(COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 34

sprite

Como había mencionado anteriormente, hicimos apresurados y arriesgados planes, lo que llevaron a apresuradas y arriesgadas acciones. Ni bien terminamos de desayunar ayer, nos tomamos un tiempo para sacar un vuelo para hoy. Unas cuantas horas después de abordar en la comodidad de mi avión privado, que me permití usar, ya que no tenía de quién ocultarme ahora, estábamos de nuevo en los Estados Unidos.

Cómo era de esperarse, luego de tomar nuestras posesiones y salir fuera del aeropuerto, un mar de impacientes paparazzis nos esperaban con sus cámaras y micrófonos.

"¿Señorita Wilson, de quién es este bebé"

"¿De dónde salió?"

"¿Estuvo ocultando su embarazo todo este tiempo?"

"¿Fue un embarazo no planificado?"

Todo este tipo de preguntas atentaban contra nuestros oídos, por lo que cubrí a Samuel con una manta para evitar que le dieran los flashes de las cámaras y le tomaran fotos que luego serían publicadas.

"¿Es hijo de su ex-prometido, Nicolas Augier?"

"¿Se casarán debido a esto ahora?"

"Nos enteramos que tuvo varios encuentros con distintos hombres del entorno, ¿Acaso por eso terminó con Nicolas? ¿Se embarazó y no era hijo de él?"

—Solo tengo que decir que mi ausencia se debió a los trámites de adopción que estuve realizando— no quería seguir oyendo especulaciones sobre mi vida, era tan incómodo.

"¿Por qué decidió adoptar antes de casarse?"

"¿Él será el heredero de los hoteles Oslo?" "¿Desea tener más hijos en el futuro?"

—Él puede ser adoptado pero aún así es mi hijo y, como tal, tendrá todos sus derechos. Ahora si me disculpan, fue un viaje agotador y deseamos descansar ahora mismo— fuimos abriéndonos pasos entre los periodistas para entrar al auto que nos habían enviado.

—Ya, lo más difícil pasó, tranquila— Dios quiera que eso haya sido lo más difícil.

—Aún no, todavía tengo que lidiar con Rosalie Lacroise— puede que no lo haya parecido, pero he tenido a esa imbécil muy presente estos días.

—De seguro aprovechó tu ausencia y ya engatusó a Nicolas— eso era lo de menos, tenía que esperar saber con qué me iba a amenazar ahora.

—Si es así, sería un problema menos y ya no tendría razones para acercarse a mi o a Samuel— aunque le había dicho eso a Sam no dejaba de pensar en Nicolas y Rosalie, ¿Y si es verdad? ¿Qué tal si me olvidó y ahora está enamorado de ella?

Ni siquiera entiendo por qué sigo pensando en él, desde que nos comprometimos quise que se alejara de mi pero ahora, solo el mas mínimo pensamiento en esa posibilidad me molesta.

—¡Hey! tierra llamando a Alice— estaba teniendo pensamientos muy intensos al respecto que me había perdido en mi mundo —Te estaba diciendo que haré que lleguen todas tus cosas y las de Samuel en unos días a tu apartamento, así no tienes que preocuparte por eso.

—Gracias, Sam— es verdad, ahora a preocuparme por cosas más importantes.

Cuando llegamos a mi apartamento, algo se sentía diferente. El hecho de que Sam y ahora Samuel estuvieran aquí conmigo lo hacían sentir como un hogar, pero aún tenía la sensación de que algo faltaba.

—Me iré con Mia para encargarme de que todas tus cosas lleguen a tiempo— la sensación de vacío me llenaba ahora más si Sam se va.

—Está bien pero, ¿Estarás para cenar, verdad?— tenía la esperanza de que me dijiera de regresaría más tarde.

—Creo que no, primero debo ir a ver a mi familia— se notaba cierto entusiasmo por ver a su familia de nuevo, habían unos largo meses desde que nos fuimos, el que se extrañaran era evidente.

—Entiendo Sam, ya hiciste mucho por nosotros dos, saludalos de mi parte, por favor— después de que Sam se fue decidí descansar un rato junto a Samuel, la verdad es que una cesárea y varios viajes en tan poco tiempo no fue una buena idea en lo absoluto.

Me quedé dormida profundamente hasta que el llanto de Samuel me despertaron sorpresivamente, fui rápidamente a ver que le pasaba y al parecer solo quería que lo tuviera en brazos, ya que su llanto sesó en el momento en el que lo cargué, este niño se está volviendo más quisquilloso con cada día.

Caminé con él por todo el apartamento hasta que se durmió nuevamente, volví a ponerlo en su cuna y me dirigí a la cocina para tomar un poco de agua.

del timbre me hizo tomar mi agua de prisa, corrí a abrir creyendo que era Sam la persona del otro lado de la puerta, pero al recordar que ella tiene llaves y que, además, me había dicho que iría con su familia me hizo detenerme. Por mi mente ya me estaba imaginando quién podría ser por lo que empecé a ponerme algo ansiosa. Tomé valor y abrí la puerta decidida, al hacerlo, Nicolas no me dejó ni reaccionar ante su presencia, puso sus manos alrededor de mi cuello, pensé que iba a ahorcarme pero tan solo me miró con esos ojos, lleno de nostalgia y me besó. Era un beso lleno de desesperación, como si hubiese estado esperando por el todo este tiempo, se alejó de mi para tomar aire y pegó su frente a la mía.

—Nicolas...— supuse que podría llegar a ser él pero aún estaba sorprendida.

Alice? Me estaba matando tu ausencia, ahora se lo que se siente que te arranquen una parte del corazón— mientras decía esas palabras me abrazó intensamente, como si no me fuese al soltar jamás.

miedo de no volver a verte de nuevo— el tiempo pareció detenerse durante su abrazo, correspondí a su abrazo después de que mi cuerpo dejara de debatir entre seguir resistiéndose o no. Lo extrañaba, tenía que admitirlo, extrañaba su toque, su aroma, extrañaba

abrazo fue interrumpido por un nuevo llanto de Samuel, ni bien lo escuchó, Nicolas, levantó la cabeza y dirigió su mirada a la habitación. Cuando supe lo que estaba intentando hacer tuve que detenerlo, no podía dejar que se acercara a él y empezara a especular sobre el evidente parecido a mi y

qué no quieres que pase?— las razones eran evidentes, no para él, pero no podía dejar que

deberías irte por hoy. Agradezco tu visita, pero nosotros acabamos de llegar y estamos realmente cansados— pensé que iba entrar en razón rápido y aceptarlo, pero evidentemente olvidé con quién esta

¿Adoptaste un bebé? ¿ADOPTASTE UN BEBÉ AÚN CUANDO TE DIJE QUE PODÍAS TENER UNO CONMIGO?— vuelve a tus sentidos, Alice, este es verdadero

cálmate y baja la voz— ya no sabía por qué preocuparme más, qué si por Samuel que lloraba desconsoladamente o por Nicolas que no sabía que era capaz de hacer si lo hacía enfurecer.

—ESTA...

la voz!— si no nos estábamos entendiendo, fue mi turno de elevar un poco el tono.

tu forma de demostrarme que ya tienes una familia? Demostrarme que no me necesitas en tu vida— notaba cómo el delirio se hacía presente en su mente.

(COMPLETO) El Loco De Mi Prometido novela Capítulo 34

En (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Capítulo 34, el amor entre él y ella es hermoso y cálido. Me gusta mucho su personalidad sobria y decidida, a diferencia del conejito blanco colegiala de voluntad débil. Cuando está en peligro, sabe cómo protegerse. Cuando no sea reconocida por todos, usará sus acciones para demostrarlo todo. Por supuesto, una heroína de élite también se debía a que su presencia apoyaba el cielo para ella. Lee (COMPLETO) El Loco De Mi Prometido Ara Borealis Capítulo 34 en readerexp.com