Sortilegio Capítulo XXII: Una nueva oportunidad

sprite

La sorpresa de Maximiliano dejo más enamorada que nunca a Samantha, ella se sentía tan feliz que parecía que su corazón se le saldría del pecho.

—¿Cuéntame qué tal estuvo tu salida junto con Maximiliano? —le pregunto su hermana.

—Todo estuvo espectacular, te agradezco por ayudarlo a prepararme tan bella sorpresa, jamás hubiera imaginado que él prepararía algo así para sorprenderme.

—Hermanita, él si es un hombre de verdad, no como lo que tenías antes. Estoy segura que con Maximiliano podrás ser muy feliz y él si sabrá tratarte como tú te lo mereces.

—De eso estoy segura, pero tengo que admitir que me da un poco de miedo su familia, te recuerdo que ellos presenciaron mi fallido matrimonio y no sé si tendrán perjuicios por eso.

—Para comenzar, lo que te debe importar en este momento es la opinión de él y no la de su familia, estoy segura que luego te podrás ganar a su familia, si es que en un primer momento no te reciben bien.

—También me pongo a pensar en nuestros padres, no sé si tomarán de la mejor manera el hecho de que me encuentre en una relación tan pronto.

—Nuestros padres te aman inmenso, estoy segura que si te ven realmente feliz junto a él, terminarán aceptando su relación.

—Yo sé que ellos me aman, bueno nos aman demasiado, pero no estoy segura si ellos podrán aceptar que pronto esté en una nueva relación.

—No quiero que sigas haciendo eso, de preocuparte por los demás y no por ti misma, quiero que comiences a pensar más en ti que en los demás, ni nuestros padres, ni los de él van a vivir la vida de ustedes dos.

—Entiendo lo que me dices, pero a veces es muy difícil no pensar en la reacción que tendrán en los demás las decisiones, que uno toma.

—Siempre he admirado tu entrega por la familia y en la manera que siempre te has preopado por todos nosotros, pero tienes que entender que no vas a depender toda la vida de lo que los demás opinen de ti.

—Me gustaría que fuera tan sencillo como lo dices, pero me es muy difícil olvidarme de todo y solo disfrutar.

—Aunque te resulte difícil, me gustaría que comiences a hacer eso, a olvidarte de lo que los demás piensen sobre ti y comiences a disfrutar de todo lo que la vida se encuentra dándote en este momento.

—Te haré caso y comenzaré a hacer todo lo posible por dejar de pensar en el hecho de lo que pensaran los demas y comenzaré a disfrutar de lo que esta relación me está regalando en este momento, y eso es mucha felicidad.

—Asi me gusta, esa es mi hermana.

Después de decir eso, ambas se dirigieron hacia sus respectivas habitaciones, ya que era un poco noche.

Al día siguiente

Textos de Maximiliano

—¡Buenos días! Llegaré por ti y te llevaré hacia tu trabajo, si te parece bien, claro.

Samantha se emocionó demasiado al leer ese mensaje de texto. Le respondió rápidamente.

—¡Buenos días! Claro que estoy de acuerdo, con que pases por mi, en una hora estaré lista.

—En una hora estaré frente a tu puerta.

Samantha se dispuso a seguirse alistando. Salió apresurada de su habitación, ya que hacía falta poco tiempo para que Maximiliano pasará por ella. Margot se encontraba en la cocina preparando el desayuno para ambas.

—El desayuno casi está listo, espera un momento.

algo en la oficina, gracias.

—¿Y eso? A ti nunca te ha gustado la comida de la cafetería de la empresa.

—Lo que sucede es que Maximiliano vendrá por mi, y yo sé que él es un hombre muy puntual.

—Al igual que tú —le dijo su hermana.

—Asi es, y ni me gustaría que comenzará a llegar tarde debido a mi.

siendo así para que no tengas que comer la comida de la cafetería, te pondré el desayuno que te he preparado para llevar.

parece bien, te agradezco tanto, voy a extrañarte mucho.

falta algunas semanas para que me vaya, así que todavía no es necesario que te pongas sentimental. Además estoy buscando la manera de poder dirigir todo desde aquí, para poder estar más tiempo cerca de mi

sabes lo que me emociona escucharte decir eso —Samantha se dirigió hacia donde se encontraba su hermana para

—Te quiero tanto.

te quiero a ti y lamento mucho el haberme

ya quedó en el olvido.

se separaron del abrazo, Margoth comenzó a preparar la comida, para que su hermana se la llevará hacia su trabajo. En eso sonó el timbre de la casa de Samantha, ella muy emocionada se apresuró a abrir la puerta. Se llevó una desagradable sorpresa al darse cuenta de que la persona que se encontraba afuera, no era Maximiliano sino que era Fernando.

—¿Qué haces aquí?

que te me ibas a escapar para siempre, fue muy fácil dar con la información sobre hacia donde te habías

Sortilegio de Sofía Benítez Capítulo XXII: Una nueva oportunidad

En Sortilegio novela Capítulo XXII: Una nueva oportunidad , el contenido de la serie fue llevado al clímax. Honestamente, la única razón por la que me gustó el libro Sortilegio fue por el protagonista masculino. Es uno de mis dos protagonistas masculinos favoritos hasta ahora. En Sortilegio de Sofía Benítez Ambos fueron elegantemente educados, tranquilos como si nada pudiera excitar sus nervios. Lea Capítulo XXII: Una nueva oportunidad y los capítulos posteriores de la serie Sortilegio en readerexp.com