Matrimonio de primera Capítulo 14: El padre de Delfino Domínguez

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 14: El padre de Delfino Domínguez de Gato volador

En Matrimonio de primera novela Capítulo 14: El padre de Delfino Domínguez autor Gato volador los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 14: El padre de Delfino Domínguez en readerexp.com

Yadira miró a "Fidelio" que estaba lleno de tristeza, y vislumbró el dorso de sus manos ensangrentadas, con sorpresa -Tú ...-

Ella no puso cosas extrañas en sus comidas, entonces, ¿por qué dejó que se le acabara la autotomía? 

Delfino Domínguez la ignoró a sus palabras y estaba a punto de irse cuando sonó su celular.

Solo miró el número desconocido en su teléfono y colgó.

En ese momento, miró a Yadira -Entra-.

Su voz era fría y deprimida, con cierto humor lúgubre.

Yadira se dio sensible cuenta de que "Fidelio" en este momento da un poco de miedo, regresó a la habitación silenciosamente, sosteniendo la puerta entreabierta con una mano y dudaba si dejar al hombre afuera de la puerta.

Delfino Domínguez no prestó atención a su enredo porque su celular volvió a sonar.

Esta vez, en lugar de un número desconocido, se mostró la palabra -Xulio-.

No dudó en ponerse al teléfono, ni rehuyó la presencia de Yadira, y dijo directamente - ¿Qué pasó? -.

Xulio Ruiz, al otro lado del teléfono, dijo de manera concisa -Deja que lleves a su esposa a casa a cenar esta noche-.

- ¡Je! -, Se burló Delfino Domínguez, -Puedes dejarlo a sus llamadas al lado-.

Xulio asen estuvo de acuerdo-Bueno, de todos modos, no me paga-.

Al colgar, Delfino Domínguez mira Yadira parada en la puerta vacilante.

- ¿Escuchar a escondidas mi llamada? -

Yadira negó rápidamente con la cabeza: -No-.

Ella pensaba que era mejor no hablar con él en este momento.

- ¿Por qué no entras? - Después de que Delfino Domínguez terminó de hablar, dio un paso hacia adelante, mirándola con condescendencia, con una voz ambigua: -O, lo descubrió, ¿estás dispuesto a renunciar a mi primo y llevarás saliendo conmigo? -

Oyó esto, Yadira cerró la puerta sin dudar ni un segundo.

Delfino miró la puerta cerrada sin piedad, sin la más mínima fluctuación en sus ojos.

Se quedará aquí estos dos días, pero quería saber si la persona que persiguió ese día estaría aquí.

Como no estuvo aquí, no tenía necesidad de seguir frotándose con Yadira.

La esposa era un poco inteligente y de buen corazón, y no obstaculizaría lo que haría en este momento, por lo que no la daría la intención actualmente.

...

En la entrada del callejón, Delfino vio a Xulio que estaba esperando allí de un vistazo.

Cuando Xulio vio a Delfino, se acercó, con una preocupación imperceptible en la cara íntegra -jefe, ¿cómo está? -

Delfino Domínguez agitó la mano y apartó la mano que daría a Xulio -Estoy bien-.

Xulio le abrió la puerta del auto. Se subió al auto y se reclinó en la silla. Su voz era indiferente y no podía escuchar sus emociones -Xulio, ¿te ha estado llamando estos últimos dos días? -

Xulio sabía de quién estaba hablando Delfino, asintió y respondió -El Sr. Domínguez dijo, usted bloqueó su llamada, no respondió a él que había cambiado de número, él solo pudo llamarme-.

-Sí. - No es la primera vez que su padre lo hizo este tipo de asunto

-Justo antes de que viniera, el Sr. Domínguez me llamó y dijo que, si no invitaba a su esposa a cenar, él la llamará él mismo-.

Su buen padre, ¿quiere llamar a la mujer Yadira y pedirle que coma en la familia Domínguez?

Xulio esperó durante mucho tiempo antes de escuchar la voz indiferente de Delfino -Vale -.

...

Yadira regresó a la habitación a comer y estaba a punto de lavar los platos cuando escuchó sonar el teléfono.

Era un número desconocido.

Sonó durante mucho tiempo y no colgó. No debería ser una llamada de acoso.

-Hola, soy Yadira-.

-Soy el padre de Delfino Domínguez, Horacio Domínguez-.