Matrimonio de primera Capítulo 119: Piensa en cómo puedes seducirme

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 119: Piensa en cómo puedes seducirme

En Matrimonio de primera Capítulo 119: Piensa en cómo puedes seducirme, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 119: Piensa en cómo puedes seducirme en readerexp.com

Fidelio se sorprendió un poco, -¿Las dos conocéis a mi hermano?-

Sabía que Jaime era actor, pero no sabía que Jaime era tan famoso en el país.

-¡Por supuesto que le conozco, el señor Jaime es un veterano en la industria, tiene muy buena actuación y es muy majo, definitivamente tiene muchos fans!- Después de que Noela terminara de hablar, sacó su teléfono y dijo, -Señor Jaime, ¿puedo tomar una foto contigo?-

-Por supuesto.- Jaime sonrió gentilmente, -Pero tienes que guardarme el secreto con lo que ha pasado hoy.-

-¡Claro que sí!- Después de que Noela puso la cámara del teléfono, arrastró a Yadira para su dirección, -Salgamos juntas.-

-No hace falta, hacerla vosotros...- Yadira no era fanática, simplemente le gustaban las películas de Jaime.

Por eso no tenía mucho interés en tomarse una foto con él.

Jaime la miró con una sonrisa y dijo suavemente, -La señorita Yadira puede hacerlo para acompañarme solo.-

La actitud de Jaime fue demasiado gentil, por lo que Yadira ya no pudo negarse, solo pudo acercarse para tomar una foto juntos.

Los tres se pudieron juntos y Fidelio les tomó la foto.

Jaime estaba en el medio, Noela y Yadira estaban a cada lado de él.

Después de tomar la foto, cuando Noela cogió el teléfono le llegó una llamada, era de su agente. Colgó directamente, se volvió hacia Yadira y le dijo, -Mi agente me está llamando, tengo que irme primero.-

Yadira asintió, -Vete.-

-Entonces os dejo, ya nos vemos, Jaime.- Noela saludó a Jaime, se dio la vuelta y salió corriendo del restaurante.

Yadira se volvió para mirar a Fidelio y Jaime, solo para darse cuenta de que en realidad se parecían un poco el uno al otro.

Tal vez porque eran parientes cercanos, Yadira realmente pensó que Jaime y Delfino también se parecían.

Recordó la vez que comió en el Club Dorado. Jaime fue a saludar a Apolo y vio a Delfino allí, pero no le habló. Resultó que sabía sobre el asunto de ella y Delfino.

Pero él era el primo de Delfino, así que era normal que había ayudado a Delfino a ocultarlo.

Delfino realmente hizo todo lo posible para engañarla.

Los labios de Yadira se curvaron involuntariamente y su sonrisa estaba llena de burla.

Jaime pareció leer sus pensamientos, con una expresión levemente contenida en su rostro, dijo con sinceridad, -Lamento haber ayudado a Delfino a engañarte.-

Yadira frunció los labios y dijo, -Señor Jaime, no hace falta que te disculpes, todos tenemos posiciones diferentes.-

¿Señor Jaime?

Jaime sonrió impotente y dijo, -¿Estás planeando regresar ahora? Os puedo llevar en coche.-

Yadira miró a Fidelio perpleja. Delfino le había estado cuidando y educando muy estrictamente, en teoría, debería irse directamente con su hermano ahora que se había encontrado con él.

Pero, escuchando las palabras de Jaime, parecía que iba a volver a la casa de Delfino.

Jaime notó las dudas de Yadira, entonces explicó, -Estoy demasiado ocupado en el trabajo y no tengo tiempo para cuidar de Fidelio. Es mejor para él vivir con Delfino.-

...

Jaime llevó a Yadira y Fidelio de regreso a la villa.

Yadira y Fidelio iban delante, Jaime los seguía a medio paso detrás.

Tan pronto como Yadira entró por la puerta, vio a Delfino bajando del piso de arriba.

Levantó la cabeza y miró a Yadira con una expresión natural, pero cuando vio a Jaime detrás suya, entrecerró los ojos levemente con una expresión impredecible.

-Delfino.- explicó Jaime primero, -Comiendo afuera, me encontré con Fidelio y los demás, así que de paso los traje de regreso.-

-Bien.- respondió Delfino, se sentó en el sofá y ordenó al guardaespaldas, -Sirve un poco de té.-

Yadira vio que los dos se sentaron en el sofá como si iban a hablar de algo serio, así que llevó a Fidelio hasta el piso de arriba.

Tan pronto como Fidelio regresó a su habitación, comenzó a hacer los deberes, pero no los suyos, sino los deberes de los estudiantes de primaria.

El chico realmente trabajaba duro por ganar dinero.

Yadira regresó a la habitación, se aseó y recibió un mensaje de WeChat de Noela.

-¿Te has acostado con Delfino? ¿Tiene disfunción eréctil o no?-

-Dado que es diferente a los rumores, entonces debería ser capaz de hacer el amor, ¿no?-

Yadira sonrió impotente y le contestó un mensaje, -Vete a la cama temprano, no hables de tonterías.-

Noela no le obedeció, además le envió un mensaje de voz.

Yadira reprodujo el mensaje para escuchar.

-No estoy hablando de tonterías, estoy hablando de cosas muy serias. Aunque es verdad que Delfino se ha pasado un poco con lo que ha hecho, pero de todas formas tienes que seducirlo primero, o de lo contrario si la zorra de Perla se enterara de que 'Fidelio' es Delfino, verás si ella se le tira encima o no...-

Las palabras de Noela recordaron algo a Yadira.

Perla había estado tramando de seducir a “Fidelio”, si se enterara de que “Fidelio” era Delfino, definitivamente no dejaría pasar la oportunidad.

-¿Qué más da si se le tira encima? Seguro que Delfino no le echaría ni un ojo.-

No se habría atrevido a decir eso del “Fidelio” de antes, pero ahora que era Delfino, era aún más improbable que le gustase Perla.

Tan pronto como envió ese mensaje de voz, escuchó la voz de Delfino que venía de la puerta, -¿En serio? ¿Tan bien me conoces?-

Yadira miró rígidamente en dirección de Delfino, tenía un caos en su mente.

¿Cuándo se había subido?

¿La escuchó charlar con Noela?

Sonó un mensaje.

Ante la respuesta inmediata de Noela, Yadira apretó el botón de bloqueo de pantalla porque no tenía prisa por ver lo que le había contestado.

-¿Cuándo subiste?-

-Escuché todo lo que debería haber escuchado.-

Delfino no respondió a su pregunta, pero su respuesta dio a entender claramente que lo escuchó todo.

Yadira ni siquiera podía disimular su cara de avergonzada, Delfino frunció los labios, con una leve alegría en su tono, -Voy a darme un baño, piénsalo mientras tanto.-

-¿Pensar el qué?-

-Piensa en cómo puedes seducirme.-

Ja, ja. Ella se quedó sin palabras.

...

Gracias a la ayuda en secreto de Delfino, el Grupo Jimenez salió de sus momentos difíciles con todos esos rumores negativos y comenzó a funcionar con normalidad. Incluso había un motón de gente que había tomado la iniciativa de ofrecer financiamiento a la empresa.

Henrico sintió que el Grupo Jimenez estaba a punto de subirse de nivel. Estaba ocupado socializando todos los días y estaba muy feliz. Incluso quería llevar a Yadira a conocer a esos socios.

Yadira se negó directamente, -No hace falta, papá, deberías llevar a Perla contigo, porque a Delfino no le gusta que vaya a cenar con gente desconocida.-

Ahora, cada vez que pasaba algo, utilizaba a Delfino como excusa, era muy fructuoso.

Su pensamiento era diferente al de Henrico, conocía a Delfino, aunque él ayudó al Grupo Jimenez, sintió que algo andaba mal y las cosas no eran tan simples como parecían.

-Bien.- Henrico asintió y le preguntó, -¿Cuándo está libre Delfino? Llévale de regreso a la casa de la familia Jimenez para comer.-

Incluso le llamó por “Delfino”. ¿Estaba tratando de ganarse el favor de ese yerno?

Aunque no iba a llevar a Delfino de regreso a la casa de la familia Jimenez, respondió, -Está bien.-

En el camino de regreso, Yadira le pidió al conductor que se detuviera y ella se bajó del auto para comprar algunas cosas.

En el supermercado, la mayor parte de los productos del área de necesidades diarias tenían puesto la marca registrada del Grupo Jimenez.

Yadira se acercó y escuchó a alguien a su lado decir, -¿Por qué este Grupo Jimenez todavía no se ha arruinado? ¿Todavía se atreven a poner sus cosas en los estantes para vender?-

-Eso. Al parecer tienen un respaldo muy sólido. Si el producto les da algún problema, solo saben reprimir las noticias negativas a través de los contactos, ¡me dan asco!-

Yadira se paró un rato frente a la estantería, luego compró algo y salió.

Ya entendió el plan de Delfino.

En el incidente de “exposición de la fábrica”, el Grupo Jimenez no se disculpó sinceramente ni sufrió el debido castigo.

No solo eso, el Grupo Jimenez también suprimió todas las noticias negativas, lo que haría que el público se sintiera aún más disgustado.