Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Capítulo 2: ¿Por qué eres tan desvergonzada?

sprite

Leer Mi pretendiente es mi EX-MARIDO novela Capítulo 2: ¿Por qué eres tan desvergonzada? de Gato volador

En Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Capítulo 2: ¿Por qué eres tan desvergonzada?, lo entiendo perfectamente, el matrimonio contigo es forzado. Pero aun así aceptó, porque su corazón pronto se dio cuenta de la mitad de su vida. En Capítulo 2: ¿Por qué eres tan desvergonzada?, la toleró, la mimó y se sacrificó por ella. Él la dejó seguir sus propios pasos, pero como estaba preocupado de que se cayera, todavía la observaba para sostenerla. Su amor no es un cliché, ni irrealmente dulce, sino muy verdadero y abnegado. Lee Mi pretendiente es mi EX-MARIDO Capítulo 2: ¿Por qué eres tan desvergonzada? del autor Gato volador en readerexp.com

Después de enterarse de que Doria se iba a divorciar, como la mejor amiga de ella, Claudia Freixa insultó apasionadamente a Édgar durante diez minutos antes, y dijo, -¿Ese cabrón no te dio ni un centavo? Al mismo tiempo gasta mucho dinero para las putas, y es tan tacaño contigo, ¿su esposa?-

-No es tan tacaño, le he quitado mucho dinero en los últimos tres años. Se considera bueno que no me ha pedido que vuelva.-

-¡No puedes pensarlo así, son una pareja, su dinero es tuyo y tu dinero sigue siendo tuyo! Además, todavía te prostituye todos los días sin costo alguno, ¿qué pasó gastar su dinero?-

Se espantó Doria. Dijo, -¿Puedes expresarlo en otra palabra?-

Claudia se calmó un poco, -Lo siento, estoy fuera de control por un momento.-

Acostando en el sofá, Doria no pude soportarlo más, y maldijo, -Hoy pedí el divorcio y él me preguntó cuánto dinero yo quería. Ni siquiera miró los papeles de divorcio, como si tuviera una petición irrazonable. ¿Y qué es lo que le pasa?

-Hablando de eso, ¿por qué quieres el divorcio? Solo pasa con él, mira quién muere primero.-

Al escuchar esto, Doria se calmó, -Ah, Amaya Gaona está embarazada.-

Amaya Gaona era una joven modelo muy conocida recientemente, y muy cerca a Édgar. Cualquier persona podía ver que su relación era especial.

Doria y Édgar llevaban casados durante tres años, sabía que la odiaba mucho. Y poder irse a casa dos veces al mes ya era su mayor tolerancia.

Cada vez que hacían el amor, solo era de rutina. Édgar no tenía ningún sentimiento por ella.

Hizo lo que pudo para hacerle daño.

Amaya no fue la primera mujer cercana a Édgar, y Doria no se lo tomó en serio.

Hasta hace una semana, cuando estaba eligiendo regalos con toda esa alegría para el próximo aniversario, Amaya apareció de repente frente a ella con la prueba de embarazo. Y le anunció con orgullo, -Estoy embarazada, es hora de que salgas de la familia Santángel.-

Al ver la prueba de embarazo, todo el autoengaño de Doria en los últimos tres años se había convertido en un ataque fuerte realista.

Esos recuerdos se presentaron frente a ella, como para decirle, Doria, ¿crees que la mujer frente a ti es desvergonzada y repugnante? En realidad, tú también. Gracias al niño de aquel entonces, pudo casarte con él.

Eras igual, lo que hizo que Édgar se sentía mal.

Ahora solo alguien había vuelto a repetir su truco.

Claudia estaba molesta, -¿Cómo puede ser lo mismo? Él estaba soltero antes de casarte, pero Amaya sabía que ha cansado contigo. ¡Es una puta desvergonzada!-

-No me importa, es casi lo mismo.- dijo Doria, -De hecho, durante los tres años del matrimonio, no puedo dormir muy bien todas las noches. Pero no importa ahora, de hecho se vio obligado a casarme en aquel entonces, y ahora estamos divorciados. Muy bien, no le debo nada.-

Claudia insultó apasionadamente otra vez a esa pareja pilla durante media hora. Y después llevó a Doria a la habitación, porque tenía mucho sueño, -Viva conmigo, ya mi novio no está aquí. Esta casa es tan grande que tengo miedo de vivir sola.-

Doria asintió con un gran bostezo, -Buenas noches.-

Por la tarde del día siguiente, los papeles de divorcio aparecieron en el escritorio de Édgar, y su firma parecía ir a morderle.

Vicente Laguna miró la cara triste de su jefe, dio un paso adelante y dijo, -Gerente Édgar, he confirmado con la Villa de Lago hace un momento, la señora se mudó anoche, excepto por las pertenencias personales, no llevó nada más.-

Édgar cerró los papeles de divorcio y los tiró a un lado, -Salió de la casa, y no se llevó nada. ¿Qué está jugando conmigo esta vez, en tu opinión?-

Vicente no lo respondió, porque no era su esposa. ¿Cómo sabía la diversión entre la pareja?

Édgar no esperaba ninguna respuesta útil de él, y dijo en voz baja, -Vete.-

Vicente dio dos pasos y se volvió, -Gerente Édgar, el collar personalizado en París ha llegado, y ahora cómo...-

Este era un regalo de la Señora Édgar para el tercer aniversario de su matrimonio, pero ahora era inútil.

-Tíralo.-

Una palabra indiferencia.

Vicente respondió, -Sí.-

Después de que Vicente se fue, Édgar recogió los papeles otra vez. Mirando la firma, se burló, pero sus ojos estaban fríos.

Era una mujer que pudo llegar a su pretensión a toda costa. Arrastrando las mangas, le rogó que la salvara, y luego con el pretexto del embarazo, le obligó a casarse. La mujer complicada no podía ser tan simple.

Tenía un nuevo propósito, absolutamente.

Édgar arrugó los papeles con su mano y los tiró a la basura.

...

Doria esperó en casa durante varios días, pero no recibió ninguna noticia de Édgar. Y los mensajes enviados parecían desparecidos en el mar, como de costumbre.

Día 1: [¿Recibiste los papeles de divorcio? Lo he firmado. Dímelo, por favor. Tenemos que ir a la oficina de asuntos civiles para completar los trámites.]

Generosa y considerada, amable y educada.

Día 2: [¿Hola? ¿Recibiste mis mensajes? ¿Tienes alguna insatisfacción con los papeles de divorcio?]

Prudente y confiada.

Día 3: [Gerente Édgar, sé que está muy ocupado en el trabajo, ¿pero podría tomarse un poco de tiempo para divorciarse de mí? ]

Moderada y perseverante.

Día 4: [Édgar Santángel, ¿quieres continuar de esta manera? ¿Por qué te demoraste tanto tiempo? Si no quieres verme, entonces deberías terminar los trámites lo antes posible. Y nunca nos veremos en el futuro. Gracias.]

Emocional e imperativa.

Día 5: La otra parte había encendido la verificación de amigos y usted aún no era su amigo. Primero envíe una solicitud de verificación de amigo, y hasta que la otra parte haya permitido, podrá conversar.

Jaja.

Cabrón.

Doria inmediatamente dejó su teléfono, se levantó y se fue a la Club Crepúsculo.

Sin embargo, parecía no tener suerte, y en lugar de ver a Édgar, se encontró con su próxima esposa.

Amaya tenía una cita aquí con sus amigas. Tan pronto como se dirigió a la puerta, vio a Doria. Sonrió con desdén y se acercó con tacones altos, dijo con un tono sarcástico, -¿No te has extinguido el afecto? ¿Todavía quieres encontrarte con Édgar?-

Doria le echó un vistazo y no dijo nada.

Viendo su apariencia débil, Amaya estaba más excitante, -¿Por qué eres tan desvergonzada? Te he dicho que estoy embarazada, y todavía ocupas el puesto de la Señora Édgar. ¿No sabes lo feo que te ves como una acosadora?-