Matrimonio de primera Capítulo 55: ¿Crees que no hay nadie en nuestra familia Dominguez?

sprite

Leer Matrimonio de primera novela Capítulo 55: ¿Crees que no hay nadie en nuestra familia Dominguez? de Gato volador

En Matrimonio de primera Capítulo 55: ¿Crees que no hay nadie en nuestra familia Dominguez?, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 55: ¿Crees que no hay nadie en nuestra familia Dominguez?, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Matrimonio de primera Capítulo 55: ¿Crees que no hay nadie en nuestra familia Dominguez? del autor Gato volador en readerexp.com

Antes Perla Jiménez y Salia Costa las dos siempre pensaban mal creyendo que ella y Fidelio Dominguez se habían enrollado, si en este mometo ella viera que "Fidelio" venía a recogerla,  sería ...

Yadira sintió un poco de dolor de cabeza. Después de salir del ascensor, Perla fue la primera en salir, y Yadira se quedó rezagada tardando un rato y llamó a "Fidelio".

Contestó al teléfono rápidamente, y antes de que Yadira pudiera hablar, se la adelantó preguntando .

-¿No querías invitarme a comer, así que te ibas a escabullir con tu tarjeta negra? -

Yadira -... - ¡se quedó boquiabierta!

Esperate ... 

-¿Dónde estás ahora? -Yadira sospechaba seriamente que ya había venido a la familia Jimenez, de lo contrario, ¿cómo podría decir que ella "se estaba escabullendo"?

Delfino levantó la cabeza mirando la puerta de Grupo Jiménez.

-En la puerta de Grupo Jiménez, vamos a llegar tarde. Así que apúrate si no te has escabullido porque nos vamos a quedar sin nada que comer. -

Después de hablar concisamente, colgó el teléfono. Yadira lo llamó de nuevo, pero colgó directamente.

Tuvo que quedarse un rato antes de irse, esperando que Perla y Severo ya se hubieran ido.

Si Perla viera a "Fidelio" recogiéndola, sería muy probable que otra vez fuera a chismorrear diciendo a los cuatros vientos que ella era una cerda promiscua sin virtudes cardinales seduciendo al primo del marido.

Aunque la actitud de Delfino hacia ella se había cambiado un poco recientemente se llevaba mucho mejor con su primo "Fidelio".

Si había algo entre ella y "Fidelio", no había duda de que Delfino no estaría de su lado.

Desafortudamente resultó que fue todo lo contrario de lo que esperaba. Cuando salió, Severo y Perla no se fueron.

El coche que Severo conducía se aparcaba en la puerta, y Perla, sentada en él, bajó la ventanilla y la llamó,

-Yadira, sube al coche y te llevaremos aunque sea un poco lejos. -

Yadira definitivamente podía captar que Perla quería presumir de que ella y Severo se reconciliaron nuevamente.

Yadira dijo forzando una sonrisa

-No, idos vosotros primero, no estamos de paso.-

En este momento, Severo abrió la puerta y salió del coche, y miró en la dirección de Yadira.

-Yadira, ¿ es...? -

Cuando vio claramente la apariencia de Yadira, dio un respiro, y su belleza cegó completamente sus ojos, y Perla directamente gritó con insatisfacción

-Severo.-

Cuando ya estaba en su entero juicio y dijo completando las siguientes palabras

-No seas educado, te vamos llevar a casa.-

Había dicho que la llevaría aunque fuera un poco lejos, ¿ pero ahora quería llevarla a casa?

Yadira mordió un poco sus labios con sarcasmo, y cuando estaba a punto de hablar, escuchó el sonido de cerrar la puerta del coche

Siguió el sonido y vio a "Fidelio" que tenía una esbelta y alta figura estaba caminando hacia ella.

Solo entonces Severo  y Perla descubrieron que un Bentley negro se había estado aparcado junto a ellos así de la nada.

A la mayoría de los hombres les encantaban los coches, y los modelos de Bentley son finos y bontios. Severo no pudo evitar mirarlo unas cuantas veces. Y cayó en la cuenta de que era un Bentley Yazhi 728 que había sido descatalogado hace unos años, y era un modelo personalizado.

En cuanto al precio, es de más de 10 millones. Está hecho a medida según los requisitos del propietario. El precio de cada automóvil es diferente. Según su mirada profesional, el precio de este automóvil es de al menos 20 millones.

Severo conocía a la mayoría de los señoritingos de la familia rica, pero no conocía al hombre que se estaba acercando a Yadira.

Delfino caminó hacia Yadira, y la miró, luego se volteó mirando a Severo con un tono indiferente pero muy fuerte

-¿Este caballero cree que no hay a nadie en la familia Dominguez? ¿Entonces necesitamos otro hombre para llevar a nuestra señorita Jiménez a casa? -

Severo Perez se sorprendió, ¿este hombre resultó ser de la familia Dominguez?

¿Pero no dijeron que Delfino ya era una persona inútil? ¿Quién era el hombre elegante con ese ímpetu frente a él?

Perla le recordó diciendo

- Este es el primo de Delfino, "Fidelio Domínguez"-

Severo dijo con una risa sarcástica al oírselo.

-¿Cómo lo conoces? -

Cuando la primera vez  Perla tuvo relaciones sexuales con él, a ella le salió un chorro de sangre. Y entonces pensó que ella era virgen. Más tarde, después de que se expusiera el escándalo del vídeo sexual, se dio cuenta de que ella se había reparado su himen mucho antes, ¡y que todo amor puro y verdadero era falso!

Pero por algunas razones, tuvo que estar siguiendo junto con Perla.

Severo reprimió la aversión  que tenía por Perla en su mente, volteó la cabeza y sonrió diciendo

-El Sr. Dominguez ha malinterpretado. Soy un amigo de Yadira, solo quiero llevarla a casa.-

-¿En serio? -Delfino se volteó para mirar aYadira.

Por supuesto, Yadira quería ponerse al lado de "Fidelio".

- Sí, pero no estamos de paso.-

Delfino estaba muy satisfecha con su cooperación, y la expresión de su rostro no cambió mucho, pero una sonrisa se le apareció en sus ojos

-Ya que no estáis de paso en el camino, entonces nos tenemos que ir primero-

Severo se fijaba en ellos hasta que Delfino y Yadira subieron al coche.

¿Por qué Yadira ya se volvió tan guapa? 

Incluso si se sometiera a una cirugía plástica, no habían pasado muchos días desde la última vez que la vio así que no podría recuperarse tan rápido.

Esto solo se podía explicar que ella antes ya era muy hermosa. Pero por qué estaba...

Perla pensó presumir ante Yadira de que ella y Severo se habían reconciliado nuevamente, pero se olvidó que Yadira ya se había convertido en una mujerón,  por lo que atraería la atención de Severo.

Perla estaba muy enojada y se burló adrede de Severo-¡A qué miras, a pesar de todo, ella no es más que la señorita de familia Dominguez! -

Severo se sintió provocado por sus palabras y la miró con disgusto.

-¡Cállate! -

……

En el coche reinaba un silencio. Yadira cogió su teléfono y mandó un mensaje de Facebook a Noela contándole a Noela sobre la reconciliación entre Severo y Perla.

Noela envió una emoji de asombro añadiendo 

- ¡No puedo creer que en la familia Pérez haya nacido un hombre tan pobre! -

Recientemente estaba metido en el rodaje de los dramas históricos chinos, por lo cual tenía un tono de líneas de actriz cuando hablaba.

Yadira sentía que era muy posible que Perla le hubiera tenido a Severo agarrado por los huevos usando chantaje, por lo que Severo se vio obligado a arreglarse con ella. 

Después de todo, ¿cómo podría una persona con tanta dignidad como Severo se sometería a la infidelidad para reconciliarse con ella? 

Ella le dijo a Noela por Facebook lo que estaba pensando y antes de que Noela pudiera respondérselo, sintió que el coche se había aparcado. Entonces Yadira se desabrochó el cinturón de seguridad y se bajó. Tan pronto como levantó la cabeza, vio a Perla y Severo estaban saliendo de su coche al lado de ellos.

-... - ¿Cuál es el refrán? ¡LOS ENEMIGOS NO SE BUSCAN PERO SE ENCUENTRAN!

Severo Perez vio a Yadira y pareció que iba a hablar, pero Perla se lo llevó.

Yadira realmente no podía entender la razón por la que Severo, que tenía tanta dignidad aún quería estar enredado con Perla.

Una voz sombría de "Fidelio" sonó en sus oídos.

-Ya se han ido, sube al coche, y sigue mirándolos si quiere. -

Cuando Yadira se dio la vuelta, "Fidelio" ya estaba caminando hacia el Club Dorado.

Era muy alto y tenía piernas muy largas, y con grandes pasos, Yadira incluso corrió para alcanzarlo

-¡De qué estás hablando! ¿ Que quién no quiere? -

-Severo.- Delfino se paró y la miró a hurtadillas.

Yadira dio un escalofrío por la mirada.

-¿Lo conoces? -, reaccionó Yadira y lo alcancó, con una idea brillaba en su mente, y lo agarró del brazo

-¡Me has indagado! -