Sortilegio Capítulo XXIII: ¡No lo permitiré!

sprite

Mientras las mujeres se encontraban hablando con Fernando e intentado que esté se fuera. Llegó Maximiliano a la casa de Samantha.

—¡Buenos días! —dijo él.

—Que milagro el encontrarte por aquí amigo.

—Vivo en este edificio, asi que si viene por aquí es muy probable que me encuentres por aquí.

—Que coincidencia, mi ex prometida se ha mudado hacia este lugar, ustedes dos ya se conocen verdad. Ya que tú estabas de invitado en nuestra fallida boda.

—Asi es, yo estuve presente cuando ella reveló que le fuiste infiel.

—Eso fue solo un mal entendido, el cual quiero aclarar con ella, pero es una mujer un poco difícil.

—Eres un descarado, yo misma te descubrí besándote con ella —le dijo Margoth.

—Ella se sentía mal, yo solo me encontraba dándole respiración boca a boca, tú mal entendiste la situación.

—Te recuerdo que en su momento te creí eso, es más hasta me fue del país para dejarte ser feliz con mi hermana y evitar que mis ganas de decirle la verdad salieran a relucir.

—Fernando, creo que ya es hora que te vayas hacia tu casa o empresa si es que aún trabajas.

—Sabes que soy un hombre muy comprometido con la empresa de mi padre, así que tienes toda la razón, esta vez estoy llegando un poco tarde. Solo quiero que sepas que vendré a visitarte nuevamente —le dijo con una amplia sonrisa en el rostro, acto seguido se retiró del lugar.

—Es un hombre tan detestable, me dieron ganas de romperle la cara.

—Nada hubieras ganado con eso, bien lo sabes. Es mejor así, no darle motivos para seguir cerca de nosotros.

—No necesitamos darle más motivos para eso, escuchaste lo que dijo, volverá mañana y pasado y todos los días que sea posible. Él ya dijo que volverá a molestarte. Tenía ganas de decirle que ahora estás conmigo, pero es algo que debemos de hablar nosotros y yo esperaré hasta que ya estés lista para revelar a todos la verdad.

—Te agradezco mucho, bueno, creo que lo mejor será que salgamos en este momento hacia el trabajo, ya que llegarás muy tarde.

—Eso no es algo importante en este momento, quiero saber ¿Cómo te sientes? ¿Quieres que hable con el administrador del edificio?

—Ni te preocupes, imagino que no se atreverá a regresar sabiendo que tú vives aquí. Lo que más ama, sobre molestarme es su buena reputación. Es por eso que me sigue persiguiendo, por su reputación lo que él quiere es que yo lo perdone y ante todos demostrar que lo que sucedió el día de nuestra boda no fue nada para él y que logró que yo superará esa etapa.

—Me quieres decir que él solo te ve como un premio, el cuál no quiere soltar para que la sociedad no lo vea mal.

Es por eso que te digo en algún momento tendrá que olvidarse de mi, cuando tenga un nuevo juguete.

—Y ¿Qué pasó con tú amiga?

—Luego de la exposición que le di, su familia la envío fuera del país, en este momento me ha de estar odiando, pero la verdad estaba llena de dolor y no medi las consecuencias de lo que pensaba hacer.

—No puedes estarte culpando por eso, ella misma eligió su camino, cuando se atrevió a engañar a la que se suponía era su mejor amiga.

—Puede que tengas razón, pero de igual manera me duele mucho que ella la esté pasando mal, estoy segura que se había enamorado de Fernando.

—Lo bueno es que tú ya no sientes nada por él, y considero de que es momento de que nos vayamos al trabajo.

—Tienes toda la razón.

un momento —le dijo Margot a su

ingreso al departamento y fue por la comida que había empacado para su hermana.

esto —le dijo

toda la razón, muchas

eso Samanta salió con Maximiliano con dirección a su trabajo.

deseo un excelente día, cuídate y cualquier cosa me llamás. Me avisas cuando vayas para tu casa, para venir por ti —le dijo Maximiliano antes de irse.

del vehículo y se quedó despudiendolo cuando estaba a punto de ingresar a la empresa alguien la tomo por el brazo. Y la hizo

estás engañando con ese, de eso se trata, él si es buen prospecto para ti, tiene más dinero que yo verdad.

un movimiento y se soltó del agarre que le estaba haciendo

Leer Sortilegio novela Capítulo XXIII: ¡No lo permitiré!

La novela Sortilegio Capítulo XXIII: ¡No lo permitiré! es muy buena. En Capítulo XXIII: ¡No lo permitiré!, no podía dejar de leer. He leído bastantes historias de Sofía Benítez , pero con el libro Sortilegio, todavía tiene mucho regusto por sí mismo. La belleza de la historia Sofía Benítez es que, por dolorosa y angustiosa que sea, sigue atrayendo a personas que no pueden darse por vencidas. No es una fantasía color de rosa, que una niña Cenicienta se enamore de un príncipe en un caballo blanco, luego los dos se dan la mano y viven felices para siempre. Pero el amor es una cosa pequeña en un centenar de otras cosas en la vida. Lee la Sortilegio novela Capítulo XXIII: ¡No lo permitiré! en readerexp.com