Matrimonio de primera Capítulo 45: Atraerla a Propósito

sprite

Matrimonio de primera de Gato volador Capítulo 45: Atraerla a Propósito

En Matrimonio de primera novela Capítulo 45: Atraerla a Propósito , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro Matrimonio de primera fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En Matrimonio de primera de Gato volador Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Capítulo 45: Atraerla a Propósito y los capítulos posteriores de la serie Matrimonio de primera en readerexp.com

Yadira alzó la mirada a “Fidelio Dominguez” -¿Lo compraste tú?-

-No te entregues a quiméricas fantasías. Te lo compró mi primo.- Le echó un vistazo Delfino y empezó a comer.

-… - Lo que dijo pareció que ella deseaba mucho que “Fidelio” le comprara cosas.

Lo aceptó ya que lo compró Delfino .

Yadira dio cuenta de que hay una tarjeta telefónica al lado del móvil. Fue el número de teléfono que había tenido ella.

Telefoneó a Noela al insertarla en el móvil.

Se atendió la llamada con sonar una vez.

Noela le preguntó con tono muy preocupante - Yadira . ¿Todo bien? ¿Estás bien? -

-No pasa nada. ¿Has vuelto al equipo de rodaje? - Noela había dicho antes que regresaría. -¿Cómo puedo volver ya que me ha enterado de tu accidente? Voy a salir ahora y luego nos vemos. - Ya apareció el sonido de recoger cosas a otro lado de la telefonía.

Yadira también quería hablar con Noela de lo que había sucedido anoche y se puso de acuerdo enseguida - Vale. Estoy comiendo. Y luego voy a salir…-

-No irás a ningún lado. Te voy a buscar. - Noela le interrumpió y colgó el teléfono.

Yadira dejó el móvil y vio al hombre que estaba comiendo lentamente al levantar la cabeza.

Él siempre se portaba extraordinariamente arrogante sin escrúpulos, pero, al contrario, actuaba con serenidad y prudencia cuando hizo cosas .

-Lo que sucedió anoche… - Yadira se detuvo un poco. - Gracias. -

-¿Gracias por qué? - Delfino levantó la cabeza con alegría difícil de hallar fluctuando en los ojos negros como tinta. - ¿Por empujarte en el momento crítico? -

Yadira entendió lo que refirió y se puso enrojecida la cara -¡Habla con cortés! -

El agradecimiento escaso que existió en el corazón despareció totalmente.

Delfino, que había terminado la sopa de arroz, recogió la toalla para limpiar la mano diciendo -No hay sinceridad en el agradecimiento informal. -

Yadira pensó un poco y consideró que no había sinceridad de verdad - Entonces, ¿te invito a cenar? -

-¿A cenar? Está bien. Vamos a aquel club que te llevaba la última vez. - Delfino habló con tono serio.

Aquel club…

Yadira cerró ligeramente la boca. Si no recordaba mal, aquel club posicionaba el primer puesto en el ranking de los clubes de la Ciudad Mar. Aunque tuvieran un trabajo los recién graduados como ella, les costaría el salario de medio año según el estándar de comida de este rico don “Fidelio Dominguez”, sin mencionar no trabajo ahora.

Dudó de que “Fidelio” lo hiciera con intención.

Yadira dijo con franqueza -Vamos al otro. No puedo pagar el consumo en aquel club. -

“Fidelio”la miró sorprendido -¿No te da mi primo su tarjeta secundaria? -

-¡Por qué me la da! - A Yadira le pareció “Fidelio” una persona extraña.

“Fidelio”sacó una tarjeta negra y se la tiró a ella de inmediato -Me la dio mi primo. Úsala. -

No la recogió Yadira sino que dijo con la cara de envidia -Delfino te trata tan bien. -

Nunca se había presentado Delfino ante el público. Dicen que era una persona cruel y de carácter extremadamente obstinado. No obstante, dejó que “Fidelio” viviese en su chalé y usase su tarjeta secundaria.

En cambio, Perla y ella no se llevaban bien como si fueran enemigas.

Al oír eso, Delfino la dio una mirada profunda -Siempre que te quieras esforzar, a ti te tratará mejor que a mí.

Acentuó particularmente las tres palabras “te quieras esforzar”.

¡Qué arrogante y sinvergüenza es ese!

Yadira no le hizo caso, bajó la cabeza para comer un poco y aceptó la tarjeta negra.

No hay ningún problema que gaste el dinero de Delfino para invitar a “Fidelio” a comer.

Al pricipio, quería darle las gracias con buenas intenciones a “Fidelio”. Nadie pudo echarle la culpa de que ella no tuviese sinceridad ya que él eligió un lugar tan caro de propósito.

Yadira se molestaba por abrir la puerta cuando llegó Noela .

Era muy extraño que no se pudiera abrirla.

Le informó un guardaespaldas detrás de ella -Señora Yadira , ha venido señora Noela . -

Yadira no tuvo otro remedio que bajar para recibirla.

Al verla bajar, Noela se lanzó sobre ella -¡Qué bien que estás sana y salva! -

-Estoy bien, ¿y tú?

El video que envió aquel bloguero ganó mucha atención. Lo vio el agente de Noela y y se lo compartió a ella.

Fue un banquete comercial en que participó Noela anoche. El agente tenía miedo de que existieran problemas y mandó que ella buscara unas personas para sacar una foto de grupo. Ella la publicó en Weibo para evitar que la deshonrasen.

Descubrió que tenía varias llamadas que no había atendido cuando publicaba la entrada de Weibo. Luego en cuanto se puso en contacto con Apolo logró saber que Yadira estaba en el Club Purpuroro y fue a buscarla.

Yadira comenzó a comprender lo que dijo después. Fue lo más posible que fuera una trampa que hicieron para atraerla a propósito.

Fue Perla la única persona a la que recientemente ofendió.

Se había propagado en ebullición en Internet el asunto entre Perla y ella, por lo tanto, Perla seguramente sabía que Yadira estaría en línea en cualquier momento.

Y también estaba al tanto de que Noela y Yadira eran mejores amigas.

Perla realmente pensó mucho para vengarse de ella.

La vio Noela estar profundamente pensativa y la preguntó -¿Qué pasa? -

Yadira alzó la cabeza para mirarla - Debería haber sido hecho por Perla . Sé que se divertía por todas partes a menudo y también era socia de algún club. Pero no presto atención a estas cosas , no sabía que era el Club Violado. -

Si se hubiese enterado de que era el lugar en que Perla se entretenía mucho, no habría caído en la trampa.

Aunque Noela era una chica temeraria, podía manejar muchas cosas con claridad. No iría a ese sitio para asistir a los banquetes.

Ceñuda, Noela iba a decir algo cuando se oyó una música conocida de móvil.

Bajó la cabeza para sacarlo y encontró que no fue el suyo.

Yadira movió su móvil en la mano y dijo -Es el mío. -

-¿Por fin te da gusto comprar un nuevo? - Noela se quedó con ojos atónitos porque dejaba que Yadira substituyera su móvil con un nuevo, pero siempre rechazaba. Temía que descontentaría a Salia. Por eso, no lo había hecho nunca.

Con los ojos claros, obviamente estaba contenta. Murmuró acercándose a Noela -Me ha regalado Delfino. -

Creía que sería el presagio que Delfino gradualmente abriese el corazón para recibirla, por lo tanto, sintió alegría.

Al comienzo fue ella misma que acordó casarse con Delfino. Entonces, quería llevarse bien con él.

Era obvio que Noela tuviese algo para preguntar, pero Yadira señaló el móvil -Recibo la llamada. -

No obstante, se hizo mal la expresión cuando vio el número que podía recitar al revés con fluidez.

La voz de Salia era muy suave -Yadira. Tengo una mesa reservada en un restaurante . Acompáñame a almorzar. -

No hay almuerzo gratis. Debe estar tramando algo.

Yadira sonrió preguntado -¿Solamente nosotras dos, madre e hija? -

Salia vaciló un segundo y dijo - Eh… sí. Somos nosotras solas para tomar un almuerzo tranquilo. -

¡Yadira no creía ni una palabra de ella!