Matrimonio de primera Capítulo 268: No discutas más, cien mil euros.

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 268: No discutas más, cien mil euros.

En Matrimonio de primera Capítulo 268: No discutas más, cien mil euros., el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 268: No discutas más, cien mil euros. en readerexp.com

La Ciudad Mar era una ciudad contemporánea e internacional, tratándose de una gran ciudad en el país.

Para las personas normales, si quisiera encontrar una persona igual que buscar una aguja en el mar.

Pero, Delfino era poderoso y rico, y no le faltaba nada de personal y dinero.

Era muy fácil para él encontrar a Yadira, que no podía usar el móvil ni reservar una habitación en el hotel.

Por lo tanto, Yadira solo se alojó en un motel poco formal sin que necesitara registrar el carné de identidad.

La habitación del motel era húmeda y oscura, la sábana de la cama era de color amarillo y el baño se llenaba de las manchas oscuras.

Sin quitarse la ropa, Yadira se acostó directamente en la cama.

La habitación apenas se defendía de los ruidos de los peatones y los coches de afuera.

Por la primera noche después de salir de Delfino, Yadira no pudo evitar el insomnio.

Cada vez que casi se dormía aturdida, sentía la ilusión de que en el segundo próximo Delfino entraría a la habitación de Yadira con sus personas, por eso solo pudo mantener el estado hasta el amanecer.

Después de una noche, sintió más cansancio que no dormir.

Y lo peor era que en el baño no sirviera agua caliente.

Yadira solo se lavó la cara con agua fría, recogió sus cosas e se fue, porque no podía mantener mucho tiempo en un sitio fijo.

Salida del motel, Yadira fue a la estación de bus directamente.

Este distrito se acercaba de las afueras, originalmente había sido un pueblo cerca de la Ciudad Mar, y cuando la Ciudad Mar se extendió, anexionó este pueblo. Pero aquí no se planteó propuestas formales para gestionar mejor esta parte, por eso muchas cosas no eran formales.

Había una estación de autobús no muy lejos del motel, cuando vino a este lugar el día anterior, Yadira supo que no necesitaban mostrar el carné de identidad si quería comprar billetes allí.

Yadira se detuvo al borde de la calle, esperando el semáforo, de repente, una mano apareció detrás de Yadira y tocó a ella del hombro, y una voz dudosa sonó, -¿Yadira?-

Yadira se quedó atónita, pensando, "¿Tan rápido llega Delfino y me encuentra?”

No obstante, la persona que tocó a Yadira del hombro vino a frente de Yadira para mirarla, y dijo asombrosa, -Realmente eres tú.-

Yadira reconoció la persona frente de ella misma, y también se puso sorprendida, -Fatima, ¿Por qué estás aquí?-

A partir de que Fatima se fue de la villa de Delfino la última vez, era la primera vez que las dos se encontraron con excepción de que una vez Yadira contactó con ella en internet.

La situación de Yadira era un poco complicada, entrecerró los ojos a mirar Fatima Núñez unos segundos, y luego miró vigilante a los alrededores.

La villa de Delfino se quedó en ruina por un incendio, y este asunto se publicó en los periódicos, por eso Fatima lo supo obviamente.

Al ver que Yadira estaba muy vigilante, Fatima levantó ligeramente la barbilla, parecida poco orgullosa, pero le explicó, -Recientemente mi equipo prepara la serie nueva, voy aquí para observar previamente si hay lugar adecuado para la fotografía.-

En los equipos del país, el productor tenía el mayor poder y gestionaba todo.

-Me voy primero si no tienes nada que decirme.- Yadira creó que encontrarse con Fatima en este momento no era un presagio bueno.

Pero Fatima la agarró, -Vamos a charlar en algún lugar, la guion que me mencionaste no me la envías.-

Yadira rechazó directamente, -No tengo tiempo.-

Fatima mantuvo en silencio por varios segundos y dijo, -No necesitas temer que yo difunda tus pistas, no tengo tantos tiempos que hacer eso.

Pensó un rato, y Yadira finalmente asintió con la cabeza.

A los alrededores no había cafeterías buenas, por eso las dos se entraron en una tienda que servía té con leche.

Fatima ordenó dos tazas de té con leche, e pasó una a Yadira.

-Gracias.- Yadira aproximó la bombilla a la boca y dio un trago.

Fatima se fijó en Yadira y le dijo, -Para mi sorpresa, no te ves nada lamentable, estos días la familia Donminguez ocurrieron tantos accidentes que toda la ciudad lo sabe, y todo tiene que ver contigo.

Yadira levantó la cabeza a mirar a Fatima, -¿Sientes decepción por mí?-

Fatima sonrió indiferente, -Más o menos, déjame ver la guion.-

Yadira directamente abrió la computadora portátil y mostró a Fatima.

El guion de Yadira era del género de suspense, con un poco del romántico.

Las telenovelas de este género eran muy populares en el mercado.

Como el padre de Fatima era el director de la estación de televisión, Fatima conoció muchos personajes y directores famosos desde que era pequeña. Con esta experiencia e influencia de ellos, evidentemente tenía una visión profesional sobre los guiones.

Fatima dio un vistazo a todo el contenido, moviendo el ratón al azar, y después leyó desde el primer capítulo.

Después de leer el primer capítulo, se perdió en las palabras del guion sin cesar.

Yadira supo que su guion la atrajo a Fatima, extendió la mano a cerrar el portátil y lo tomó a su lado.

Fatima se inquietó y se levantó, -Espera un rato, déjame leer un poco más.

La mano de Yadira apretó el portátil, y dijo calma, -Ahora necesito dinero, ofréceme un precio.-

Fatima respondió, -Cincuenta mil euros.-

Yadira solo quería saber la reacción de Fatima, pero no esperaba que ella realmente ofreciera un precio.

Yadira recordó que en la última vez Fatima solo dijo que le ayudaría a contactar con los personajes relacionados.

Fatima misma tenía un equipo, por eso dio un precio directamente, y esto significaba que ella apreciaba mucho la guion de Yadira y quería grabarla con su equipo propio.

Los negociantes no hablan de cosas personales en los negocios.

De hecho, Yadira necesitaba dinero estos días, pero no confió en el precio que le ofreció Fatima.

Después de pensar un rato, Yadira dijo, -No discutas más, cien mil euros. Quiero firmar en nombre de la autora.-

-Tu guion a lo más podrá grabarse en una serie por el Internet, cien mil, ¿por qué no los robas?- Aunque Fatima apreció mucho el guion de Yadira, creyó tener que asumir el riesgo para comprarlo debido a que Yadira en este círculo solo era una recién llegada.

Yadira insistió, -Sabes mi situación actual, necesito dinero ahora, dime si lo compras o no.-

Hacer los negocios naturalmente necesitaba regateo, y cien mil euros no era mucho para Fatima

Si lo quería, iría a comprarlo.

Fatima mordió los labios, sin responder a Yadira en seguida.

Yadira dio un vistazo al reloj, presintió que Delfino vendía aquí, se levantó y dijo, -Si no quieres, me iré. Sabes que Delfino está buscándome en todas partes.-

Fatima apretó los dientes y dijo, -Vale, de acuerdo.-

Su expresión se veía un poco dolorida, pero al mismo tiempo no pudo abandonar este guion.

Yadira dio una sonrisa, conectó la red y envió ese guion a la cuenta de correo electrónico de Fatima.

Fatima sacó una tarjeta de su bolsilla a Yadira, -En esta tarjera hay cien mil euros, la clave es 973210.-

Yadira la tomó y recogió su portátil en su maleta, -Recuerda enviarme el contacto.-

Después de las palabras, Yadira se fue con su mochila sin esperar la respuesta de Fatima.

Cuando pasó por la puerta, miró hacia atrás a Fatima, con una risa astuta.

Ella no envió todo el guion a Fatima, solo un medio.

Para una guionista, el derecho de firma era muy importante, y ahora ella y Fatima solo tenían un acuerdo oral.

Si Fatima no permitiera que lo firmara, ella saldría perdiendo.

Era mejor tener cuidado con todos.