Matrimonio de primera Capítulo 74: Ella no es ese tipo de persona

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 74: Ella no es ese tipo de persona

En Matrimonio de primera Capítulo 74: Ella no es ese tipo de persona, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 74: Ella no es ese tipo de persona en readerexp.com

Grupo Auge, Oficina de la Presidencia.

Apolo empujó la puerta y entró, miró a Delfino que estaba sentado detrás del escritorio, empujó sus lentes, puso los documentos en su mano sobre el escritorio, dijo con una manera muy seria como la secretaria, -Señor Defino, todos estos necesitan su firma. -

Las cosas pequeñas tal como entregar documentos fueron hecho por la secretaria.

El propósito de Apolo que trajo los documentos, se reveló completamente.

Por eso, en cuanto los dejó, Delfino dijo con frialdad, -Fuera. -

Apolo nunca se sentía vergonzosa frente a Delfino.

Se quitó sus lentes y levantó sus ojos, parecía un hijo rebelde de la familia rica.

Sacudió su cabeza, tenía una expresión de simpatía y arrepentimiento, -Delfino, realmente me compadezco de ti. Finalmente te casaste, pero tu esposa y tu “primo” están juntos, ¿cómo sientes ahora? -

Delfino levantó la cabeza para mirarlo, los ojos negros estallaron un frío penetrante, - ¿Quieres ir a África para ampliar el negocio? -

El gesto de Apolo cambió, y sacudió su cabeza rápidamente, -¡No... no quiero ir!-

¡No quería ir a África!

- ¿No vayas? - Delfino estaba enfadado, no quería escuchar sobre ese asunto de nuevo.

Pero Apolo siempre le gustaba ver que Delfino estaba en apuro, y preguntó de manera molesta, -Si a Yadira le gusta a “Fidelio”, no podrá controlar a hacer el amor contigo, y cuando sabe que eres “Delfino” ...-

Delfino ni siquiera pensarlo, solo lo interrumpió directamente, -Imposible. -

- ¿Es imposible sepa que eres Delfino? ¿De verdad crees que puedes esconder para toda la vida? - En la mente de Apolo, Delfino era una persona muy poderosa, pero no pensó que pudiera ser tan poderoso.

-Ella no es ese tipo de persona. -

La frase interminable de Delfino hizo que Apolo entendiera su significado.

Extendió su mano de manera muy exagerada y la sucedió frente su nariz, dijo, - ¿Cuánto tiempo has llevado con ella, dijiste que ella no es ese tipo de persona, me parece que eres un poco extraño...-

Cerilo entró desde afuera, justo a tiempo para escuchar las últimas palabras de Apolo, y preguntó confundido, - ¿Qué extraño? -

Apolo tenía un tono significativo, -De todos modos, nosotros no somos extraños, somos solteros, normales. -

Naturalmente Cerilo no entendía el significado de sus palabras.

Apolo dijo, -El extraño por el amor, no lo entiendes, ¡te mereces estar solo! -

Desde hacía unos años, la madre de Cerilo siempre le llamaba para instarle a casarse todos los meses, era muy sensible por ese tema.

Cerilo se rio, hablaba el asunto más doloroso de Apolo, -Tu cariña desde la infancia que has cuidado muchos años, se escapó después de hicierais el amor, ¿cómo te sientes? -

Apolo estaba enfadado y se apresuró a pegar a Cerilo, gritando, - ¡No te dejaré pasar bien hoy!-

Apolo tenía una cariña que crecieron juntos desde la infancia, se dijo que hicieron el amor, pero ella se escapó.

Delfino pensó por un momento, tal vez era la pequeña estrella llamada Noela.

Tenía una buena relación con Yadira, solo recordaba ese nombre recientemente.

Apolo era un matón, siempre peleaba con otros, peleaba con Cerilo durante mucho tiempo, y finalmente terminó en tirar a Cerilo al suelo.

Delfino llevaba mucho tiempo acostumbrado a ese tipo de escenas, y solo levantó los párpados cuando los dos terminaron la pelea, -Arreglad todo y Salid. -

Los dos no tuvieron más remedio que salir después de arreglar todo.

...

Yadira pasó todo el día en los rumores.

A lo mejor después de un tiempo, todos se cansaron de hablar de eso y no lo mencionarían.

Al salir del trabajo, Xulio la llamó y dijo que había un atasco en la carretera y que podrían recogerla más tarde.

Yadira salió del Grupo Jimenez, quería encontrar un lugar para esperar a Xulio.

-Yadira. -

Volvió la cabeza y descubrió que Salia había estado detrás de ella.

Yadira se sorprendió un poco y preguntó con indiferencia, -¿Qué?-

-Solo quiero preguntar, ¿es cierto el asunto entre tú y el primo de Delfino en la noticia?- El tono de Salia era inusualmente con un gesto de preocupación.

Yadira sintió que algo andaba mal con Salia y la miró con recelo, -¿Qué te pasa?-

Aunque Salia no se preocupaba por ella, no podía ignorarla por completo.

Salia sonrió, su apariencia gentil facilitó bajar la precaución de otros, -Nada, vi las noticias en Internet, esa gente te regañó mucho, estoy preocupada por ti...-

Cuando dijo eso, hizo una pausa y suspiró levemente, -No era buena al principio. Si no te dejara casarte con la familia Dominguez, estas cosas no sucederían hoy, y tú no estarías como ahora...-

Yadira sintió que las palabras de Salia fuera más escandalosas, tenía más dudas, -¿Puedes decir directamente?-

Ella no crecía que realmente Salia la lamentara.

-Me dices la verdad, ¿de verdad estás con el primo de Delfino? Te vi en el auto esa vez...-

-¿Por qué estás tan preocupada por mi asunto ahora? ¿Cuál es tu propósito?- Yadira se puso alerta de repente al ver que Salia le importaba mucho ese asunto.

-Yadira, aunque antes no puse mucha atención en ti, de verdad te preocupé mucho…-

Sonó el teléfono de Yadira y fue Xulio quien llamó.

Yadira contestó el teléfono, -Estoy en la puerta, puedes venir aquí-

Antes de guardar su teléfono móvil, Salia la agarró del brazo, dijo con un tono un poco ansioso, - ¿Quién viene a recogerte? -

- Alguien que mandó por Delfino para que me llevara y regresara del trabajo. - Yadira sintió que el comportamiento de Salia fuera cada vez más extraño.

Todavía estaba un poco conmovida por las palabras de Salia, y ahora se calmó, miró su rostro, solo se sentía cansada y entumecida.

-No sé para qué quieren que me hagas, pero te aconsejo que pienses más en ti y no dependas demasiado de papá-

Sería imposible que Perla tuviera piedad filial con Salia en el futuro, y solo consideraba a Salia como una sirvienta que ofrecería el sexo a su papá, pero Salía aún no lo entendía.

Salia pareció sorprenderse cuando escuchó sus palabras.

Yadira subió al coche y miró a Salia a través de la ventana.

Salia seguía estar en el lugar donde estaban hablando, su cara era difícil distinguir a causa de su cabeza hacia abajo, pero Yadira podía sentir su vacilación.

¿De qué estaba dudando?

¿Dudaba en ayudar a Perla a lidiar con ella?

En ese momento Salia obviamente quería descubrir el secreto de Yadira, ella había sido rica y estable todos estos años, y su habilidad para detectar el sentido de otras personas no era tan buena como la de Yadira, por lo que no sabía que había expuesta.

Yadira era consciente de su propósito y evitó deliberadamente las preguntas que hacía sobre “Fidelio”

No importaba qué métodos tenían o qué quería hacer, ella estaba lista para todo.