mujeres siempre lo despreciaron en sus corazones porque él se sentaba en la silla de ruedas. Aunque aparentemente quisieron acercarse a él, pero obviamente sus objetos fueron para obtener la riqueza de la familia Freixa, las repugnancias en sus ojos ni no pudieron ser ocultadas.

Y Frida, antes ella discutió incluso peleó con otros porque otros dijeron que él era discapacitado, dejó que Simón se sintió que... ella podara ser diferente de otras.

Inesperadamente, hoy ella misma lo dijo.

Su corazón se sintió faltar aire, Simón pensó que el aire en esta sala no estaba bueno.

Él rodó las ruedas con una cara fría, iba a salir de la habitación.

Detrás de él vino el grito de la mujer con un tono particularmente tenso.

-Simón, vuelves, por favor escuchas mi explicación. ¡Esas palabras que acabo de decir realmente no fue mi intención!-

¿Sin intención?

Ja. Aunque no fue su intención.

Eso fue lo que estaba pensando.

Si no, ¿cómo podría salir de su boca?

La figura de Simón era inconmovible, y pronto salió de la habitación. En la habitación quedó Frida sola jadeando con ansiedad. Ella llamó a Simón mucho tiempo, él no la respondió.

Frida bajó su mirada y miró fijamente a la sábana blanca.

Se arrepintió.

No deberíaa decir la frase impulsivamente, pero no sabía qué pasó, cuando vio la mala sonrisa de Simón, pensó que iba a empezar a humillarla de nuevo.

Si él descubriera su mente, se burlaría de ella mucho.

Frida ya no quería que él la burlara otra vez, así que... lo dijo impulsivamente.

Sí, al fin Frida no podía controlar su corazón, ella tenía sentimientos a él.

Durante estos años, Simón era la primera persona que Frida lo tenía sentimientos.

Aunque a ella también le había gustado a Kevin antes, pero en aquel momento ella pensó que todos los aspectos de Kevin son buenos, debía ser un bueno marido para familia, por lo tanto, ella había aceptado a casarse.

Después de casarse todo pasaba normalmente, hasta el momento que se divorció, Frida empezó a sentirse que ella y Kevin tuvieran un poco fricción.

Pero desde que se casó y entró a la familia de Freixa, Simón hizo muchas cosas por ella, la protegió para que ella no fuera intimidada por otros y vengó por ella.

Aunque ella sabía que él lo hizo... sólo para su dignidad, pero…ella no podía controlar su corazón y se enamoró de Simón.

Frida se acostó en la colcha, las lágrimas se deslizaron desesperadamente de las esquinas de sus ojos.

Pero ella desmerecía de estar con él.

Ella era una mujer divorciada, una mujer embarazada con hijo de otro hombre.

Ella era tan sucia, Frida se despreció a sí misma.

¿Por qué no podía controlar su corazón?

Toda la noche, Simón no apareció de nuevo, el día siguiente tampoco. Ella estaba sola en la habitación vacía. Su cara y labios estaban muy pálidos. El doctor vino a examinarla y le preguntó sobre su familia.

Frida guardó en silencio.

El doctor tuvo que llamar a su familia.

Después de un tiempo, vino Naomí.

-¿Qué pasa? Estaban bien cuando me fui anoche, cómo de repente...- Naomí la vio pálida, fue asustada, -Tu enfermedad no vuelva a ser seria, ¿verdad?-

-Estoy bien.- Frida sacudió la cabeza, -¿Puedo salir del hospital hoy? No me gusta quedarme en el hospital.-

Todas partes de aquí son blancas y no había nadie la acompañaba.

Dejó que ella sentir desolada.

Lo más importante era que ella quería buscar a Simón y explicarle lo que dijo anoche.

-Naomí, me acompañas para hacer los procedimientos de salir, ¿está bien?-

-Pero tu salud...- Naomí preguntó con mucha preocupación, -¿Estás realmente bien?-

-Si tengo alguno problema, lo diré... No te preocupes.-

-Entonces... Está bien.- Naomí finalmente fue convencida, la acompañó para hacer los procedimientos de salir. Después de eso, ellas dos se separaron.

Frida fue a la casa de Freixa directamente. En este momento Simón debía no irse a la empresa todavía. Con tal que pudiera encontrarlo, ella podría explicarle a Simón la frase de ayer.