Esposa falsa de Simón Capítulo48: La disputa

sprite

Esposa falsa de Simón novela Capítulo48: La disputa de Gato volador

En Esposa falsa de Simón novela Capítulo48: La disputa autor Gato volador los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a Esposa falsa de Simón Gato volador Capítulo48: La disputa en readerexp.com

Frida lo comprendía todo.

Era bueno que pudiera casarse con un buen hombre, realmente no tenía el derecho para elegir su pareja.

Pero, Frida estaba muy triste que Veronica no le importaba y no se preocupaba.

¿Su mamá no le importaba cómo se sentía?

Cuando ella estaba pensando esto y miró a los platos, Frida no tenía apetito en absoluto.

Frida comió un poco, y luego puso palillos -Papá, mamá, he comido en la familia Freixa, ahora no tengo apetito. Iré a mi habitación para coger mis cosas.-

Después de decir, Frida no esperaba que ellos accionaran, se levantó directamente y fue a su habitación.

Veronica miró esta escena y dijo- ¿ me culpa Frida ?-

Cuando escuchó estas palabras, Andrés suspiró -No, esta niña lo comprende todo.-

-Si no me culpa, está claro que ella come bien en La familia Freixa, desprecia a los platos en nuestra casa.-

Andrés frunció el ceño -¿Qué dices?-

-¿Qué? Es la verdad que te lo he dicho. Sabes todo si miras a su exprención facial.- Veronica Casaus estaba muy enfadada, tiró los palillos y el tazón, tampoco quiso seguir cenando.

Cuando Frida volvió a su habitación, encontró su habitación estaba desordenada y sucia. Frunció el ceño, y vio esta habitación que alguien había pasado.

La situación no era así cuando salió de casa. ¿Quién entró y llevó sus cosas?-

Cuando pensaba en algo, su cara no se vio muy bien. De repente, abrió el cajón del armario, después sacó la caja pequña. En este momento, encontró su libreta de ahorro ya no estaba aquí.

Ahora Frida estaba con expresión mala, y se mordió el labio inferior.

Debería Liliana haber entrado en su habitación. Cuando pensaba esto, Frida encontró a Liliana rápidamente.

Ahora Liliana estaba en su dormitorio para llamar a su novio.

-Que no. Realmente no tengo apetito, no quiero comer. Pues... ¿Lo preparas y vas a mi casa para darme? Vale, vale. Te espero.-

Cuando alguien llamó a la puerta, Liliana estaba muy impaciente -Cariño, espera un momento, tal vez sea mi madre.-

Después de decir, Liliana abrió la puerta. Dijo en voz alta aunque no vio quién lo que llamó a la puerta -Mamá, le dije muchas veces que no quiero comer, no me molestes otra vez...-

Liliana estaba muy sorprendida aunque no dijo las palabras completamente, y estaba mirando fijamente a la chica que apareció en la puerta de su habitación.-

Frida la miró fríamente.

-Hermana, tú... ¿Por qué has vuelto de repente?-

Frida miró a su habitación que estaba muy ordenada, pero hizo su habitación muy desordenada.

Debido a que hizo las cosa malas, Liliana se tragó un sorbo de saliva, después llamó a su novio -Mi hermana me encuentra, te llamaré más tarde.-

Después de decirlo, cortó la llamada rápidamente.

Frida entró en su habitación en ese momento. Cuando Liliana reacionó, le detuvo inmediatamente.

-Hermana, ¿Qué pasó?-

Frida le mostró la caja.

-¿Dónde está la cosa en esta caja?-

Cuando miró a esta caja, la cara de Liliana se vio muy nerviosa. Y no tenía valiente para mirarla -¿Qué eso es? No lo sé.-

-¿No lo sabes?-

-No, no sé qué hay en esta caja, es imposible que sepa dónde está esta cosa.- Cuando dijo esto, Liliana tomó su brazo con mucha sonrisa, dijo amablemente -Hermana, hay mucho tiempo que no vienes a casa después de casarte. Y... ¿las familiares de Freixa te tratan bien? ¿Te intimitaron?-

-Si te digo que me intimitaron, ¿puedes cambiar esta situación?- Frida la miró con calma.

De repente, Liliana estaba muy avergonzada, y miró a su hermana mucho tiempo. Luego no tomó su brazo, y se dio la vuelta, dijo -Hermana, sabes que esto es imposible, ya estoy teniendo novio.-

-Sí, tienes novio, por eso, ¿puedes hacer todo lo que quieres? ¿La cosa en esta caja no lo sabes realmente?-

De repente, Liliana se dio la vuelta -Hermana, ya he dicho que no toqué tu libreta de ahorro, ¿por qué me prenguntas otra vez?-

Frida -¿He hablado contigo la cosa que está en la caja es mi libreta?-

Qué tonta, estaba diciendo la verdad.

-Hermana, no es verdad. Entré a tu habitación última vez, y vi tu cuenta accidentalmente. Pero lo juro, no sacó tu cuenta de ahorro. Sé que es muy difícil para trabajar, no puedo sacar tu dinero realmente.- Cuando dijo estas palabras, Empezó a coquetear de nuevo. Y tomó el brazo de Frida, dijo suavemente -Frida, soy tu hermana, ¿Cómo podría hacer esta cosa?-

-Como eres mi hermana, sé que puedes hacerlo.- Frida la empujó, y luego dijo -Dámela.-

Liliana estaba muy enfadada.

-Hermana, nunca la toqué.-

-Dámela.-

Este dinero que trabajó muchos años para ahorrar, tenía muchos miles. Si Liliana sacó su cuenta de ahorro para disfrutar, ¿qué debería hacer? Tenía que pedirla.

-¿Qué estáis haciendo?- Cuando los dos estaban discutiendo, Veronica dijo con mucho confusión.

-Mamá- Cuando miró a su madre, como si miró a refuerzos. Escóndete detrás de su madre -Mamá, mi hermana me culpas. Me dijo que había robado su libreta. En realidad, no robé su cosa.-

Cuando escuchó estas palabras, Veronica dijo en serio -Frida, ¿por qué le culpas tu hermana? ¿No sabes dónde está tu libreta?-

-Estaba en mi habitación, pero alguien hizo mi habitación muy desordenada. ¿Hay alguien que entra en mi habitación con toda tranquilidad? Sólo ella.-

Cuando Veronica escuchó estas palabras, miró a Liliana que estaba detrás de ella.

Liliana argumentó inmediatamente -No lo sé. A lo mejor el ladrón entró en tu habitación.-

-Frida, Liliana te dijo que no la tocó, confía en ella.-

Frida -Mamá, son todos mis ahorros. ¿No saben que los ladrones entraron en nuestra casa? Si los ladrones entraron, ¿por qué sólo entraron en mi habitación? no la tocó usted y papá , ¿quién la tocó?-

-Cállate.- Veronica estaba muy enfadada, dijo -Yo lo robó, ¿vale? Nuestra familia no tiene ahorros, por eso saqué tu dinero. ¿Esa es tu actitud para hablar con tu madre? ¿Todavía sabes que soy tu madre?-

Frida -Mamá.-

-¿Qué dices? Crees que te casaste con este hombre, ¿por lo que tienes mucho poder? ¿También ignoraste los platos de nuestra familia? Tú eres la chica que se casó dos veces, nadie te apreciará. Te dije que utilicé tu dinero, ¿ahora necesitas que voy a pedir prestado dinero y luego te lo devuelvo?-

Ella estaba muy sorprendida, no cree que estas palabras que su madre le habló.

-Mamá, ¿por qué? Ya he estado obedeciendo tu órden, y ya he estado casando con ese hombre... ¿No?-

-¿Por qué me tratas en esta manera?- Los labios de Frida tiemblan cuando la preguntó.

Veronica estaba despreciada a ella -¿Qué te he hecho? Cuando llegaste a casa, discutiste con tu hermana, ¿te dije algo más?-

-Si crees que no te tratamos bien, véte de esta casa.-