Esposa falsa de Simón Capítulo41: ¿Te enamoras de él?

sprite

Esposa falsa de Simón novela Capítulo41: ¿Te enamoras de él?

En Esposa falsa de Simón Capítulo41: ¿Te enamoras de él?, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Esposa falsa de Simón Gato volador Capítulo41: ¿Te enamoras de él? en readerexp.com

¿A dónde hubo ido? Frida estaba tan nerviosa que pirdió la lengua ágil,-Yo...-

No, a pesar de que Simón sabía que ella hubo salido, pero tal vez no se enterara de lo que hubo hecho, no debería suponer desatentadamente incluso que causaría algo peor.

Al pensarlo, la chica dio un profundo suspiro para que mantenerse calma, y le contestó ligeramente-Yo he salido de compras.-

-Dejar a solas el puesto de trabajo en el horario laboral para hacer compras, ¿qué pena debe guardar ?-

Frida se movió la boca parecida que quería decir algo.

Rafael le echó una mirada, luego le explicó-Una de las reglas del Grupo Freixa es prohibir dejar el trabajo privadamente sin el permiso del superior. Señora Frida, su jefe es el señor Simón, ha salido de la empresa en particular antes de obtener la aprobación del señor Simón, debe aceptar el castigo que se te retendrá el sueldo de un mes como una advertencia.

La pobre chica se quedaba con la boca abierta cuando recibió la noticia.

-¿Se me retendrá el sueldo de un mes?-Pero, solo hubo pasado unos días tras su ingreso en la empresa.-

La deducción del salario de un mes significó que ella no podía cobrar el sueldo en un largo tiempo, ¿no?

-Sí, señora Frida, lo siento pero es la regla de nuestra empresa.-

Frida le dio una ojeada a Simón saliendo las palabras-Lo siento, no lo sé...si puedo...

-No.-el indiferente hombre le contestó decididamente sin la intención que le ofreciera ninguna oportunidad.

Vale, en realidad, el error pertenecido a ella que hubo dejado el puesto de trabajo sin que hiciera saludo a ninguno. Esa es la regla de la empresa para tratar a todos los empleos de manera misma, ¿De qué ella podía quejarse?

Después de disuadirse, Frida se inclinó la cabeza mirando hacia las pies suyas y dejó de justificarse.

En el espacio cerrado y silencioso incluso se oyeron las repiraciones de uno y otro. A simón se salteó que Frida no se disculpara a sí misma, no al segundo siguente entendió la razón.

¿Cómo era posible que esa vanidosa mujer prestara atención al sueldo de solo un mes?

¡Qué irónico!

Nunca faltó la oportunidad de reconocer la verdad, aunque en ese momento no lo hiciera.

Tras salir del ascensor, Frida se despidió de Rafael y Simón con la mirada, luego se dirigió al lugar cercano de la empresa. Mostró una expresión alegre cuando vio que Sofía se quedaba en el coche esperándola lejos, por eso se le acercó rápidamente.

Abrió la puerta y subió al coche, Sofío le ehcó una pregunta cuando Frida puso el cinturón.

-¿Aquel coche es el de tu marido?-

Al escucharlo, Frida se levantó la cabeza y miró a lo largo de su vista. Vio que realmente el coche de Simón se marchó del aparcamiento. Afirmó con la cabeza-Sí, pero él no es mi marido.

-Vaya, ¿no es tu marido? Ya os habéis casado, ¿no?-

-Como sabes, tenemos un acuerdo que durará medio año. Puramente es un matrimonio de transacción.-

Tras lo que dijo, Sofía se sostuvo la cara que parecía pensar algo.-Bueno, está bien el matrimonio de transacción. Según dice, este señor Simón de la familia Freixa es débil en alguna parte.

Ella se detuvo la acción de la mano y dio una mirada a Frida.

-¿Qué? Debes de entender bien lo que te digo, ¿no?-

La chica perdió la intención de contestarla.

Sofía se la acercó con misterio-Desde el día de la boda hasta el presente, ¿habéis hehco amor?-

Frida se puso roja como un tomate, le contó mordiéndose el labio-¿Cómo es posible...?-

-Mira, en mi opinión, creo que las habladurías son auténticas.-

-Sofía, no inventes el cuento chino. Creo que eso es imposible.-

-¿Cómo es imposible? No hay oleaje sin viento, ya os habéis casado, si él no hubiera la disfunción sexual, pasaríais los actos sexuales.-

-Eso tiene la razón.-Frida bajó la mirada para que no se viera claramente el sentido escondido en el fondo de los ojos por su amiga-A él no le gusto, es normal que no quiere contactar conmigo, eso no significa que él tiene la disfunción sexual.

-Chica, ¿qué haces? ¿por qué le descargas de la culpa?-Sofía se tendió las manos con incomprensión.-¿Te enamoras de él?

De repente Frida se quedó atónito cuando escuchó las palabras-¡Imposible!

Sin ninguna posibilidad que ella se enamorara de ese hombre con una boca llena de las malas palabras que le mofá fuertemente cuando le tocaron las oportunidades.

-¿Pues por qué le liberas del rumor? Para ti eso es buena, ¿no? Así que no hace falta preocuparte de perder la castidad. Ah, otra cosa, me has pido ayuda que busca aquel botón, he recibido alguna noticia.-

-¿En tan corto tiempo?-Frida estaba sorprendida.

Sofía rio orgullosamente-¿Qué te parece la familia Leguizamo? no existe la dificultad para conseguir esta información extraoficial.

-¿Pues qué información has recibido?

-En realidad, este tipo de botón es ordinario. Al principio mi hermano mayor me ha dado un mal regaño cuando ha escuchado que le he pido averiguar un botón, porque ha creido inconvencible que busca a alguien valiéndose de sola esta pista. Pero tras examinar el botón, él se ha dado cuenta de que el ha sido creado de buen material, y la ropa ordinaria no lo utiliza.-

Hasta ese momento, Sofía se dirigió a Frida con sonrisa misteriosa, luego cayó la vista en su hipogastrio.

-Querida, la cosita en tu cuerpo tendrá un rico padre.

Los párpados seltaron al eschucharlo.

-Ahora solo domino estas noticias, en cuanto a las otras... Me ha dicho mi hermano mayor que tienes que darle el botón para afirmarlo. La foto es diferente de la cosa, para lograr la información más detallada, necesita ver el botón en vez de la foto. ¿Te lo llevas?

Frida se movió la cabeza.

Aquel botón estaba debajo de la cama de Simón.

-¿No me digas? ¿El tan importante no te lo llevas?

-No lo sé hasta anoche, pues regraso a casa a buscarlo, mañana voy a dártelo.

-Bueno, mañana tienes que llevártelo. Hasta que te ayude en encontrar el padre de la cosita, abandonaremos al Simón sin tolerancia, a ver si está agresivo.

-De hecho, Simón no es un mal hombre, tú...-Frida se detuvo sin continuar diciendo.

-Yo sé, pero él tampoco es un bueno. Él sebe no solo que tú no eres Liliana, sino que tienes un ex-marido y estás embarazada. Para ti, él es una persona peligrosa, ¿me entiendes?

Frida asintió con la cabeza-Yo lo sé.

-Cuídate y protégete a ti miama y el niño. Voy a seguir olismeando cuanto antes para ti. Si logro algo nuevo, voy a contártelo oportunamente.

-Muchas gracias, Sofía.

Frida mordió el labio ligeramente-¡Qué buena suerte tengo para conocerte!

-Deja de decirlo de afectación, ¡estoy hasta las narices de ti!-Sofía apenas lo aguantó.

Frida se le acercó y le dio un gran abrazo.

-Vale, pues te envío a casa.

-Sí.

Sofía la envió a la puerta de la familia Freixa. Frida bajó del coche, entró en la casa y subió la escalera directamente.

En el camino de regreso ella estaba pensendo lo que hubo dicho su amiga, por eso andaba desatentamente. No vio que la sirvienta hizo la limpia hasta llegar a la puerta de la habitación, y en ese momento la cual terminó su trabajo y pasó por ella.

Frida no prestó ninguna atención en eso, descubrió que Simón todavía no regresó tras entrar en la habitación, por eso dejó el bolso deprisa y se cayó al suelo de bruces al lado de la cama.

Por la vista la chica se asustó como si le quitaran la alma.

El botón que estaba debajo de la cama en esa mañana ya desapareció.

De repente acordó a la sirvienta que acabó de cruzarla cuando entró. Ella vino aquí para limpiar, ¿si lo cogió?

No muy lejos hubo dos sirvientas charlando.

-Cuando limpio la habitación del señor Simón, encuentro este botón. Muéstraselo a ver si pertenece a él.