Matrimonio de primera Capítulo 234: Es más importante almorzar contigo

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 234: Es más importante almorzar contigo de Gato volador

En Matrimonio de primera novela Capítulo 234: Es más importante almorzar contigo autor Gato volador los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 234: Es más importante almorzar contigo en readerexp.com

Cuando Yadira vio la figura familiar, se quedó aturdida.

Murmuró, -¿Delfino?-

El chófer reaccionó muy pronto, bajó del coche y le abrió la puerta de la parte trasera.

Delfino se agachó y entró en el coche, le acarició la cabeza al ver que ella estaba tan sorprendida, y luego dijo con voz sonriente, -Te he visto antes.-

Yadira se puso dudosa, -¿Cómo me puedes ver?-

-He visto este coche.- Delfino tendió la mano, y la abrazó en el pecho con un poco de fuerza.

Bajó la cabeza, le besó la frente, y puso su mano en la suya, -La próxima vez que me buscas, dime, si no te veo, te pondrías enfadada conmigo cuando vuelvas a casa.-

Al escuchar esto, Yadira sacó su mano, -¿Soy tan mezquina? ¿Cuándo me he enfadado contigo por cosas pequeñas como esto?-

-Pues nunca.- Delfino asintió con la cabeza, y se vio muy atento.

Yadira le golpeó con el puño dos veces.

No le dolió nada con esa fuerza.

Delfino le cogió de la mano, -Vamos a comer.-

Seguramente no había comido a esta hora.

-Veo que subes al coche con tu padre, ¿vais a hacer algo? ¿No importa?- Yadira no quiso romper sus horario.-

-Es más importante almorzar contigo.- dijo Delfino y tendió la mano hacia su vientre, -Ahora llevas el bebé, no puedes sufrir hambre.-

Yadira lo miró con los ojos grandes, pero Delfino se puso más feliz.

……

Los dos buscaron un comedor para almorzar.

Lo que ordenó Delfino fueron los favoritos de Yadira.

Últimamente su gusto no había cambiado mucho, por eso Delfino ordenó los platos según su gusto de antes.

Yadira tuvo hambre, cogió los palillos y empezó a comer.

Pero Delfino no comió mucho, Yadira le metió un pedazo de patata en su boca y le preguntó, -¿Por qué no comes?-

-He comido.- dijo Delfino y le puso un pollo en la tazón.

Sí que tenía más apetito estos días, además lo que ordenó Delfino le gustó, al final comió la mayor parte.

A ella se le ocurrió lo de Jaime y el Grupo Auge, le preguntó, -He visto el tema de Facebook, ¿fuiste tú que lo planeaste?-

Ella no mencionó a Jaime, pero Delfino supo perfectamente.

-Sí.-

Hablando de Jaime, se le fue la felicidad a Delfino, y él se puso más serio.

Jaime fue al tribunal, lo que significó que estaba preparado a sacar a Perla.

Ya que Jaime se abandonó y insistió en enfrentarse a Delfino, él tampoco iba a tener clemencia.

Esto solo fue un empiezo.

Cuando él lo afirmó, Yadira se puso muda.

Fue una señal, una señal que significó que se rompió la relación entre los dos.

Yadira recordó ese artículo largo escrito por Delfino, que estaba lleno de sentimientos.

Ella frunció las cejas levemente, preguntó a Delfino con voz baja, -¿Has hablado con él luego? ¿Será posible que él tenga alguna dificultad?-

Apenas dijo "hermano" por haberse acostumbrado llamarlo a Jaime así.

Delfino se quedó en silencio un rato, y miraba a Yadira con la mirada profunda, -Yadira, sabes mejor que yo, que la dificultad no puede ser la excusa de que uno deje su dignidad y se meta en el infierno.-

Todo lo que había hecho Jaime mezcló con Perla, y perdió su decencia de antes.

Parecía que Delfino no estaba triste, sino que dio la sensación de que él lamentó por Jaime.

Yadira no pudo decir esta sensación claro. Al fin y al cabo, Delfino es un hombre difícil de entender, tampoco entendía a Jaime.

En este mundo, cada uno tenía su dificultad, pero la dificultad no puede ser la excusa de hacer maldades.

...

Lo que decidió Delfino, no había vuelta atrás.

Esto de que Jaime canceló el contacto con el Grupo Auge causó que muchos medios publicaran noticias al respeto.

Durante unos días seguidos, todo el mundo estaba hablando de esto en Internet.

Pero Yadira se dio cuenta de que entre los que prestaban la atención a este asunto, no solo eran los fans de Jaime y los internautas, y había un grupo de gente que lo seguía con atención desde lo de "el creador XN del Grupo Auge".

El día que salió la noticia, el creador XN del Grupo Auge hizo un momento: el Señor Jaime canceló el contacto con el Grupo Auge en paz, espero que no adivinéis sin fundamentos, la colaboración de diez años, un saludo.

Un momento simple fue repostado unos diez mil veces.

Incluso había internautas que analizaron este artículo.

“El tono de XN parecía un poco triste.”

“No entiendo por qué Jaime canceló el contacto con el Grupo Auge de repente.”

“Creo que fue lo que piensan todos, Jaime quiere cobrar dinero por su propia cuenta.”

“Adivino que Jaime no va a ir viento en boca después de salir del Grupo Auge.”

...

Parecía que todo el mundo creyó que fue Jaime que quiso cancelar el contacto con la empresa.

Al fin y al cabo, en los ojos de los demás, el beneficio de la empresa iba delante, y el Grupo Auge no iba a ofrecerse a cancelar el contacto con un cajero automático.

Naturalmente ellos creyeron que fue Jaime que planeó la cancelación.

El día que se publicó esta noticia, el Grupo Auge hizo que todo el mundo creyera que fue Jaime que lo planeó en las relaciones públicas.

Por eso los internautas se lo creyeron naturalmente.

Sin embargo, cuando Jaime vio que el Grupo Auge había dominado la opinión pública, no explicó más, solo publicó un momento largo expresando su agradecimiento a la empresa y al creador XN.

Este momento logró muchos likes.

Cuando poco a poco la gente dejaba de hablar de esta noticia, ya casi llegaron las vacaciones, y muchas empresas empezaron a estar de vacaciones.

Durante este período, la policía llamó a Yadira diciendo que había rastro de Salia, incluso la de Severo.

Salia llevaba un abrigo rojo, se lució bien, incluso tuvo un bolso nuevo de marca, y no se pareció nada a una que había sufrido mucho.

Cuando vio a Yadira, Severo esbozó una risa y le llamó, -Yadira.-

Yadira frunció las cejas, no le hizo caso, se le acercó a Salia y le preguntó, -¿Dónde has ido?-

Salia le cogió de la mano y dijo con tono tranquilo, -Nada, solo discutí con tu padre, y vivía en la casa de severo, te digo que tienes que agradecerle por su cuidado.-

Yadira no estaba acostumbrada a ser tan apegada con Salia, frunció las cejas, sacó la mano, y dijo con frialdad, -Ya que no te pasa nada, vuélvete a casa.-