Matrimonio de primera romance Capítulo 430

Licia perdió el control de repente y se puso muy horrorosa, -¡Fuera ahora mismo!

Yadira conocía que ella era una mujer que tenía muy buenos modales y no se portaba mal frente a los demás.

Pero ahora, Licia parecía estar a punto de colapsarse, dejando de ser arrogante.

Yadira le preguntó, -Licia, ¿qué te pasa?

Licia miró a Yadira con los ojos un poco más sobrios.

Luego, preguntó, -¿Vienes aquí para Delfino?

Yadira creía que Licia estaba un poco rara, pero no le importaba y solo preguntó, -¿A quién le pediste que hipnotizara a Delfino? ¿Dónde está? ¿Qué aspecto tiene?

-No sé -Licia dijo con el rostro pálido-. Déjame darte un consejo que te arrepentirás de estar con Delfino quien nunca puede hacerte feliz.

Yadira se sentía un poco inexplicable por sus palabras que estaban provocando la relación entre ella y Delfino.

Yadira contestó con indiferencia, -No es asunto tuyo, al contrario, le hiciste muchas cosas malas por tu propio beneficio. Nunca te has preocupado por él, ¿y qué calificación tienes que criticarle?

Mirando a Yadira, a Licia le pareció que había una similitud entre el comportamiento de Yadira y el de Delfino.

La última vez casi fue estrangulada hasta la muerte por Delfino, así que no le gustaba aún más Yadira.

Ella resopló, -Si no me equivoco, vienes a rogarme. ¿Y qué está haciendo?

-Sí, te equivocas. No te estoy rogando -Yadira siguió-. Todo es tu culpa para que Delfino se convierta así. Si quieres que mantenga la riqueza de la familia Dominguez, tienes que rezar para que esté sano y salvo, o de lo contrario podrás perder tu posición.

-Yadira, ¿por qué te atreves a hablarme así con un diminuto estatus? El que es presuntuosa no termina bien, ¿no lo sabes?

Licia empezó a sonreír como si se le hubiera ocurrido algo feliz.

-Delfino todavía no recuerda lo pasado, ¿verdad? Así que no recuperará el amor por ti. Vienes a buscarme porque estás deseando volver a casarte con él.

Al ver que Yadira no decía nada, Licia sintió cada vez más segura.

No pudo evitar volverse orgullosa y dijo, -Pero, no lleves la fantasía de casarte con él. He encontrado al mejor experto en hipnosis del mundo para hipnotizarlo. ¿Crees que sería inútil?

Licia se rio a carcajadas, con una expresión un poco alocada, -Nunca será capaz de recordar el pasado en su vida ni volverán sus sentimientos por ti. ¡Es un monstruo cruel!

Yadira apretó las manos, tensó el rostro blanco, mordió la comisura de los labios y dijo con voz fría, -Creo que una persona como tú quien estás completamente indiferente a la muerte de tu madre y no se atreves a revelar el asesino por la gloria y la riqueza...

En ese momento, Yadira hizo una pausa y siguió, -¡Tú eres el monstruo cruel!

-¡Cállate! -Licia preguntó sorprendida-. ¿De qué sabes?

Yadira levantó la barbilla y dijo, -Sé todo lo que no quieres dejarme saber. 

Cuando terminó, echó una mirada al rostro malo de Licia y se marchó.

Después de que Yadira se enteró del caso de la madre de Delfino en aquel entonces, sospechó que Licia lo supiera.

Como no era una tonta criada por una familia rica, tenía su ideas.

La niña de su edad siempre era más adulta que el niño y a los once años ya era tan mayor para recordar cosas y tener cierto sentido común.

Comentarios

Los comentarios de los lectores sobre la novela: Matrimonio de primera