Esposa falsa de Simón Capítulo 278: Quiere verte la última vez

sprite

Leer Esposa falsa de Simón novela Capítulo 278: Quiere verte la última vez

La novela Esposa falsa de Simón Capítulo 278: Quiere verte la última vez del autor Gato volador es una novela emocionante y fascinante historia En Capítulo 278: Quiere verte la última vez, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Gato volador Construcción Cada personaje en Esposa falsa de Simón es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Capítulo 278: Quiere verte la última vez y los capítulos posteriores de la novela Esposa falsa de Simón en readerexp.com

-Señora Frida, Señor Simón se preocupa mucho por tí de verdad.- Alma la vio callada con los párpados bajos, temió que ella estuviera desvariando o le entendió mal a Simón con descuidado otra vez, por eso hizo las explicaciones por Simón.

Escuchado esto, Frida recuperó la consciencia y miró a Alma enfrente, se rio, -Eres muy buena en hablar por él.-

La cara de Alma se puso roja, parecía que estaba vergonzosa.

-Señora Frida está bromeando, no estoy hablando por Señor Simón, he dicho la verdad. Señora Frida también lo sabe en la corazón, ¿no?-

Sí, esta vez lo sabía Frida.

No era ella sola quien se apasionaba por sí misma, pero Simón estaba interesado en ella.

Sólo eso...era suficiente.

Al pensar así, se rio Frida.

Puesto que Simón se preocupó por ella, pues ella iba a quedar en el chalet durante este período esperando las noticias. No salía afuera para tratar las cosas exteriores.

Sólo que ella pensaba que podía vivir tranquilamente hasta que Simón le trajera las noticias. Aunque estaba esperando todos los días. Al principio ella todavía podía estar nerviosa, pero por fin le parecía que había formado como una costumbre. Cada noche estaba esperando que le decía algunas nuevas noticias cuando volvió Simón.

Pero aún no decía nada sobre este tema cuando él volvió, ella tampoco preguntó una frase más.

Ella creía que si hubiera nuevas noticias, no iba a ocultarlas de ella.

Frida siempre estaba esperando, por fin habían llegado las noticias.

Pero no se las dio Simón, era Sofía.

Sofía le envió un whatsapp diciendo que quería verla.

No sabía por qué, la mensaje enviada por Sofía le causó a Frida una sensación pesada. Frida tenía un sentimiento malo, siempre le parecía que algo iba a pasar.

Ella y Sofía habían sido buenas hermanas por mucho años, después de la declaración entre ellas, ella pensaba que no iba a verla en toda la vida.

Por eso ella contestó, -No tengo nada de hablar contigo.-

-Frida, es la última vez, ¿tampoco quieres verme?-

¿La última vez?

Frida no le parecía cómoda de ver estas letras en la corazón.

-¿Qué significaba eso? -

-¡Dime que si quieres verme o no! -Pero la actitud de otra parte era muy dura, ella quería verla sí o sí.

Frida estaba sin remedio, a decir la verdad, ella era compasiva con Sofía. Ella le había ayudado mucho, ella realmente no podía odiarle. Ahora había dicho muchas cosas raras, se parecía que era el tono de querer suicidarse.

Si no era, mejor, ¿pero si era?

Si le pasó algo de verdad, Frida a lo mejor se arrepentía toda la vida.

-Dime la dirección y hora.-

Por fin, Frida transigió en eso. Sofía le mandó una dirección después de mucho tiempo.

Ella leyó la dirección y se dio cuenta de que era un hotel, frunció las cejas, se amplió la sensación intranquila más grande.

Frida guardó el móvil y dijo a Alma, -¿Puedo salir de casa hoy ?-

Alma estaba suspensa, y le dijo riéndose, -Señora y señor han pensado en la misma cosa, esta mañana el señor ha corregido tu tarjeta de la puerta. Podía entrar y salir libremente en el futuro. Además te ha asignado un conductor personal.-

Frida, -... No hace falta de molestar tanto, sólo que es muy complicado el camino aquí, te molesta que me llevas a la puerta.-

-Tranquila Señora, te llevo yo luego.-

Frida se cambió de ropa después, y fue dirigida por Alma llegando a la puerta. A lo mejor que Alma había arreglado por delante, había un coche esperando en la puerta por delante.

-Señora Frida, sólo tiene que decir al conductor a dónde quieres ir, él te llevará allí.-

Al principio Frida quería ir por su propia cuenta, realmente ella iba a buscar a Sofía, ella quería hablar con ella sobre algo claramente.

-Vale.-

Frida subió al coche y dio la dirección al conductor, -Llévame aquí por favor.-

-Señora Frida, de nada, le llevo allí ahora mismo.-

El conductor era un hombre viejo, estaban simpáticos entre sus ojos y cejas, hablaba muy amablemente.

Frida quería mandar al conductor volver cuando llegó al destino. Quién sabía que el conductor dijo que le esperaba abajo, y luego dijo preocupándose, -Señora Frida, hay mucha gente en el hotel, le acompaño arriba. De lo contrario, si pasa algo, no puedo asumir la responsabilidad si pasa algo.-

Frida quería rechazarle al principio, pero el conductor dijo, -Voy a estar fuera de la puerta, señora, no se preocupa.-

-Vengo a buscar a mi amiga, ella dijo que estaba aquí, pues gracias tío.-

-Me puede llamar Jonatán.-

-Gracias, Jonatán.-

Frida entró en el hotel acompañado por Jonatán, y cogió el ascensor para ir la habitación que dijo Sofía.

Frida tocó el timbre cuando llegó, Jonatán se paró en la esquina del lado conscientemente. Frida lo tocó por mucho tiempo, nadie había venido a abrir la puerta.

Frida sólo podía enviar un whatsapp a Sofía diciendo que había llegado, todavía no le respondió después de unos minutos.

La preocupación se amplió más grande, Frida se dio cuenta de que la puerta de la habitación estaba medio abierta cuando quería llamar a Sofía por teléfono.

Parecía que se abrió así medio abierta a propósito, que estaba esperando su llegada.

Frida quedó atontada por cinco segundos y volvió a consecuencia de repente, entró en la puerta directamente.

La habitación del hotel estaba tranquila, no había nadie, una botella de vino estaba en la mesa.

La chaqueta rosa y el bolso estaban en el sofá, los tacones estaban al lado. Se veía que todo estaba normal, pero...se puso alarma en la corazón de Frida.

-¿Sofía, estoy aquí, dónde estás?-

No había nadie le contestó, estaba todavía tranquilo alrededor, incluso Frida podía escuchar su propio respiro.

-¿Sofía, Sofía, qué coño estás haciendo?- Dicho eso, Frida anduvo por todos los sitios buscando el rastro de Sofía. Ella oyó un sonido de tictac cuando pasó por el baño, parecía como la caída de las gotas de agua al suelo.

Frida paró los pasos, ella volvió el cuerpo y empujó la puerta de baño después de un momento.

Cuando vio claramente la escena dentro del baño, la cara de Frida se puso demasiado blanca instantáneamente, parecía como una fantasma por las luces. Ella no podía controlar el cuerpo y estaba temblando, luego dijo gritando, -¡Sofía!-

Jonatán estaba al lado de la puerta, así que podía entrar en la habitación a tiempo si hubiera cualquier ruido dentro. Quién sabía que oyó el grito de Frida dentro de un rato. Le parecía. raro, entonces anduvo hasta la puerta, vio que Frida estaba corriendo a tropezones hacia él.

-Jonatán,Jonatán, llama a una ambulancia...-

Jonatán no entendía qué pasó dentro, pero realmente le asustó por la cara blanca como una fantasma de Frida. Él sacó el móvil inmediatamente y llamó una ambulancia. Cuando terminó la llamada, entró en la habitación de hotel, -¿Señora Frida, qué pasa?-

A Frida le asustó temblaba, pero intentó a calmarse diciendo, -Jonatán, ven y ayúdame.-

Jonatán le siguió entrando en el baño, un hombre viejo que había vivido la mitad de su vida, estaba sudando con los ojos atónitos por la escena que vio en el baño.