Esposa falsa de Simón Capítulo 54: Ocupar su armario

sprite

Esposa falsa de Simón novela Capítulo 54: Ocupar su armario

En Esposa falsa de Simón Capítulo 54: Ocupar su armario, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Esposa falsa de Simón Gato volador Capítulo 54: Ocupar su armario en readerexp.com

La sinvergüenza pregunta dejaba a Frida Casaus sin palabras, viéndolo un momento sin decir nada para refutar, pensó que ella había sido llevado por Simón Freixa anoche. La agradecimiento estaba en el corazón, los ojos cerraban levemente.

–Sea como sea, gracias–

Otra vez.

La cara era inactiva.

Las emociones en los ojos de Simón revolotearon, ¿era incapaz ella de despertar la emoción para él?¿ Por eso, le trataba con este actitud? Pensó aquí, una ira inexplicable se elevó del pecho, dijo riendo fríamente-Solo tengo miedo de que pierdas la dignidad de mi familia, en caso contrario, no me importa si mueres afuera-

Las palabras despiadadas penetraron la corazón de Frida como una espada venenosa, la boca de Frida abría, las manos apretaban silenciosamente, solo dijo.

-Lo sé.-

Luego, volvió hacia el baño

En el momento en que ella salió del baño de nuevo, Simón se había ido a trabajar. Frida estaba preparada para cambiarse ropa para salir, pero de repente no encontró su maleta y las ropa en el armario.

La tez de Frida cambió, se volvió y salió afuera.

Al ver a las asistentas que vinieron, empujando varias filas de ropa. Se detuvieron los pasos Cuando veían a ella, y dijeron juntos -Señora Casaus-

Frida asombró y les miró dubitativa,-¿Qué hacéis?-

-Señora Casaus, Rafael nos mandó que te trajera las ropas-

Ella estaba un poco sin palabras, de repente pensó que anoche Simón le compró muchas ropas,-Todas son mías?-

-Sí, señora Casaus-

Luego, las asistentas pusieron las ropas en el dormitorio y en el armario.

Simón todavía tenía conciencia, como el armario es muy grande, sus ropas eran monótonas, solo ocupaba un poco sitio. Por eso, el resto de sitio pertenecía a Frida, las asistentas pusieron las ropas caras en el armario y las pusieron en orden, y dijo a ella -Señora Casaus, Está todo arreglado. si no nada más, saldremos primero-

Frida miraba el armario con muchas ropas en silencio por un momento, luego levantó la cabeza mirando a ellas -Esperad.-

Las asistentas se pararon los paso nerviosamente, dieron a vuelta a mirar a ella -Señora…señora Casaus, ¿hay algo más?-

-¿Dónde están la ropa que guardo en el armario y mi maleta?-

Al oír de esto, ellas cambiaron sus expresiones, una de ellas explicó con la voz baja,- Señora Casaus, la maleta es muy vieja, por eso la hemos arrojado, también las ropas…-

Al oír de su palabra, Frida estaba muy enfadada,-¿las habéis arrojadas? ¿Cómo podéis tirar mis cosas con toda tranquilidad?- Ella preguntó furiosamente.

Las asistentas bajaron sus cabezas -Perdón, señora Casaus, señor Freixa nos mandó…por eso…-

Hasta aquí, Frida se lo entendió, todo lo hizo Simón. Como a él no le gustaba tanto su ropa, compró a ella ropa nueva mientras tiró sus viejas.

Bueno, eso no era sus errores, ellas obedecían a Simón.

-Perdón , señora Casaus, realmente…realmente-

-No es tus errores, ¿dónde está la maleta?- ¡tenía algo importante en la maleta!

-En el cuarto de la basura, te llevaré allí.-

-Bueno.-

Siguió a una asistenta hasta el cuarto de basura y echó un vistazo que su maleta estaba arrojada a la esquina. Frida se acercó y la abrió rápidamente, la chica le siguió expresando-Esta maleta ha estado aquí todo el tiempo, no la hemos abierto, ¿ ve si falta algo?-

La comprobó y exhaló un suspiro de alivio -Gracias, no.-

-De nada, pero…¿ usted llevaría la maleta de aquí?-

Frida asentió con la cabeza -Sí.-

-Pero…- la asistenta dudó en hablar -La significación de señor Freixa es…-

-No tienes que preocupar por él, si pregunta, solo dices que lo tiraste, pero yo lo traje en nuevo.-

Después, Frida arrastró la maleta hacia atrás, la asistenta la siguió y quiso decir algo, pero al final no dijo nada.

Frida egresó a la habitación, limpió la maleta y sacó la bolsa adentro. Hay una falda negra que la compró en una tienda especializada con grandes expectativas cuando se casó, pero no tuvo la oportunidad de vestir después de trabajar.

Ahora no puede evitarlo, úsela temporalmente

A pesar de todo…

Frida dio la vuelta a mirar el armario llena de ropa, los ojos se desvanecieron. Ella había dicho que no volvería a gastar el dinero de Simón, definitivamente no.

*

En la Oficina

- Toc toc...-

-adelante-

La puerta se abrió ,una chica entró y trajo café a su mesa.

-Señor Freixa, su café.- Frida puso el café en la mesa sin inexpresivo, luego dio la vuelta para salir.

Simón Freixa miró los documentos, de repente pensó algo y levantó su cabeza, miró a Frida Casaus que se vistió una falda negra bonita. La falda era cómoda para trabajar, también su cintura se veía muy delgada, esbozando las líneas en su cintura.

Pero…

Esta falda no era una de las que compró anoche.

Pensó aquí, Simón abrió su boca.

-Espera.-

Lo oyó, Frida se detuvo, dio a vuelta.

-Señor Freixa, ¿Tiene algo más para pedir?

Simón entrecerró los ojos.

Hoy ella llevó maquillaje ligero, utilizó la barra de labios de color más popular, haciendo su piel más clara. El cabello hasta la cintura estaba suelto, haciendo su cara más bonita.

Esto era mucho mejor de lo habitual, pero, Simón no estaba alegre.

¿De dónde es la ropa?

Al escuchar, Frida estaba asombrada, y dijo -Es mía.-

Ella veía que Simón siguió mirando a ella, Frida abrió la boca para expresar -Lo guardé antes, y lo acabo de sacar hoy.-

Simón no estaba alegre -¿Por qué no te pones las que te compré?-

-¿No te dije ayer que no gastaré tu dinero?- Habló obstinadamente. -Lo haré cuando lo diga-

Simón río en voz baja -¿De verdad no gastas mi dinero? ¿Con quién vives y comes ahora?

-yo…- Ella se encontré realmente incapaz de refutar, tomó una respiración profunda,dijo -Sé que la comidas y la vivienda es tuya, trabajaré mucho, te pagaré con mi sueldo en ese momento-

-¿Crees que tu sueldo es suficiente?-

Frida calló, realmente, la casa de Simón era muy grande, su sueldo no suficientemente pagaría el alquiler, -Lo que sea que quieras, pase lo que pase, trabajaré duro para ganar dinero, si la empresa tiene algo que yo puedo hacer, puedes dejarme hacerlo-

Al final, estaba un poco emocionada y su rostro hermoso estaba lleno de verdad.

Simón Freixa descubrió que ella hablaba con él seriamente este caso.