Sortilegio Capítulo X: Fiesta

sprite

Toda la familia de Samanta se encontraba consternada por lo sucedido. Su padre estaba muy molesto ese hombre unos minutos antes le había prometido que haría feliz a su hija. Si ella no se hubiera dado cuenta de las cosas a tiempo. En ese momento ya sería su esposo. Se acercó hacia donde se encontraban sus hijas un poco apenado.

—Mi pequeña ¿Cómo te sientes?

—Aunque sea muy difícil de creer estoy muy bien. Me siento liberada.

—Tú no te merecías eso.

—Nadie se merece ser traicionado, pero es algo imposible de evitar.

—En eso tienes toda la razón. Me tranquiliza el ver lo fuerte que estás.

—Ya lloré todo lo que debía llorar y ahora solo quiero olvidarme de todo lo sucedido y rehacer mi vida. Volver a ser feliz como antes de que él apareciera.

—Estoy seguro que muy pronto lograrás conseguir eso.

—Algo me dice que tienes razón papá. Por el momento me dedicaré a hacer crecer la empresa que tanto trabajo te costó levantar.

—Sé que lograrás hacer todo lo que te propongas en esta vida mi pequeña —le dijo su padre mientras le daba un fuerte abrazo.

—Mi otra niña, para ti ha de haber sido muy difícil el hecho de tenernos que dejar e irte a otro país sola solo por la que tú creías era la felicidad de tu hermana. Me siento tan orgulloso de ambas de cómo se quieren y apoyan entre sí.

—Es algo que ustedes nos enseñaron que siempre debemos de apoyarnos como familia y siempre estar en las buenas y en las malas.

Seguidamente todos se dieron un fuerte abrazo. Luego del momento emotivo que habían tenido siguieron disfrutando de la fiesta. En eso estaban cuando aparecieron los padres de Fernando frente a Samanta.

—Hija se nos cae la cara de vergüenza, jamás nos imaginamos que nuestro hijo te fuera a hacer algo así —le dijo la madre de Fernando.

—Quiero que te quede algo en claro, nosotros dos jamás aceptaremos a Jazmín como nuestra nuera.

—Les agradezco porque yo sé que su cariño hacia mí es sincero y es por esa razón que lamento la manera en la que revele toda la verdad. Espero no estén molestos conmigo.

—Jamás podríamos molestarnos contigo. La que debería estar molesta eres tú. Porque no supimos educar a nuestro hijo de una manera correcta —le dijo la madre de Fernando.

—El único que tiene responsabilidad en lo sucedido es Fernando. Ya no es un niño al que ustedes puedan controlar. Tengan por seguro que si alguna vez necesitan de mí pueden contar

—Eres tan linda.

—Deberían de quedarse a la fiesta. Parte de ella la pagaron ustedes.

creemos que sea lo correcto. Tus padres se han de encontrar molestos en estos momentos.

—Lo están, pero al igual que mi persona. Lo están con Fernando, no con ustedes.

En eso Margot quien había escuchado lo que había estado hablando su hermana con sus ex suegros intervino.

—Mi hermana tiene razón, deberían quedarse al final de cuentas ustedes no deben porque pagar por las acciones de su hijo.

Luego de tanta insistencia por parte de las mujeres, aceptaron quedarse en la fiesta. La fiesta continuó como si nada, todos los invitados que se habían quedado disfrutaron de cada una de las sorpresas que se encontraban preparadas para esa noche. Lo único diferente era que en lugar de estar celebrando el matrimonio de Samanta, lo que se encontraban celebrando era el hecho de que ella se había podido librar a tiempo del que sería el peor error de su vida.

comer y bailar un poco los padres de Fernando decidieron que era hora de retirarse. Así que se acercaron a Samanta para despedirse de

nuevamente quiero ofrecerte una disculpa por el daño que te causó

le dije antes no tiene nada de qué disculparse. Ustedes dos no tienen la culpa de las acciones de su hijo Fernando ya que es un hombre hecho que sabe muy bien lo que hace y ustedes no son responsables de sus decisiones tanto buenas como malas.

dulce hija, lamentare por siempre que por las tonterías de mi hijo no terminaste formando parte de nuestra

me ha apoyado y se ha portado a la altura conmigo, así que aunque no me encuentre casada con su hijo quiero que les quede claro que siempre podrán contar

pronunciar esas palabras abrazo a los que alguna vez fueron sus suegros. Ellos se disculparon con los padres de Samanta los cuales le respondieron de la misma manera que ella. Que ellos no tenían la culpa de las acciones de su hijo. Seguidamente los señores se retiraron

fiesta continuó por alrededor de dos horas más. Como cierre de aquel evento llegó una batucada para darle emoción a la noche. Todos los ahí presentes se comenzaron a colocar sombreros de colores, pelucas, collares. Se les repartieron algunos globos y comenzaron a bailar al ritmo de los

se dio por terminada la fiesta todos los invitados se acercaron a Samanta. Algunos le daban ánimos otros la felicitaban por la fortaleza que había mostrado y el coraje que había tenido para desenmascarar al que era su prometido y la que era su mejor amiga. Al final del evento solo quedó su familia junto a ella en aquel

que sepas que cuentas con nosotros para lo que necesites. Sea cual sea tu decisión, aquí estaremos

Sortilegio de Sofía Benítez Capítulo X: Fiesta

En Sortilegio novela Capítulo X: Fiesta , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro Sortilegio fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En Sortilegio de Sofía Benítez Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Capítulo X: Fiesta y los capítulos posteriores de la serie Sortilegio en readerexp.com