Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Capítulo 13: Eres un animal protegido nacional de la primera clase

sprite

Mi pretendiente es mi EX-MARIDO novela Capítulo 13: Eres un animal protegido nacional de la primera clase

En Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Capítulo 13: Eres un animal protegido nacional de la primera clase, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Gato volador Capítulo 13: Eres un animal protegido nacional de la primera clase en readerexp.com

Doria pensó que se refería a la firma del contrato con la editorial de Joyería SG,-Como puedes ver, también soy una profesional decente, ¿y no puedo volver a mi antiguo trabajo?-

Él con una voz profundo, - ¿Quién te preguntó eso? -

Doria no le comprendió, - ¿Entonces de que estás preguntando?

-Tú lo dijiste...-

Édgar quiso hablar, Doria se sintió sensación de náuseas y se cubrió la boca rápidamente, pero sonido de las arcadas provenía de sus dedos.

Doria alzó su otra mano y lo empujó hacia atrás, le dijo con dificultad, -Gerente Édgar, por favor, manténgase un poco alejado de mí. Me siento un poco mal-.

Édgar la miró con un mirada frío,-sigues actuando-.

No pienses que él no sabe que ella está tratando de escapar mediante esto.

-Te diste cuenta, Gerente Édgar que diablo quieres preguntar, si no me lo vas a decir iré un rato al baño.-

Desde anteayer, sus náuseas matutinas han sido un poco fuertes, y acaba de tener arcadas varias veces, y realmente va a vomitar

Édgar agarró la muñeca de Doria y con una voz medio templando le dijo, - ¿Qué paso con tu primer amor? -

Doria se quedó atónita por unos segundos, probablemente no pensó en que le preguntaría sobre esto.

-Pues solo fue...El primer amor. - Cuando Doria terminó de decir esto, levantó la cabeza, le miró fijamente y le dijo con seriedad, -Gerente Édgar, usted no debe venir aquí para culparme, ¿no cree que sería raro de hablar sobre esto de nuevo en base a nuestra relación actual?

Édgar frunció las cejas, agarró su muñeca con más fuerza - ¿Qué relación estamos ahora? -.

-Estamos en una relación de saca una cita para el divorcio. -

-Doria, no desafíes mi limite una y otra vez. -

Doria no comprende, ella sólo le estaba esperando con toda la tranquilidad para que él tenga tiempo libre e irá para divorciarse, y cómo se convirtió en que ella está desafiando a su límite.

Cuando ella a punto de querer preguntar, de nuevamente se sintió esa sensación de molestia, sin embargo, Édgar no le quería soltar la mano.

A toda prisa, Doria tomó un tacho de basura, se agachó y vomitó.

A pesar de la rapidez de Édgar se soltó su mano, inevitablemente su manga se manchó algunas gotas.

Édgar se puso una cara negra en un instante, apretó los dientes y dijo, - ¡Doria! -

Después de vomitar, Doria tomó el agua y enjuagó la boca, luego le sonrió en un tono de disculpa, -lo siento, no puedo evitarlo-.

Édgar quitó su abrigo y lo tiro a un lado, abrió la ventana tratando de difundir el olor en la habitación.

-Gerente Édgar, si no tiene nada más que decir, ya me tengo que ir. O quizá... Si está libre para realizar el divorcio, voy a hablar con Claudia para que organiza toda las cosas de la asociación de revistas, e iré contigo. -

Édgar dio la vuelta y la miró sin expresión con una mirada más fría que cuando llegó.

Doria, -? -

¿No podía ni esperar unos minutos?

En ese momento, alguien tocó la puerta, Claudia habló, -Doria, ¿ustedes ya terminaron de conversar? El editor David te está buscando. -

-Enseguida voy- dijo Doria.

Terminando de responder, habló con Édgar, -Gerente Édgar, tengo que irme, por favor me esperas un rato por afuera.

Al salir del camerino, Claudia la jaló, y quiso correr, pero pensando en que estaba embarazada, solo pudo cambiar a caminar rápido.

- ¿Y el editor David? ¿No dijiste que me buscaba? -

-Te engañé, el editor David está muy ocupado con los dignatarios en este momento, pero si no te digo eso, ¿Cómo te puedo salvar de las garras de ese hombre demonio?-

Eso si tenía razón.

Cuando ellas pronto de llegar a la puerta, una voz vino desde un lado: -Doria-.

Doria y Claudia se detuvieron al mismo tiempo.

Lo que se supone que debe venir ya vino.

Entrada del hotel.

Los dos permanecieron en un silencio hace rato, al final, Abraham no aguantó y habló, - Doria, ¿cómo te vas en estos tiempos? -

Doria frunció los labios, -Muy bien-.

-Regresé hace medio mes, y te estaba buscando, pero todos dicen que no hay noticias tuyas-.

Doria no habló, hace tres años ella no solo rompió el contacto con Abraham, sino también con todos sus compañeros de clase.

No quería que todas las cosas malas que pasó lo sepan todo.

Ella también es una humana y también quería mantener esa dignidad que queda.

Después de un rato, Doria sonrió, - ¿Te vas a ir esta vez? -

Abraham la miró y sacudió la cabeza, -Doria, yo...-

- ¡Abraham! -

No sabía de donde salió Aitana, y se metió con fuerza entre ellos.

Sin estar preparado, Doria cayó un paso hacia atrás, afortunadamente, detrás de ella es una pared, si no ya hubiera caído.

Ella presionó su corazón que estaba retumbando, - ¡Aitana! -

Aitana volteó la cabeza y la miró con rabia, -Doria, es maravillosa que grites tan fuerte? mi primo todavía esta adentro, y te atreves a coquetear con otro hombre en plena luz de día, ¡No te das avergüenza! -

Doria ya estaba pálido, y de eso se puso más, la sangre se parecía solidificarse de la cabeza a los pies.

Ella nunca pensó en ocultar Abraham que esta casada, pero no esperaba que fuera en esta hora, y de esta manera, que Aitana lo dijera.

Abraham, que siempre es de buen humor, también se enojó, jaló la mano de Aitana y la tiró a un lado, -Aitana, ¿Qué tonterías estás haciendo? -.

Aitana no esperaba que Abraham le gritaba, se puso rojo sus ojos, y con tristeza le dijo, -Abraham, lo que hice es por tu bien, pregúntale a esta mujer de qué manera utilizó para casarse con mi primo! ¡Ella se atrevería de admitirlo!"

Doria habló calmadamente, -No tengo nada para no admitirlo, pero Aitana, te advertí que, si no te aprendes a caminar bien, no me impórtele de enseñarte. -

En este momento, Aitana ha sido llevada por los celos, no le quedó la oportunidad de razonar, ella nunca ha visto a Abraham ser tan gentil para hablar con ella, ¡y encima era con Doria!

- ¿Qué, te crees que eres un animal protegido nacional de la primera clase? no te pueden tocar para nada? -

Aitana hablando, y quiso extendió su mano para empujar a Doria, pero su mano fue detenida por Abraham.

-Aitana, basta-.

- Abraham, ¿hace cuánto tiempo conociste a esta mujer, le crees a ella y no a mí? -.

-Nos conocimos hace tres años, y no es necesario que me digas cómo es ella-.

Aitana con una cara de increíble, -Ustedes...-

-Así? entonces, para usted, Abraham, ¿Cómo es Doria? -

Sonó una voz fría detrás de ellos, sin temperatura.

Doria cerró sus ojos sin esperanza.

Cuando vio que Édgar vino, Aitana se guardó un poco, pero al mismo tiempo sintió que tenía a alguien que la apoyaba y se puso más atrevida, -Primo, tienes que preocupar Doria, mira de que está haciendo, que descarado está-.

Édgar miró hacia Doria con una mirada sin temperatura.

Sin embargo, en el momento de que él la miró, Abraham se puso delante de Doria.

Édgar se rió fríamente, - ¿Qué es lo que haces, Abraham? -

Por un momento, Abraham fue interrogado por si mismo y no sabía en qué responder.

Él todavía no se ha reaccionada lo de Doria ya se ha casado , y con la persona que se casó fue Édgar.