Esposa falsa de Simón Capítulo 36: ¿Estas fingiendo preocuparse por mí?

sprite

Leer Esposa falsa de Simón novela Capítulo 36: ¿Estas fingiendo preocuparse por mí?

La novela Esposa falsa de Simón Capítulo 36: ¿Estas fingiendo preocuparse por mí? es muy buena. En Capítulo 36: ¿Estas fingiendo preocuparse por mí?, no podía dejar de leer. He leído bastantes historias de Gato volador , pero con el libro Esposa falsa de Simón, todavía tiene mucho regusto por sí mismo. La belleza de la historia Gato volador es que, por dolorosa y angustiosa que sea, sigue atrayendo a personas que no pueden darse por vencidas. No es una fantasía color de rosa, que una niña Cenicienta se enamore de un príncipe en un caballo blanco, luego los dos se dan la mano y viven felices para siempre. Pero el amor es una cosa pequeña en un centenar de otras cosas en la vida. Lee la Esposa falsa de Simón novela Capítulo 36: ¿Estas fingiendo preocuparse por mí? en readerexp.com

La criada se paraba por sorprendida.

-¿Señor Simón? Lo que acabo de decir es la verdad, Frida que realmente sedujo a Óliver, ¿no me crees?-

Simón la miró firmemente - ¿Hay alguien más para ver además de ti? -

La criada pensó que Simón la creía, sacudiendo la cabeza -Yo era la única presente, pero lo juro, realmente vi-

Al escucharlo, Simón se burló -Es decir, sólo tú ves, nadie puede testificar por ti-

La criada sólo reaccionó a lo que significaba por Simón -Señor Simón, yo...-

-¿Celosa? ¿Entonces creas?-

Los ojos de Simón estaban muy oscuros, como si hubiera penetración, directamente en su corazón, para ver qué feo su interior. La criada se convertía en pánica como si la hubieran visto a través de su mente.

-Señor Simón, realmente no te engañé, debes creer me-

-¿Sí?- Simón burlaba profundamente en voz alta -No creo en mi esposa, pero ¿te creo una sirviente? -

-Yo...-

La criada miró su sonrisa fría en sus labios y comenzó a arrepentirse. Ella habría visto Simón que no le gustaba a Frida, así que se atrevió a humillarla, originalmente pensó Simón debía ser acordado.

Pero quién sabía, Simón tenía en realidad tal reacción.

-Le mojaste la ropa- hablaba en un tono positivo, no era una investigación en absoluto.

La criada entró en pánico, ¿cómo podría ser esto?

-Señor Simón, yo...-

-La casa de Freixa no te necesitamos como sirviente resbaladiza- Simón la miraba como una muerta, -Si te oigo decir tonterías afuera más tarde, sabes lo que está pasando-

Clac-

Justo esta vez llegó el ascensor, Simón giraba sus ruedas para salir, la criada sentía que sus piernas fueran suaves, toda la persona se caía al suelo.

Y de este lado, Frida se dio la vuelta para cambiarse de ropa, vio ese traje de Óliver.

Y decidió a devolver ese traje, pero encontraba que el traje estaba sucio por ella, y ahora de vuelta no era adecuado.

Así que Frida tenía que encontrar una bolsa para empacar para enviar la lavadora y luego devolvía.

Después de terminarlo, Frida salió por la puerta.

Recientemente, ella había estado tomando el autobús al trabajo, como de costumbre a la compañía, Frida primero limpió la oficina, y luego regresó a su trabajo.

Cuando llegaban el momento, Simón y Rafael aparecían a tiempo, escuchaba el sonido, Frida miraba en la dirección de Simón.

La expresión en su rostro era tan fría que todavía le hacía la vista gorda.

Frida miró hacia atrás y subconscientemente pellizcó la pluma en su mano.

No sabía si se sintió mal...

Simón parecía estar enojado con ella, ¿para qué?

¿Era por lo que ocurrido en la habitación antes, o por Óliver?

La mente estaba en un lío, Frida ya no se preocupaba, se concentraba en el trabajo.

Fue a enviar documento por una vez, dos veces de tomar cafés, Simón no le hacía caso.

Al mediodía, cuando Frida fue a la cantina a almorzar, escuchó a otros que estaban hablando.

-Oye, ¿has oído? Es como si el Grupo Freixa estuviera cancelando su cooperación con el Grupo Fernán -

-¿En serio? ¿Por qué se cancela repentinamente una cooperación tan importante? -

-Escuché que era una decisión de Presidente Simón y se decidió en la reunión por la mañana-

Escuchando esto, Frida se sorprendía, ¿en la reunión de la mañana? ¿Cuándo tuvo una reunión por la mañana? ¿Por qué no lo sabía?

-¿La decisión de Simón? ¿Estará de acuerdo Don Leonardo? -

-No sé qué está pasando, Simón generalmente no es así, ¿esta vez cómo cancelar la cooperación con el Grupo Fernán? Es increíble -

Frida comía una verdura verde, pero cómo no se podía comer.

Frida sentía complicada, pensando en que anoche Nico de repente fue pateada, y las palabras de Simón.

-¿Es un regalo tan grande para pedirle a mi asistente que coopere con su compañía?-

-Desafortunadamente, incluso si te pones de rodillas y le preguntas a mi asistente, el Grupo Freixa no trabajará con una compañía como la de Grupo Fernán -

Recordaba que antes de ir al banquete, también le pidió que se comunicara con Nico, obviamente también le atribuyó gran importancia al proyecto, pero de repente dejó de cooperar.

Acaso...... era porque...

Frida no se atrevía a pensar más, pero ya no podía comer, trajo el plato para levantarse, y luego volvió arriba.

La oficina estaba tranquila, y Frida fue a llamar a la puerta.

-Pase-

El sonido de Simón seguía siendo frío.

Frida respiró hondo y empujó la puerta.

Simón no se levantó su cabeza, y sus ojos estaban centrados en el computador.

Todavía estaba trabajando, y el café en la mesa había vacío, aparentemente aún no había almorzado. Frida lo pensó, sólo quería recordarle a comer algo, Simón se levantaba su cabeza y al verla, frunció su ceño, y luego los dedos tocaban la mesa, -continuar con el café -

-Vale- Frida se acercó, recogió la taza, se dio la vuelta, pero no podía evitar mirar hacia atrás -Es hora de almorzar, va a almorzar primero y ¿luego trabajas? -

Sin comer nada para trabajar duro, y tomaba mucho café, era malo para el estómago.

Frida dijo sinceramente.

Pero Simón fue como si no hubiera oído lo que dijo.

-Señor Simón, tú...-

-¿No oíste el café? ¿Cuándo es tu turno de enseñarme a hacerlo? -

Al escucharlo, Frida sólo podía pellizcar la taza en su mano, y se dio la vuelta para darle una taza de café de nuevo.

Después de poner el café, Frida todavía no se podía evitar hablar -Simón, el café en ayuna no es bueno para el estómago -

El movimiento de sus manos se detuvo por Simón, y miró peligrosamente a Frida.

Frida estaba preocupada por sus miradas, explicaba -Como ... tu asistente, tengo derecho a recordarte esto -

-¿Estas fingiendo preocuparse por mí? ¿Ese es uno de tus medios? - Simón se burlaba de ella, y no hablaba nada buenas.

Esto hacía que Frida estuviera muy enojada, mordiendo el labio inferior y quería rechazar, pero pensaba en la cooperación con el Grupo Fernán, Frida parecía deber preguntar claramente.

-Me enteré de que había una reunión en la mañana? -

Simón no respondía.

-la cooperación con el Grupo Fernán...-

-¿Qué, no crees que terminé mi asociación con Grupo Fernán debido a ti?-

Frida, -Yo...-

-No pienses demasiado en ello- Simón hablaba fríamente -Nico es una persona desconfianza, este es un proyecto a largo plazo, Nico no es conviene -

No fue por ella.

Frida finalmente se sentía aliviada.

Si fuera por ella, podría sentirse culpable.

-Entonces, ¿qué tiene que ver esto con una asistente? - Simón se burló y la miró con sarcasmo -¿De verdad te tomaste en serio?-

Frida se agarró el labio inferior -No lo hice-

-¿No? Desde que entras aquí, ¿no quieres hablar de ello? -