Mi Suegro 05 | Funeral

sprite

"El silencio... no siempre es señal de falta de palabras, sino de exceso de ellas". Lara Castro

...ᘛ...

10:00 - Londres...

" ¡Dios mio! ¿Qué hace este hombre abrazándome? “Tartamudeó.

Acostada con su suegro no muerto. Berriere recuerda cuánto tiempo había pasado desde que despertó abrazando a Kamael.

“No recuerdo un día específico. “En tu cabeza, las preguntas no se detuvieron. Mi matrimonio ha terminado, estoy solo.

“¿Debo correr el riesgo de ir a Seattle con mi suegro y comenzar un nuevo ciclo en otro país? “Todo esto la estaba consumiendo, como quien quiere cambiar el rumbo del conflicto en su mente piensa: mañana iré a la empresa. Intentaré organizar algunas cosas.

Bronck se despierta con Berriere hablando en voz alta y se da cuenta de que se está aferrando a ella. Todavía tengo sueño, créeme haber despertado asustada y no con los suyos casi gritando.

Sintiendo que la ha soltado, escucha un murmullo bajo.

“¿Qué diablos estoy haciendo con mi nuera? ¡perdóname Dios! “Susurros.

Berriere no quiere avergonzarlo, así que decidí quedarme callada y fingir estar dormida.

Levantándose, Bronck va al baño.

“Tengo que tomar una dirección en la vida. Ahora estoy solo. No tengo mas nadie más que mi suegro. Llorando, se sienta en la cama mirándose las manos.

" ¡Buen día! Su voz ronca la hace volverse hacia él.

" ¡Buen día! Apartando la mirada, responde en un susurro.

" ¿Esta sintiendo mejor? Pregunta acercándose preocupada.

" No. “Las lágrimas la consumen.

¿A qué hora llega tu doncella? – Pregunta levantándose yendo a su maleta.

"No lo tengo, ya dijo eso un par de veces. “Pones los ojos en blanco ante su cara de asombro.

“¿Qué quieres decir con que Kamael no puso a alguien para ayudarte? ¡Esta casa es enorme! Caminando hacia ella, Bronck se sienta a su lado.

“Digamos que mi difunto esposo era muy protector, no quería que yo trabajara fuera de casa y para no aburrirme limpiaba la casa. “ Tomando una respiración profunda, las lágrimas caen con insistencia.

" ¡Nuestro! Poniéndose de pie, dirige su atención a su maleta.

“Olvidémonos de este asunto. Acostada de espaldas a él, el llanto la hizo sollozar.

“Vamos, tienes que darte una ducha.

" Dejáme. “Usted pide cubrirse completamente.

“No, tenemos que despedirnos de Kamael.

" ¿Qué hora es? Con un tono de sorpresa, se encuentra mirando a Bronck con nerviosismo.

“A las diez y media, tenemos que irnos chica.

" ¿¡Ya!? ¡Nuestro! Yo dormí mucho. “Al levantarse se le olvida el camisón que tiene puesto. Bronck la mira con los ojos muy abiertos. “Estaré listo en 40 minutos. Responde dirigiéndose hacia el baño.

“Está bien, voy a tomar una ducha en la habitación de al lado.

Dejándola sola en su habitación, Berriere eligió un vestido y se duchó, preparándose para su última cita con su esposo. El llanto la acompañaba dondequiera que iba. Deseaba a toda costa que su marido entrara por la puerta y le besara la mejilla como siempre.

“Estoy lista para despedirme de mi esposo.

de su habitación, bajando las escaleras buscando a su suegro. Cómo prepararse primero se sienta esperando

Han pasado minutos, cuando finalmente desciende con un traje negro.

Ella piensa: Como me recuerda Kamael, ambos tienen buen

haremos? " Sacudiendo la cabeza positivamente extiende su mano. Berriere la toma y ambos van al auto.

Es muy caballeroso. pensó Berriere. Incluso con el conductor, él insiste en abrirle la puerta.

De camino al funeral se fijó en sus ojos rojos. Estaba seguro, había estado llorando y con el poco tiempo que estuvieron cerca, se dio cuenta que no es para hacerlo juntos. el chofer los lleva para el

mente, estaba analizando a su suegro. ¡Habla en serio y me pone nerviosa! Haciendo una pausa en el autoanálisis que estaba haciendo en su mente, mira las calles, perdiéndose en la imagen frente a él. Gente que iba a su trabajo oa una cita y se daba cuenta que hacía años que no vivía

el camino por las calles concurridas supe que vivía en una prisión, aunque no era lo que quería, era lo que su marido le hacía creer que era lo mejor para él. Las lágrimas caen de nuevo. Sin darse cuenta, siente la mano de su suegro sobre la suya y tira con fuerza, colocándola sobre su

Disculpame. “Esas palabras hacen que ella lo mire

siento, no estoy acostumbrado a este tipo de cosas. Se desahoga, desviando la mirada y dirigiendo su atención a

cosa sería ¿Que? Pregunta perplejo con los ojos muy

Se dan cuenta de que han llegado cuando el auto se

salir, Bronck da la vuelta para abrirle la puerta a

cabeza pensó: Ni siquiera Kamael fue

mano, la ayuda a salir del auto. Ella lo mira a los ojos haciéndolo avergonzar. Mirando hacia otro lado, se da cuenta de tres hombres parados en la entrada de la capilla. Berriere no entiende por qué están allí y mira a Bronck, que mantiene la vista

son? “Sin saber qué decir, la agarra del brazo mirándola a la cara. No sabía lo que estaba pasando por su mente, pero tenía la sensación de que no era nada bueno. Notó que su rostro pasó de la tristeza a

otro lado, se da cuenta de que uno de los hombres camina hacia él. Apretando aún más fuerte el brazo de Bronck, quien no la mira, pero permanece con los ojos fijos en el

¡Buen día! Señora. Mondovia. “Bronck lo mira serio, mientras Berriere retrocede en su memoria. el rostro del joven frente a él, desafortunadamente no

Mi Suegro novela 05 | Funeral de KiolaFritiz

En Mi Suegro novela 05 | Funeral autor KiolaFritiz los detalles son llevados al clímax. Es porque ella no llora por sí misma, administrará el tiempo de trabajo y descanso de la heroína. Pero cuando está enojado, no levanta la voz para asustar a la gente, no hay clase de clase como enseñar a los niños. Toda su actitud hacia la protagonista femenina es sentida por todos. Sigue a Mi Suegro KiolaFritiz 05 | Funeral en readerexp.com