Matrimonio de primera Capítulo 189: Fundador del Grupo Auge, XN

sprite

Leer Matrimonio de primera novela Capítulo 189: Fundador del Grupo Auge, XN de Gato volador

En Matrimonio de primera Capítulo 189: Fundador del Grupo Auge, XN, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 189: Fundador del Grupo Auge, XN, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Matrimonio de primera Capítulo 189: Fundador del Grupo Auge, XN del autor Gato volador en readerexp.com

Delfino seguía caminando, -Hablaremos de eso cuando volvamos.-

Al escucharle decir esto, Yadira ya sabía que no lo dejaría solo.

Efectivamente, tan pronto como llegaron a casa, Delfino se metió en el estudio.

Yadira regresó al dormitorio y planeó escribir artículos con su ordenador portátil, pero mientras escribía, no pudo evitar mirar el Twitter para ver si había algún escándalo relacionado con el Grupo Auge.

Al principio, el tema se centraba en Jaime y Yadira, y no había muchos comentarios en Twitter regañando al Grupo Auge.

Pero ya se veía un poco de tendencia de indagar el pasado oscuro del Grupo Auge.

Yadira antes también había buscado la información del Grupo Auge, de verdad había algunos escándalos, pero eran nada grave, y se trató de una empresa limpia en comparación con otras empresas.

Yadira estaba un poco ansiosa, por lo que fue al estudio a buscar a Delfino con su portátil.

De pie en la entrada del estudio, llamó a la puerta simbólicamente, luego la abrió un poco suavemente y asomó la cabeza, -¿Te molestaré si entro?-

Sostenía la computadora con una mano y apoyaba la puerta con la otra, se inclinó y asomó la cabeza por la puerta entreabierta, con la actitud educada y cautelosa, provocando que Delfino se riera.

Dijo con una sonrisa, -Puede ser que me molestes.-

Yadira no pudo evitar fulminarle.

Ella vio que entró en el estudio tan pronto como regresó, pensaba que en realidad estaba muy ansioso por este asunto en su corazón, y no quería molestarlo, pero no esperaba que él todavía tuviera la energía para burlarse de ella.

Yadira cerró la puerta y caminó detrás del escritorio con el portátil en sus brazos, posó sus ojos sobre la pantalla de su ordenador.

También está viendo el Twitter y otras páginas en el navegador, con nombres de “Casos de relaciones públicas exitosos”, “Secretos del Grupo Auge…”, “¡Sorpresa! Magnate de la industria del entretenimiento…”-

Yadira le preguntó con curiosidad, -¿Qué estás haciendo?-

-Estoy haciendo lo que crees que estoy haciendo.- Delfino cerró las páginas leídas, y abrazó a Yadira con sus brazos.

Yadira se quedó sin palabras.

Ella era tan ingenua.

Por lo tanto, creía que un asunto tan pequeño podía hacer que Delfino se pusiera ansioso.

Delfino bajó la cabeza y la besó.

Yadira le empujó levemente y preguntó, -Este asunto en realidad es muy fácil de resolver, admites la relación con tu primo, o él y yo podemos aclararlo, no hace falta que hagas tanto.-

Después de que se expusiera la relación entre Jaime y Delfino, los que publicaron comentarios tendenciosos con el tema “el Grupo Auge maltrata a Jaime”, ya podrían callarse.

-No.- Delfino negó con la cabeza, -Para entonces, atacarán dirigiendo a mi primo, o a ti, es posible que este asunto pueda ser resuelto fácilmente con la manera que dijiste, pero puede haber un sinfín de problemas.-

Yadira no dijo nada.

En su corazón, en realidad creía que estos no eran nada.

Jaime era un actor, y ya era una persona pública, y vivía delante de las vistas del público, por su influencia pública tenía que asumir ciertas responsabilidades, eso era normal.

Y ella era sólo una persona normal ahora, no era una estrella ni persona de la industria del entretenimiento, incluso si esa gente tenía curiosidad por ella, la discusión pasaría pronto.

Obviamente había una forma más sencilla, Delfino eligió la manera más complicada para resolver este problema.

Delfino simplemente no quería que ella y Jaime fueran afectados.

Yadira podía notar su pensamiento muy claramente.

Durante estos años, Jaime no había tenido ningún rumor ni escándalo, lo que era suficiente para demostrar cuánto lo protegía Delfino.

Delfino solía ser una persona fría, cuando trataba bien a la gente, tampoco decía nada, por lo que era fácil que lo ignorara.

De tal Delfino, ¿cómo podía no estar enamorada?

Yadira levantó la cabeza y le besó los labios, -Para animarte.-

Después de besarse, Yadira se arrepintió un poco.

Yadira estaba sentada en las piernas de Delfino y, naturalmente, sintió la reacción de su cuerpo.

-Tú…-

Delfino no le hizo nada, pero dijo con voz ronca, -Ahora tengo cosas importantes que hacer, de momento no puedo darte un regalo a cambio, espera la noche.-

Después de hablar, le dio un tope hacia arriba deliberadamente.

La cara de Yadira se puso roja, y se levantó de sus piernas rápidamente, y lo pateó con rabia, -Desvergonzado.-

Delfino tampoco se enojó, posó la mirada en la pantalla y abrió un documento vacío que parecía estar a punto de escribir algo.

Yadira supuso que podría estar escribiendo un artículo de relaciones públicas.

Yadira no lo molestó, se puso en el sofá al lado con su portátil, se quitó los zapatos y se sentó en el sofá con las piernas cruzadas, puso el portátil sobre las piernas escribiendo tranquilamente el artículo.

Inesperadamente, su corazón estaba ansioso antes en el dormitorio, pero cuando llegó aquí, se calmó, sus pensamientos se aclararon y su inspiración surgió muy rápido.

Cuando terminó de escribir, se dio cuenta de que eran casi las cinco.

Tan pronto como levantó la cabeza, vio a Delfino todavía sentado en su escritorio escribiendo algo, pareciendo estar borrando, con el ceño fruncido levemente y la expresión muy seria.

Delfino tomó el ratón y no sabía lo que había hecho, y se puso de pie, -Ya es tarde, vamos a comer.-

Yadira dejó el portátil, se acercó y dijo con curiosidad, -Has escrito toda la tarde, ¿qué escribiste?-

-¿Qué escribiste tú?- Delfino echó una mirada a su portátil.

Dijo Yadira, -El guion.-

-¿Me lo muestras?-

-No…- Yadira podía hablar del guion con Noela, pero cuando se lo mostraba a Delfino, se sentía un poco… avergonzada.

Delfino tampoco parecía querer verlo, -Entonces vamos a comer-.

¿No sólo que no quería que ella supiera lo que escribió? Lo dijo andando por las ramas y lo hizo tan complicado.

Yadira caminó al frente y bajó por las escaleras, Delfino caminó lentamente detrás de ella, sacó su móvil y llamó a Apolo, -Publiqué un Twitter, reenvíalo.-

-Ja, ¿tienes cuenta de Twitter pero usaste mi cuenta para comentar la última vez?- A lo que Apolo le prestó atención estaba obviamente mal.

Después de que terminó de hablar, sintió el aire frío que soplaba desde el otro extremo del teléfono, invisible y silencioso, pero le dio escalofríos en la espalda.

-Vale, vale, envíame el nombre de tu cuenta, te seguiré, y luego lo reenviaré.-

-Después de reenviarlo, pide al Departamento de Relaciones Públicas que haga una pausa y vuelva a empezar por la noche.- Delfino colgó después de hablar y envió su ID de Twitter a Apolo.

Apolo encontró el ID de Delfino, y cuando vio su larga publicación en Twitter, se quedó atónito por un rato, y dijo unas cuantas veces, -¡Hostia!-, y luego reenvió su largo Twitter a su propio Twitter.

Mientras comían, Yadira aún cogía el móvil mirando el Twitter para seguir el progreso y la situación de las cosas.

Como resultado, Delfino confiscó su móvil.

Dejó una palabra con frialdad, -Come.-

Yadira tuvo que comer obedientemente y después, fue a coger su móvil.

Su WeChat estaba lleno de mensajes de Noela, pero abrió el Twitter en vez de leer los mensajes con prisa.

La etiqueta más popular en Twitter era un poco extraña.

-¿Fundador del Grupo Auge, XN?- ¿Qué significó esto?