Sortilegio Capítulo XXIV: Mal rato

sprite

Luego de pronunciar aquellas palabras, Fernando se fue del lugar. Samantha estaba un poco asustada, nunca antes lo había visto actuando de esa manera. En un inicio ella pensó que con la exposición que le dio el día de la boda, iba a ser más que suficiente para que él la dejara de buscar, pero se ha dado cuenta con el paso de los días, que eso solo sirvió para que él se obsesionará aún más con ella.

Cuándo por fin logró tranquilizarse, subió hacia su oficina. En el sitio ya se encontraba su asistente, la cual al verla se preocupó demasiado.

—Señorita, ¿Se encuentra bien?

—Sí, lo estoy.

A pesar de que Samantha le indicó de que se encuentra en perfecto estado, ella no la veía para nada bien.

—¿Está segura que se encuentra bien?

Si lo estoy, en estos momentos lo único que necesito es que comencemos con los pendientes del día.

Samantha se convenció a sí misma que lo mejor sería realizar sus actividades con la mayor normalidad posible. Ella espera que pronto Fernando sé de por vencido y se dé cuenta de que lo de ellos es un imposible. Ella por mucho tiempo lo amo, pero en este momento ya no lo hace. Gracias a Maximiliano, ella se está dando una nueva oportunidad para amar luego de la tradición que sufrió por parte de Fernando y su amiga.

La mañana pasó entre papeles y reuniones. A eso del mediodía recibe una visita inesperada en su oficina.

¡Toc! ¡Toc!

—Adelante— dijo Samantha.

—Señorita Samantha, un caballero llamado Maximiliano ha venido a visitarla ¿Quiere que lo haga pasar?

El corazón de Samanta comenzó a latir a 1000 km/h. Ella no se esperaba esa sorpresa.

—Por supuesto, hazlo pasar en este momento.

La asistente de Samanta salió de la oficina y el índico a Maximiliano que podía ingresar.

—Amor, no sabes la alegría que me da poder verte. Todo este tiempo que he estado sin ti se me ha hecho una eternidad, es por eso que decidí venir para invitarte almorzar si no estás muy ocupada claramente.

El lindo detalle de Maximiliano hizo que Samanta olvidará todo lo que le había estado preocupando durante esa

—En este momento tengo la agenda libre. Así que puedo aceptar su invitación a comer, sin ningún

Samanta se encontraba muy feliz por haber encontrado el amor tan rápidamente. Luego de la traición de Fernando, hubo un momento en el que ella pensó que jamás volvería a amar. Ahora que se encuentra al lado de Maximiliano, sabe de qué es posible volver a amar si se encuentra la persona indicada.

Samantha y Maximiliano salieron de la oficina de ella hacia el restaurante preferido de ella, el cual se encuentra en el centro de

Al llegar al lugar tomaron asiento y ordenaron su comida. Mientras esperaban que le llevarán su comida, comenzaron a platicar un poco.

—Amor, tengo que admitir que me encuentro un poco sorprendida por tu invitación a comer. Supuse que nos veríamos hasta la noche.

quiere decir que planeabas comer con otra persona.

que no, lo que pensaba hacer era ordenar algo a la oficina. Creo que lo mejor será que por un tiempo no salga de la oficina si no es

de Samantha le dejaron un mal sabor de boca a Maximiliano. Él presintió que algo malo había sucedido luego de que él había dejado en empresa. No sabía si debía de preguntarle debido a que ella no había querido comentarle. Al final su preocupación pudo más que su

manera en la que me dijiste que sería mejor que te quedes a comer en la oficina me hace suponer que algo malo ha ocurrido.

será mejor que te cuente las cosas antes de que estás pasen a mayores. Cuando estaba a punto de ingresar a la oficina, Fernando llegó y me tomo del brazo. Me amenazó y me dijo que jamás me dejarías ser feliz. Tenía una expresión que nunca antes le había visto. La realidad es que me dio mucho

se sentía molesto por lo que ella le estaba contando. No podía creer que Fernando fuera tan poco hombre de llegar al punto de amenazar a una

puedo ni pensar que ese poco hombre fue capaz de amenazarte de esa manera. Por lo que te había hecho antes habíamos que era un patán, pero jamás creí que llegara estos extremos.

Leer Sortilegio novela Capítulo XXIV: Mal rato

La novela Sortilegio Capítulo XXIV: Mal rato del autor Sofía Benítez es una novela emocionante y fascinante historia En Capítulo XXIV: Mal rato, su amor por ella tomó forma y se profundizó. El contenido de los episodios se encuentra entre las dos orillas de la realidad porque es demasiado cruel para ser realista. Autor Sofía Benítez Construcción Cada personaje en Sortilegio es una parte de la personalidad de cada persona. Solo tienes que experimentarlo para saber cuán profundo es. Siga Capítulo XXIV: Mal rato y los capítulos posteriores de la novela Sortilegio en readerexp.com