Matrimonio de primera Capítulo 202: Jaime era más importante que ella

sprite

Leer Matrimonio de primera novela Capítulo 202: Jaime era más importante que ella

La novela Matrimonio de primera Capítulo 202: Jaime era más importante que ella es muy buena. En Capítulo 202: Jaime era más importante que ella, no podía dejar de leer. He leído bastantes historias de Gato volador , pero con el libro Matrimonio de primera, todavía tiene mucho regusto por sí mismo. La belleza de la historia Gato volador es que, por dolorosa y angustiosa que sea, sigue atrayendo a personas que no pueden darse por vencidas. No es una fantasía color de rosa, que una niña Cenicienta se enamore de un príncipe en un caballo blanco, luego los dos se dan la mano y viven felices para siempre. Pero el amor es una cosa pequeña en un centenar de otras cosas en la vida. Lee la Matrimonio de primera novela Capítulo 202: Jaime era más importante que ella en readerexp.com

Apolo llevó a Yadira a salir de la puerta de atrás del Grupo Auge.

Fuera de la puerta un coche negro estaba esperando a ellos.

Cuando los dos acercaron al coche, un guardaespalda les abrió la puerta, Apolo empujó a Yadira a subir al coche, él observó los alrededores y subió también.

Después de subir los dos, el chofer encendió el coche enseguida.

Apolo exhaló un suspiro de alivio por llevar Yadira a salir de la empresa exitosamente.

Sin embargo, cuando él volvió a mirar a Yadira, empezó a preocuparse por ella.

-Yadira, ¿estás bien?-

Después de decir esto, él tomó cuenta de que era una pregunta tonta.

Lo que ocurrió fue grave, era imposible que Yadira estuviera bien.

Ella y Delfino eran de matrimonio legal, pero apareció una foto del certificado de matrimonio, y esto hizo que ella se convirtió en una amante.

No sola Yadira se sentía mal sobre esto, incluso Apolo también se sentía muy incómodo.

Sin embargo, Yadira se sentaba en el coche sin expresión, la cara era pálida, no se movió tampoco habló. Apolo le preocupaba por el estado de ella.

-No te preocupes, este asunto no es tan grave como lo que crees. Tienes que

confiar en Delfino, él va a resolverlo.- Apolo intentaba de consolarla.

Pero descubrió que sus palabras no funcionaron nada.

Él se rascó la cabeza irritablemente, las mujeres eran un tipo de criatura complicada.

Yadira volvió a mirarlo, al fin dijo la primera frase después de verle, -¿Dónde está Delfino?-

-Él…- Apolo vio que la expresión de Yadira no era normal, pero no quería mentir a ella, -Él se fue a la zona de desarrollo de las afueras para hacer inspección, ahora está regresando, debe llegar en una hora.-

-Bien.- Yadira respondió, apoyando a la espalda del asiento, no dijo más.

Apolo vio esto, tampoco dijo nada.

Mil palabras de él no se podían compararse con una palabra de Delfino.

El coche conducía al apartamento de Apolo.

El apartamento de Apolo era una suite dúplex de un barrio de lujo.

Mientras él abrió la puerta, explicaba a Yadira, -Antes Celeste te siguió a la villa de Delfino, ahora debe tener muchos periodistas escondidos en ahí, por eso te llevo a mi apartamento…-

Apolo la trataba muy amable por que tenía escrúpulo a su estado de ánimo.

-Gracias.- Yadira le agradeció sin expresión facial, y entró al apartamento detrás de él.

Después de entrar, Apolo le preguntó, -¿Quieres tomar agua o otras bebidas?-

Yadira sacudió la cabeza.

Pero al fin Apolo le sirvió un vaso de agua caliente.

Después de un rato, Yadira extendió la mano hacia Apolo, -Dame mi móvil.-

-En tu móvil no tiene nada de mirar, podemos charlar, ¿verdad?- claro Apolo sabía las palabras de insultos de la internet, por eso no quería devolverla su móvil.

Yadira no lo insistió.

En este momento, sonó el timbre.

-Debe ser Delfino.- mientras hablando, Apolo se levantó para abrir la puerta.

Al fin Yadira reaccionó.

Ella volvió a mirar a la puerta, pero la persona que entró no era Delfino, era Noela.

Noela siempre no tenía paciencia, y vino con el vestido de drama, las horquillas en su cabello eran desordenadas, explicando que ella vino con mucha prisa.

-¡Yadira!- Noela corrió hacia Yadira, abrió la boca y quería decir algo, pero sólo dijo una frase, -Todo va a resolver.-

Yadira asintió con la cabeza, -Sí.-

Noela observó Yadira, descubrió que, excepto que ella tenía la cara pálida, no se veía la anormalidad de su estado de ánimo.

Pero Noela se preocupaba mucho por esta calma.

Ella y Apolo miraron mutuamente, Apolo sacudió la cabeza, porque no podía hacer nada.

En este momento, las tres personas sentaron en el salón, nadie hablaba.

Delfino llegó una hora después.

Una vez que Apolo abrió la puerta, Delfino caminó hacia Yadira.

Cuando casi acercaba a Yadira, sus pasos se convirtieron lentos.

La acercó, se acuclilló y tomó su mano, -Yadira.-

Yadira se levantó la cabeza, la cara era muy pálida, pero no lloraba, -Aquí estás.-

-Sí.- Delfino asintió con la cabeza, parecía querer decir algo.

Pero solo dijo una frase finalmente, -Confíame.-

Yadira no dijo nada.

¿Ella no le confiaba?

Por siempre, él era la persona que ella más confiaba.

Incluso que ella fue involucrada en el asunto de Internet, ella no tuvo miedo, sabía que Delfino iba a resolverlo.

Yadira miró fijamente a Delfino, no se veía sonrisa en sus ojos bonitos, eran vacíos e indiferentes.

Después de un rato, ella preguntó, -¿Él hizo esto?-

En otro lado Apolo y Noela miraron mutuamente, no entendieron quién era este “él”.

Delfino sabía que lo que Yadira se refería era Jaime.

Hubo un periodo en que Perla puso contacto con Jaime, incluso quería entrar a la industria del entretenimiento por él.

Era razonable que si se explicaba que este asunto fue planeado por Jaime y Perla.

Por la primera vez, Delfino no se atrevió a mirar a los ojos de Yadira, apretaba los labios, volvió a mirar al otro lado, las manos que estaban en el lado del cuerpo se aferraron al puño.

-Jaja.-

De repente, Yadira se rio en voz ronca.

-Hasta ahora todavía no puedes creer que él esté en tu lado opuesto y se oponga a ti.- Yadira se paró un momento, - Aunque él me puso en el vórtice de rumores y publicidad, aunque esta vez él lo hizo todo, siempre crees que él sea tu hermano…-

-Te voy a dar una respuesta.- Delfino interrumpió las palabras de Yadira, su voz era ronca y firme.

Parecía que al fin Yadira fue enfurecida, su voz se convirtió en aguda, -¡No necesito tu respuesta! ¿Qué tengo que ver contigo? ¡No tenemos nada que ver.-

Delfino explicaba a ella, -No sé el certificado de matrimonio.-

Yadira sacó su mano, no gritó más.

Parecía que Delfino era indiferente, pero realmente él precisaba sus amistades, especial a las personas alrededor de él.

Él no podía creer que Jaime lo hizo, por eso no dijo con Jaime.

Por eso Jaime lo hizo varias veces.

Delfino no era un hombre indeciso, pero para él Jaime era muy importante, por eso quería dar oportunidades a Jaime.

Pero las oportunidades que él dio a Jaime, estaban establecidas en los daños de Yadira.

Era decir, para él, Jaime era más importante que Yadira.

Delfino no detuvo las acciones de Jaime, por eso causó el asunto de hoy.

Al lado Apolo y Noela escucharon la conversación de ellos, se quedaron sorprendidos.

Noela preguntó increíblemente, -¿Jaime hizo esto?-

-¿Por qué hizo esto?- Apolo tampoco podía creer.

-Estoy un poco cansada, quiero descansar.- Yadira miró hacia Noela, -¿Puedo ir a tu casa?-

Noela se levantó de inmediato, -Claro que sí.-