Matrimonio de primera Capítulo 85: Trastorno Postraumático

sprite

Matrimonio de primera novela Capítulo 85: Trastorno Postraumático

En Matrimonio de primera Capítulo 85: Trastorno Postraumático, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Matrimonio de primera Gato volador Capítulo 85: Trastorno Postraumático en readerexp.com

Yadira salió primero y se quedó en la puerta esperando a Perla.

Perla no puso buena cara para mirarla -¡A ver cuánto tiempo más puedes ser presumida y esperar a que papá te eche del Grupo Jiménez!-

-¿Oh? ¿Echarme del Grupo Jiménez?- Yadira con una suave sonrisa -¿Ya no quieres que Delfino invierte dinero al Grupo Jiménez?-

Perla hizo una expresión de burla -¿De verdad crees que esa escoria de Delfino tiene mucho dinero en sus manos?-

-Cuida tus palabras- Yadira con una mirada fría hacia ella.

-¿Ni siquiera estás bien tú misma y tienes el valor de hablar de los demás?- Perla levantó la barbilla, sonriendo con satisfacción, de repente se acordó de algo y la sonrisa de su cara se desvaneció ligeramente mientras se volvía hacia el despacho de Henrico.

Yadira miró la puerta cerrada del despacho y se dio la vuelta para salir.

Dentro de la oficina de Henrico.

Perla se sentó frente a él con una cara seria -¡Papá, hay algo que se me olvidó decirte, Yadira tiene una tarjeta negra global limitada sólo disponible dentro del Grupo Domínguez!-

-¿Cómo lo sabes?- Henrico preguntó con cara de asombro -Solo hace un poco tiempo que Yadira entró a la Familia Domínguez,¿Cómo es posible que Delfino le diera la tarjeta negra?-

-¡La última vez que Severo y yo fuimos a cenar al Club Dorado, la vi con esa tarjeta negra para pagar la cuenta!- Perla parecía emocionada -La tarjeta negra del Grupo Domínguez, he escuchado que es de crédito ilimitada-

La tarjeta negra global limitada del Grupo Domínguez, si era de crédito ilimitada o no, ni Henrico estaba muy seguro.

Al ser una familia de lujo, aunque no fuera de crédito ilimitada, la cantidad que había dentro debería ser un número muy grande.

Al ver que Henrico había tenido en cuenta sus palabras, Perla continuó -¡Si conseguimos la tarjeta negra que está en manos de Yadira, no tendremos que preocuparnos por los fondos!-

Henrico también estaba un poco convencido, pero era un experimentado del ámbito comercial y no sería tan impulsivo como los jóvenes, era mucho más cauteloso en sus acciones.

Lo pensó y dijo -Pero en fin, esa tarjeta negra fue entregada a Yadira por Delfino, ¿Yadira nos la dará para que la usemos? -

Perla vio que Henrico ya se había dejado convencer, sus ojos brillaron con una luz triunfante -Papá, tú eres el verdadero padre de Yadira, tú le diste vida, la criaste y la cuidaste, sólo es usar su tarjeta negra, ni que fuera gran cosa, aunque tenga malentendidos contigo y no quiera darte la tarjeta, pero al menos nos queda mamá...-

Henrico al escucharlo asintió tras un momento de silencio.

...

Yadira llegó a casa del trabajo y antes de que la cena estuviera lista, “Fidelio” estaba de vuelta.

La calefacción estaba encendida en la villa y se quitó la chaqueta apenas entró, quedando con una fina camisa oscura y unos pantalones de traje, bastante erguido.

Fue a la cocina a buscar a Yadira.

Se apoyó en el marco de la puerta, con una voz grave y un tono ligero -¿Cómo fue la negociación del proyecto?-

Yadira estaba cortando verduras y dijo sin importancia -Se arruino-

Dijo con una sonrisa irónica -Era el primer proyecto y se arruino-

La emoción en su tono no era muy evidente, era difícil saber si se estaba burlando o no de ella.

Yadira le devolvió la mirada -Fue Perla quien lo arruino, no yo-

Aunque Perla le había echado la culpa de haber arruinado el proyecto, ella misma no lo admitirá.

Terminó de decir eso y se puso de nuevo a picar verduras.

Delfino se reía en silencio bajando la cabeza.

El día siguiente era sábado.

Yadira se levantó temprano para hacer el desayuno como siempre, y “Fidelio” también se levantó temprano.

En cuanto lo vio Yadira le dijo -¿Ya se ha levantado tu primo? Llévale el desayuno-

-No- Delfino se negó sin siquiera pensarlo.

¿Qué sentido tenía servir el desayuno cuando él estaba aquí en persona?

Yadira echó una mirada y llamó a un guardaespaldas para que le llevara el desayuno a Delfino.

Ella terminó su comida y salió.

Ella no solía salir mucho los fines de semana, así que Delfino tenía un poco de curiosidad por saber a dónde iría, así que le pidió a Xulio que la siguiera.

Resultó que Yadira acudió a una clínica psiquiátrica.

Al otro lado de la carretera, Delfino sentado en su coche miró por la ventanilla la entrada de la clínica psiquiátrica. -¿Qué hace ahí?-

Xulio pensó en lo que Yadira había dicho ayer en el coche y habló con consideración -La señora podría ir allí por usted-

¿Por él?

Delfino se tomó un momento para pensar en ello y se dio cuenta de lo que estaba pasando.

¿Esta mujer pensó que él tenía un trastorno mental y por eso fue a la clínica psiquiátrica?

Yadira no había visto a Delfino en el tiempo que llevaba en la Familia Domínguez, cualquier otra persona habría pensado que Delfino tenía un trastorno mental.

La mujer había hecho todo lo posible por Delfino.

Xulio miró el rostro cambiante de Delfino y dijo tímidamente -¿Cuándo va a permitir que la señora sepa quién es usted?-

¿Cuándo?

La pregunta dejó perplejo a Delfino.

En ese momento, otra figura familiar apareció en la entrada de la clínica psiquiátrica.

Xulio vio que la persona era Jaime y habló -¡Señor, es el Señor Jaime Lobo!-

Delfino miró en la dirección que señalaba Xulio y al instante reconoció que el hombre que esta todo encubierto era Jaime.

Estaba demasiado familiarizado con Jaime como para reconocerlo fácilmente.

Xulio no esperó la respuesta de Delfino y se quedó perplejo, cuando escuchó el sonido de la puerta del coche que se abría.

Delfino había salido del coche y se dirigía a la puerta de la clínica psiquiátrica y Xulio se apresuró a seguirlo.

....

La clínica psiquiátrica.

El médico escuchó el relato de Yadira y dijo con el rostro serio -Este tipo de síntomas es también un tipo de trastorno de estrés postraumático, debe estar relacionado con sus experiencias anteriores, en este caso, son las personas cercanas las que deben ayudarlo-

Yadira repitió inconscientemente -¿Experiencias anteriores?-

El médico le explicó más detalladamente -Es cuando ha ocurrido algo que le ha estimulado más mentalmente, normalmente relacionado con experiencias de la infancia o la adolescencia, porque en estos dos períodos la mente de una persona no está totalmente madura y es relativamente frágil, por eso hay secuelas-

El médico hablaba con sencillez y franqueza, se le entendía fácilmente.

Era similar a lo que Yadira pensó.

No le contó al psiquiatra la historia completa del estado de Delfino, sólo decía que a su nuevo marido no le gustaba ver a la gente y que llevaba una vida escondida.

El estado de Delfino era un secreto a voces en Ciudad Mar y si dejaba demasiado claro el estado de él, el médico podría adivinar que era Delfino.

-Vale, gracias doctor-

Yadira le dio las gracias al médico y se levantó para salir.

No había salido más que unos pasos cuando vio a dos hombres caminando frente a ella.

Los dos hombres caminaban el uno delante del otro, el hombre de delante estaba bastante cubierto, pero su figura parecía algo familiar.

Al acercarse, el hombre se quitó las gafas y tanto la sonrisa de su rostro como la voz que emitió fueron con amabilidad.

-Yadira, nos encontramos nuevamente-

-¿Jaime?-

Yadira miró al hombre que tenía delante con expresión de sorpresa.

¡Ella nuevamente... nuevamente se encontró con el famoso actor Jaime Lobo!

Jaime captó su expresión y perdió la sonrisa -¿Por qué te sorprende tanto verme?-

Yadira asintió -En sólo un mes, ya me he encontrado contigo tres veces, creo que puedo ir a comprar un billete de lotería-