Esposa falsa de Simón Capítulo 20: Simón no es una persona tan despiadada

sprite

Esposa falsa de Simón novela Capítulo 20: Simón no es una persona tan despiadada de Gato volador

En Esposa falsa de Simón novela Capítulo 20: Simón no es una persona tan despiadada autor Gato volador los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a Esposa falsa de Simón Gato volador Capítulo 20: Simón no es una persona tan despiadada en readerexp.com

Pasando por la esquina, los pasos de Frida se detuvieron repentinamente, porque dos personas aparecían de repente frente a ella.

Rafael empujó a Simón para quedarse allí, Simón la miró fríamente.

Si era el estado de ánimo anterior, Frida se daría la vuelta y se iría, pero después de saber que era excluido por su propio abuelo y hermano, Frida miró Simón de repente no era la misma como antes.

Aún así, no podía olvidar el hecho de que su hijo había sido abortado por él, y se dio la vuelta y se fue.

-¡Para!- Simón la gritó.

Frida se detenía en su lugar, lo miró sin buena actitud -¿Quieres algo?-

-Como asistente, ¿así que dos días de absentismo sin razón? ¿No quieres este trabajo? -

Al escuchar esto, Frida recordó que las palabras de Leonardo, pensaba que no era asistente, sino para vigilarlo, entonces le dijo, -¿Parece que no necesitas la asistente? Entonces no iré para provocarte los problemas-

-¿Crees que el Grupo Fleixa es un lugar donde puedes venir y salir como tu quieras?-

Frida frunció el ceño -¿Y qué quieres?-

Rafael la vio que ella estaba hablando con esta actitud, de repente habló -Tú no sabes lo bueno y lo malo, es una lástima que Simón piensa por ti, dejando tu bebé, en realidad tú eres ...-

-¡Cállate!- Simón lo reprendió, Rafael se callaba al instante.

-¿Qué dijiste?- Frida lo miró y sus ojos llenaban de incredulidad ni podía creer lo que Rafael dijo -¿Cómo es posible? Claramente tú...-

Frida miró a Simón, ese día antes de que se desmayara, él estaba obligándola a hacer la cirugía de aborto y mandaba a Rafael que personalmente encontrara un médico, y luego se desmayaba, cuando se despertó ya estaba en la familia Fleixa.

-No pienses demasiado, soy demasiado perezoso para hacerlo por una mujer como tú- Simón habló fríamente y mandó a Rafael a lo empujara a salir.

Mirando las espaldas de las dos personas, Frida estaba muy confundida.

¿Cómo podía ser eso? Ella pensaba... El bebé se había abortado hacía mucho tiempo. Ahora era mencionado por Rafael, de repente recordaba que cuando se despertaba ese día, su vientre realmente no tenía ningún cambio.

Pensando en esto, Frida sacaba su celular para llamar a Sofía.

Sofía venía, la llevaba directamente al hospital para un examen, cuando el médico la felicitó por su embarazo, Frida estaba aún confundida totalmente.

¿Cómo podía ser esto? Pensaba que Simón no aceptaría al bebé, nunca pensaba que...

-Parecía que Simón en tu descripción no es el tipo de persona de tan despiadada-

Frida no negaba, y no sabía qué pensar.

-¿Qué vas a hacer a continuación?-

-No lo sé, Así sigo no más- Frida tampoco tenía un plan de vida, desde el momento en que se casó con Kevin su vida había sido para que él, luego estaba divorciada, y se casaba con Simón debido a la necesidad de sus padres, ahora sólo tenía un propósito, que era quedarse en la familia Fleixa.

-Pero... ¿Quién es ese hombre extraño?- Sofía tenía mucha curiosidad, -He hecho amor contigo, ¿acaso no le tiene miedo de estés embarazada o algo así? ¿Por qué no te buscas? Frida, ¿nunca has pensado en encontrar a ese hombre?-

¿Buscar a ese hombre extraño? Los ojos de Frida estaban confundidos -¿Para qué lo estoy buscando? No tengo ninguna impresión de él, no sé qué tipo de persona, ese día la lluvia era demasiado grande, la noche era demasiado oscura, nada se podía ver claramente. Además, ahora soy la esposa de la familia Fleixa, y si voy a buscar a otro hombre, la familia Fleixa no me dejará-

-Bueno, le pediré a alguien que verifique y vemos si puedo conseguir alguna noticia-

-Sofía, gracias-

-¿De qué? También te agradezco, cuando estamos en la escuela, siempre fui insultada por los demás, pero tú me salvaste cada vez, e incluso había sido golpeada por mí- Hablando de esto, Sofía pensó en los días escolares, cuando no había venido a la familia Leguizamo, todavía era una pobreta, cuando fue insultada en la escuela, era Frida que siempre la salvara.

Entonces las dos se convirtieron en muy buenas amigas.

De vuelta por la noche, Simón volvió directamente a su habitación.

Al volver a la familia Fleixa, se encontró con que Simón no iba a la empresa, ella estaba un poco sorprendida y cerró la puerta, pensaba y caminó hacia él.

Simón estaba sentado en la silla de ruedas, revisando una revista financiera, al lado de una mesa móvil alta, poniendo un cuaderno.

Cuando Frida se acercaba, encontró que estaba llevando un audífono, y en su computadora portátil estaba presentando el vídeo.

Parecía que...... estaba en una videoconferencia.

Al ver esto, Frida quería hablar, pero se detuvo, se ponía de pie en silencio y escuchándolo.

-Bueno, esa es una buena propuesta, adelante-

-Sí, tómalo lo antes posible-

-Vale-

Simón no hablaba mucho, la mayoría de ellas eran frases cortas, no había levantado la cabeza, los ojos estaban centrados en la revista, en ese momento hablaba -envía el programa a mi correo electrónico-

En aproximadamente media hora, la reunión finalmente terminó.

Frida se ponía en pie hasta el final de la reunión.

Al ver desaparecer la imagen del vídeo, Frida acababa de adelantar un poco y no esperaba que Simón le hablaba, -No te acerques a mí-

-...- Frida se detenía en su lugar.

Simón abría el correo electrónico con cuidado para ver el correo.

Bueno, resultaba que se encargara del trabajo.

Frida no lo molestaba, se volvía y se preparaba para irse.

-Para-

Frida se daba la vuelta y lo miró inexplicablemente.

-Espera aquí-

Simón le hablaba.

Frida lo miraba con sorprendida, no dejaba acercarle, ¿ni la dejaba ir y esperar aquí?

¿No tenía problema?

Pero como Frida sabía que lo culpaba, esa noche incluso sostenía su ropa y decía que era una bestia y cruel, e incluso un animal tenía más sentimientos que él. Ella sentía culpable.

Así que Frida no se movía y sólo podía ponerse en pie.

El tiempo pasaba, Frida no sabía cuánto tiempo se ponía de pie, sólo sabía que Simón arreglaba el trabajo muy seriamente.

Y de repente sentía que cuando el hombre trabajaba en serio era más guapo.

Poco a poco, las piernas de Frida estaban un poco adormecidas, Simón aún no había terminado.

¿Se estaba vengándola? Porque las palabras que le hablaba, ¿así que lo hacía a propósito?

Pensando aquí, Frida no podía evitar fruncir las cejas, doblaba su cintura para relajar sus piernas adormecidas.

Finalmente, Simón miraba a Frida.

Frida se apresuraba a ponerse de pie, como un niño que hacía algo malo.

-¿Ni una hora no puedes soportar?- Simón levantó la mano y veía su reloj, con una risa fría.

Los labios de Frida se movían, pero no decía nada.

-¿Qué pasa?-

Frida todavía no hablaba, Simón daba un suspiro y cerró la computadora, acababa de salir, Frida se había convertido un poco preocupada, y hablaba nerviosamente -¡Perdón!-

Simón encerraba sus ojos, la miraba.

-¡Me disculpo por mis palabras anteriores!- Frida dijo solemnemente, e inclinaba hacia abajo, ¡se inclinaba a Simón!

Después de subirse la cintura, Frida se miraba fríamente a Simón.

-Pensé que…-

-¿Qué?- la voz de Simón era muy fría y burlaba - no pensarías que te dejaría quedarte con este bebé extraño, ¿verdad? escucha, elimina esta idea temprano-

-Yo...- Frida estaba destinado a decir algo apologético a él, no esperaba que tan cruel, su cara avergonzada se volvió un poco blanca.

-Es un contrato-

De repente, Simón le lanzó una bolsa de papel, Frida estaba a punto de recogerla, Simón lanzó la bolsa al pie de ella, Frida se paraba por un momento y doblaba su cintura para recoger la bolsa.

Al abrir la bolsa, se enteraba de que era una instrucción de matrimonio.

-¡Firma!- El sonido de Simón era frío, ella lo miró y veía que era incluso estaba negro en la parte inferior de sus ojos, y rápidamente revisaba el contrato.

-No sea tú o tu hermana, será un problema, así que sólo te daré medio año, y medio año después, saldrás de la familia Fleixa con este contrato y el cheque, nunca volverás-

Después de hablar esto, ponía un cheque en el escritorio.

Al ver el cheque, Frida sentía que como si le echara el agua fría sobre su cabeza.

Al principio había estado pensando en las palabras para disculparle cuando llegó, pero no tenía idea de que él había preparado el contrato y el cheque.

-¿Debería este dinero ser suficiente para llenar su vanidad interior?-