Matrimonio de primera romance Capítulo 421

Como a Noela le surgió algo urgente, ella dejó a Apolo venir.

Apolo las llevó a la casa de Noela.

-Hay frutas y yogur en la nevera, y también verduras y carne. Los bocadillos están aquí.

Apolo mostró la nevera y el casillero como si hubiera estado en su propia casa. Además, la señaló dónde estaba el baño y dormitorio.

-Puedes llamarme si tienes algo necesario, Noela regresará un poco tarde esta noche.

Acabó de decir todo, Apolo volvió la cabeza y vio a la sonrisa rara de Yadira.

Un poco tímido, Apolo se rascó la cabeza, -De todo modo, dime si me necesitas.

Yadira se puso seria, -Muchas gracias.

-No hay de qué, ya que eres la amiga de Noela y también la esposa de Delfino, pues eres mi amiga.

Yadira recordó que, según decían, la familia de Apolo había sido mafia antes, pero a medida que creció Apolo, su padre abandonó los negocios ilegales.

Probablemente debido al impacto de la familia, Apolo era un hombre que importaba mucho la lealtad y hermandad.

Dejó de la cortesía demasiada, Yadira lo aceptó.

-En cuanto a Delfino, no te preocupes tanto, tendremos remedio -aunque estaba consolándola, Apolo también frunció el ceño con obvia preocupación.

Después de que Apolo salió, Yadira tomó un poco verduras y carne para cocer.

Raquel ya había tenido mucha hambre, y se puso a comer de prisa.

Mientras la fijaba para evitar que se ahogara, Yadira pensaba en la situación de Delfino.

Xulio le dijo antes que Delfino parecía sufrir la amnesia porque Licia lo había llevado a hipnotizar para bloquear su memoria.

La diferencia en la profesión hace que uno se sienta mundos separados. Aunque había escuchado la hipnosis, el caso de Delfino fue más allá de su conocimiento.

Yadira buscó la definición de hipnosis en Internet.

Decían que se trataba de un profundo señal psicológico, entonces, ¿si era similar que la psicología?

Justamente Mariano Magrina era un psiquiatra.

Debería saber qué era la hipnosis.

Al recordó eso, Yadira tomó el teléfono y llamó a Mariano.

Cuando se contestó, oyó que Mariano dijo en voz baja, -Perdone, tengo que cogerlo.

Podía que dijera cubriendo el móvil, y el sonido no se oyó bien.

Sonó otra voz, -No pasa nada.

Luego era el sonido de deslizarse la silla, y a continuación, se escuchó claramente las palabras de Mariano, -Yadira.

-¿Tienes paciente ahora? Siento mucho molestarte -Yadira le disculpó.

Mariano bromeó, -Tranquila, a mi paciente no le importa que conteste la llamada.

Parecía que eran palabras muy íntimas, pero las dijo sin sentido frívolo ni ambiguo.

Yadira le preguntó directamente, -¿Sabes la hipnosis?

-¿La hipnosis? Más o menos, ¿qué pasa? -Mariano era sensible, y entendía que ella no la mencionaría sin razón. Entonces expresó su preocupación sin darse cuenta.

-Solo quiero saber si la hipnosis puede...

-Mamá, he terminado.

Yadira levantó la cabeza y vio que Raquel le estaba mostrando su bol vacío.

Comentarios

Los comentarios de los lectores sobre la novela: Matrimonio de primera